viernes, 22 de marzo de 2019

Foro La Declaración Fiscal y la aplicación de la UMA.


Primer Encuentro de Organizaciones en Defensa de la Seguridad Social.

Las huelgas de Matamoros en su justa lectura


Revista Siempre!
marzo 22, 2019 | Por Martín Esparza
La inconformidad de los trabajadores de la frontera expresada en huelgas como las de Matamoros ha visibilizado, por un lado, la poca disposición de muchas empresas para contribuir a elevar el nivel de vida de sus empleados y, por otro, el largo camino que habrán de recorrer los nuevos ordenamientos laborales y la ratificación de acuerdos internacionales como el convenio 98 de la OIT, para ser respetados y aplicados en favor de los derechos de la clase obrera en México.
Apenas se tuvo conocimiento de la intención presidencial para elevar al doble los salarios mínimos a 176.72 pesos diarios en la franja fronteriza con Estados Unidos, los empresarios buscaron la forma de incumplir con diversas prestaciones sociales que venían otorgando a sus empleados, tales como bonos de puntualidad y de asistencia, entre otros beneficios.
Pensaron que con la añeja complicidad de los sindicatos de la CTM les sería fácil indexar esta reducción de prestaciones al salario para no desembolsar un solo peso de más, y de paso, tratar de engañar a las propias autoridades laborales diciendo que estaban cumpliendo con la disposición oficial cuando lo que se estaba cometiendo era una ilegalidad, pues por ley no se puede reducir ninguna prestación ya adquirida.
Como ya es costumbre, la clase empresarial y sus organismos cupulares echaron mano de una andanada mediática para tratar de confundir a la opinión pública argumentando que por culpa de las huelgas en la frontera se estaban perdiendo miles y miles de empleos y se ahuyentaban nuevas inversiones, cuando es sabido que para las empresas maquiladoras y otras trasnacionales más, como Coca-Cola, les es sumamente rentable contratar empleados del lado de la frontera mexicana pagándoles salarios muy inferiores a los que debe sufragar en su propio lado fronterizo, donde los sueldos promedian los 800 pesos mexicanos al día.
Con el apoyo y orientación de abogados independientes, los obreros de Matamoros propinaron un serio revés a un modelo sindical que por décadas alentó encubiertos contratos de protección y congeló el derecho a huelga como un arma legal y legítima para pelear por mejores salarios, condiciones laborales y prestaciones. De esta manera, la hegemonía que centrales como la CTM y la CROC ejercieron por décadas en los 42 municipios fronterizos derrumba.

Ha servido para visibilizar las magras condiciones laborales tanto de los trabajadores de la frontera como de todo el país.

Los trabajadores que están aprendiendo a defender sus derechos y a organizarse por su cuenta ya han solicitado el registro de organizaciones propias como el Sindicato Independiente del Movimiento Matamorense Obrero 20/32, ofreciendo todo su apoyo a los obreros de otras empresas que continúan en huelga.
La lucha apenas comienza porque la estrategia empresarial para tratar de birlar las prestaciones de miles de trabajadores excusando el alza al doble de los mínimos también se ha aplicado en la franja fronteriza de estados como Chihuahua.
Los abogados independientes han detectado además otras irregularidades, como la existencia de hasta cuatro contratos colectivos en una misma empresa como una forma de restar prestaciones y aumentar jornadas laborales. El asunto no tiene vuelta de hoja pues el movimiento obrero de Matamoros ha servido para visibilizar las magras condiciones laborales tanto de los trabajadores de la frontera como de todo el país. Es tarea del nuevo gobierno respetar el derecho a huelga y atender sus justas demandas para cumplir con la intención presidencial de mejorar sus condiciones de vida.

Fuente

Altas tasas de interés en contratos de gasoductos con empresas privadas: AMLO

Altas tasas de interés en contratos de gasoductos con empresas privadas: AMLO
Ciudad de México (Yair Vega / Energía Hoy).- El presidente Andrés Manuel López Obrador denunció que empresas que tienen detenida la construcción de ductos cobran una tasa de rédito por la inversión superior a la que se paga a la regulada por el Cenagas, en Estados Unidos y Canadá.
López obrador aseguró que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llega a pagar hasta ocho veces más a empresas que tienen contratos de gasoductos, además que éstos no han sido autorizados por el consejo de administración de la empresa.
“Se tiene que pagar por esos gasoductos hasta ocho veces más de lo contratado; es decir, si el gasoducto tiene un costo de mil millones de dólares hay que terminar pagando 8 mil millones, de manera inexplicable, porque no sólo es la construcción sino el sistema de financiamiento, totalmente desproporcionado.”, mencionó el presidente.
Además el Presidente mencionó que después de que la CFE paga por éstos gasoductos éstos no son propiedad del estado, siguen siendo de la empresa de quien lo construyó y si se detiene la construcción, es la Comisión Federal de Electricidad quien paga las multas.
Andrés Manuel,  insistió en que se debe de alcanzar un arreglo con la iniciativa privada, ya que considera que son “muy oneroso”. Destacando que las intenciones del gobierno no es cancelarlos de inmediato, explica que se revisarán contratos uno por uno para llegar a un acuerdo.
“Legalmente no queremos cancelar los contratos, nada más les puedo decir que tuvieron una falla de origen, no fueron aprobados por los consejos de administración de la CFE, es un asunto de interpretación jurídica, lo que queremos, vamos a sentarnos a revisar contrato por contrato y a llegar acuerdos”, declaró El Presidente.
Por su para la CFE declaró que las condiciones contractuales e institucionales adquiridas por ellos con empresas privadas para la construcción de los ductos, presentan una tasa de rédito por la inversión la cual es equivalente a la tasa de retorno privada de los gasoductos de 16.9%, siendo esta tasa regulada en México por el sistema nacional de ductos del Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENAGAS) del 10.6%, y en Estados Unidos y Canadá de 12% con Authorized Return on Equity for Canadian and Us Gas and Electric Utilities.
“De esta manera, la CFE y el Gobierno federal se comprometen a revisar cada uno de los contratos leoninos de gasoductos licitados con privados, cuyas cláusulas se traducen en pérdidas financieras permanentes al patrimonio de la empresa.”, menciona CFE mediante un comunicado.

Fuente

AMLO aplicará “plan B” en ternas para candidatos a la CRE

El mandatario destacó que los candidatos que propuso para la CRE cumplen con el perfil y son "incorruptibles". Foto: Eduardo Miranda
El mandatario destacó que los candidatos que propuso para la CRE cumplen con el perfil y son "incorruptibles". Foto: Eduardo Miranda

PROCESO 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego que el Senado rechazó las cuatro ternas que envió el Ejecutivo para la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que tiene listo un plan B.
El mandatario destacó que los candidatos cumplen con el perfil de idoneidad y que en la mayoría de los casos se quedaron a pocos votos de resultar electos por mayoría calificada. En estos casos, señaló, se repetirán las propuestas.

