viernes, 17 de mayo de 2019

Caonvocatoria de la NCT.

*CONVOCATORIA* .
A todos los Secretarios Generales y Presidentes de los sindicatos y cooperativas que integran la Nueva Central de Trabajadores (NCT):
Se convoca a reunión del Pleno del *Consejo Político Nacional* para el próximo *sábado 25 de mayo de 2019, a las 9:30* horas, en la Sala de Juntas de la Secretaría General del Sindicato Mexicano de Electricistas (ubicada en el piso 9 de Insurgentes 98, Colonia Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, CDMX) con el siguiente:
Orden del día.
1. Análisis y discusión sobre la coyuntura nacional.
2. Información del Plan de Trabajo de la NCT (consensado en el Taller de Planeación Estratégica realizado los días 1 y 2 de marzo en la División Necaxa del SME). a) Registro de la NCT; b) Reestructuración de la Estructura Ejecutiva de la NCT, nombramiento de las comisiones de comunicación y organización; c) Gira Nacional; d) Congreso Nacional, etc.
3. Política de Alianzas de la NCT: Foro sobre la Reforma Laboral con la CNTE, Encuentro Sindical Nuestra América (ESNA), Foro Social Mundial.
4. Asuntos generales.
Esperamos contar con su puntual asistencia.
ATENTAMENTE.
Martín Esparza Flores
Coordinador del Consejo Político Nacional
de la Nueva Central de Trabajadores.
Ciudad de México. a 17 de mayo de 2019.


Plantean bajar tarifas de electricidad en la península de Yucatán

Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 17 de mayo de 2019, p. 26
Campeche, Camp., El gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, llamó a formar un frente para exigir que en la península de Yucatán se aplique la tarifa de electricidad más baja del sistema (la 1F), como se autorizó recientemente para Tabasco. En entrevista, expuso ya ha planteado lo anterior al presidente Andrés Manuel López Obrador, pues Campeche es una de las tres entidades con las temperaturas más altas del país. Recordó que hace 20 años se presentó esta demanda por primera vez. Siete legislaturas locales lo han exigido, así como legisladores federales, entre ellos yo, cuando fui diputado federal y senador, expresó. Campeche tiene temperaturas muy altas y durante periodos prolongados, de 10 a 12 horas diarias. Hay argumentos contundentes para que al estado se le reclasifique la tarifa de la 1C a la 1F, subrayó.

Relaciones laborales, el centro de la reforma a la LFT

Los empleadores deben poner más atención en su relación con los trabajadores para generar un buen clima laboral.

Escrito por: Felipe Morales
Relaciones laborales, el centro de la reforma a la LFT No hay vuelta atrás. La reforma en materia de justicia laboral y democracia sindical en vigor desde principios de mayo ya cambió el mundo del trabajo en México y las empresas deben asumir un papel más activo en el bienestar de sus colaboradores.
En lo anterior coincidieron los participantes del foro La reforma laboral en México organizado por Factor Capital Humano, quienes destacaron que los empleadores deben hoy poner más atención en las relaciones laborales para garantizar una buena comunicación con sus trabajadores.
“Con todo este cambio, y la nueva forma de trabajo, tenemos que ser perceptivos a las señales. Tenemos que velar por que los trabajadores estén contentos y se genere certidumbre en la empresa, así habrá menor rotación de personal, mayor productividad y un buen ambiente de trabajo”, expresó Eric Roel, especialista en derecho laboral y socio de César Roel Abogados.
Y aunque todavía hay aspectos de la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) que faltan por aclararse, pues se espera su implementación por parte de las autoridades, los patrones deben acercarse al capital humano de sus empresas para mantener un buen puente de comunicación en esta etapa, expresó Raúl Beyruti Sánchez, presidente de GINgroup.
“Necesitamos estar cerca de los colaboradores. Es cierto, hay un nuevo papel de los sindicatos, pero tenemos que estar cerca de los colaboradores, platicar mucho con ellos, ser un puente de comunicación importante; dar a conocer los valores agregados que tienen en la empresa y que los empleados conozcan sus derechos”, expresó el empresario.
La reforma tiene avances importantes para los trabajadores, expresó Xiuh Tenorio, exdiputado local y consultor en temas legislativos, ya que se da garantías a los trabajadores por si no quieren formar parte de un sindicato o si no están de acuerdo en que se les descuenten cuotas para dichas agrupaciones gremiales.
Además, expuso, los cambios a la LFT fomentan la igualdad entre hombres y mujeres, así como un ambiente laboral libre de discriminación y de violencia, ya que las empresas estarán obligadas a crear protocolos de prevención de las prácticas nocivas que pudieran afectar a los colaboradores.
El especialista detalló que estos cambios son parte de un primer paquete de reformas a las leyes laborales, pero se espera que en el próximo periodo ordinario de sesiones, que arranca el 1 de septiembre, se pongan sobre la mesa de discusión temas como el trabajo infantil, la regulación del modelo de subcontratación, cambios al salario mínimo, derechos laborales de los jornaleros agrícolas y de los trabajadores del Estado, entre otros.

