martes, 12 de febrero de 2019

Asamblea General Extraordinaria 2019-02-12

Asamblea General, hoy, en el SME.


AMLO envía las ternas para elegir a los comisionados de la CRE

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).-

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la Cámara de Senadores cuatro ternas de tres personas cada una, para elegir a los nuevos comisionados de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). La lista es la siguiente:
1ª Terna: Paola Elizabeth Chávez, Ángel Carrizales y Luis Linares
2ª Terna: Norma Leticia Aragón, Amaya Mendívil, Alfonso López Alvarado
3ª Terna: Raúl Morales, José Mario Silverio Galicia y José Alberto celestino Isac
4ª Terna Edmundo Sánchez Aguilar, Fernando Juárez y Guadalupe Escalante Benítez

López Obrador explicó durante su conferencia matutina que los senadores iniciarán un proceso para entrevistar a todas las personas propuestas, quienes deberán comparecer y eligirá con dos terceras partes de votos a quienes van a representar a la CRE.
Si no se logra una elección se regresan las ternas y, el Ejecutivo envía de nuevo las ternas, pueden ser otros o los mismos, ya si en la segunda vuelta se regresan es facultaddel Ejecutivo decidir sobre quiénes serían los representantes.
Pidió respetuosamente se cumplan los términos de ley porque la CRE ahora no puede funcionar con sólo tres comisionados, por lo que no sesionan y hay que darle normalidad al sector energía y se requiere la integración de la comisión.

CFE, mina de oro para Slim y tecnócratas

Carlos Slim, empresario. Foto: Germán Canseco
Carlos Slim, empresario. Foto: Germán Canseco

PROCESO

El 14 de mayo de 2016 Proceso publicó este reportaje que se reproduce íntegro. En él se destacó que la mayoría de los grandes proyectos de la Comisión Federal de Electricidad en gobiernos anteriores recayeron en exfuncionarios y empresarios estrechamente ligados al poder, como confirmó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) es fuente de millonarios contratos que, lejos de promover la competitividad que se prometió con la reforma energética, enriquecen a un puñado de empresas y apellidos cuya sola mención remite al poder político.

