lunes, 22 de abril de 2019

Convocatoria, Mitin en el Senado de la República.

CONVOCATORIA -recordatorio- PARA EL DÍA DE MAÑANA 23 de Abril.

Camaradas, el día de mañana 23 de abril de 2019 realizaremos un mitin en el Senado de la República a las 10 de la mañana para, junto a las organizaciones de la Nueva Central de Trabajadores, fijar nuestra postura ante la nueva reforma laboral que se discutirá en esta cámara.

Nuestra participación es por mandato de los acuerdos que nuestra Asamblea General aprobó el pasado 17 de abril.

¡Nos vemos mañana!

"Por el Derecho y la Justicia del Trabajador"

COMITÉ CENTRAL Y COMISIONES AUTÓNOMAS.

CDMX a 22 de abril de 2019.


 La imagen puede contener: texto

En mayo de 2019 INICIA LA CONSTRUCCIÓN DE CICLO COMBINADO EN TERMOELÉCTRICA J.LUKE

*La Suministradora de
Queremos señalar que esta semana, el miércoles 17 de abril de 2019, salió positivo el dictamen de la manifestación de impacto ambiental sobre la construcción de las plantas de ciclo combinado en la central de Jorge Luque en Tultitlán, Estado de México. Se cumplió con toda la parte técnica, toda la parte de diseño de lo que son ese tipo de turbinas de gas y de vapor, los puntos de interconexión.
La buena noticia es que en el mes de mayo se inicia la construcción del primer ciclo combinado en los predios ubicados en Tultitlán que era la antigua termoeléctrica Jorge Luque. Ya hay contrato de suministro de gas, ya hay contrato con los tecnólogos, ya hay puntos de interconexión. Eso es muy favorable.
El otro es que platicamos con la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, sobre el contrato de Suministro Básico del Centro (SUBASE), que ya cumplió con todos los requisitos que establece la propia ley. Lo observó muy bien y el compromiso que hizo es el de enviar un documento al Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) para que se autorice la firma del contrato a SUBACE como participante del mercado eléctrico mayorista.
En los próximos días también va a salir publicado otros 11 predios que va a desincorporan el INDAABIN en favor del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) para nuestra cooperativa LF del Centro.
En el tema de la política energética, la actual administración dice que va a respetar la reforma energética, se va a quedar como ésta solamente van a recortar, tal vez, los órganos reguladores que se dicen autónomos e independientes. Las declaraciones del propio director de la CFE afirman que el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), de la priista Confederación de Trabajadores de México (CTM) -que entró a tomar nuestras instalaciones violentando convenios institucionales entre las dos organizaciones- dice que es estratégico para el desarrollo de la empresa cuando han venido a ellos avalando las reformas o el saqueo a la industria eléctrica en los últimos 30 años.
Esa política también tiene que ver con la ofensiva que ha mandado Estados Unidos y todas las multinacionales en contra de Venezuela. El tema de Venezuela, de fondo, es el petróleo y los grandes recursos naturales que se tienen. Además lo que busca con estos bloqueos es su hegemonía de Estados Unidos y de las grandes empresas que vienen de los países capitalistas.
  

Los pendientes de la nueva reforma laboral

 
 
abril 19, 2019 | Por Martín Esparza

Con la premura de cumplir los tiempos pactados en el Acuerdo México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), los integrantes de la LXIV Legislatura en la Cámara de Diputados dejaron fuera del proyecto de reforma laboral aprobado por mayoría, temas de primer orden para garantizar el cabal cumplimiento de los convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Este último aprobado por el Senado el septiembre pasado.
El asunto del outsourcing quedó pendiente a debatirse probablemente en septiembre cuando arranque el segundo periodo de sesiones del Congreso. Tal desinterés representa una abierta contradicción que echa por la borda todos los buenos propósitos políticos y legislativos, pues la tercerización implica un atropello a los más elementales derechos laborales en el mundo.
Desde 2012 en que su legalización fue contemplada en el engendro de reforma laboral enviado por el aún presidente Felipe Calderón al Congreso con carácter de preferente, se advirtió del grave retroceso que implicaba, sobre todo para los jóvenes que ingresaban por vez primera al mercado laboral, lo concerniente a sus derechos como asalariados.
Por un lado, se hizo un gran avance en la ratificación del convenio 98 que a la par del 87 garantizan derechos como la libre sindicación, la contratación colectiva y la democratización de organizaciones mediante la elección de sus dirigencias por el sistema de voto libre, secreto y universal; pero por otro, dejar en segundo plano la subcontratación es anular lo aprobado en la reforma, sobre todo por el abuso que se ha hecho de su empleo por parte de la clase empresarial, al grado de ser calificada por diversos expertos en la materia como “la nueva esclavitud” del siglo XXI.
Datos de organismos como el INEGI reportan que por lo menos cuatro millones de mexicanos laboran bajo el esquema outsourcing, aunque el número puede ser mayor debido a que muchas empresas no reportan sus datos ni a Hacienda ni al Seguro Social.
De entrada, el sistema de outsourcing anula la estabilidad laboral por lo que el empleado no puede generar antigüedad ni tener acceso a la seguridad social que le permita contar con un servicio médico permanente y con una vivienda. ¿De qué sirve garantizar en el nuevo ordenamiento la libertad sindical si los trabajadores pueden ser despedidos al momento en que el patrón advierta el menor viso de organización entre sus trabajadores?
De igual manera, al tener empleados por determinado tiempo, los asalariados están impedidos de acceder a la contratación colectiva que les permita recibir un salario decoroso y condiciones dignas de trabajo o participación de utilidades.
Nadie está en contra de sea momento de democratizar el mundo del trabajo, pero esa democracia debe estar ligada a una legítima autonomía sindical y no tutelada ni condicionada desde el gobierno a través de las tomas de nota que seguirán siendo un instrumento de control.
La rendición de cuentas debe ser una obligación de los líderes y un derecho de los trabajadores, pero los legisladores aún tienen mucho por hacer para subsanar las deficiencias,  producto de su aprobación fast track, pues como sucedió en anteriores ocasiones se ignoró la voz de los trabajadores, sindicados independientes y especialistas en la materia.

