CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A 57 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, los padres de los normalistas exigieron investigar a todos los funcionarios involucrados en la construcción de la “verdad histórica”, incluidos a los integrantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
“Hoy esa verdad histórica del gobierno se fue abajo, ya no existe y no hay elementos para mantenerla”, expresaron al referirse al video difundido la semana pasada en el que se observa a uno de los implicados siendo torturado por el entonces encargado de despacho de la Policía Federal Ministerial, Carlos Gómez Arieta.

Desde el templete colocado en el Hemiciclo a Juárez, Meliton Ortega, tío de Mauricio Ortega, señaló que todas las instituciones involucradas en la investigación firmaron un “pacto de silencio” para proteger su investidura, desde la Procuraduría General de la República hasta la Comisión Nacional de los Derechos Humanos quien se encargó de encubrir las prácticas de tortura implementadas para obtener las confesiones y dos días antes de terminar la pasada administración salieron a defender la llamada “verdad histórica”.
Reproductor de video