“Vamos a enviar de nuevo las ternas el día de hoy. Ya tenía preparado el plan B. Todos aprobaron, de las cuatro ternas. En cada una de las ternas hubieron quienes sacaron mayoría, pero se trata de mayoría calificada, todos estuvieron a dos, cuatro votos. Se fueron conmigo unos senadores, que si hubiesen estado ahí, hubieran votado por nuestras propuestas”, dijo.
“Esos pues van a repetir porque ganaron en votos, pero no obtuvieron mayoría calificada, pero vamos a hacer otras propuestas”, abundó.
El tabasqueño afirmó que los nuevos técnicos que integrarán el órgano regulador están lejos de intereses particulares, por lo que argumentar su falta de experiencia no es válida para su gobierno.

Destacó que su perfil es incorruptible y con ello se acaban los “enjuagues” que se realizaban para elegirlos.
“Se acabó el juego ese”, enfatizó.
López Obrador reconoció la labor del Senado y en este caso aseveró que es una buena señal para establecer la autonomía del poder.
“Que bueno que, en su autonomía, las hayan rechazado (las ternas), nosotros cumplimos con lo que ellos resuelven.
“Están actuando muy bien y el hecho de que rechacen las ternas, es una buena señal, eso antes era raro de que se diera, el hecho de que le rechazaran una terna al presidente”, subrayó.
En la sesión del jueves pasado, en votación por cédula, los senadores rechazaron los perfiles de los 11 candidatos propuestos para la CRE. Ninguno obtuvo la mayoría calificada necesaria, es decir dos terceras partes de los votos de los presentes.

Fuente

Energías limpias, clave para diversificar la matriz energética y garantizar la seguridad energética: Abel Hibert

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Abel Hibert, Subjefe de Oficina de Análisis e Innovación de la Oficina de Presidencia aseguró que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador tiene la gran oportunidad de incrementar la producción de energía, garantizarla seguridad energética del país y reducir la dependencia, donde las energías renovables juegan un papel indispensable.
Durante su participación en Mexico WindPower 2019, dijo que es fundamental fortalecer las cadenas de suministro y diversificar la matriz energética con el impulso a las energías limpias y la promoción de la innovación y la integración de nuevas tecnologías.
En ese sentido, reconoció que el Estado no lo puede hacer solo, necesita del sector privado, pero sobre todo “necesita mandar las señales adecuadas para poder seguir atrayendo inversiones ‘limpias’ y lograr la descarbonización.”
México cuenta con una fuerte presencia de actores internacionales en el sector renovable, con una capacidad significativa otorgada en las subastas eléctricas, y un creciente interés de los patrocinadores financieros para ingresar al mercado respaldando plataformas de energías renovables y formando asociaciones.
Hibert también destacó que México tiene como meta llegar a un 50% de energías limpias en 2050 y que, al final del sexenio, en 2024, este tipo de energía podría contribuir con el 35% del consumo total en el país.
Para ello, subrayó que, de acuerdo con las prospectivas, hacia 2021 en 30 estados de la República se desarrollarán más de 200 nuevas centrales de energía limpia que representan una capacidad instalada de 19.5 mil MW.
Por su parte, Sylvia Pinal, encargada del Despacho Unidad de Contenido Nacional de la Secretaría de Economía, señaló que nuestro país tiene un potencial de generación de energía eólica equivalente a 30GW.
Afirmó que el potencial eólico de alta calidad permanece sin explotar, debido a la falta de capacidad de transmisión. El problema reside en que México no tiene una cadena de suministro eólico completa, esto “nos da una amplia gama de oportunidades de negocio para desarrollar en el país, si no se corrige esto, la industria eólica continuará dependiendo de importaciones, es algo que queremos revertir”.
En su conferencia magistral, Sebastián Kind, Subsecretario de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Secretaría de Energía del Gobierno de Argentina, compartió casos de éxito que podrían replicarse en México.
Por ejemplo, señaló que en el país sudamericano ya están fabricando las máquinas de los aerogeneradores, hecho que fortalece la proveeduría nacional. Además, mencionó que en su país hay una meta de generación de energías renovables de 10GW para 2025 y, para alcanzarla, se necesita de una inversión de 15 mil millones de dólares.
El mapa de ruta que ha planteado el gobierno tiene que ver con generar proyectos que abarquen el largo plazo, más allá de los periodos presidenciales, para atraer inversión genuina con toda la ventaja que eso significa.
Actualmente, la industria de energías renovables en Argentina genera 9,613 empleos directos, 129 proyectos en marcha y una inversión de 7,100 millones de dólares.
En su octava edición, Mexico WindPower 2019 superó las expectativas y se consolidó como el Congreso y Exposición más importante de la industria de energía eólica en el país. Contó con la presencia de más de 90 compañías líderes que representan más de 120 marcas nacionales e internacionales y la participación de visitantes de más de 15 países.

Fuente

La CNTE libera San Lázaro; tendrá voz sobre asignación de plazas y carrera magisterial

Integrantes de la CNTE comenzaron a levantar su plantón frente a la Cámara de Diputados. Foto: Miguel Dimayuga
Integrantes de la CNTE comenzaron a levantar su plantón frente a la Cámara de Diputados. Foto: Miguel Dimayuga

PROCESO 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Minutos después de las 4 de la tarde, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, anunció el levantamiento, pacífico, del plantón del magisterio disidente y la reapertura del recinto de San Lázaro después de día y medio de permanecer cerrado por la protesta de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para impedir la dictaminación de la nueva reforma educativa en los términos en que fue presentada por el Ejecutivo federal.
“Es un gran triunfo del diálogo: el adiós a la fuerza para la solución de los problemas sociales”, festinó el diputado de Morena en su cuenta de Twitter.

El retiro de los maestros se dio luego de la encerrona que sostuvieron los secretarios de Gobernación y de Educación, Olga Sánchez Cordero y Esteban Moctezuma Barragán, respectivamente, con los principales dirigentes de la CNTE en las oficinas de la SEP, en la que se acordó que el magisterio participará directamente en el diseño de las leyes secundarias de la reforma educativa a fin de establecer claramente el régimen laboral que aplicará a los trabajadores del sector.
Además, las partes convinieron en mantener diálogo permanente con miras a la dictaminación de la reforma.