Fuente

Reto de la 4T LA SOBERANÍA ENERGÉTICA FRENTE AL IMPERIALISMO

Maestro en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, Miembro del
Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG ). 
Programa del 20 de abril de 2019,
 
Hace justamente diez años, el entonces presidente Felipe Calderón, el que se legitimó con los militares en la calle, nos dijo, junto con su gabinete, que la “gallina de los huevos de oro” (PEMEX) no nos daba más de diez años de petróleo. La instalación en el debate público de la dichosa finalidad del oro negro sirvió como piedra mágica para llevar a cabo lo que en realidad era su objetivo: la reforma energética de 2008.
Diez años después, gracias a las reformas energéticas de 2008 y 2013 el oro negro sigue saliendo de nuestros mares y del subsuelo mexicanos.
Diez años después, desindustrializaro n y destruyeron PEMEX y, de ser país petrolero, pasamos a país importador de petróleo y de gasolinas. Las constantes explosiones en los complejos industriales, como el complejo de Pajaritos en Veracruz “volaron” (literal) la planta industrial para después venderla, ya no como lo que era sino como chatarra, para después, querer comprar esa chatarra a precios de oro.
La política energética de los últimos cinco sexenios ha tenido como resultado la desindustrialización de lo que fuese el mayor proyecto de desarrollo del país: el complejo industrial-energético PEMEX. Además de la falta de inversión en la industria energética, fragmentaron en más de cinco filiales a PEMEX y pasó de producir 2,685 millones de barriles diarios en 1994 a producir 1,948 millones en 2017.
No sólo eso, las refinerías dejaron de producir y como consecuencia, somos un país petrolero importador de gasolinas a precio de mercado. Si en 2008, el precio era de poco más de 7 pesos, diez años después rebasa ya los 20 pesos, creando un huracán inflacionario, categoría 5.02% anual. Este proceso desintegró los procesos productivos energéticos en el país.
Nos dijeron también, que era necesario quitarle el monopolio al Estado de la producción petrolera y que PEMEX no tenía la tecnología necesaria para explorar en aguas profundas.
Tras la reforma de 2008 y la atroz reforma de 2013, el Estado mexicano administra las concesiones que otorga a empresas como Exxon, Chevron, BP, Total, ENI y las que licita en asociación con PEMEX. Las consecuencias directas fueron menos recursos para el Estado, menos recursos para la ahora “empresa productiva del Estado” y la poca capacidad de competencia frente a las denominadas “7 hermanas” petroleras, ahora fragmentadas pero con mayor poder político y económico.
 
El petróleo en la relación México-EEUU
Uno de los temas que históricamente ha suscitado conflictos diplomáticos entre México y Estados Unidos ( EE . UU .) tiene que ver con los energéticos y más aun con el petróleo.
Los gobiernos postrevolucionarios se enfrentaron constantemente a las empresas extranjeras, en su mayoría estadounidenses y al gobierno vecino. Después de la expropiación petrolera de 1938 no tardó en activarse el plan imperial para terminar por lo menos con dos proyectos: el nacionalismo y su relación con el petróleo, y PEMEX como proyecto de desarrollo nacional.
Actualmente, desde el Consejo de Seguridad Energética de Estados Unidos , se menciona que el papel del gobierno estadounidense está en “combatir el monopolio” petrolero y “desmantelarlo” para “liberar las fuerzas del libre mercado”.
Con los últimos dos sexenios cumplimos el mandato imperial y más, pues ahora ya importamos petróleo crudo ligero, del cual también se nos dijo que ya no había y que su ubicación sería cada vez más profunda.
Ligado a la firma del nuevo tratado de Libre Comercio, se añadió el capítulo energético. E ste es uno de los temas más complicados para el nuevo gobierno, pero también hay puntos de encuentro entre ambos países. El primero tiene que ver con la declaración de AMLO de respetar la reforma energética. El segundo , con el incremento de la producción mexicana de hidrocarburos, aspecto en el cual, EE . UU. ha sido incisivo desde hace por lo menos una década.
Los puntos que pueden crear desencuentro son: la creación de tres nuevas refinerías y la reactivación de las ya existentes. En los últimos dos sexenios el incremento de la gasolina obedece a intereses empresariales y los precios se fijan con los precios del mercado internacional de petróleo . Por otro lado, en EEUU comenzaron a construirse refinerías para el crudo ligero mexicano.
El último informe que entregó el Servicio de Investigación del Congreso estadounidense ve con ciertas dudas la pertinencia del director de PEMEX y apunta que deberá ponerse atención a las decisiones de la paraestatal, pero también hacer lobby para influir en decisiones que afecten la seguridad energética de EE.UU.
Según el Wilson Center, think tank estadounidense muy activo cuando se realizaron las reformas energéticas de 2008 y 2013, los principales problemas del sector energético con AMLO son:
falta de independencia de los órganos reguladores como la Comisión Nacional de Hidrocarburos; críticos a la reforma energética en los principales puestos como PEMEX, CFE, Secretaria de Energía; decisiones en torno a PEMEX y reactivación de la empresa. Las principales calificadoras y expertos en energía apuntan que probablemente PEMEX no cuente con los recursos necesarios y la reactivación sea vía deuda, la cual es ya grande en la paraestatal .
Propuesta energética de AMLO
La propuesta de rescate de PEMEX, pero también de Comisión Federal de Electricidad (CFE) por parte del nuevo gobierno, intentará revertir más de 30 años de decisiones gubernamentales enfocadas en desindustrializar el país e incrementar la dependencia energética con EE . UU.
Desde la década de los ochenta, pero con más claridad desde los noventa, pasamos de ser un país con potencial petrolero y una empresa estatal fuerte, a un país importador de gasolinas y petróleo. Seccionaron a PEMEX y CFE en más de cinco filiales cada una, lo que implicó seccionar también el proceso productivo y las cadenas de valor.
El Plan Nacional para la Producción de Hidrocarburos presentado en diciembre de 2018 por el gobierno mexicano pretende aumentar la producción a 2 400 millones de barriles de crudo diario al finalizar el sexenio , casi a los niveles de 1994 .
L a propuesta es invertir en exploración y explotación ahí donde haya pozos petroleros 2p (probad o s y probables), sobre todo en Tabasco y Campeche. La creación de dos refinerías y la modernización de seis ya existentes, se suman al nuevo plan de reactivación energética y dependen mucho del incremento de la producción. Sin producción, no hay plan de reactivación.
Es probable que en el sexenio entrante se aumente la producción. Desde 2013 a la fecha se han descubierto 49 pozos que incorporaron a las reservas nacionales un volumen total de 917 millones de barriles de aceite y 2 0 41 millones de pies cúbicos de gas.
Los principales problemas en este sentido está n en que las empresas que licitaron pozos petroleros comiencen a extraer hidrocarburos ; la revisión de contratos ya firmados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos ; el daño medioambiental y las políticas para mitigarlos ; los conflictos medioambientales por las licitaciones de pozos y sobre todo, los yacimientos gasíferos en el norte del país .
Hay que seguir de cerca cómo se definen las construcciones de ductos y gasoductos , así como la revisión de sus respectivos contratos, tema del cual poco se ha dicho hasta la fecha .
El nuevo gobierno tiene por delante una agenda complicada, y sobre todo un reto enorme, pues está por verse qué tanto toma distancia de la política anterior de apertura e integración subordinada , y se vuelca hacia una de fortalecimiento, proyecto de nación y alejamiento de la política del “monstruo de siete leguas” , Estados Unidos . En este sentido, el nuevo gobierno se debatirá constantemente entre lo deseable y lo alcanzable dentro del marco de la reforma energética y probablemente del T-MEC.
Por último, un análisis regional es necesario. En el gobierno de Peña Nieto se firmaron acuerdos energéticos con el Triángulo Norte de Centroamérica, sobre todo en venta de energía eléctrica y la venta de gas vía gasoductos. La probable producción de Vaca Muerta en Argentina, el mayor yacimiento regional de gas y petr ó leo no convencional, sumado a la producción del presal en Brasil y los proyectos gasíferos bolivianos, así como la gran reserva que hay en territorio venezolano, ponen a la región como una potencia energética en momentos en que la estrategia de EE . UU . para mantener su hegemonía parte de continuar con el capitalismo y su base energética fósil. E ste aspecto pone en el centro de la discusión dos cuestiones: quién(es) puede(n) gestionar el insumo energético y qué modelo de desarrollo social prevalece, además de las consecuencias climáticas y el cambio de paradigma energético. 