Los “Principales Proyectos” de la CFE, expuestos en su página de internet con algunos datos generales, muestran que quienes más se benefician son compañías bajo el mando de quienes, en 30 años, han figurado en lo más encumbrado de los directorios gubernamentales, ya sea como colaboradores de los últimos cinco presidentes de México (incluso con vínculos de parentesco) o como favorecidos con las privatizaciones de los noventa.
La lista presenta 45 licitaciones concluidas que devinieron contratos por obras. En dos casos no es explícito cuántos recursos está comprometiendo la CFE. Sólo la suma de los 43 contratos con montos transparentes da cerca de 7 mil 505 millones de dólares (mdd), pues en esa moneda fueron cotizados.
Los montos son dispares. Un ejemplo: cuatro contratos asignados a Carso, Ideal y FCC, empresas bajo control de Carlos Slim, suman mil 854 mdd, esto es, 25% del monto total destinado a los 43 proyectos principales.
Se trata de los gasoductos internacionales, asignados en enero de 2015, Waha-Presidio, por 767 millones de dólares (mdd); y el Waha-San Elisario, asignado a Carso y un asociado, por 596 mdd. Además, el Proyecto 2111 fase 5, de subestaciones y líneas de transmisión eléctricas en Tamaulipas, asignado en abril siguiente por 19 mdd y, el gasoducto Samalayuca-Sásabe, en Chihuahua, asignado por 471 mdd, en septiembre del mismo año.
Los contratos para la construcción de gasoductos son los de montos más elevados. Si bien las empresas de Slim consiguieron tres (los dos internacionales y uno nacional), hay otros nueve por el mismo concepto.
Las licitaciones se realizaron apenas aprobada la reforma energética, e incluyen, además de los 12 gasoductos, tres centrales de generación como obra pública financiada; tres centrales de generación de energía renovable; ocho líneas de transmisión; 17 contratos por reducción de pérdidas en distribución, y tres centrales de productores independientes que en los 25 años posteriores a que estén terminadas venderán su electricidad a la CFE. Son estos últimos los que no tienen montos transparentes.
De las 46 licitaciones, 35 se realizaron en 2015; en 2014 fueron sólo cinco y, seis en lo que va del presente año. Todos los procedimientos ocurrieron en la gestión del actual director, Enrique Ochoa Reza, pues no se consideran en la lista de licitaciones de 2013, cuando era director Francisco Rojas Gutiérrez, quien renunció en febrero de 2014.
Los más caros para los conocidos
Si los dos gasoductos que construyen las empresas bajo control de Slim fueron los más caros, el tercer proyecto más oneroso fue para el Grupo Fermaca, de capital suizo. Se trata del gasoducto El Encino-La Laguna, que parte de Chihuahua, atraviesa Durango y llega al extremo suroeste de Coahuila. Para edificarlo se destinaron más de 530 mdd, en diciembre de 2014.
Entre los directivos de Fermaca destaca Raúl Monteforte, quien fue integrante de la Comisión Reguladora de Energía, a donde arribó en 1996 –durante el gobierno de Ernesto Zedillo– y permaneció hasta 2007. En esos 11 años fue especialmente activo como presidente del Comité Nacional de Normalización de Gas Natural y Gas LP por Ductos; condujo los procesos de regulación para gasoductos, almacenamiento de gas e instalaciones de gas natural licuado, entre otros asuntos relacionados.
Fermaca obtuvo también el gasoducto La Laguna-Aguascalientes, en un contrato otorgado el pasado 16 de marzo, por un monto de 372.5 mdd. Trece días después se le otorgó la continuación, con el gasoducto Aguascalientes-Guadalajara, por casi 270 millones de dólares.
Con esos tres contratos, la empresa suma mil 172 millones. Esto es: de los 7 mil 505 millones de dólares que la CFE destinó a 43 de sus principales proyectos, ese grupo obtuvo, en tres contratos, 15% de los recursos.
Una de las consentidas del sexenio de Enrique Peña Nieto es la española OHL, inmersa en escándalos de corrupción desde que a principios de 2015 se inició una filtración de conversaciones telefónicas en las que se escucha a sus directivos conspirar para sobornar a funcionarios de la élite mexiquense.
OHL estuvo dirigida en México hasta finales del mes pasado por José Andrés de Oteyza, quien fue secretario de Patrimonio y Fomento Industrial en el sexenio de José López Portillo y embajador en Canadá durante el de Miguel de la Madrid.
En asociación con la española Senermex, OHL obtuvo el contrato para construir la termoeléctrica Empalme I, en Sonora, por 425 mdd en marzo de 2015. Es el cuarto contrato más oneroso.
De Oteyza no es el único exfuncionario que ha estado en OHL. Por su consejo de administración y equipo directivo han pasado Jesús Reyes Heroles, secretario de Energía en el gobierno de Ernesto Zedillo y director de Pemex en el de Felipe Calderón; Mario de la Vega Grajales, actual funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), hijo de Jorge de la Vega Domínguez, hombre del sistema y dirigente del PRI en el sexenio de Salinas; Emilio Lozoya Austin, hoy exdirector de Pemex, donde tuvo por director de Administración a Mario Bouregard, también exdirectivo de la firma española.
Actualmente, Sergio Hidalgo Monroy, quien fue director del ISSSTE y titular del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes en el gobierno de Felipe Calderón, es director general de la firma.
Tecnócratas con energía
De las 46 licitaciones principales, 18 las ganaron empresas con exfuncionarios públicos o con vínculos familiares en cargos directivos y consejos de administración. Esas 18 licitaciones, juntas e incluyendo lo asignado a las empresas de Slim, suman 5 mil 872 mdd, es decir, obtuvieron 78% del monto total licitado de los principales proyectos de la CFE.
Otra de las españolas que en México echa mano de la clase política es Iberdrola, cuya dirección fue ocupada hasta 2015 por Herminio Blanco, jefe del equipo de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en el sexenio de Carlos Salinas y secretario de Economía, Comercio y Fomento Industrial en el de Zedillo.
En septiembre de 2015, Iberdrola obtuvo los contratos para construir dos termoeléctricas: los proyectos llamados Noreste, ubicado en Nuevo León, y Topolobampo II, en Sinaloa, cuya producción será comprada por la CFE durante 25 años.
