miércoles, 8 de mayo de 2019

Asamblea General de Jubilados, 2019-05-08

Del exterior, los plazos de la Reforma Laboral





Revista Siempre!
mayo 3, 2019 | Por Martín Esparza

Al igual que en las reformas estructurales del gobierno de Enrique Peña Nieto, la aprobación en el Senado de la Reforma Laboral en menos de tres horas, puso de manifiesto la urgencia de los legisladores del partido mayoritario por cumplir los plazos establecidos por los congresistas norteamericanos que condicionaron la firma del T-MEC a los cambios planteados en su capítulo laboral. Hoy como ayer son factores externos los que dictan la agenda parlamentaria en México.
Por eso, al conmemorarse el Día del Trabajo nuevamente las organizaciones independientes denunciamos la imposición legislativa que no tomó en cuenta la voz de los trabajadores de todo el país, en un ordenamiento de especial trascendencia para la clase trabajadora.
Fue tal la premura que se dejó para después el análisis de los daños ocasionados a miles de trabajadores por la tercerización y se alentó, en aras de una mal entendida democracia sindical, el derecho del trabajador a no afiliarse a un sindicato y la decisión personal de pagar o no cuotas sindicales.
Además, se sigue conservando la existencia de las tomas de nota como un mecanismo de control oficial para los sindicatos. En el fondo de lo que se trata, y que sin lugar a dudas beneficia a los empresarios, es atomizar y debilitar a las organizaciones, al abrir la puerta al manejo de disidencias artificiales con el objeto de debilitar a los auténticos sindicatos.
Según comentaron integrantes de la Comisión de Trabajo de la Cámara Alta, el análisis de temas como el outsourcing se dejará para después, ignorando que ha sido este modelo de subcontratación, legalizado en la Reforma Laboral aprobada a finales del sexenio de Felipe Calderón, el responsable de anular los derechos laborales de miles de mexicanos, e incluso de encubrir una millonaria evasión fiscal.
Tanto en la reforma de Calderón como en la Peña Nieto de febrero de 2017, los sindicatos y voces de especialistas no fueron tomadas en cuenta; la reforma laboral peñista fue condicionada por el proyectado ingreso de nuestro país al Acuerdo Transpacífico (TTP), como ahora lo es por el T-MEC.
Lamentable que tras apostarse a las afueras del Senado, los sindicatos independientes recibieran la noticia de parte de algunos legisladores que la reforma sería aprobada, por lo que de nada valía ya el manifestarse; es decir, que otra vez no se contemplaron en la absoluto las sugerencias y puntos de vista de trabajadores y expertos en la materia.
De acuerdo a especialistas, son más de 20 las notas discordantes de la nueva reforma por lo que los sindicatos independientes y la sociedad en su conjunto deben exigir a los legisladores que se subsanen estas deficiencias que, para variar, siguen beneficiando a los empresarios.
Si bien la aprobación del Senado al Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), relacionado a la contratación colectiva y libre sindicación fue un reclamo de los trabajadores que los gobiernos priístas y panistas se negaron a ratificar, también lo es que en tanto no se corrijan las deficiencias, conservadas en aras de cumplir a Estados Unidos para cuajar al T-MEC, la justicia laboral seguirá en entredicho.
Ante esta imposición parlamentaria, este Primero de Mayo se planteó que la lucha de los trabajadores debe continuar para que su voz se escuche en un tema que les atañe directamente a ellos.


Fuente

Militarización, para asegurar despojo contra los pueblos indígenas: Marichuy



 
El despliegue de la Guardia Nacional por todo el país, ordenado por López Obrador, tiene como principal objetivo asegurar la imposición de los megaproyectos y el sometimiento de los pueblos que se resistan, señala la vocera del Concejo Indígena de Gobierno, María de Jesús Patricio. Los pueblos darán la vida, si es preciso, pero no claudicarán, advierte.