Fuente

Sin castigo, mayoría de empleados que roban a Pemex

 
Periódico La Jornada
Viernes 17 de mayo de 2019, p. 8
Desde el último año del gobierno de Vicente Fox, y durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, Petróleos Mexicanos (Pemex) denunció a 136 de sus trabajadores y ex trabajadores por su supuesta participación en el delito de robo de hidrocarburos, pero de ese número, sólo una cantidad mínima finalmente recibió una sentencia por dicho ilícito.
De acuerdo con datos oficiales de Pemex, obtenidos a través de una solicitud de información elaborada por este diario, de 2006 a 2018 la empresa productiva del Estado registró un total de 136 empleados y ex empleados que habrían participado en acciones de robo de hidrocarburos.
Según el conteo de Pemex, en 2006 –año en que empezaron a funcionar los sistemas jurídicos internos de la institución– fueron señalados ocho trabajadores por presuntas actividades de huachicoleo; en 2007 hubo siete; en 2008, 19; en 2009, 10; en 2010, 15; en 2011, cinco, y en 2012, ocho. En total, durante el gobierno de Felipe Calderón se registraron 64 denuncias.
En el sexenio de Enrique Peña Nieto las cifras se mantuvieron en 64 señalamientos, divididos de la siguiente manera: 11 en 2013, 10 en 2014, 15 en 2015, tres en 2016, 18 en 2017 y siete en 2018.
La cantidad de denuncias internas es mínima, tomando en cuenta que el robo de combustibles creció 725 por ciento durante el gobierno de Peña Nieto respecto del de Calderón, periodo en el cual se documentaron 41 mil 692 tomas clandestinas de ductos, según registros de Pemex.
El número de trabajadores y ex trabajadores acusados por la propia empresa, de por sí pequeño, se reduce todavía más en materia de sentencias contra los responsables del huachicoleo.
En el periodo que abarca de 2010 a 2015 –que fue el único proporcionado por Pemex en lo que se refiere a sentencias– sólo hubo 16 empleados que finalmente recibieron algún castigo: uno en 2010, dos en 2011, dos en 2012, dos en 2013, cuatro en 2014 y cinco en 2015. Esas 16 sentencias representan apenas 25 por ciento de las 64 denuncias que se presentaron en esos años.
Cabe destacar que aunque la solicitud de información incluía también otros datos sobre el tema, como el tipo de sanción que recibieron los empleados y ex empleados de Pemex, y la cantidad de combustible que robaron durante sus actividades, el sujeto obligado no respondió a esos puntos.
La impunidad para quienes incurren en el huachicoleo es de hasta 90 por ciento, de acuerdo con un informe de la Secretaría de Energía, ya que de 10 mil 78 denuncias que presentó Pemex ante la desaparecida Procuraduría General de la República en 2017, sólo mil 162 terminaron en la vinculación a proceso del responsable.

Fuente

“México vivirá un activismo sindical nunca antes visto”

Los sindicatos vigentes iniciarán el proceso de revisión de sus contratos colectivos; sus líderes, la pugna por la representatividad obrera.