Exigencias del Día del Trabajo 2019 en México SALARIO REMUNERADOR, EMPLEO ESTABLE Y SEGURIDAD SOCIAL


"Con un llamado a los trabajadores para organizarnos y para fijar una posición clara sobre que se tiene que establecer en la reforma laboral que se avecina, las propuestas de los trabajadores que son: la estabilidad en el empleo, la seguridad social, la contratación colectiva y el salario remunerador, vamos conmemorar un día internacional del trabajo, el primero de mayo de 2019.
En el caso del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) tuvimos una asamblea general extraordinaria el pasado miércoles 17 de abril de 2019, para consultar a nuestra base sobre nuestra participación del próximo primero de mayo y se aprobó. Hubo una respuesta muy importante. La cita, para esa fecha es a las 9:30 de la mañana en el monumento a la Revolución para salir hacia el zócalo de la Ciudad de México.
Vamos a marchar por avenida Juárez pasando por el edificio que hemos recuperado gracias a la resistencia que es Juárez 90 y vamos a entrar por la calle Madero para llegar con los demás contingentes. Entre ellos la Nueva Central de Trabajadores (NCT), la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica, la Confederación de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores, la Organización Política del Pueblo y los trabajadores que hemos llegado a un acuerdo con la Unión Nacional de Trabajadores (UNT)de hacer un mitin en conjunto en el Zócalo de la ciudad.
Además de conmemorar un día internacional del trabajo más nos pronunciaremos a favor defender nuestra autonomía sindical, la libertad sindical, por la solidaridad a los movimientos de huelga que hoy existen. Como los compañeros del Sindicato Independiente de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM), los compañeros del Sindicato Independiente de Investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias SIIINIFAP , que también están en huelga, los compañeros de Chapingo, que son los administrativos, y todos los que están en huelga y emplazando por mejorar sus condiciones de trabajo.
Sobre todo contra este tema de la reforma laboral, que es una reforma desde la cúpula teniendo en la mesa a los empresarios. Y cuando avalaron esta reforma ahorita el dictamen en la cámara de diputados los más contentos eran los diputados del PAN y los diputados del PRI. Votaron a favor de este dictamen porque no toca ni con el pétalo de una rosa al outsourcing, que es una práctica que se impuso desde los gobiernos neoliberales para la subcontratación de mano de obra barata, para violentar los derechos de los trabajadores, sin que tengan acceso a lo que es la seguridad social solidaria. Eso se va a discutir todavía en el Senado de la República, en los próximos días, antes de aprobarse definitivamente.
En el tema de la democracia y la rendición de cuentas le corresponde a los trabajadores exigirlos, no con la intervención del Estado. Porque decimos que esta famosa toma de nota –reconocimiento oficial de las directivas sindicales- la van a seguir utilizando porque va a seguir existiendo como un mecanismo de control. Lo acabamos de ver con los dos sindicatos que se acaban de crear uno el Sindicato Independiente del Seguro Social que lo dieron a conocerte desde la cámara de diputados y el otro que es un sindicato independiente en el sector petrolero y que también lo dieron a conocer desde la Cámara de Senadores."