“No sólo estamos viendo la perspectiva de lo que será la transformación del apartado tercero constitucional, sino también la construcción, y lo vamos a hacer de manera conjunta con las maestras, con los maestros, con la sociedad, de las leyes secundarias. Hemos reiterado en varias ocasiones que queremos un acuerdo educativo nacional”, dijo Moctezuma Barragán.
Y agregó que “nunca más en el país la evaluación será punitiva, tendrá carácter, diagnóstico, con el fin de determinar el tipo de actualización que requiera cada docente, puntualizó.
En el cónclave, Moctezuma Barragán se comprometió también a establecer en el artículo tercero constitucional la orientación sobre el ingreso, promoción y permanencia de los profesores.
Asimismo, informó que el organismo que sustituirá al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) se abocará a mejorar las condiciones del magisterio.
En cuando al “control de plazas”, aseveró que el presidente ha dicho que no habrá corrupción y, por ello, en conjunto con los maestros se creará un sistema “totalmente transparente” para asignar plazas sin vicios como venta y herencia.
“Tenemos muy claro que cuando tengamos algún tipo de evaluación, exclusivamente serán diagnósticas”, agregó el titular de la SEP.
En su turno, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, confió en que el resultado del diálogo abierto y constructivo con la CNTE será “una gran reforma”.
Presente en las negociaciones, el coordinador del grupo parlamentario de Morena, Mario Delgado, informó que el próximo martes 26 se retomará tanto la sesión ordinaria como las reuniones de comisiones.
El también presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara celebró que se reconozca la reforma educativa como un ordenamiento “muy bueno” y “una joya”, tal y como señala la secretaría Sánchez Cordero.
Luego del encuentro con los funcionarios federales, el secretario general de la Sección 22, Eloy López Hernández, se trasladó al plantón de San Lázaro y, en un improvisado mitin, informó del resultado de la encerrona a sus agremiados y reiteró que “no vamos a aceptar un régimen de excepción (laboral) en el artículo tercero constitucional”.
Ante un grupo de diputados presentes, reiteró que se mantendrán en “alerta máxima” y anunció que a partir de ese momento se retirarían para consultar a cada una de las siete regiones los planteamientos expresados en el encuentro con los funcionarios federales, aunque advirtió que mantendrán la exigencia para que la aplicación de su escalafón laboral se incluya en el artículo 123 constitucional, y no el artículo tercero.
López Hernández pidió también que el dictamen que reforma los artículos 3, 31 y 73 constitucionales “sea conocido y analizado antes de su aprobación en el pleno” de la Cámara de Diputados, a fin de crear un espacio de discusión en el que no sólo participe el magisterio, también especialistas y otros actores del sistema educativo.

Fuente

La CNTE pone jaque al Congreso

Reportera y corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 21 de marzo de 2019, p. 3
Profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) advirtieron que si no se considera su propuesta de respetar el escalafón laboral e incluir todo lo referente a sus condiciones de trabajo –ingreso y promoción– en el artículo 123 constitucional, así como de desaparecer la evaluación del nuevo Centro de Revalorización del Magisterio, estaremos nuevamente en las calles.
No vamos a aceptar una reforma educativa que elimina algunos contenidos, pero que en esencia sigue siendo la misma que se aprobó el sexenio pasado, dijo Eloy López Hernández, secretario general de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación de Oaxaca, durante la jornada de movilizaciones prevista para los días 20 y 21 de marzo en la capital del país, que incluyó bloqueos en las cámaras de Diputados y de Senadores, así como una reunión con el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, con el propósito de demandar que se modifique el proyecto de dictamen para abrogar la reforma educativa y se acuerde una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Desde las primeras horas de ayer, profesores cerraron los accesos de la Cámara de Diputados en protesta por el anteproyecto de dictamen que, aseguraron, mantiene un “estado de excepción (laboral) para los educadores en el artículo tercero constitucional, lo que obligó a suspender la sesión ordinaria prevista para las 11 horas de ayer, así como la instalación, a las cinco de la tarde, de las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales, donde se aprobaría el dictamen que reforma los artículos 3, 31 y 73 de la Carta Magna.
Ante el cierre de los accesos de San Lázaro, los integrantes de dicha comisiones intentaron sesionar por la tarde en el Senado, lo que generó otro bloqueo en esa cámara, donde por más de tres horas se impidió la salida del personal administrativo, que logró abandonar el recinto antes de las 19 horas, al igual que los diputados de las comisiones unidas, después de que no lograron el quórum necesario para sesionar.
Por la mañana, integrantes de la Comisión Nacional Única de Negociación de la CNTE acudieron a una reunión con el secretario Esteban Moctezuma, a quien exigieron hacer público el proyecto de dictamen con el propósito de que las bases magisteriales pudieran conocerlo y analizarlo. Su respuesta fue que por ley no se puede dar a conocer antes de su aprobación en comisiones unidas, por lo cual demandamos una reunión inmediata con el presidente López Obrador, con la finalidad de cerciorarnos de que conoce nuestros planteamientos y los cambios de fondo que se aplicaron a su iniciativa del pasado 12 de diciembre, manifestó López Hernández.
En el encuentro, celebrado en una sede alterna de la SEP, indicó, participaron el coordinador de Morena en San Lázaro, Mario Delgado; la presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña, así como dirigentes magisteriales de Ciudad de México, Guerrero, Michoacán, Chiapas, Hidalgo y estado de México. Más tarde ingresó a las instalaciones el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo.
Tras confirmarse la suspensión de la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados, López Hernández señaló en conferencia de prensa: No vamos a aceptar que sólo se maquille una reforma que durante la campaña se aseguró que no iba a quedar ni un punto ni una coma.
Ante cientos de profesores, quienes al cierre de esta edición aún bloqueaban los accesos de San Lázaro, afirmó que las movilizaciones continuarán este jueves, por lo cual no se descartan nuevos actos de protesta en la capital.
En tanto, profesores de la sección 22 de Oaxaca anunciaron un paro de 48 horas como parte de la jornada de lucha nacional para exigir la abrogación total de la reforma educativa. Los inconformes adelantaron que hoy se manifestarán en el contexto de la visita de López Obrador al municipio de San Pablo Guelatao, en la conmemoración del natalicio de Benito Juárez.

Fuente

La disputa por la educación: los neoliberales se aferran a mercantilizarla

 •  0

La lucha contra el neoliberalismo no ha acabado, a pesar de un nuevo gobierno que en el discurso condena claramente la política neoliberal. El reto ahora es desmontar uno de los triunfos más profundos que se había anotado el antiguo régimen: la reforma educativa. No se trata sólo de suspender la evaluación punitiva, sino de erradicar el carácter mercantil y recuperar el valor del trabajo académico como formador de seres humanos solidarios.