Escrito por: Blanca Juarez
“México vivirá un activismo sindical nunca antes visto”
En los próximos cuatro años, México tendrá una actividad sindical como nunca antes se había visto. El vaticinio es de Xiuh Tenorio, politólogo y exdiputado local. Una vez que entró en vigor la reforma laboral, los “viejos sindicatos”, los recién formados y los que aún no existen, se pelearán por la titularidad de los contratos colectivos de trabajo, abundó.
En el foro Panorama laboral en México, organizado por Factor Capital Humano, Tenorio expuso que la reciente promulgada reforma se trata de una legislación “profunda”, que tendrá un gran impacto en las empresas, sindicatos, trabajadores y en la justicia laboral.
El status quo que permaneció por más de ocho décadas comenzará a cambiar, si no es que a desaparecer, opinó. Y en ese reacomodo de poderes, las organizaciones sindicales no sólo intentarán mantener o conseguir el dominio, sino que buscarán crecer la baja tasa de afiliación, que hoy llega a penas a 13% de los empleados en México.
Xiuh Tenorio lamentó que las empresas todavía no le han dado tanta importancia a la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT), siendo que implican un cambio en las bases del mundo laboral mexicano.

Las motivaciones de la reforma secundaria

Los cambios a la LFT y a otros 6 ordenamientos federales aprobados por el Congreso de la Unión en abril pasado tienen tres antecedentes o motivaciones inmediatas, expuso el especialista.
El primero fue la reforma Constitucional en materia laboral que entró en vigor en 2017 y que obligaba a modificar la legislación secundaria. Sin embargo, el presidente Enrique Peña Nieto “ya no quiso entrarle” y le dejó la tarea a la siguiente administración.
La segunda motivación fue la firma del T-MEC. Estados Unidos había condicionado su adhesión al tratado comercial a que México garantizara la negociación colectiva, elección libre de dirigentes sindicales y transparencia de los contratos colectivos de trabajo.
La tercera presión fue la ratificación del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El documento defiende el derecho de los trabajadores a ser protegidos por un sindicato y a la negociación colectiva real, entre otros temas.

La pelea que se avecina

En la creación de esta reforma secundaria, afirmó Tenorio, los “viejos líderes priistas fueron sólo espectadores”. A su juicio, “el ideólogo” de los ajustes fue el abogado laboral Arturo Alcalde Justiniani.
También participaron integrantes del Observatorio Ciudadano de la Reforma Laboral –organismo al que pertenece Alcalde Justiniani—, como Pablo Franco, quien “podría ser el próximo titular” del Centro Federal de Conciliación.
Pero si bien las grandes y tradicionales centrales sindicales quedaron fuera en la discusión, en los próximos años darán rienda suelta a un gran activismo, junto con sus nuevos opositores.
El senador Napoleón Gómez Urrutia no sólo es el líder de los trabajadores mineros, sino que acaba de formar la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), subrayó Xiuh Tenorio. Por su parte, Pedro Haces, instauró su Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).
Ambos, así como Francisco Hernández Juárez, líder de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), protagonizarán una lucha “para ver quién desplaza a la Confederación de Trabajadores de México (CTM)”, liderada por el senador priista Carlos Aceves del Olmo.
Además, a decir de Tenorio, uno de los retos que tienen en mente tanto Gómez Urrutia como Pedro Haces “es levantar la baja tasa de sindicalización en el país”. Durante toda la discusión de la reforma, este tema siempre estuvo presente, expuso.


Fuente 

Protestas en Conafe por despido de personal eventual en varios estados

Foto
▲ Trabajadores del Consejo Nacional de Fomento Educativo también se manifestaron el 15 de mayo en la capital del país.Foto Notimex
 