Semanas después de obtener los dos negocios, Herminio Blanco renunció y entró al relevo Sergio Manuel Alcocer Martínez de Castro, quien durante los dos últimos años del gobierno de Calderón fue subsecretario de Energía y que, iniciado el de Peña Nieto, ocupó la Subsecretaría de Relaciones Exteriores. En junio de 2015 renunció para buscar infructuosamente la rectoría de la UNAM y, para diciembre, lo había fichado Iberdrola.
Este consorcio tiene escándalos previos en la industria eléctrica española. Por ejemplo, durante los meses en que la CFE le otorgaba los mencionados contratos, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en España, informó que la firma incurrió en prácticas ilegales, al forzar un alza de 10% en los precios de la electricidad en su país de origen, a finales de 2013.
Los contratos que obtuvo con CFE hasta ahora no son transparentes.
Un año antes, la empresa se vio salpicada en otro escándalo cuando, en 2014, se denunció en España que el coordinador de Vinculación de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Stabros, era miembro al mismo tiempo del consejo de administración de Iberdrola, lo que devino en la renuncia del funcionario al equipo de Peña Nieto.
Un caso más es el de IEnova, una subsidiaria de Sempra Energy, que obtuvo un contrato por 192 mdd en noviembre de 2014 para construir el gasoducto ramal Ojinaga-El Encino, en Sonora. El pasado 2 de mayo logró otro nuevo contrato por 10 millones de dólares en la misma zona.
IEnova tiene como presidente y operador en México a Carlos Ruiz Sacristán, quien fue subsecretario de Hacienda y director de Pemex en el sexenio de Salinas, y durante el gobierno de Zedillo fue titular de la SCT.
Finalmente, Francisco Gil Díaz está al frente del consejo de administración de Avanzia, empresa de capital español. Identificado en el viejo grupo de tecnócratas del salinismo, cuando ocupó la Subsecretaría de Hacienda y luego fue vicegobernador del Banco de México, llegó a titular de Hacienda con Vicente Fox. Avanzia tiene un contrato por 425 mdd, otorgado en mayo de 2015 para la construcción de una termoeléctrica que abastecerá de energía al Valle de México.
Parentelas del PRI y el PAN
Los contratos con el sector energético no son exclusivos de los exfuncionarios priistas, también los hay panistas, aunque unos y otros pueden estar unidos por vínculos familiares o por puro negocio, y también se llevan su tajada de los proyectos energéticos.
Acciona, el gigante español de infraestructura, tuvo el tino de incluir en su consejo de administración internacional a Jerónimo Marcos Gerard Rivero, el cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari y del actual titular de Pemex, José Antonio González Anaya.
Como financiero, a través del fondo denominado Infraestructura Institucional, Gerard respaldó diferentes operaciones de, entre otros, Juan Armando Hinojosa Cantú, a su vez constructor y financiero de la Casa Blanca de Peña Nieto (Proceso 2014).
Acciona obtuvo dos proyectos principales: una línea de transmisión, conocida como Empalme II, que se le asignó en noviembre pasado por 90 mdd, y un contrato para reducción de pérdidas en distribución –en consorcio con Troy T&D y Construcciones Electromecánicas Milenio–, por 85 mdd.
Otra familia es la de los Bours Castelo, conocida por sus dos actividades empresariales: las granjas Bachoco y Megacable. También porque Eduardo, uno de los hermanos, fue integrado por Carlos Salinas en el equipo de Herminio Blanco para las negociaciones del TLCAN y, en 2003, se convirtió en gobernador de Sonora.
Hoy la familia Bours Castelo participa en la infraestructura eléctrica a través de Ho1a, que de acuerdo con su página corporativa tiene 24 años de experiencia en servicios digitales de telefonía y, a partir de 2014, “evolucionó” para ofrecer servicios de telecomunicaciones.
Fue con Ho1a como los Bours consiguieron en nueve meses tres contratos relacionados con la reducción de pérdidas en la red de distribución de electricidad. El primer contrato se les asignó en diciembre de 2014, fue para operar en el Valle de México y por un monto de 105 mdd y, el segundo, por 8.5 mdd, para Coahuila, Sonora y Durango. Un tercer contrato se les asignó en agosto siguiente, por 6.5 mdd para una zona de Veracruz.
En suma, en nueve meses, la empresa de la familia Bours consiguió de la CFE 121 millones de dólares en contratos.
En el consejo de administración de Megacable Holdings, controladora de Ho1a, destaca el panista Mario Laborín Gómez, cuñado de Eduardo Bours y pariente –de acuerdo con el libro Crónica de un sexenio fallido, de Ernesto Núñez–, de la exprimera dama, Margarita Zavala Gómez del Campo.
No es el único empresario con ascendente panista en negocios con la CFE. Es el caso de la jefa delegacional de Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México, exdirectora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y excandidata al gobierno de Hidalgo, Xóchitl Gálvez.
Gálvez es dueña de Hightech Services, que junto con las empresas Catsco, Dina, Obras Especializadas del Pacífico y Actividades de Construcción y Servicios El Roble, consiguió un contrato por 86 mdd en agosto de 2015. De entre los integrantes del consorcio destaca la participación de Dina, empresa dedicada a la fabricación de camiones, propiedad del veterano priista y declarado peñanietista Raymundo Gómez Flores.
En otra licitación, realizada en octubre de 2015, el mismo consorcio –pero sin la participación de Dina– obtuvo un contrato por 12 mdd, para sumar cerca de 100 mdd en dos contratos para instalar redes de transmisión, en el primer caso en Sonora, y en el segundo, en Baja California.
De los 46 contratos licitados, 36 fueron calificados por testigos sociales que avalaron los procedimientos. En 22 de ellos participó Transparencia Mexicana. La CFE en sus comunicados fue persistente en mencionar la presencia de notarios, aunque en la mayoría (32 procedimientos) se contrató al fedatario capitalino Enrique Zapata López.
Las principales licitaciones de la CFE siguen su curso y, faltan aún por asignarse cinco gasoductos nacionales y uno internacional; cuatro centrales de generación de electricidad y un contrato de reducción de pérdidas, que se concluirán en el transcurso de 2016.