Fuente

Ciudad Juárez: los jóvenes no quieren laborar en maquilas

En ferias de trabajo buscan atraer mano de obra
Foto
▲ Siete de cada 10 puestos son para personal operativo.Foto Dora Villanueva
Foto
▲ El Henequén.Foto Dora Villanueva
Enviada
Periódico La Jornada
Lunes 22 de abril de 2019, p. 16
Ciudad Juárez, Chih., Frente a una falta de casi 20 mil empleados operativos para mover las 383 maquiladoras instaladas en Ciudad Juárez, las empresas improvisan tianguis del empleo en al menos ocho puntos del municipio. Las necesidades de mano de obra son evidentes. Los reclutadores se mantienen desde las 6 de la mañana, sin hora de salida, en las oficinas ambulantes que ellos colocan.
En El Henequén, improvisada feria del empleo, se enfilan mesas con ofertas laborales. Hay con paga de entre mil y 3 mil pesos por cinco días a la semana (arriba del salario mínimo en la zona, que desde el pasado primero de enero es de 176.72 pesos). Las propuestas más bajas son para operativos en maquila, con bonos y otros incentivos para evitar la habitual rotación de personal. También para guardias de seguridad en el consulado, con inglés y sin antecedentes penales en Estados Unidos.
Entre curiosos y quienes buscan trabajo, hay mujeres de 50 años y jóvenes de no más de 20 que entrarán a laborar en esa industria. En ciertos casos, el testimonio de alguna candidata es que ya trabaja en uno de los tres turnos que ofrece la maquila fronteriza, pero dice disponer de tiempo, además de necesidad de más dinero, para aplicar por una segunda jornada laboral.
Pásele. ¿Primero, segundo o tercero? ¿Cuál busca? Bonos de puntualidad, uniforme, se disputan los reclutadores para hacerse de los mayores interesados en su oferta. Después, una vez reunido el número suficiente, los llevan en camionetas pick up a empresas. Por cada trabajador que acerquen les pueden dar entre 100 y 500 pesos, dependiendo del proyecto, afirma una de ellas.
Siete de cada 10 empleos que ofrece la maquila en la ciudad –más de la mitad para la industria automotriz– es para personal operativo, dos para técnicos y uno para administrativo, informa Raúl Varela Tena, director de Cenaltec Juárez, centro que se dedica a la capacitación técnica para ese sector.
Eso implica que gran parte del empleo que sostiene la economía de la región se ancla en salarios mínimos para los trabajadores del noveno municipio con más pobreza extrema en el país.
Tanto él como Bernardo, reclutador de El Henequén, recuerdan en conversaciones por separado que hace poco más de 10 años la violencia y la crisis en Estados Unidos ahogaron la oferta laboral de Ciudad Juárez.
En la actualidad, la desaceleración de la economía del país vecino y de la industria automotriz mexicana, así como la delincuencia y las medidas de tránsito más lento en las garitas –efecto de las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump–, no han tenido eco en una reducción del déficit de personal en la industria.
Ahora hay mucho trabajo. Estuvo muy feo hace 10 años, pues no había ni para barrer, cuando empezó la violencia. De hecho, ahora está la violencia en grande, pero no se meten con la gente, asegura. Considera que a esa percepción ha ayudado una menor presencia de cuoteros, es decir, las personas que cobran derecho de piso.
Los jóvenes no quieren trabajar en la maquila y menos en la parte operativa, dice Javier Gómez Herrera, coordinador de Programas y Proyectos de la Fundación Comunitaria de la Frontera Norte (FCFN). Principalmente, agrega, porque tienen el antecedente generacional de las condiciones de vida que implica.
Gómez Herrera lidera un proyecto para capacitar jóvenes en áreas técnicas de la maquila y otros oficios con los que sus ingresos se pueden triplicar al considerarse empleados especializados. El programa comienza con actividades colaborativas y busca que quienes lo cursen se inserten al final en un trabajo con mejores condiciones.
En IMP, empresa donde termina el programa, sus directivos admiten que de 3 mil 900 jóvenes que han entrado a la convocatoria del FCFN desde 2011, 32 llegaron a capacitación y sólo uno está contratado como técnico. Las bajas documentadas se deben a problemas familiares y económicos, explican.
Un grupo de jóvenes de entre 16 y 28 años que participa en el programa no se asume como vulnerable a condiciones de violencia diferentes a las que pueden existir en otro lugar del país, pero sí de lo precario del mercado laboral.
Está mal que se piense que sólo en Ciudad Juárez existen violencia y drogadicción. Hay estupefacientes, pero no en todos lados, señala un joven. Ciudad Juárez es considerada la quinta urbe más peligrosa del mundo por su tasa de homicidios.
Una de sus compañeras plantea: En el ámbito laboral está muy cerrado: profesionista u operador. Si eres lo primero te piden bastante experiencia, y en lo segundo no va a alcanzar. Está muy cerrado el ámbito laboral.
En el más reciente ejercicio intercensal, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que la tasa de desempleo en esa ciudad es de 3.56 por ciento. De los que trabajan, cuatro de cada 10 lo hacen en la industria.
También, cuatro de cada 10 ganan entre uno y dos minisalarios.
El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social tiene catalogado a Ciudad Juárez como el noveno municipio con más pobreza extrema del país.
De acuerdo con su medición, más de la mitad de su población tiene ingresos por debajo de la línea de bienestar. En un registro más reciente, el Inegi especificó que 26 por ciento de la población en el segundo municipio más importante para la maquila en el país, sólo detrás de la también fronteriza Tijuana, tiene entre 15 y 29 años.
En este contexto, Marisol Fernández, directora de Inversión Social de Nacional Monte de Piedad, indica que el caso de Ciudad Juárez es paradigmático en el tema del empleo juvenil por las aristas que encierra.
El reto de algunos programas gubernamentales, como Jóvenes Construyendo el Futuro, es que atiendan la dimensión local del empleo para garantizar su eficiencia en la creación de empleo digno, expone.

Fuente

Reporta la STPS baja en la cifra de afiliados al IMSS en el primer trimestre de 2019

 
Periódico La Jornada
Lunes 22 de abril de 2019, p. 13
De acuerdo con cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), en los primeros cuatro meses de la actual administración federal hubo una baja de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que, hasta el último corte de la dependencia emitido con datos de marzo, no ha podido recuperarse.
No obstante, el salario promedio de los afiliados al IMSS superó en el inicio de 2019 la barrera de 11 mil pesos mensuales en promedio, es decir, 5 por ciento más que los índices de noviembre del año pasado, cuando concluyó la anterior administración federal.
Dentro del apartado estadístico de la STPS se señala que al cierre de noviembre de 2018 había 20 millones 457 mil 926 trabajadores afiliados reportados por el IMSS, entre los que tienen plaza permanente y quienes son eventuales.
Al mes siguiente, el Seguro Social reportó una baja de casi 400 mil empleos al concluir diciembre.
Los registros que comienzan en 1997 apuntan a que la baja estacional es una situación recurrente cada año. Tras un incremento en la generación de empleo, en diciembre de cada año hay una pérdida de empleos.
Por lo menos en los últimos tres años, a marzo, el repunte en la generación de empleos había regresado a cifras de noviembre anterior, pero en el presente año no se ha alcanzado este indicador.
El último corte del IMSS señala que a marzo de este año se registraron 20 millones 348 mil 508 trabajadores, es decir, aún hay 109 mil empleos menos de los que había en noviembre.
Aunque en casi todos los rubros económicos hay una baja en cantidad de trabajadores reportados ante el IMSS a marzo, en el sector de industrias de la transformación hay una ligera mejora con 5 mil trabajadores más que en noviembre.
En el indicador salarial la tendencia es distinta. Entre los afiliados al IMSS se presentó un incremento de 5 por ciento entre noviembre y febrero.
Al cierre de la pasada administración federal el sueldo promedio de trabajadores formales era de 352.70 pesos al día, es decir, 10 mil 581 pesos al mes. Mientras en febrero – última actualización que presenta el informe en este renglón– el salario promedio fue de 373.60 pesos diarios, 11 mil 208 pesos al mes.