Periódico La Jornada
Viernes 17 de mayo de 2019, p. 15
Trabajadores administrativos eventuales del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) afirmaron que desde los primeros días de mayo se despidió a 528 compañeros, como parte de las medidas de austeridad del gobierno federal, pese a que realizaban labores de apoyo pedagógico, capacitación, promoción de programas y captura de evaluaciones.
Agregaron que en 20 estados se tienen tomadas oficinas del consejo, lo que incluye varias delegaciones que se mantienen sin operar. Hasta la fecha, señalaron, se han interpuesto 300 amparos por despido injustificado.
Durante una protesta frente a las oficinas centrales del organismo, que encabeza Cuauhtémoc Sánchez Osio, candidato de PRI-PVEM a la alcaldía de Tlalpan en 2015, inconformes de varias entidades demandaron su reinstalación en plazas de base, pues en la mayoría de los casos tienen entre cinco y 30 años de trabajo en el Conafe; no fuimos contratados en diciembre pasado, dicen.
Salarios de 5 mil pesos
En entrevista con La Jornada, Manuel Solorio, de la delegación Conafe en Michoacán, destacó que laboró más de 15 años en el organismo, donde cumplía funciones para la captación de nuevas figuras para atender los servicios educativos del consejo en localidades con altos índices de violencia, donde sólo podemos entrar quienes residimos en la región para hacer una labor de convencimiento de los jóvenes y que se incorporen a tareas de enseñanza.
Eréndira Baéz, también del Conafe-Michoacán, destacó que se trata de personal administrativo que percibe salarios mensuales que no superan 5 mil 300 pesos, y que a diferencia del personal sindicalizado, no cuenta con prestación alguna.
Usiel Mora, de la delegación de Conafe en Oaxaca, indicó: en muchos casos fuimos notificados por una llamada telefónica que estábamos despedidos, o por un comunicado de la Secretaría de Hacienda, donde se pide que se despida a todo el personal de confianza y por honorarios contratado en diciembre de 2018, lo que no es nuestro caso.
Nayeli Fernández, trabajadora de oficinas centrales del organismo, señaló que Sánchez Osio no ha dado respuesta a las demandas y se mantiene una política de verdadero terrorismo laboral. En mi caso, soy madre soltera de tres hijos y en días pasados me informaron que estaba despedida; cuatro horas después me dijeron que siempre no, que regresara a mis labores.
 
 
Fuente 

Llaman a defender el buen outsourcing en México

El modelo de subcontratación genera más de 7 millones de empleos en México; se debe regular el esquema para evitar abusos, no eliminarlo.

Escrito por: Gerardo Hernández
Llaman a defender el buen outsourcing en México El modelo de subcontratación le brinda empleo a más de 7 millones de personas en México, por lo que las políticas públicas que se pongan en marcha en esta materia deben evitar abusos de este esquema, no cerrarle la puerta a las empresas que lo ejercen bien, expresó Raúl Beyruti Sánchez, presidente de GINgroup.
El presidente de la empresa de capital humano detalló que debido a que hay organizaciones que tienen malas prácticas y que han abusado del outsourcing, algunos actores han calificado como dañina la tercerización para la economía.
“La tercerización, por falta de conocimiento y un entendimiento de lo que es, ha sido atacada, golpeada porque no conocen exactamente cuál es la estructura y el beneficio”, comentó el empresario.
Durante el foro Panorama laboral en México, Beyruti Sánchez hizo un llamado a las empresas que practican bien el outsourcing para defender en conjunto este modelo de trabajo.
Planteó que entre las alternativas que se han analizado para regular este mercado están la creación de una Norma Oficial Mexicana (NOM) que establezca los requisitos para las empresas del sector y que certifique a quienes cumplan con lo establecido. Otra alternativa sería la promulgación de una ley específica para la subcontratación.
El outsourcing bien hecho, apuntó el presidente de GINgroup, no sólo tiene beneficios para las empresas, también para los colaboradores, los cuales pueden obtener beneficios adicionales.
Raúl Beyruti destacó que la tercerización es algo que está presente en casi todas las actividades económicas y su eliminación implicaría desaparecer una serie de servicios especializados, como los guardias de seguridad, personal de mantenimiento o servicios de traslado de valores, por citar algunos casos.

Capacitación, la clave

El presidente de GINgroup expuso que para que una organización pueda ser exitosa, tiene que invertir en la capacitación del talento. Algunas alternativas impulsadas por su empresa son cursos gratuitos y programas para que los colaboradores terminen estudios inconclusos. Para el 31 de diciembre de este año, por ejemplo, expuso, todo el capital humano de la compañía contará mínimo con el nivel medio superior.
“La tercerización tiene muchos elementos que nos permiten tener un crecimiento sustentado, el más importante para nosotros es la capacitación”, expresó.
Además, beneficios como el acceso gratuito a actividades culturales, exámenes médicos sin costo y descuentos en establecimientos son una forma de valorar al talento y lograr tener colaboradores felices.