Trabajando, pescando y combatiendo
en su trabajo de carpintería o en su mina mojada.
Lo ataron y ahora es decidido soldado,
lo hirieron y hoy muestra su salud de manzana,
le cortaron las manos y hoy golpea con ellas,
lo enterraron y hoy vive cantando con nosotros.
Juan: es tuya la puerta y el camino,
la tierra es tuya, pueblo.
La verdad ha nacido contigo, de tu sangre.
A Juan, el pueblo.
 Pablo Neruda, Canto general
México vive un momento importante de su Historia. El régimen de opresión que representan las fuerzas que concertaron el “Pacto por México” sufrió una descomunal derrota el pasado 1 de julio del 2018. Treinta millones de mexicanos que votamos por el cambio le impedimos que repitiera el fraude electoral que estaba acostumbrado a hacer (y lo repetía con gran facilidad, como se vio el año pasado en el Estado de México, donde impuso a un heredero de la casta Del Mazo).
Ese triunfo comicial de los mexicanos y mexicanas nos colocó en la posibilidad de realizar transformaciones de fondo en el funcionamiento del aparato del poder. El candidato triunfador ofreció cosas importantes, entre las que destacan las de poner fin a la corrupción y terminar con la impunidad. Con sólo esos ofrecimientos que se cumplieran, se modificaría la forma de operación del Estado mexicano y podrían empezar a modificarse sustancialmente las relaciones sociales. Porque sabemos de sobra que son la corrupción y la impunidad dos plagas extendidas por todo el ser social y, señaladamente, en el político.
El sistema político, que desde sus inicios a principios del siglo XX estuvo dirigido por corruptos a los cuales garantizó la impunidad, dañó profundamente la convivencia entre las y los mexicanos. Por todos los poros de la sociedad se propagó esa terrible enfermedad, al grado de que muchas veces llegamos a considerarla incurable. Hoy podemos comenzar a derrumbarlo y construir otro que se base en el respeto y la solidaridad entre todos los habitantes de esta generosa patria.

La llegada del neoliberalismo

Nuestro pueblo tuvo el mérito de edificar, en medio de ese sistema viciado, un modelo educativo que respondió –en lo general– a las apremiantes necesidades y a las más nobles aspiraciones. Heredero de la tradición liberal juarista y del sector avanzado de la revolución de 1910-17 (el villismo y el zapatismo), luchó a brazo partido contra el analfabetismo, consiguió que la enseñanza básica llegara a la mayoría de los niños que la requieren, multiplicó las opciones en la educación media superior y levantó un importante edificio de nivel superior. El Artículo Tercero constitucional ha recogido lo esencial de esa lucha. Con avances y retrocesos, ese precepto es el más programático de los que contiene el actual texto de la Carta Magna.
Como todo ámbito de tensiones sociales, el educativo está siempre en movimiento. Recibe –para bien o para mal– las presiones de los grupos, sectores y clases que disputan el control de la sociedad. En lo general, ha primado siempre el pensamiento progresista, por lo que se han mantenido los principios de publicidad, laicidad y gratuidad en el quehacer educacional.
Aunque no ha sido la única, una de las ofensivas más fuertes y organizadas contra la educación es la que se desató al triunfo de la ideología neoliberal, que da cobertura a la globalización económica. Dio inicio en la década de 1980 con el documento llamado La Revolución Educativa, que firmó el entonces secretario de Educación Jesús Reyes Heroles. Los organismos internacionales de crédito aprovecharon la situación de endeudamiento de los países periféricos y les impusieron reglas de organización y funcionamiento de la economía, la política y la ideología (que incluye a la educación). [1]
Para las universidades públicas también diseñó el Banco Mundial una estrategia de neoliberalización: la representó el documento denominado Fortalezas y Debilidades de la UNAM, que firmó su entonces rector Jorge Carpizo y que desató la resistencia de los alumnos durante la movilización encabezada por el Consejo Estudiantil Universitario (CEU). Vendrían luego otras batallas como la gran huelga rebelde de 1999-2000, que detuvo la intentona de imponer los cambios ordenados por los organismos internacionales.

Ya para entonces se habían impuesto transformaciones a otras naciones, por medio de la violencia. Chile es el ejemplo que más conocemos, porque la dictadura militar de Augusto Pinochet se  entronizó sobre la sangre mártir de Salvador Allende y de miles de otros chilenos.
Con altas y bajas, llegamos al siglo XXI con un saldo favorable a los neoliberales. En 2010, éstos pensaron que estaban ya en condiciones de dar un golpe definitivo y elaboraron el Acuerdo de Cooperación México-OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) para Mejorar la Calidad de la Educación en las Escuelas Mexicanas [2], en el que formularon 15 recomendaciones que se basaron en la idea central de “diseñar una estrategia de largo plazo” para cumplir los objetivos que buscaban. Nos interesa destacar las siguientes:
I. Consolidar una profesión docente de calidad. Punto 5: Abrir todas las plazas docentes a concurso. Punto 8: Evaluar todo el sistema para ayudar a mejorarlo.
II. Fomentar el liderazgo, la gestión y la participación social. Punto 10: Profesionalizar la formación y el nombramiento de directores. Punto 12: Incrementar la autonomía escolar para que los directores puedan contratar o despedir docentes. Punto 14: Fortalecer la participación social creando consejos escolares con poder e influencia real “sobre aspectos importantes”.
Este documento contiene los puntos esenciales de lo que después se llamaría reforma educativa: la evaluación del quehacer de los docentes para decidir sobre su ingreso, promoción y permanencia; el fortalecimiento del aparato evaluador (Instituto Nacional de Evaluación de la Educación); y la desaparición de la estabilidad en el empleo, pues el docente deja de ser trabajador (en lo sucesivo se le llamará “profesional docente”).