Abasolo, Guanajuato. Ningún presidente anterior a Andrés Manuel López Obrador ordenó un despliegue militar por todo el país como el que ya se ha puesto en marcha. Las naciones, tribus, pueblos y comunidades aglutinadas en el Congreso Nacional Indígena (CNI) lo tienen claro. Consideran que el nuevo gobierno adquirió compromisos con el gran capital que no puede eludir, entre ellos el Tren Maya, el Corredor Transístmico y el Plan Integral Morelos. La nueva administración se empeñará en imponer estos “megaproyectos de muerte” a como dé lugar.
María de Jesús Patricio Martínez, médica tradicional nahua, originaria de la comunidad Tuxpan, Jalisco, es vocera del Concejo Indígena de Gobierno, una iniciativa del CNI para, “desde abajo y a la izquierda”, construir un gobierno para México.
Si bien la llegada de una supuesta izquierda a la Presidencia de la República, con Andrés Manuel López Obrador, “confundió a muchos hermanos” indígenas –como reconoce María de Jesús–, también es cierto que el CNI creció como no lo había hecho nunca. Hoy tiene presencia en 25 estados de la República, en 60 pueblos, tribus y naciones y en 89 regiones indígenas con cientos de comunidades.
El CNI, abiertamente anticapitalista, es desde la izquierda una de las oposiciones frontales al nuevo gobierno. De manera destacada, las comunidades bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) son integrantes fundadoras de la organización.
La voz del Concejo Indígena de Gobierno se escucha dulce, pausada, clara, sencilla. No hay estridencias, engolamiento del tono ni grandilocuencias. Pero se advierte firme, coherente, inequívoca. Recibe a Contralínea en una pausa de la gira trepidante que realiza por las comunidades más apartadas de las metrópolis del país. Un recorrido sin cámaras, micrófonos ni medios de comunicación que no ha parado desde que fue nombrada vocera y candidata de los pueblos indígenas a la Presidencia de la República para el proceso electoral pasado.
Los pueblos indígenas “no vemos el cambio que se anunció”, señala María de Jesús, a quien sus compañeros de lucha le llaman con afecto Marichuy y, su círculo más cercano, simplemente Chuy.
“Vemos que es lo mismo que han dejado los anteriores gobiernos. Todo eso que se anunciaba de que iba a haber un cambio, de que primero los pobres y ya luego los ricos, no es cierto. Estamos viendo que todo es una simulación; que hay acuerdos que [López Obrador] tiene que continuar.”
Menuda, de tez del color de la tierra y con 55 años de edad, considera que la administración de Andrés Manuel López Obrador no es de ruptura con el sistema político mexicano, sino de continuidad. Reprocha la tergiversación que emplea el nuevo gobierno de algunos de los principios de la lucha indígena y zapatista y, sobre todo, la simulación de consultas indígenas para imponer una decisión previamente tomada.

María de Jesús se refiere a la “aprobación” de tres proyectos: el Tren Maya, el Corredor Transístmico y el Plan Integral Morelos. Para los tres, se organizaron “consultas” que no cuentan con las características siquiera del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que obliga a los gobiernos a reliazar consultas libres e informadas, previas a cualquier toma de decisión que involucre los territorios de las cominidades originales y que atente contra sus culturas.
“Entonces no vemos el cambio. Estamos viendo una continuidad. Estamos viendo que es lo mismo y, quizás, un poquito peor porque las formas que están usando son algunas formas que nosotros hemos llevado, pues, y que las están usando en contra de nuestros pueblos.”
—¿Como cuáles?
—Algunos comentarios que dicen del “mandar obedeciendo” o de que vamos a consultar a las comunidades. Y no es cierto. Son consultas amañadas. Están engañando a la gente. La gente que soñaba que se venía un cambio y que tal vez ahora sí iba a ser realidad que se les tomara en cuenta a los pueblos, pues vemos que no. Hemos analizado en esta asamblea [del CNI] y sentimos que esta situación es la misma. Está disfrazada ahora de “izquierda”, pero es lo mismo que ya se venía trabajando.
Ante el gobierno de López Obrador, la respuesta de los pueblos indígenas “está clara”, dice María de Jesús: “Los pueblos que hemos caminado en el Congreso Nacional Indígena vamos a seguir organizándonos. Vamos a seguir resistiendo. Vamos a seguir impidiendo que acaben con la vida, con la existencia de nuestras comunidades, que sigan acabando con nuestro territorio, que sigan acabando con los bosques, con las formas propias de organizarnos. Entonces, pues, va a seguir la resistencia”.
Pero también, asegura, ven con claridad la “respuesta” del gobierno a esta resistencia. Cita el asesinato de “nuestro compañero Samir [Flores]”, ocurrido el 20 de febrero pasado luego de que recalcara la oposición de su comunidad al Plan Integral Morelos, ahora impulsado por la adminustracion de López Obrador.
Otros dos asesinatos ocurrirían después de la entrevista: los del concejal nahua del Concejo Indígena de Gobierno, José Lucio Bartolo Faustino, y el delegado del CNI Modesto Verales Sebastián. Ambos de comunidades indígenas de Guerrero.
Pero “las comunidades se van a seguir organizando –reitera María de Jesús–; van a seguir resistiendo, fueron claros nuestros hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Ellos son parte del Congreso Nacional Indígena. Y ellos fueron claros y dijeron: por aquí no va a pasar el Tren Maya”.
Y ante el empeño del gobierno federal y los gobiernos estatales, “no queda más que resistir, seguir oponiéndonos a estos megaproyectos que son proyectos de muerte, que solamente benefician al que tiene el dinero, al capital. A las comunidades solamente les va a traer destrucción, despojo, envenenamiento de las tierras, más pobreza, división, confrontación. Y quizás por eso viene la militarización en las comunidades: para imponer esos megaproyectos”.