Fuente

OIT: cada día mueren 7 mil 500 personas por estrés, accidentes y enfermedades laborales

 
Periódico La Jornada
Lunes 22 de abril de 2019, p. 13
Cada año 374 millones de personas sufren lesiones o enfermedades a causa de accidentes relacionados con el trabajo. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala en su informe Seguridad y salud en el centro del futuro del trabajo: aprovechar 100 años de experiencia, que se presentará el próximo 28 de abril en el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que cada día mueren 7 mil 500 personas por estrés, accidentes y enfermedades laborales.
Destaca que factores como las prolongadas jornadas laborales de más de 48 horas semanales han comenzado a hacer estragos en la población ocupada, pues se estima que más de 36 por ciento de los trabajadores labora más de 10 horas al día. Advierte que la constante conexión, por medio de Internet, a las tareas laborales está comenzando a generar problemas de salud mental en muchos trabajadores, pues prácticamente no hay tiempo para descansar mentalmente ni para disfrutar actividades de ocio.
Productividad afectada
La organización multinacional subraya que el número de personas que fallecen por causas atribuibles al trabajo creció de 2.33 a 2.78 millones de personas de 2014 a 2017, lo que afecta también a la productividad de la empresas, pues considera que la pérdida de días trabajo por accidentes laborales alcanza 4 por ciento del producto bruto mundial, cifra que se puede elevar hasta 6 por ciento en algunas naciones.
En el estudio se detalla que 31 por ciento de las muertes relacionadas con el trabajo se deben a enfermedades del sistema circulatorio; 26 por ciento a cánceres de origen profesional, y 17 por ciento a enfermedades respiratorias.
La OIT advierte que la tecnología puede afectar a la salud sicosocial y producir nuevos riesgos desconocidos para el bienestar, pero destaca que si se aplica correctamente también puede contribuir a reducir situaciones peligrosas, facilitar la formación y la inspección del trabajo.
Acuerdos no convencionales
Agrega que son los jóvenes quienes enfrentan tasas significativamente más altas de lesiones laborales, mientras los empleados de mayor edad requieren prácticas de adaptación y equipo para trabajar con mayor seguridad. Las mujeres, afirma, son quienes suelen enfrentar acuerdos laborales no convencionales y tienen mayor riesgo de padecer trastornos ­músculo ­esqueléticos.
A fin de enfrentar los nuevos escenarios laborales y los riesgos que imponen a la salud, la organización global propone seis acciones, entre ellas, adoptar enfoques multidisciplinarios y fortalecer los vínculos con la salud pública, así como reformas a las normas laborales nacionales e ­internacionales.

Fuente

UNAM, austeridad en las aulas y lujos en oficinas





El año pasado la UNAM gastó 68 millones de pesos en pasajes aéreos y 75 millones más en viáticos. Adicionalmente, en sus inventarios figuran cientos de artículos, como “cestos de basura” y “cafeteras”, con costos unitarios de decenas de miles de pesos. La Secretaría Administrativa asegura que no existen los gastos suntuosos y que todo está plenamente justificado.



En los registros de bienes inventariados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se pueden encontrar sofás, cestos para basura, ceniceros, micrófonos, tripiés y, entre una larga lista, cafeteras con valores unitarios de decenas de miles de pesos. No sólo es la compra de lo que parecerían artículos no necesarios para una universidad pública y con problemas de presupuesto, sino también de adquisiciones con aparentes sobreprecios.
Adicionalmente, la institución destinó 68 millones de pesos a la compra de boletos de avión y 75 millones al pago de viáticos.
“La UNAM cuenta con amplia normatividad, comités y órganos de vigilancia en materia de adquisiciones que minimizan la posibilidad de que se puedan realizar este tipo de gastos [onerosos e injustificados]”, señala la máxima casa de estudios del país en respuesta escrita a Contralínea.
Asegura que nada irregular hay en las adquisiciones de muebles y equipos y en viáticos y pasajes aéreos. “El ejercicio presupuestal es objeto de revisiones por diversas instancias, tanto internas como externas que, en caso de encontrar anomalías, determinan las investigaciones y sanciones a lugar”.
La dependencia de la UNAM encargada de formular las respuestas fue la Secretaría Administrativa, encabezada por el ingeniero Leopoldo Silva Gutiérrez. La institución no aceptó una entrevista presencial y ofreció como única opción responder a las preguntas de manera escrita, sin la posibilidad –por lo tanto– de un intercambio con precisiones.
En el documento entregado a Contralínea por la Dirección General de Comunicación Social –a cargo de Néstor Martínez Cristo–, se argumenta que: “la Contraloría de la UNAM, a través  de la Auditoría Interna, ejecuta un programa anual de auditorías a las diversas entidades y dependencias universitarias; el auditor externo, contratado por el H Consejo Universitario, a su vez realiza su propia revisión del ejercicio financiero y presupuestal. Año con año, también la Auditoría Superior de la Federación [ASF] ejecuta sus revisiones a esta casa de estudios”.
Leopoldo Silva está al frente de la Secretaría Administrativa desde el 7 de enero de 2013, cuando el entonces rector José Narro Robles lo nombró en sustitución de Enrique del Val Blanco. Se mantiene en el cargo hasta las postrimerías del actual rectorado, encabezado por el médico –como Narro– Enrique Graue Wiechers. Lo que no dijo en su respuesta es que la ASF sólo revisa aleatoriamente apenas algún aspecto del gasto universitario; tampoco, que las auditorías internas se resuelven generalmente sin sanciones y sin siquiera hacer partícipes a los medios de comunicación de las irregularidades detectadas, como lo ha documentado Contralínea en el caso de la Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas (https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2015/12/13/complicidad-y-corrupcion-conade-unam/).
La UNAM ejerció en 2018 un presupuesto total de 38 mil 510 millones 94 mil 55 pesos. En “artículos y materiales de consumo” erogó 952 millones 702 mil 876 pesos, de acuerdo con el Desglose del presupuesto por capítulo de gasto. Adicionalmente –señala el documento publicado en el sitio electrónico de transparencia de la Universidad–, desembolsó 841 millones 77 mil 489 pesos en “mobiliario y equipo”. Y en inmuebles y construcciones, 624 millones 839 mil 582. Así, la máxima casa de estudios del país destinó 2 mil 418 millones 619 mil 948 pesos en materiales, muebles e inmuebles para cumplir con sus funciones.