La aplicación práctica de la reforma educativa

Aun cuando el modelo neoliberal avanzó con éxito para sus impulsores en México, quienes forman “el gobierno que gobierna a los gobiernos” no estaban satisfechos. Al inicio de la segunda década del siglo XXI, la OCDE presionaba para que se efectuaran más ajustes políticos en el aparato del Estado. No había tomado posesión Enrique Peña Nieto, cuando vino Ángel Gurría Ordóñez [3] a llamarle la atención. Obtuvo en 2012 una declaración de intenciones de quien llegaría a la presidencia, en la que se comprometía a realizar los cambios que le eran “sugeridos”. Dijo Gurría que México es “el país con menor desarrollo relativo y mayores desigualdades de la OCDE”; y que aun cuando dedica un porcentaje considerable del producto interno bruto (PIB) a la educación, “tenemos el peor desempeño”.  Mencionó la necesidad de tres ejes para el cambio: a) reformas estructurales; b) política social; y c) crecimiento verde. Concluyó arengando: “Llegó el momento de salir de la mediocridad de la media tabla”.
Luego de la asunción de la presidencia, le trajeron a Peña Nieto un documento denominado Getting it right, donde Gurría se refirió a los 95 compromisos del Pacto por México (signados por los partidos Revolucionario Institutiocnal, PRI; Acción Nacional, PAN, y de la Revolución Democrática, PRD) como la base para los cambios. Confió en que sus reformas “llevarán a México a mejorar su desempeño económico, reducir las desigualdades y avanzar hacia un nivel más elevado de desarrollo para beneficio de todos los mexicanos” [4].
Apenas estrenando la Presidencia, Peña firmó con el PRD y el PAN el Pacto por México [5], al que asignaron tres objetivos: a) aumentar la calidad de la educación básica, de tal forma que esto se reflejara en las pruebas internacionales del tipo de PISA (sigla en inglés del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos, de la OCDE); b) aumentar la matrícula y la calidad de la educación media superior y superior, y c) recuperar la rectoría del Estado en el sistema educativo nacional. Ya sabemos que la redacción de los documentos oficiales tiene que ser traducida a la realidad; en este caso, lo que se buscaba era: a) quedar bien con los banqueros globales que prestan recursos a los Estados endeudados, diciendo que estaban haciendo esfuerzos para lograr que los estudiantes de educación básica de México fueran capaces de aprobar las evaluaciones estandarizadas que los primeros aplican; b) anticipar que la reforma en la educación se propone alcanzar todos los niveles educativos, incluyendo el universitario, y c) quitar a los sindicatos toda intervención en las decisiones educativas, partiendo de la idea de que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE, charro, del gobierno) ejercía la rectoría de la educación básica.

El 10 de diciembre de 2012 se envió la iniciativa de reforma a la Constitución, por parte de Peña Nieto. No obstante la profundidad de las medidas propuestas por el gobierno, apenas 3 días después, el 13 de diciembre del 2018, y en 18 minutos, la Cámara de Diputados aprobó las reformas en lo general. Es muy indicativo que los integrantes de esa Cámara sesionaron no en su edificio, sino en el Centro Internacional de Negocios de Banamex. Esto se explica porque estaban aprobando la evaluación no sólo para el ingreso y la promoción de los docentes, sino también para su permanencia. Decidieron también acerca de las escuelas de tiempo completo y otorgaron rango constitucional al Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE).
El 20 de diciembre siguiente tocó el turno al Senado que, por supuesto, aprobó la iniciativa de Peña Nieto (realmente de la OCDE). Vino luego el recorrido por los Estados de la República y el 6-7 de febrero de 2013 se estaba declarando constitucional la reforma. La publicación en el Diario Oficial de la Federación se realizó el 26 de febrero del 2013. En contrapartida, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) estableció en el zócalo capitalino un plantón en protesta por esa reforma, el 8 de mayo del 2013. Se abría un período de resistencia magisterial ante la imposición de nuevas reglas que, en la práctica, anulan los derechos laborales de los maestros de México.

Los despidos y las ejecuciones extrajudiciales

El aliado natural de un gobierno como el que ha padecido México es el empresariado.  Por eso, a “sugerencia” de los organismos crediticios globales, se creó una agrupación denominada Mexicanos Primero, encabezada por los Claudio X González, padre e hijo. Es ésta la que más teoría ha elaborado para proveer de ideología a la reforma educativa. Su página en Internet da cuenta de algunas de sus publicaciones, entre las que destaca Ahora es cuando. Se propone incidir en el tema de forma permanente y sostiene que: “Los cuatro caminos propuestos para lograr la transformación educativa son: recuperar la rectoría del Estado Mexicano en educación, profesionalización docente, gasto transparente y eficiente, y autonomía y participación de las escuelas”. [6]
Coincidiendo plenamente con lo anterior, Emilio Chuayffet, a la sazón secretario de Educación Pública, comenzó a aplicar las evaluaciones. Sólo que se percató de los enormes yerros que contiene la llamada reforma educativa, así como de los conflictos que origina, y las suspendió. Fue atacado fuertemente por dos funcionarios del INEE: Eduardo Backhoff  y Gilberto Guevara Niebla, quienes también se lanzaron contra el magisterio democrático. Dijeron:
“[…] el peligro que corre la reforma educativa [RE] no ha sido completamente superado. Si bien es posible que no tenga “enemigos internos” como inicialmente se sospechó, en el exterior se ha constituido un escenario bastante complejo. En algunos  estados de la república como Oaxaca, Guerrero, Michoacán, no sólo se ha cristalizado un movimiento de oposición y rechazo a la RE, sino que además se han gestado acciones colectivas violentas que van más allá del horizonte educativo. He aquí el auténtico México bronco al que se refería don Jesús Reyes Heroles: zonas de la nación que escapan a la soberanía estatal y que desprecian el estado de derecho; lugares donde se mezclan, indiferenciados, grupos políticos radicales, guerrillas, bandas armadas de delincuentes y poderosas organizaciones del narcotráfico; pueblos que viven en un estado de insurrección crónica, sitios donde le agitación contra la autoridad se ha convertido, pasmosamente, en un jugoso negocio. Este escenario aterrador debe convocar a todas las fuerzas de la república a emprender una acción seria, vigorosa y sin rodeos, que permita restituir la civilización que ha colapsado en esas regiones.

“Se comprende que en estas regiones convulsionadas, agitadas, en esta mezcla confusa de intereses, donde la irracionalidad ha terminado por imponerse como discurso cotidiano, el tema de la reforma educativa y de la evaluación docente se hayan convertido en objetos preferidos de la demagogia radical que se sustenta en la ignorancia y el prejuicio.” [7]
Adviértase cómo Guevara y Backhoff se otorgan el papel de jueces y se comportan “benévolamente” con el que fuera secretario de Educación Pública, pero son implacables con los maestros que resistían heroicamente –en esos momentos– la aplicación de la malhadada reforma.
La negativa a presentarse a las evaluaciones punitivas de Peña-Nuño dio como resultado el despido de casi 1 mil maestros, así como una feroz campaña de prensa para denostar al magisterio democrático. Fueron muchos los medios que se unieron al coro de la difamación y la calumnia contra los docentes, acusándolos de flojos, incompetentes y traficantes de plazas (que vendían o heredaban a sus familiares, según la imputación oficial).
Se daría más tarde la brutal ejecución extrajudicial de pobladores de  Nochixtlán, Oaxaca, por parte de la Policía Federal. Y lo que pareció una derrota: cuando el movimiento tuvo que levantarse sin ver satisfechas sus demandas.