—¿Hay capacidad de resistir? –se le cuestiona–. López Obrador esgrime siempre que ganó con 30 millones de votos. Y, según las encuestas, mantiene índices de aprobación muy altos, superiores al 70 por ciento.
—La capacidad está clara. Van más de 500 años desde que los pueblos están todavía resistiendo, a pesar de que han sido a través del tiempo masacrados, divididos, todo lo malo que viene desde arriba… Pero los pueblos siguen existiendo. Es una muestra, pues, de que en las comunidades se tiene esa capacidad. ¿Por qué? Porque es algo colectivo. No es de una persona, son comunidades completas donde deciden qué se hace con la comunidad. Son las guardianas de ese territorio sagrado, que se le da valor sagrado, no un valor de pesos. Entonces ahí están las comunidades. Sí hay capacidad. Porque son comunidades completas y van a seguir resistiendo hasta las últimas consecuencias.
Como los asuntos más urgentes de atencion para el CNI, señala cuatro megaproyectos que impulsa el gobierno federal en estos momentos y que, de concretarse, implicarán la amputación de territorios indígenas: el Tren Maya (en los cinco estados de la Península de Yucatán), el Corredor Transístmico (de la costa de Oaxaca a la costa de Veracruz); las instalción de eólicas e hidroeléctricas en Oaxaca y Puebla, y Plan Intetegral Morelos (que implica la instalción de una termoléctrcica en ese estado y gasudcutos y otras afectaciones también en Puebla y Tlaxcala.
“Nosotros lo vemos como un peligro y una forma de agresión directa a los pueblos que se van a ver afectados con esta implementación de estos megaproyectos.”
—Con la Guardia Nacional habrá un despliegue militar como nunca antes se ha visto en el país. ¿Se corre el riesgo de algún tipo de confrontación con las comunidades indígenas?
—Siempre ha habido esa protesta de las comunidades [con la militarización]. Porque los militares lo que han hecho en las comunidades es simplemente llegar y reprimir; a las mujeres las violan, el robo… No ha traído beneficios. Entonces lo que se espera con esta Guardia Nacional, que es la militarización de todas las comunidades, es que trabajen para implementar los megaproyectos. Lo que van a hacer estos [militares] es servir al amo; no van a servir a la comunidad. Está claro. Lo hemos visto. Lo hemos vivido. Si desde arriba [el presidente] estamos viendo que la palabra que dijo y empeñó no se está cumpliendo, qué se espera con lo que se está queriendo desarrollar a través de la Guardia. Lo que creemos es que se va a militarizar para asegurar un despojo de las comunidades.
—Luego de haber tomado posesión en Palacio Nacional, López Obrador hizo una supuesta ceremonia indígena en la que le recibió un bastón de mando. ¿Se generó división en las comunidades o en el propio Congreso Nacional Indígena?
—Hubo una confusión de algunas comunidades, o miembros, de algunos hermanos indígenas que consideraron: “Bueno, tal vez de veras va a haber ese cambio que nos están diciendo”. Sí hubo algunos que se fueron con la idea de que el cambio ya se dio: “Qué estamos haciendo acá, vámonos para allá”. Otros, pues, agarraron a los líderes, que es la forma como ha venido actuando el gobierno: de agarrar a algunos líderes que tal vez no están muy claros y que no saben lo que trae esto. Entonces, pues es normal. Siempre en estos procesos, en este caminar de una organización desde abajo, siempre va a haber gente que se va con la idea de que desde el poder podrá ayudar. Y no es cierto, porque ya estando ahí, pues ya tiene patrón y ya le van a dar órdenes de qué tiene que hacer. Entonces sí, un poco afectó, pero creemos que los que estamos y continuamos somos los que tenemos claridad de que solamente la organización y el estar firmes en nuestras comunidades, de lo que queremos, es lo que más allá nos va a hacer salir adelante.
Pero, por otro lado, desde que inicio la gira por las comunidades indígenas se han sumado más comunidades al CNI. Señala María de Jesús Patrcio que siempre tuvo claro que “este caminar era un llamado”. Nunca tuvo como prinicipal objetivo recolectar votos para el pasado proceso electoral. “Un principio era denunciar toda la problemática que se vive en los pueblos. Y por eso nuestra idea era llegar a todas las comunidades, sobre todo a las más lejanas y a las que no han estado en el Congreso Nacional Indígena”.