Fuente

La lucha indígena de hoy, puede ser la última: Carlos González



 

La extinción de los pueblos indígenas sería también el final de México como nación, advierte el abogado nahua Carlos González, integrante del CIG-CNI. La lucha que les impone la “Cuarta Transformación” es definitiva, sostiene. No aceptarán consultas para legitimar la entrega de territorios, ni aunque se realicen bajo el Convenio 169 de la OIT. Decir que los pueblos son “conservadores”, producto de una visión decimonónica



Abasolo, Guanajuato. Los pueblos indígenas resisten una guerra en su contra; otra más en 5 centurias. O la misma desde entonces. Pero lo que está claro para el concejal nahua Carlos González es que esta vez es definitiva. Las naciones, tribus y pueblos originarios darán la batalla por seguir existiendo. Para muchos de ellos, de no ganar, no habrá mañana. Su cultura y su historia quedarán sepultadas para siempre.
Carlos González luce un bigote espeso, abultado, y cabello cortado a casquete corto. Explica que la desaparición de los pueblos indígenas implicaría también el fin de México como nación: el fundamento cultural, social e, incluso, constitucional del país son los pueblos originarios.
Y va más allá. La lucha de los pueblos indígenas es también la lucha por lo que nombran Madre Tierra –de la que se consideran parte– y que la cultura hegemónica denomina, distante, “naturaleza” o “medio ambiente”. Si caen los pueblos indígenas del mundo, el planeta colapsará en el corto plazo.
Abogado especialista en derecho agrario, Carlos González es de discurso convincente, claro, argumentativo. Hombre de libros y documentos, trae a la memoria datos, conceptos, periodos históricos. Nunca dejó de ser indígena. También es hombre de milpa y monte, es decir, de coa, azadón y machete. Hoy, junto a María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), y otros concejales, recorre la geografía indígena mexicana: de la costa, a la sierra; de la montaña al valle; del desierto a la selva; del campo a la ciudad. Escucha, propone, dialoga… organiza.
Recuerda detalles de cada conflicto de los cientos que se desarrollan en los pueblos indígenas en México: las comunidades involucradas, la cultura, el tipo de despojo, el megaproyecto, la empresa capitalista señalada, las características de la lucha legal –si la hay– y las condiciones de la lucha política.