Sofás, cafeteras, ceniceros, cestos…

A finales del año pasado y principios de 2019 –cuando se debatía la exigencia de austeridad en toda la administración pública impulsada por el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador–, estudiantes, profesores y trabajadores universitarios condenaron en redes sociales los gastos “superfluos” y el “derroche” con el que –aseguran– se desempeñan los funcionarios de la UNAM. Denunciaron decenas de adquisiciones onerosas o de lujo incompatibles con el espíritu de una universidad pública que siempre trabaja con presupuestos ajustados.
En el Inventario de bienes muebles 2018, la UNAM reporta que el año pasado tenía registrados 794 mil 984 artículos. En las listas se pueden observar camionetas, micrófonos, plumas, cámaras, sillones, reproductores de DVD, proyectores… Con precios por decenas de miles de pesos cada uno.
Puede saberse de la adquisición de un sofá por 52 mil 900 pesos para la División de Posgrado de la Facultad de Derecho (con número de inventario 2285725); de un sofá de terno Pullman (número de inventario 1847088) para la División de Estudios Profesionales de la Facultad de Filosofía y Letras por 16 mil 990 pesos, y de seis ceniceros (con número de inventario, el primero de ellos, 2508573) con un costo cada uno de 9 mil 496 pesos para hacer un total de 56 mil 967. Estos ceniceros se adquirieron para el Instituto de Investigaciones Jurídicas.
Además, siete “cestos para basura” para la Facultad de Filosofía y Letras con un costo unitario de 24 mil 708 pesos. Por los siete, la erogación fue de 172 mil 956 pesos. También, una pulidora de pisos (número de inventario 1728406) que costó 11 mil 960 pesos. Y de un sistema de aire acondicionado (número de inventario 2499907) para la División de Estudios Profesionales de la Facultad de Derecho por 332 mil 579 pesos.
“Vemos que llega un funcionario nuevo y lo primero que hace es remodelar su oficina. Se compran autos nuevos. Tienen chofer todos los directores”, señala Salvador Hernández, profesor de historia de México y de historia universal en el Colegio de Ciencias y Humanidades e integrante de la Asamblea Universitaria.
En entrevista con Contralínea, el académico agrega: “En vez de que se atiendan las necesidades más inmediatas del aula, prefieren tener las oficinas bonitas, presentables, con muebles nuevos, que atender las condiciones tan precarias que hay en los salones”.
Lamenta que, incluso, en algunos grupos los alumnos “se estén peleando” las bancas, pues no hay para todos. Y que no funcionen los cañones [proyectores] ni las computadoras, herramientas imprescindibles si se quiere promover el uso de las tecnologías de la información la comunicación. “A eso nos enfrentamos los profesores en la cotidianidad”.
Por su parte, la UNAM, respondió a Contralínea que las denuncias de alumnos en redes sociales acerca de los supuestos gastos superfluos “han sido tendenciosas y han omitido el contexto de dichas adquisiciones”.
Refuta que se trate de compras injustificadas o para beneficio de funcionarios. “Baste mencionar que lo que se ha reportado como adquisición de plumas por varios miles de pesos omitió especificar que se trata de acceso a estacionamientos con tarjetas de aproximación y no de plumas para la escritura. De manera similar se han descontextualizado otras ‘adquisiciones’”.
En sus respuestas escritas, la UNAM señaló que con respecto de uno de los cestos de basura (número de inventario 2415740) “se trata de dos núcleos de separación de residuos para dividir la basura por tipo de desecho. Consta de cuatro botes metálicos cada núcleo, los cuales fueron fijados al espacio correspondiente. Fueron adquiridos el 24 de abril de 2014”.
Sin embargo, la descripción en el documento de la propia Universidad dice: “cesto de basura”; y no, “dos núcleos de separación de residuos”, como asegura la autoridad universitaria que se trata en realidad.
La lista de compras de bienes sin aparente justificación o con supuesto sobreprecio se extiende con cientos de ejemplos. Algunos de ellos son: una cámara fotográfica para uso del Instituto de Investigaciones Biomédicas por casi 480 mil pesos (número de inventario 2215671); dos computadoras para la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales con un costo cada una de 105 mil 949 pesos (2133073 y 2133075); una computadora por 214 mil 240 pesos a cargo del Instituto de Neurobiología (número de inventario 2178839).
También, la adquisición de un micrófono (2187043) que costó 14 mil 720 pesos; una grabadora (2488963) por 17 mil 266; una reproductora de discos compactos (2281902) por 29 mil 909; un tripié (2379693) por 10 mil 858; una pantalla de plasma (2336923) por 96 mil 613; una pistola de impacto (2488943) por 32 mil 536, y una lavadora de pisos (2406134) por 56 mil 724 pesos. Estos últimos seis bienes están a cargo de la División de Estudios Profesionales de la Facultad de Derecho.
En su respuesta, la UNAM argumentó: “La cafetera (número de inventario 2286630) es de uso rudo, con el fin de atender a la comunidad académica de la Facultad de Derecho. Tiene una capacidad de elaboración de 71.5 litros de café por hora (18.9 galones, 480 tazas de 5 oz). Se adquirió el 20 de mayo de 2009 y tiene varios años de uso intensivo” (sic).
Con respecto de una videocámara con número de inventario 2376397, la UNAM señala: “Es un equipo que se utiliza para Radio IUS y de apoyo en el Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia de la Facultad de Derecho. Se trata de un modelo Canon, adquirido el 31 de octubre de 2012. Está equipada con diversos accesorios y realiza múltiples funciones”.