Señala que siempre la finalidad era escucharlas y darles a conocer en qué consiste el CNI: “Invitarles a que teníamos que organizarnos ante todo esto: el despojo que se está llevando a cabo; y de que tenemos que unirnos para, juntos, parar percisamente todo este despojo que está causando el capitalismo”.
En ese primer recorrido Marichuy visitó 29 estados. Acudió  mayoritariamente a  pueblos indígenas que no tenían relación con el CNI. Aquella gira se interrumpió luego de un accidente en Baja California, en el que ella resultó lesionada junto con otros concejales indígenas y en el que murió la activista Eloísa Vega. Días antes, en Michoacán, un grupo armado había interceptado e intimidado a la caravana en que viajaba. Además, la recolección de firmas requerida por el Instituto Nacional Electoral (INE) para que la vocera del Concejo Indígena de Gobierno apareciera en las boletas electorales avanzaba lentamente. Lo anterior porque en la mayoría de comunidades indígenas visitadas no se contaba con credenciales de elector ni con teléfonos inteligentes ni cobertura de red para “capturar” las firmas.
Para nada fue una derrota, señala María de Jesús. “Para nosotros fue una ganancia haber visitado comunidades hermanas que jamás las hubiéramos visitado si no se da esa iniciativa, de ir y recorrer el país con esta propuesta, que para nosotros fue clara: no tanto de mirar arriba sino de escuchar a la gente de abajo, visibilizar esa problemática e invitar a que tenemos que organizarnos porque es lo único que puede parar todo este despojo”.
—El CNI es la organización de toda historia del país que ha congregado al mayor número de comunidades indígenas. A cuáles pueblos falta incorporar.
—Pues siempre nos ha dado un poquito más de trabajo con los hermanos indígenas que están en Hidalgo, San Luis Potosí, Veracruz, que consideramos que son pueblos importantes. Toda esa parte, que es donde generalmente son más reprimidos, despojados y que consideramos que es importante que caminen junto con nosotros. Un poco se han acercado y creemos que es una primera iniciativa de caminar. Lo más importante es que ellos sean el motor por allá en esas regiones para que se integren y caminemos juntos, porque nuestra lucha es a nivel nacional, no es para unos cuantos, sino para todos: así como han dicho nuestros hermanos de Chiapas. Consideramos que esa es nuestra lucha: integrar a la mayor parte de nuestros pueblos de México; que caminemos, porque juntos solamente podemos parar esto. Somos hermanos aunque estemos en diferentes regiones. Somos hermanos y tenemos ese compromiso  de cuidar lo que nos han heredado nuestros antepasados para dejárselos a los que vienen atrás de nosotros.
—¿Hasta dónde llegar con la resistencia? ¿Hasta dónde decir: ya no?
—No, de mi parte está clara nuestra posición. Llegar hasta donde nos presten vida nuestros ancestros. Hasta ahí vamos a llegar. Hay un compromiso grande, lo hemos dicho y hay que seguirle hasta que tengamos vida. Si no cumplimos con lo que decimos, pues estaríamos nada más simulando también. Estamos claros, convencidos, de que nuestra lucha va a ser mientras que tengamos vida. Y que los que vienen atrás vean ese ejemplo que tienen que seguir, hasta dónde se tiene que luchar. Porque este despojo no se va a parar ahorita y tenemos que estar preparados para lo que sea.
Sobre los siguientes pasos que darán el CNI y el Concejo Indígena de Gobierno, María de Jesús señala que ambas instancias buscarán incorporar a más comunidades.
Con respecto del Concejo, “la tarea principal es llevar la palabra que dimos, que empeñamos y que dijimos que íbamos a continuar trabajando por nuestros pueblos. Entonces es seguir en eso, en la articulación de las demás comunidades y seguir apoyándonos para juntos hacernos fuertes; hacernos fuertes para detener todo este despojo y todo lo malo que se avecina para nuestros pueblos”.