—De toda la geografía de conflictos en México, cuáles son los de más urgente atención –se le pregunta.
—En este momento es fundamental que la sociedad mexicana esté atenta a dos cuestiones que son de suma importancia. Una, la pervivencia de los pueblos indígenas ante proyectos que pretende impulsar el nuevo gobierno, como son el Corredor Transístmico [de la costa de Oaxaca a la de Veracruz]; el Tren Maya [por los cinco estados de la Península de Yucatán: Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Chiapas]; las Zonas Económicas Especiales [que a las entidades mencionadas se agregan Guerreo y Michoacán], que dicen que ya no van a continuar, pero sí van a continuar bajo otro formato; el Proyecto Integral Morelos [que afecta además de este estado a Tlaxcala y Puebla], y una multitud proyectos en materia de minería de explotación de hidrocarburos, de gas, de construcción de infraestructura vial e inmobiliaria. Y por otro lado, el impacto que estos proyectos van a tener sobre la naturaleza, sobre el medio ambiente. Son dos puntos, dos temas que deben estar en la agenda, en la prioridad, de la sociedad mexicana.
—El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha determinado que todos esos proyectos se harán. No hay lugar para negociación o el diálogo. Y esgrime sus 30 millones de votos. ¿Qué capacidad de respuesta tienen los pueblos indígenas? –se le cuestiona.
Piensa la respuesta. No alardea ni hace propaganda. Analiza. Más que responder al reportero, se responde a sí mismo.
—En términos cuantitativos, de cantidades, puede que no sea significativa la resistencia [frente a los 30 millones de supuestos seguidores de López Obrador], pero en términos de quiénes resisten, de cómo han resistido y cómo van a seguir resistiendo, creo que es de tomarse en cuenta esta resistencia. Los pueblos indígenas han resistido y han pervivido durante siglos.
Reconoce que aunque el Congreso Nacional Indígena creció durante los 2 años más recientes, el lopezobradorismo sí generó división entre varias tribus, pueblos y naciones e, incluso, en las entrañas de algunas comunidades. Por ello, la resistencia ha iniciado desde el interior de los barrios, ejidos, encargaturas, tenencias.
“Ciertamente en la actualidad muchos de los integrantes de estos pueblos, por dinero, no por otra cosa, hay que decirlo como es, por un ‘progreso’, así entre comillas, mal entendido, han aceptado los proyectos [del lopezobradorismo]. Pero en los pueblos, en las comunidades, existen núcleos, existen personas, existen estructuras organizativas y existen referentes para la resistencia.”
?Pero a qué resisten las comunidades indígenas. Cuál es su lucha.
?Se está resistiendo a la ocupación, el despojo de los territorios indígenas, la destrucción de las culturas, de las lenguas, de las formas de gobierno [que llegan] a través de estos grandes proyectos. Y a la destrucción de la naturaleza. Eso lo quiero dejar bien claro, porque hay quienes nos acusan de ser “conservadores”, que nos oponemos al actual gobierno. No. No es una cuestión de que nos vayamos a la vieja dicotomía del siglo XIX de conservadores y liberales. Es una cuestión diferente. Es una cuestión que tiene que ver con la subsistencia, la existencia y la pervivencia al futuro de los pueblos originarios; y, por lo tanto, de la nación mexicana, que tiene su sustento y su fundamento en estos pueblos. Y repito que es fundamental de la Tierra. La Tierra está siendo destruida de manera inmisericorde por todas estas políticas de supuesto progreso, de supuesto desarrollo. Y estamos erosionando, estamos acabando con las condiciones de la vida humana en el país y en el planeta entero. Entonces, son cuestiones primordiales las que estamos planeando. No son cuestiones que tengan que ver con la política de ideologías gastadas, decimonónicas o con las trifulcas y pleitos de la actual clase política y sus partidos. Es algo que trasciende toda esta situación, que va mucho más allá y que tiene que ver con la pervivencia de los pueblos originarios que han vivido milenariamente, con la pervivencia de la nación mexicana y de la vida misma.

—Por qué los pueblos indígenas se encuentran hoy en una situación que amenaza ahora su supervivencia, si antes han resistido. Supervivieron a la Conquista, por ejemplo –se le inquiere.
—Porque ha sido paulatina. Nosotros hablamos de que, por lo menos desde el siglo XVI, desde la llegada de los europeos a lo que ahora es México, ha habido una guerra de invasión, de ocupación y de conquista. Nosotros decimos que esa guerra no se ha detenido, que esa guerra es permanente. Y [quienes hacen esta guerra] han ido destruyendo de manera determinante a los pueblos indígenas. En el siglo XIX se hablaba de cerca de 200 lenguas originarias en lo que ahora es México; actualmente son menos de 70. En el siglo XIX se decía que el 80 por ciento de la población del país hablaba una lengua distinta al español y era una lengua originaria. Actualmente esta población no llega ni al 10 por ciento, seguramente. Ha habido una política sistemática y perfectamente planificada para destruir y para exterminar a los pueblos indígenas. Y ha progresado esta política. Y a pesar de ella, han pervivido los pueblos; pero ha sido altamente destructiva esta guerra que se ha llevado.
En efecto, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) cuantifica 11 familias lingüísticas con 68 lenguas (y un número indeterminado de variaciones de esas lenguas). Y según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), esos idiomas son hablados por menos de 7 millones 400 mil personas.
—Cómo va a ser la resistencia: en las calles, en los tribunales. Qué tipo de resistencia será.
—La resistencia es múltiple. La resistencia se da primeramente en las comunidades y en las regiones, a partir de las formas de lucha, resistencia, de organización que cada comunidad tiene. Por otro lado, hay articulación política nacional, a través de Congreso Nacional Indígena, del Concejo Indígena de Gobierno y de otras múltiples expresiones indígenas y no indígenas que existen en el país.
Aclara que “el Congreso Nacional Indígena no es la única expresión de resistencia. Hay múltiples expresiones a nivel nacional. Y estas formas de lucha políticas que se basan en la movilización, en la organización comunitaria, en muchas partes están sustentadas también en recursos legales, jurídicos. Hay expresiones del movimiento indígena que ya no acuden a los recursos legales, que están totalmente ajenas al Estado mexicano, particularmente me quiero referir a las autonomías zapatistas. Pero hay muchas otras autonomías y formas de organización indígena que sí apelan a los recursos legales, a la legitimidad dentro del Estado nacional. Y todas esas formas de resistencia se suman, se agregan. No pensamos en una forma de resistencia única o una visión exclusiva”.