Viáticos y pasajes aéreos

De acuerdo con los informes del presupuesto ejercido por la UNAM en 2018, la Universidad erogó casi 68 millones de pesos en “pasajes aéreos”, es decir, en pagar los boletos de avión de funcionarios y, señala, la autoridad universitaria, académicos.
“La Universidad tiene presencia en todas las entidades de la República Mexicana y cuenta con 14 representaciones en el extranjero. Asimismo, ha celebrado una gran cantidad de convenios de colaboración con instituciones afines, con las cuales lleva un intenso trabajo de intercambio académico y de difusión y de extensión universitaria, lo cual ha permitido potenciar tanto la formación de recursos humanos de alto nivel como el trabajo de investigación.”
Así, de acuerdo con la Secretaría Administrativa, los boletos de avión se compran principalmente para investigadores. “Hay que tener presente que nuestras casa de estudio realiza la mayor parte del trabajo de investigación que se lleva a cabo en el país y es la institución con el mayor número de investigadores pertenecientes al Sistema Nacional de Investigadores”.
Además, argumenta que tal erogación está vigilada: “El gasto para pasajes aéreos está normado por el Comité de Adquisiciones y Servicios, y en su mayor parte se ejecuta a través del ‘servicio de reservación, expedición y entrega de boletos de avión y otros servicios de viaje’, que se contrata con la aerolínea que ofrezca las mayores ventajas para la Universidad”.
En el informe de la erogación del presupuesto 2018 también queda claro que la UNAM erogó más de 75 millones en viáticos. Al respecto la autoridad universitaria respondió: “Las partidas de pasajes y viáticos están muy interrelacionadas, prácticamente el gasto en una conlleva un gasto recíproco en la otra. Los montos para cada caso se determinan de acuerdo al destino al que se dirija” (sic).
En su respuesta, la UNAM detalla que para cada destino “se encuentran definidos montos diferenciados para cuatro zonas geográficas de acuerdo al costo de la vida en cada una de ellas” (sic).

Austeridad y transparencia, los pendientes

Obligada por los amagos del presidente Andrés Manuel López Obrador, la UNAM debió elaborar un plan de austeridad. El objetivo formal es sumarse a la política de gasto eficiente y sobrio de los recursos públicos.
En su respuesta escrita, la autoridad universitaria señaló que tal plan de austeridad se pondrá en marcha “sin afectar la operación de programas sustantivos” de la Universidad.
Explica que los ahorros vendrán de las partidas de servicios personales, estímulos y prestaciones, “que básicamente se refieren a que no se autorizará la creación de plazas administrativas que no se deriven de la creación de nuevas instalaciones y otras medidas que tienen que ver  con la aplicación de recursos propios en estos rubros, que tampoco impactan las funciones sustantivas”.
Agrega que el plan de austeridad también prevé, para este año, la reducción del presupuesto para pasajes, viáticos, anuncios y, entre otros, mensajería, “que se pueden sustituir a través de la utilización de medios electrónicos”.
Entre los pagos por servicios que fueron criticados por alumnos y profesores, se encuentran las “conferencias magistrales” contratadas con algunos intelectuales. Uno de los contratos fue por 250 mil pesos a favor de la politóloga Denise Dresser.
Para el doctor Rogelio Avendaño, catedrático de farmacología en la Facultad de Medicina, el principal problema de la UNAM no es el de la falta de recursos, sino el de la falta transparencia con el que se ejerce el presupuesto.

En entrevista con Contralínea, reconoce que se debe aumentar el presupuesto a la UNAM y a la educación en general. Pero, “lo primero es transparentar los presupuestos. No bastan los informes que se dan ni de las facultades ni de la misma Universidad”.
Considera que aunque se incrementara el monto de los recursos, de poco serviría “si no se cuenta con la pormenorización de los diferentes gastos”.
El presupuesto total de la UNAM es, para 2019, de 44 mil 942 millones 499 mil 166 pesos.
Ramón Castro, catedrático de informática en la Facultad de Contaduría y Administración, señala que la Universidad cuenta con recursos que podrían ser suficientes. Lo que hace falta es “una distribución adecuada” de los mismos. “El ingreso está polarizado. Realmente la beneficiada es la burocracia universitaria con sueldos y bonos bastante elevados”.

Zósimo Camacho

Fuente 

CGH: 20 años de la huelga que salvó a la UNAM



 

El auditorio Che Guevara, de la Facultad de Filosofía y Letras, se desbordaba. Habían acudido delegaciones estudiantiles de cada una de las escuelas y facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Era 7 de abril de 1999. Por primera vez desde el inicio de las protestas por el plan Barnés y la aprobación del Reglamento General de Pagos, los estudiantes estaban jubilosos. Ya no sólo indignados. Y ya no más, tristes.