Los retos del nuevo gobierno en materia educativa

Un importante triunfo del pueblo de México se dio: 30 millones de votantes hicimos presidente a Andrés Manuel López Obrador. Lo anterior despertó grandes expectativas entre la gente sencilla, que pensamos que se abre la posibilidad de avanzar en un cambio más de fondo. Bastaría con que se cumpliera con los compromisos de campaña para que hubiese transformaciones importantes, sobre todo si se combaten la corrupción y la impunidad que son enfermedades endémicas del sistema político mexicano.
Para nuestro objeto, es importante consignar que existe ya una propuesta de modificación de los Artículos Tercero y 73 de la Constitución, que son los que contienen la reforma educativa. Ésta ha sido caracterizada por la mayor parte de quienes se le oponen como meramente laboral. Y si bien lo es, también es muchas cosas más.
Esa reforma sacó a los maestros de la protección del artículo 123 de la Carta de Querétaro, lo que implica que ya no son trabajadores. Son ahora “profesionales docentes”, con un régimen legal de orden administrativo. Sus sindicatos dejan de tener justificación, pues ya no cuentan con atribuciones para intervenir en la defensa de ellos o ellas. Les quita estabilidad en su puesto (que ya no es un trabajo propiamente dicho) al obligarlos a participar en evaluaciones organizadas y ejecutadas por un Instituto externo a sus tareas. A eso tienen el descaro de llamarle: “Educación para toda la vida”.

El docente queda sujeto a una evaluación eterna y externa, que le impide adquirir derechos definitivos sobre su materia de trabajo. [8]
Peña-Nuño también puso en marcha un nuevo “Modelo Educativo”, que tiene en el centro a las competencias. Y todo el mundo sabe que la esencia del capitalismo es precisamente la competencia, que antagoniza con la cooperación entre los seres humanos.
Inventaron las “Escuelas al Cien”, que dan lugar a que los privados inviertan en el mantenimiento de las escuelas, y a que puedan quedarse con sus edificios si no se pagan dichas inversiones.
Los despidos de maestros (profesionales docentes para el régimen) produjeron un daño irreparable. Se unieron a la calumniosa propaganda que sostuvieron muchos medios informativos y dieron lugar al menoscabo en la presencial social de los educadores. Éstos fueron expuestos a la burla y al escarnio públicos, lo cual es de imposible reparación. Todavía hoy no han sido reinstalados.
La dependencia del gobierno de Peña-Nuño respecto de la OCDE es manifiesta. Fue ésta la que determinó el quehacer de la reforma educativa y los funcionarios mexicanos simplemente acataron las indicaciones. La soberanía nacional fue puesta en venta.
Desde el punto de vista pedagógico, se impuso un nuevo patrón basado en el concepto de calidad, que proviene de las relaciones industriales, financieras y comerciales. El neoliberalismo valora a las personas por sus resultados relacionados con la producción de ganancia; y nada más. No cuentan la fraternidad, la comunalidad ni la colaboración.

Por eso son varios los retos del nuevo gobierno cuando haga efectiva la abrogación de la reforma educativa neoliberal:
  1. Establecer constitucionalmente que la educación es un derecho humano y no una mercancía.
  2. Rescatar el valor del trabajo académico como formador de seres humanos conscientes y solidarios con sus semejantes.
  3. Eliminar las evaluaciones externas, lo que implica desaparecer al Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (por inútil, irreformable y pernicioso).
  4. Eliminar las cuotas obligatorias para los estudiantes y sus familias. La educación no es un negocio mercantil.
  5. Cuando reinstale a los docentes que fueron despedidos por Peña-Nuño, debe reivindicar públicamente sus merecimientos como personas valiosas para la sociedad. Eso implica reparar integralmente el daño que se les causó.
  6. Establecer con claridad que es obligación del Estado sostener y proporcionar las condiciones para la eficaz realización de la tarea educativa, sin limitar la participación libre e informada de los maestros.
  7. Al definir los programas educativos, tomar en cuenta las diferencias regionales, que se ubicarán dentro de los principios nacionales.
  8. Abrir la colaboración con todos los países del mundo, en cuanto al conocimiento y aplicación de sus experiencias educativas.
  9. Poner al estudiante en el centro de la labor educacional, sin desmedro de los derechos del maestro. [9]
  10. Prever en la legislación que no se repitan las violaciones a derechos humanos que trajo el modelo educativo neoliberal, tanto a los docentes como a los alumnos y a la sociedad en general.
No es sencillo el reto. Pero el pueblo de México tiene capacidad y preparación para superarlo.
Notas
[1] Tan evidente fue el sometimiento de los deudores a las directrices de los organismos crediticios, que Reyes Heroles utilizó la misma expresión que mandató el Banco Mundial, el cual llamó a realizar en todo el planeta “una revolución educativa”. Comenzaba el retroceso de la educación a nivel global. Desde entonces, el régimen mexicano ha aplicado con obediencia las reglas dictadas por esos organismos, de los cuales el más actual la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
[2] Consultado en internet el 3 de octubre del 2018.
[3] Es actualmente el funcionario de mayor jerarquía en la OCDE. Fue secretario de Hacienda en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León. La prensa lo refirió algunas veces como “El ángel de la dependencia”. Su intervención se denominó “México: política para un desarrollo incluyente” y partió de la base de enfatizar que el organismo que él representa ha sido “un aliado estratégico durante los último 18 años”. Consultado en Internet el 21 de septiembre del 2018.
[4] OCDE (2012), Gettin It Rigth. Una agenda estratégica para las reformas en México, OECD Publishing. Pág 4.
[5] Más tarde se uniría el Partido Verde Ecologista de México.
[6] Tomado de internet, 3 de octubre del 2018. Si se compara este documento con los actos de la Secretaría de Educación Pública en los aciagos tiempos en que la han dirigido Aurelio Nuño y Otto Granados Roldán, se encontrará una gran similitud, tanto en los planteamientos como en las propuestas. En realidad, ambas partes, gobierno y empresariado, siguen casi textualmente las sugerencias de la OCDE.
[7] “La reforma educativa y la evaluación docente: retos para su implementación”, revista Nexos, 17 de junio de 2015. Consultada en internet.
[8] Y la propuesta neoliberal va mucho más allá, pues propone que se evalúe permanentemente a todos los profesionistas, con el argumento de que vivimos en la “sociedad del conocimiento”, en la que éste avanza a velocidad no conocida. Esto obliga a los médicos, por ejemplo, a estar al día en los avances de la medicina. Y esto lo deben demostrar en evaluaciones periódicas –dicen– para que el servicio que presten sea de alta calidad.
[9] El grupo empresarial de Mexicanos Primero (a quien los agentes de la reforma educativa disfrazaron de sociedad civil) usó la tesis del “interés superior del niño y de la niña” para intentar dar base a su propuesta de retirar al maestro la estabilidad en el empleo y sacarlo de la protección del Artículo 123 constitucional.
José Enrique González Ruiz*