Por su parte, el CNI, seguirá “integrando a nuevos hermanos indígenas de otros pueblos y seguir fortaleciendo estas luchas en las regiones donde vemos que hay más temor a ser más reprimidos y hasta exterminados. Esa es nuestra lucha. Ese es nuestro trabajo. Se dijo en la Asamblea que vamos a seguir fortaleciendo este espacio como la casa de todos. Ahí vamos a seguir y a fortalecerlo desde las comunidades, desde las regiones y a nivel nacional. De esa manera estaríamos fortaleciendo al Congreso Nacional Indígena.
—Acerca del Concejo Indígena de Gobierno, se había comentado que no sería ya sólo indígena ni sólo nacional –se le inquiere.
—Todavía está en análisis cómo se hace esto, porque no es que decida el CNI o decidan las redes, sino que se tiene que preguntar y consultar. Y entre todos ver cuál es la manera. Sí, claro, se cree que no solamente tiene que ser el Concejo Indígena de Gobierno sino que tiene que haber más fuerzas, que sea más amplio, donde agrupe a otros hermanos que también luchan y que se sienten parte de esta lucha. Eso quedó claro luego de que acabó lo de la levantada de firmas. Vimos que quedó mucha gente que está dispuesta a continuar trabajando y seguir fortaleciendo desde donde están. Por eso se cree que el Consejo Indígena de Gobierno podría ampliarse y ahí cabrían más: otros hermanos que se organizan desde las ciudades, de organizaciones y que también sienten la necesidad de estar articulando esas fuerzas para juntos poder hacer frente a todo este despojo del campo y la ciudad, porque los trabajadores también están padeciendo esos despojos y creo de esa manera estaríamos siendo congruentes con lo que dijimos en ese caminar, de que esta lucha es una lucha de todos los trabajadores: del campo y la ciudad.
Como vocera del Concejo Indígena de Gobierno, María de Jesús Martínez Patricio tiene algunas palabras para el presidente del República, Andrés Manuel López Obrador: “Respete a las comunidades: su forma de vida. Deje de estar imponiendo otras formas externas de protección a los capitalistas. Escuche primero la voz de dos, tres y de las comunidades enteras. Todo lo que digan. No solamente escuche lo que le conviene; no solamete escuche a los que vienen a despojar. Escuche a los que han estado por años en las comunidades, que las están cuidando y que quieren a la tierra”.
Marichuy señala que “respetar a esos colectivos, a esas comunidades, esos territorios, esas aguas, esos bosques, es respetar la vida de todos, porque no solamente son de las comunidades, sino que son de todos”.
No vacila, apenas se detiene para demandar: “Respeto a las comunidades. Dejen de estar despojando a nuestros territorios, porque las comunidades van a seguir resistiendo”.
Zósimo Camacho/Enviado

Fuente

CFE construirá cinco plantas de ciclo combinado; la primera será en Salamanca: Bartlett Díaz