—Desde el punto de vista de la legalidad, ¿hay posibilidades aún de defensa de las comunidades indígenas en los juzgados y tribunales?
—Sí se puede dar siempre y cuando exista organización colectiva, organización comunitaria. ¿Por qué? Primeramente, porque la Constitución y las leyes secundarias han sufrido transformaciones terribles que tienden en primer lugar a la privatización de la tierra, de los recursos naturales, tanto de las comunidades como de la nación; y en segundo lugar, porque contamos con órganos judiciales, con un Poder Judicial federal y poderes judiciales en los estados, profundamente corrompidos. Está reconocido a nivel internacional que, en lo que tiene que ver con la administración de justicia, México es uno de los países más corruptos y donde los jueces y los tribunales son contumaces con los grandes intereses empresariales. Entonces, tanto la estructura constitucional y legal como la corrupción endémica y profunda del Poder Judicial reducen la posibilidad de estos recursos legales.
“Pero creemos, y te lo digo porque soy abogado y llevo muchos años defendiendo a comunidades indígenas, cuando existe organización colectiva, cuando existe resistencia comunitaria, los recursos legales pueden ser complementarios a la lucha de las comunidades. En estos momentos se torna un poco más difícil porque las reformas estructurales, a las cuales al parecer no se les pretende dar reversa, en materia de hidrocarburos, en materia de energía eléctrica los regímenes de concesiones en materia de minería, de agua y de bienes nacionales, a lo que tienden es a privatizar, a poner en manos de quienes tienen el poder económico, tanto los recursos de las comunidades como de la nación.
—Desde la Otra Campaña, una iniciativa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el Congreso Nacional Indígena lanzada en 2006 para organizar una resistencia anticapitalista, se señalaba que México se encaminaba al caos y a su desintegración. ¿Estamos realmente en esa situación?
—Estamos. El caos ya se vive desde hace varios años. No es novedoso. No es algo actual. Eso hay que decirlo. Como lo señala el propio Andrés Manuel López Obrador, todo lo que está pasando no es algo que él haya ocasionado, generado. Fue ocasionado desde hace años por virtud de todas estas políticas y todos estos proyectos que han venido construyéndose desde arriba, desde el poder. Por eso nos preocupa que siga esta lógica; que en este nuevo gobierno lo que sigue imperando es la decisión de imponer a los pueblos proyectos y políticas.
Carlos González critica las supuestas consultas con las que López Obrador pretende imponer los proyectos ya pactados con el gran capital. Pero no sólo critica a ese tipo de consultas, sino incluso aquellas que pudieren realizarse bajo las directrices del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que garantizan una consulta libre, informada y previa a las comunidades. De lo que se trata, explica, es una nueva relación del Estado mexicano con los pueblos indígenas para que ellos decidan lo que quieren hacer con sus territorios y sus comunidades.