Fuente

Obreros siderúrgicos de Matamoros rechazan bono en 12 mensualidades

Foto
▲ Trabajadores mineros de la empresa Siderúrgica del Golfo SA (Sigosa) protestaron ayer fuera de esa planta, ubicada en la avenida Uniones, al fondo del Parque Industrial, en Matamoros, Tamaulipas, para exigir el pago de un bono de 48 mil pesos en una sola exhibición.Foto Julia Le Duc
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 22 de marzo de 2019, p. 25
Matamoros, Tamps., Porque no somos pendejos ni aboneros de nadie, 400 obreros de Siderúrgica del Golfo SA (Sigosa), que se encuentran en paro desde el 25 de febrero, rechazaron la oferta de pagarles el bono de 48 mil pesos que demandan en 12 mensualidades de 4 mil pesos cada una, además del aumento salarial de 20 por ciento, informó Javier Zúñiga García, secretario del trabajo del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos de la República Mexicana (Sntmmsrm).
En asamblea, los mineros se negaron a regresar a trabajar y afirmaron que su patrón, Rufino Vigil González, “nada más en México tiene 16 empresas del ramo siderúrgico y metalúrgico; es el número 12 en la lista de ricos de Forbes. Su fortuna asciende a más de 3 mil millones de dólares y no quiere gastar 5 millones de pesos en nosotros, que producimos más de 150 mil toneladas de acero el año pasado”, agregó el también dirigente de los obreros de Matamoros.
Con el puño en alto, los 400 paristas de la planta de Sigosa, ubicada en la avenida Uniones, al fondo del Parque Nacional, acordaron mantener el paro y recordaron que el 25 de febrero, contagiados por el movimiento obrero 20/32 (porcentaje de aumento salarial y bono) decidieron realizar su propio paro.
Esta semana una comisión de mineros acudió a la capital del país a entrevistarse con Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social, quien buscó convencerlos de regresar a las líneas de producción de Sigosa y Sistemas Estructurales, también en paro.
Yo veo a la secretaria muy desinformada de lo que pasa en Matamoros. Nos dijo que había preocupación porque se iban a perder 400 empleos, pero le dije que desde que comenzamos el movimiento 20/48 todos los que estamos aquí fuera sabíamos que podía haber consecuencias. Primero lo hicimos y luego informamos al comité ejecutivo nacional de nuestro sindicato minero.
La lucha de los trabajadores de Matamoros empezó en la segunda quincena de enero pasado, cuando los obreros de 45 maquiladoras afiliados al Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora iniciaron una huelga en demanda de aumento de 20 por ciento al salario y un bono único de 32 mil pesos.
Al cabo de dos semanas de paro y de que las 45 empresas aceptaron el 20/32, también reclamaron ese apoyo empleados de otras 45 compañías afiliadas, entre otros los integrantes de los sindicatos Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladoras y Ensambladoras de Matamoros, de Casas Comerciales y de Plantas Químicas y Agroquímicos.
A pesar de las protestas de las asociaciones patronales, para la primera semana de marzo 85 de las 90 plantas habían accedido al 20/32 en beneficio de 80 mil trabajadores.
Alentados por este éxito, 400 mineros de Sigosa y Sistemas Estructurales pararon labores el 25 de febrero en busca de 20 por ciento de aumento salarial y 32 mil pesos de bono, más los 16 mil que la empresa nos entrega cada año; es decir, 48 mil pesos. Hacemos un trabajo muy riesgoso.
Zúñiga García descartó que Sigosa se vaya de Matamoros. Desde el primer día en que nos pusimos aquí sabíamos que la consecuencia podía ser que nos despidiera la empresa, y está bien, pero hay todo un proceso legal para eso, que nos indemnicen al ciento por ciento. La empresa no se ha ido ni se irá; nadie ha sido notificado de nada. Lo que dicen son puros intentos de darnos calambres para que aceptemos migajas, pero no las vamos a aceptar.
Aunque reconoce que el paro es ilegal (no hubo emplazamiento), Javier Zúñiga y los mineros de Matamoros anunciaron que reaccionarán si la policía estatal intenta desalojarlos: “Nosotros no somos Jesús. No vamos a poner la otra mejilla. Le vamos a entrar a los chingadazos. Somos los mineros de Napo (el líer sindical Napoleón Gómez Urrutia), listos para mandarlos a chingar su madre”.

Fuente

Situam exige respeto al contrato colectivo y bilateralidad laboral

 
Periódico La Jornada
Viernes 22 de marzo de 2019, p. 33
Con la exigencia de que Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) respete el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) y recuperar la bilateralidad en las relaciones laborales, son dos de los principales puntos que presentará como contrapropuesta el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (Situam), en la próxima reunión conciliatoria con las autoridades universitarias.
En la sesión que anoche todavía reunía a los integrantes del Comité de Huelga se aprobó, con algunas observaciones, el documento elaborado por la comisión ampliada, que contiene la contrapropuesta sindical en materia de violaciones contractuales, lo que avizora que este sería el primero en resolverse rumbo a una solución a la huelga que este viernes cumple 49 días.
Sin embargo, la demanda salarial de los trabajadores se mantiene en 20 por ciento, e insisten en que es posible un aumento mayor a la oferta de la UAM de 3.35 por ciento si se deciden a hacer una redistribución equitativa del presupuesto de la institución.
Además, la representación sindical acordó reanudar las pláticas conciliatorias hasta el próximo lunes 25 de marzo, debido a que todavía se incluirán algunas observaciones a su documento de contrapropuestas.
La propuesta aprobada señala que la universidad debe comprometerse a una serie de puntos, entre los cuales destaca no contratar más personal de confianza en centros de trabajo ya existentes; no desplazar materia de trabajo propia del personal de base administrativo y académico; a informar al Situam sobre el total de su plantilla de personas de confianza, funciones y adscripción, y restituir en lo inmediato la materia de trabajo desplazada por el personal irregular, presentada en el segundo pliego del emplazamiento.