Se votaba entonces la propuesta, ante la cerrazón de las autoridades y la cancelación de diálogo alguno con ellas, de pasar a una nueva fase: iniciar una huelga estudiantil.
Casi fue obvio escuchar el apoyo por parte de las delegaciones de las instituciones universitarias más politizadas: las facultades de Ciencias; Ciencias Políticas y Sociales; Filosofía y Letras, y Economía; la Escuela Nacional de Trabajo Social, y los cinco planteles del Colegio de Ciencias y Humanidades. Pero los aplausos y las “goyas” se venían en cascada conforme se iba escuchando el “a favor” de Odontología, Arquitectura, Ingeniería, Derecho, Química, los planteles de la Escuela Nacional Preparatoria, el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos, Psicología, Veterinaria y Zootecnia, la Escuela Nacional de Música, la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, Contaduría y Administración…
Al final de la votación no fue un “goya” el que se lanzó, sino un “¡huelga, huelga, cachún cachún ra ra, cachún cachún ra ra, huelga, Universidad!” En las gradas, se agitaban alumnos en batas, otros ondeaban banderas con el escudo universitario. Algunos se abrazaban. Los activistas, con mucho esfuerzo, habían logrado poner de pie a la UNAM. Algunos profesores habían acudido a observar. Los ojos verdes de Teresa Losada y Custardoy no podían ocultar el asombro; su sonrisa, su aprobación.
Y es que cuando parecía que los estudiantes aceptarían la imposición de cuotas y el fin de la gratuidad, se concretaba un movimiento estudiantil que se revelaría (y rebelaría) masivo, contracultural y, sin dejar de ser pacífico, furioso. El movimiento estudiantil más fuerte desde 1968 estaba a la altura del reto: el empecinamiento del sistema político mexicano, empresarios y medios de comunicación por acabar con la gratuidad de la educación superior y hacerse de la máxima casa de estudios del país.
En realidad sólo era la puntilla. Antes ya habían logrado cambiar los planes de estudio, expulsar el materialismo histórico y dialéctico y otras formas del pensamiento crítico, eliminar el pase automático del bachillerato a la educación superior y acotar la permanencia de estudiantes como alumnos regulares. El plan completo era instaurar lo que después se conocería como la “calidad educativa” y los postulados del neoliberalismo.
En aquella asamblea se determinó que la huelga estallaría el 20 de abril de ese año a las 0:00 horas. Hoy se cumplen 20 años de una huelga que duró casi 10 meses y que fue sostenida contra todo el aparato del Estado mexicano. Los grupos de choque y porros preparados con antelación poco pudieron hacer frente a la emancipación masiva de los estudiantes.
De un pliego petitorio de más de 20 puntos, se consensó y concretó hacia diciembre de ese año uno de seis puntos. No se alcanzó el cumplimiento cabal siquiera de alguno de ellos. Lo que logró el instaurado Consejo General de Huelga (CGH) fue detener la privatización de la Universidad. Las demandas, como puede verse, siguen vigentes:
“1. Desmantelamiento del aparato policiaco de represión y espionaje político montado en la Universidad por las autoridades; así como la eliminación de todo tipo de actas y sanciones, universitarias y extrauniversitarias, en contra de los participantes en el movimiento, estudiantes, profesores, trabajadores y población en general. Esto incluye necesariamente la entrega de los cheques ilegalmente retenidos a profesores que nos han apoyado y se negaron a ser parte del fraude de las clases y exámenes extramuros; la anulación y desistimiento de toda acción penal, en particular de las actas penales levantadas ante la PGR [Procuraduría General de la República].
“2. Derogación de las reformas de 1997 a los Reglamentos de Inscripciones y Exámenes, con el correspondiente restablecimiento del pase automático, el respeto a la elección de carrera y la anulación del límite de tiempo en la permanencia.
“3. Rompimiento total y definitivo de los vínculos de la UNAM con el Centro Nacional para la Evaluación de la Educación Superior, AC (Ceneval).
“4. Abrogación del Reglamento General de Pagos y anulación de todo tipo de cobros por inscripción, trámites, servicios, equipo y materiales.
“5. Corrimiento del calendario escolar tantos días como los días efectivos de clase suspendidos por el actual conflicto, con la correspondiente anulación de las clases extramuros.
“6. Congreso democrático y resolutivo pactando antes del levantamiento de la huelga, los tiempos, agenda, composición, forma de elección de los delegados, mecanismos para la toma de decisiones y resolutividad, que garantice que las decisiones del Congreso tendrán carácter de mandato para toda la comunidad universitaria y serán acatadas por las autoridades.”
La huelga sólo pudo romperse con la toma de la Ciudad Universitaria y de todas las instalaciones de la UNAM por parte de la Policía Federal en febrero de 2000. La Policía Federal, conformada por batallones militares trasladados a esta nueva fuerza federal, detuvo a más de 1 mil representantes estudiantiles que sesionaban en el Che Guevara.
Son 20 años de la interrupción de una lucha que aún no concluye aunque sean otras generaciones las que deban dar la batalla.

Fragmentos

La investigación que citamos en la entrega anterior, acerca de la venta de armas de Israel a México, fue parte de la documentación que se presentó para la realización del “Segundo Juicio Popular: El papel de Israel en la militarización de América Latina; capítulo México” que se llevó a cabo en el Zócalo el 9 de abril pasado. Tanto en la investigación como en el juicio participaron, además de la Campaña Palestina contra el Muro Stop the Wall, más de 90 organizaciones mexicanas. Por mencionar sólo algunas: la Asociación Mexicana de Abogados del Pueblo, el SME, Atenco y la Red de Apoyo al Congreso Nacional Indígena… ¿Y qué tal el general comandante de la Guardia Nacional durante su presentación estelar realizada por el mismísimo presidente de la República? Al general le pareció adecuado lucir ese día en la parte derecha del pecho un gafete de identificación que dice: “MAJOR GENERAL BUCIO”. Esto es, su gafete de cuando estuvo en Estados Unidos. ¿Por qué tal apego? Y dos: la Armada de México sigue capacitando a sus efectivos en Operaciones de Paz para desplegarse como cascos azules en distintas partes del mundo. Además, anuncia que ampliará su participación en las operaciones conjuntas de la Organización de las Naciones Unidas. ¿Pues no que, en ambos casos, “eso ya no” (como gusta decir el titular de las conferencias de cada mañana)?
Zósimo Camacho

Fuente 

Fortalecerá el T-MEC derechos laborales en México: Usitc

 
Periódico La Jornada
Lunes 22 de abril de 2019, p. 19
El Congreso de Estados Unidos ya puede iniciar el proceso deliberativo para ratificar o no el Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), ya que desde el jueves la Comisión de Comercio Internacional de ese país (Usitc, por sus siglas en inglés) presentó el reporte sobre el impacto que dicho acuerdo tendrá en la economía estadunidense, destacó la Secretaría de Economía (SE).
La SE destacó ayer varios aspectos que contiene el documento que la Usitc dio a conocer desde hace tres días, como la reforma laboral. El documento estima que como resultado de disposiciones sobre negociaciones colectivas el salario en México podría incrementarse 17.2 por ciento y se fortalecerán normas y derechos que permitirán lograr salarios más elevados y mejores condiciones de trabajo.
El tratado, sostuvo la secretaría, tendrá un impacto positivo moderado en el producto interno bruto, empleo, salarios, producción y principales industrias estadunidenses en un periodo de seis años de ajustes una vez que e en vigor.

Fuente