“Nosotros decimos que el derecho a la consulta es una pifia, es una gran mentira. No se les tendría que consultar a los pueblos indígenas sobre proyectos que se les quieren imponer. Lo que tendría que hacerse es construir una nueva relación donde los pueblos decidan cuáles son sus prioridades de desarrollo y qué proyectos deben desarrollarse en sus territorios. Llegar a los pueblos con la pretensión de imponerles proyectos desde arriba o desde afuera, legitimándolos con una consulta, sigue siendo lo mismo: en el fondo sigue existiendo la misma relación.
“Por eso desde hace meses en el Congreso Nacional Indígena se viene discutiendo lo que se conoce como el derecho a la consulta. Y decimos que aún así la consulta indígena se lleve de acuerdo con las estipulaciones que marcan los convenios internacionales, en particular el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, siguen siendo imposiciones, siguen formando parte de una estructura jurídica, internacional y nacional, colonial.
—Tenemos decisiones ya tomadas por el gobierno federal para hacer varios megraproyectos. Y por otro lado tenemos la decisión de varias comunidades para no permitir lo que consideran un despojo, una usurpación y una guerra. En este choque de trenes, ¿esperan desafortunadamente un baño de sangre? ¿Hay que preparase para algo?
—No. Nosotros lo hemos dicho sistemáticamente. No hemos optado por la vía de la guerra. La vía de la guerra sí significaría un baño de sangre. Desde arriba sí hay una guerra. Pero los pueblos originarios, y lo han acreditado de múltiples formas, procuran evitar la vía de la violencia, la vía de la guerra. Pienso yo, los pueblos originarios van a insistir en esa resistencia pacífica, civil organizada.
—¿Pero sí ya hay violencia de arriba hacia abajo?
—Esa sí es permanente. La violencia de arriba hacia abajo ha sido permanente. No tiene que ver con un gobierno que se llame de izquierda, con uno que se llame de derecha, con una primera, segunda, tercera o cuarta transformación. Todas las transformaciones que ha habido en este país han implicado la violencia hacia los pueblos originarios y eso hasta el día de hoy no se ha detenido.
—Pero habrá una agudización de la violencia…
—En la medida en que se agudice el despojo, en que haya mayor presión sobre los territorios indígenas, en la medida en que la economía capitalista depende cada vez más de las guerras, de los cárteles delincuenciales, de los cárteles de las drogas, del tráfico de armas, pues evidentemente la violencia se recrudece no sólo contra los pueblos originarios, sino contra la humanidad entera y en todos los espacios de este planeta.
—Cuál es la aportación de la lucha indígena a la lucha anticapitalista –se le cuestiona.
Carlos González no es condescendiente. Hace una autocrítica a las propias comunidades y procura ofrecer un análisis honesto. Se aleja de la propaganda y del autoelogio.
“Los pueblos indígenas están inmersos en la economía capitalista, en el capitalismo. No hay que idealizarlos. Están inmersos en todo este mar de contradicciones propias del capitalismo. Sin embargo, en el horizonte, en la perspectiva histórica y en el sueño colectivo de los pueblos indígenas, todavía tiene un peso sustantivo la organización comunitaria, la organización colectiva de las comunidades y su relación de mucho respeto con la Madre Tierra, con la naturaleza. Creo que esos dos elementos son fundamentales y juegan en contra del capitalismo.”
Zósimo Camacho

Fuente

Prohíben a Huawei adquirir componentes de empresas de EU

 
Periódico La Jornada
Viernes 17 de mayo de 2019, p. 20
Pekín. La decisión del gobierno de Estados Unidos de sancionar y paralizar potencialmente al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei provocó este jueves una fuerte respuesta de Pekín, que advirtió que la decisión podría afectar las negociaciones comerciales.
China ha insistido muchas veces en que no hay que abusar del concepto de seguridad nacional y que no debe ser usado como una herramienta para el proteccionismo comercial, dijo a los medios el portavoz del Ministerio de Comercio chino, Gao Feng.
China adoptará todas las medidas necesarias para salvaguardar resueltamente los derechos legítimos de sus empresas, agregó.
En un comunicado, el secretario de Comercio estadunidense, Wilbur Ross, dijo que el presidente Donald Trump apoyó el anuncio de restricción en las telecomunicaciones hecho el miércoles, ya que evitará que la tecnología estadunidense sea utilizada por entidades de propiedad extranjera de maneras que potencialmente socaven la seguridad nacional de Estados Unidos.
El Departamento de Comercio anunció que agregó a Huawei y a 70 filiales en la denominada Lista de Entidades, una decisión que prohíbe a la compañía adquirir componentes y tecnología de firmas estadunidenses sin aprobación previa de Washington.

Fuente