Fuente

Normales rurales: la batalla más dura desde 1968

 •  0
Luego de superar los 100 días, el signo de la “Cuarta Transformación” parece ser el del popular dicho mexicano Del dicho al hecho… hay mucho trecho. Las altas expectativas de quienes desde la izquierda social fincaron esperanzas en la campaña del candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) hoy están, por decir lo menos, en crisis.


Los vientos transformadores que percibieron en el candidato, hoy para muchos pueblos, organizaciones y movimientos sociales se convierten en un huracán que se cierne sobre ellos. La realidad social que se está construyendo no es la que esperaban. No es que no haya cambios. Sí están ocurriendo. Muchos de ellos, imprescindibles; algunos de elemental justicia que hay que reconocer. Pero para algunos sectores y algunas regiones, lo que están viendo es un resultado bizarro de lo que tenían en mente.
Uno de los casos más escandalosos es el del Proyecto Integral Morelos. El candidato López Obrador criticó las megaobras y se solidarizó con la población. El presidente López Obrador ya en funciones organizó una “consulta” para justificar su cambio de parecer y dio línea a sus huestes para que se “aprobara” la culminación de los trabajos y el inicio de las operaciones de las termoeléctricas.
Otro es el de la imposición del Tren Maya en tierras comunales y ejidales de toda la Península de Yucatán sin consultar a los pobladores. Apenas simuló una “consulta” a la Madre Tierra que le organizaron sus seguidores. Y la Madre Tierra, asegura, le dijo que sí.
También se puede citar el caso del corredor transístmico, un proyecto que data del porfirismo y que ni liberales ni neoliberales pudieron emprender, ante la organización indígena para defender sus montes y aguas. Con menos urgencia que los otros dos casos señalados, ya trabajan conjuntamente los gobiernos federal y estatal para imponerlo a mediados del sexenio.
Y dentro de muchos otros casos, está también la reforma educativa. Profesores de todas las corrientes terminaron apoyando al candidato de Morena porque se comprometió, sin ambages, a cancelar la reforma impulsada por el alto empresariado durante el sexenio pasado. Y hoy López Obrador llama “conservadores vestidos de radicales” a esos maestros que le reclaman una derogación total de la normativa y que hicieron campaña a favor de él.
Y no se trata sólo de los maestros hoy en funciones, sino de los que están en formación; particularmente, de los estudiantes de las Escuelas Normales Rurales del país.
Sabedor del peso histórico del normalismo rural mexicano, el presidente “reabrió” la Escuela Normal Rural Luis Villarreal de El Mexe, Hidalgo, cuando apenas cumplía 15 días de haber asumido el poder. La de El Mexe es una emblemática escuela que en otros tiempos fue uno de los pilares fundamentales de la combativa organización que aglutina a todos los alumnos de las normales rurales: la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM). Había sido cerrada 10 años atrás en medio de una brutal represión.
Como decíamos, los resultados son bizarros. En realidad, la “reapertura” de El Mexe no ha sido completa. No porque las autoridades nombren “normal rural” a cualquier escuela se puede considerar que en efecto se trata del proyecto educativo del normalismo rural. La nueva escuela nació sin internado y sin los ejes formativos que caracterizan a los estudiantes de las Normales Rurales. Sobre los hombros de la FECSM recaerá el arduo trabajo político y educativo –que incluirá movilizaciones en las calles– para que El Mexe vuelva a ser realmente una Escuela Normal Rural.
El riesgo que hoy corren las normales rurales es que desaparezcan definitivamente… sin que se decrete tal desaparición ni se les cambie el nombre. Les seguirán nombrando como hasta hoy pero sufrirán tal transformación que se les extirparán las características del normalismo rural. Y sus estudiantes ya no tendrán la formación crítica-revolucionaria que tanto asustó a los gobiernos posteriores al de Lázaro Cárdenas y que hoy tal vez sea calificado por el actual presidente de “conservadora vestida de radical”.
Desde Manuel Ávila Camacho y hasta Enrique Peña Nieto el plan fue cerrarlas por la vía administrativa y de la represión. En 1968 sufrieron el cierre de la mitad de los planteles, con saldos indeterminados de muertos, heridos y detenidos. Después, la estrategia gubernamental fue irlas cerrando de una en una. Por ello la FECSM se encontraba casi en movimiento permanente: contra el recorte de presupuestos, la cancelación oficial de su modelo educativo, los condicionamientos de ingreso y egreso, la reducción de la matrícula estudiantil y hasta la desaparición física de sus alumnos (a los 43 de Ayotzinapa se deben sumar otras decenas de asesinados y desaparecidos de varias escuelas, desde la Guerra Sucia de 1970 hasta 2018).
La mayoría de las Normales Rurales hoy parece estar en tensa calma antes de la tempestad. La de Mactumactzá, Chiapas, se moviliza para reabrir su internado. Pero en la reforma educativa que se cocina en la Secretaría de Educación Pública (SEP) –a cargo de Esteban Moctezuma Barragán y con la conformidad del empresariado artífice de la reforma de Peña Nieto– no hay espacio para ellas. De aprobarse tal y como ha sido planteada, los maestros rurales no tendrán trabajo al egresar (a pesar del analfabetismo y la falta de escuelas del medio rural mexicano). Deberán “competir” por un espacio con los egresados de las demás normales, con lo que, en los hechos, se omite las particularidades formativas de los normalistas rurales.
Los ejes del normalismo rural, que los estudiantes mantienen con más vigor en unas escuelas que en otras, son: el académico (la preparación en las disciplinas señaladas por el plan de estudios oficial de la SEP); el productivo (capacitación en producción en milpas, huertas, crianza de ganado y talleres de herrería, carpintería y serigrafía); el deportivo (atletismo, natación, futbol, voleibol); el cultural (música, danza, payasística, pintura), y el político (la educación crítica marxista leninista y la participación en organizaciones sociales).
Dijo el presidente que invita a debatir a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Siempre es bienvenido el diálogo; pero que no se quiera “debatir” si se cumple o no la promesa que asumió cuando era candidato. Debe saber el titular del Ejecutivo que con los maestros no se juega.
López Obrador se dice admirador de Benito Juárez. Ojalá que al final de su mandato, la población le reconozca –con las naturales diferencias o desaciertos y francos errores humanos que cometa– una gestión honesta, transformadora y defensora del país y sus poblaciones. Porque la otra posibilidad es que termine como otro Benito, éste italiano, que gozó de amplia popularidad al inicio de su mandato y terminó rehén de intereses extranjeros y repudiado por su propio pueblo.
Zósimo Camacho

Fuente