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Manuel Bartlett, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), anunció la licitación de la construcción de cinco plantas de ciclo combinado para aumentar la generación eléctrica en este año. La edificación se llevará al menos 3 años.
Informó que la primera planta a ser licitada será la que se ubicará en Salamanca, Guanajuato, la cual estaba planeada desde el sexenio pasado y tendrá la capacidad de producir 750 megawatts.
“Este año se van a licitar las cinco, (serán) separadas. La primera será pronto, (en) Salamanca”, dijo a medios en el marco de la Reunión Nacional de Huracanes 2019, que se lleva a cabo en Boca del Río, en Veracruz.
La Comisión tiene planeada la construcción de cinco de estas plantas como parte del Plan de Expansión de la Infraestructura de Generación de la compañía, el cual presentó a su consejo de administración el 26 de abril pasado.
Los proyectos tendrán la capacidad de generar en conjunto 13 mil megawatts y se ubicarán en San Luis Río Colorado, San Luis Potosí, Baja California Sur, Salamanca, Guanajuato; y Lerdo, Durango. “Las privadas tienen ya el 50 por ciento de la generación, eso es lo que vamos a atacar de inmediato”, dijo Bartlett en referencia a la construcción de los proyectos.

Fuente

Mineros de ASF-K obtienen 18% de incremento

 
Periódico La Jornada
Miércoles 8 de mayo de 2019, p. 10
Los trabajadores mineros de la sección 300 de Tepeapulco, Hidalgo, aprobaron por unanimidad el resultado de la revisión del contrato colectivo de trabajo con la empresa ASF-K, la cual fue dirigida por el líder del sindicato nacional de mineros, Napoleón Gómez Urrutia, y culminó con 18 por ciento de incremento global a sus ingresos.
En un comunicado, el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana indicó que en asamblea efectuada el 15 de abril, los trabajadores aprobaron el aumento directo al salario de 7.5 por ciento retroactivo al primero de marzo, incrementos a la prima vacacional y en el bono de méritos de 4 por ciento, así como en vales de despensa.Acuerdan la creación de 25 plantas
De igual manera, aumentos al programa de retiro, de aguinaldo (de un día más), ayuda para pasajes, pago único en una exhibición de 3 por ciento, creación de 25 plantas, compra de ambulancia, entre otras.
La empresa ASF-K, ubicada en el corredor industrial Fray Bernardino de Sahagún, en Hidalgo, es del ramo metalmecánico y fundición, dedicada a la fabricación de componentes para ferrocarril.
Los trabajadores de la sección 300 expresaron a su líder Napoleón Gómez Urrutia su satisfacción por lo alcanzado en la revisión contractual, y por los avances que se han tenido en la labor del máximo dirigente nacional como senador de la República, especialmente por la aprobación de la reforma laboral el 29 de abril pasado, la cual –añadieron– abre el camino a la representación auténtica de los trabajadores en los sindicatos e inaugura la posibilidad de la limpia representación obrera en éstos, así como la participación de los trabajadores en el conocimiento anticipado de los contratos colectivos de trabajo.

Fuente

Empresa ni sindicato participarán en rescates en Pasta de Conchos

López Obrador informó que solicitará apoyo técnico de Estados Unidos, Alemania y China
 
Periódico La Jornada
Miércoles 8 de mayo de 2019, p. 10
El anunciado rescate de los cuerpos de los 65 trabajadores sepultados en la mina de Pasta de Conchos tiene el objetivo de reivindicar la parte humana. Se conformará un comité gubernamental con los familiares de los fallecidos. En él no participarán la empresa ni el sindicato, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.
En su caso, empresa y sindicato podrían aportar información, pero es evidente que hay una confrontación muy fuerte entre ambas partes desde hace años, cuando el líder sindical, Napoleón Gómez Urrutia (a quien no mencionó expresamente), tuvo que salir al exilio por persecución.
Subrayó que otra vertiente del caso es apostar por la reconciliación entre empresa y sindicato.
Al abundar en el conflicto, dijo que en su momento creamos las condiciones para que regresara porque nos pareció una situación injusta, todos los que son perseguidos merecen protección. Recordó que eso le valió críticas, pero dijo que en esta coyuntura apostarán por la reconciliación.
Sin embargo, refirió que otro referente será legal: Si hay denuncias que se le dé curso. No porque estemos buscando la reconciliación vamos a frenar o detener procesos legales pendientes de la responsabilidad de quienes han cometido algún delito.
A pregunta expresa de que las demandas pudieran alcanzar a Germán Larrea, presidente del Grupo de México, aseveró: “si hay denuncias, adelante. Nosotros no establecemos con nadie relaciones de complicidad. No es que: Guarda ahí el expediente, saca este expediente, preséntalo, persíguelo.
López Obrador aseveró que en los empeños de rescatar los cuerpos solicitará personalmente a los mandatarios de Estados Unidos, China y Alemania apoyo técnico, porque se trata de los países que tienen mayores adelantos tecnológicos en materia de minas.
Fuente

CNI-CIG denuncia asesinato de concejal y delegado en Guerrero





Autor:
El Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) denunciaron el secuestro y asesinato de los luchadores indígenas José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián, indígenas nahuas miembros del Consejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (Cipog-EZ), así como concejal y delegado, respectivamente, del CNI-CIG.


Bartolo Faustino y Verales Sebastián fueron secuestrados y posteriormente asesinados el pasado 4 de mayo luego de asistir a una reunión del Cipog-EZ en la ciudad de Chilpancingo. En el camino de regreso a sus comunidades, fueron interceptados, perseguidos y posteriormente ejecutados por grupos armados “narcoparamilitares” en la ciudad de Chilapa, según la denuncia pública.
Junto con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, las organizaciones aseguraron que los grupos paramilitares de la región operan bajo protección del Ejército Mexicano y las policías estatal y municipal. Asimismo, responsabilizaron a las autoridades de los tres niveles de gobierno de la integridad física del resto de los integrantes del Cipog-EZ.
Los luchadores asesinados y sus comunidades llevan años organizando sus policías comunitarias para hacer frente a la violencia y a la imposición de la siembra de amapola por parte de los grupos criminales Los Ardillos y Los Rojos, informaron en un comunicado.
Las agrupaciones indígenas denunciaron la permanencia y agudización de la represión neoliberal contra los pueblos, naciones y tribus originarias que se oponen a los proyectos extractivos y de explotación, y señalaron que continuarán luchando contra el sistema capitalista.
Alba Olea

Fuente 

Ola neoliberal busca borrar efectos positivos de gobiernos progresistas en AL: Kicillof

Foto
▲ El ex ministro de Economía y Finanzas Públicas de Argentina Axel Kicillof y el académico ecuatoriano René Ramírez.Foto Guillermo Sologuren
 
Periódico La Jornada
Miércoles 8 de mayo de 2019, p. 15
Los gobiernos progresistas en latinoamérica han tenido efectos positivos en las economías de sus países, pero la ola neoliberal difunde la versión de que han fracasado o que la llegada al poder de un gobierno de izquierda traerá consecuencias económicas desastrosas, sostuvo ayer el economista Axel Kicillof, ex ministro de Economía y Finanzas Públicas de Argentina durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
Como parte de una visita a México, el investigador acudió a la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde sostuvo que en la región estamos en un estado de confusión. Tenemos que avanzar en este problema político económico: la nueva ola conservadora busca arrasar movimientos y con falsas noticias se siguen involucrando situaciones que no existen con cierta intencionalidad.
Invitado por el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad, Kicillof aseguró que un claro ejemplo fue la campaña electoral mexicana del año pasado, en la que el conservadurismo señaló que si Andrés Manuel López Obrador era elegido presidente se perdería la estabilidad económica.
Luego de ser presentado por el investigador de la UNAM John Ackerman, el político señaló que gobiernos como el de Fernández de Kirchner en Argentina o el de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil consiguieron resultados en crecimiento, distribución del ingreso, creación de empleos e industrialización con las políticas públicas que aplicaron.
Señaló que el propósito de esas políticas era disminuir la pobreza, reducir el desempleo, recuperar el salario mínimo, disminuir la deuda pública y mejor la distribución con fortalecimiento de las instituciones.
Estas acciones son calificadas por algunos de populistas, pero –sostuvo– llevaron a mejorar la situación económica de los países con gobiernos de izquierda. No fue magia, sino más bien las políticas económicas las que lograron inversión pública, desendeudamiento e impulso a la educación, la ciencia y la tecnología.
Sin embargo, explicó, cuando la situación económica de las clases medias mejoró, una parte de éstas se identificó más con el 2 por ciento más privilegiado de la población que con el resto, y por las campañas de desconfianza impulsadas por la derecha, los votantes optaron nuevamente por gobiernos neoliberales.
Sostuvo que el neoliberalismo sí es un paquete político y económico anacrónico y anticuado que conduce al fracaso. Señaló que esto se observa en la actual ola conservadora, lo cual abre la oportunidad al regreso de los gobiernos populares a América Latina.

Fuente