Fuente

Se reúnen hoy sindicato y autoridades de UAM

LA JORNADA
Compartir en Facebook Compartir en Google
LA JORNADA 
Ciudad de México. En un nuevo intento por resolver la huelga de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la tarde de este martes las autoridades de esa casa de estudios y el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (Situam) se reunirán nuevamente con la mediación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
Este encuentro entre las partes será el tercero desde que inició la huelga, por emplazamiento de revisión salarial y violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), el pasado uno de febrero, sin que llegaran a algún acuerdo; en ambas ocasiones, tanto autoridades y sindicato ratificaron sus posiciones originales.
La UAM ratificó en esas dos ocasiones su propuesta de incremento salarial de 3.35 por ciento directo al salario de los trabajadores académicos y administrativos, además del ofrecimiento de una retabulación de 3.0 por ciento para el personal administrativo de base y académico de medio tiempo y tiempo parcial, así como de un aumento de 4.28 por ciento al vale de despensa mensual.
José Antonio de los Reyes, secretario general de la UAM, dijo en ese entonces que estos ofrecimientos se hacían en base a la capacidad financiera de la institución.
La representación sindical la consideró insuficiente, además de que el citado aumento al vale de la despensa no estaba a discusión, debido a que está en el actual Contrato Colectivo de Trabajo, y que por lo tanto no forma parte de la actual negociación que tiene un carácter salarial. “El contrato no está a discusión ni es objeto de negociación”, dijo el secretario general, Gerardo Dorantes. 

fUENTE

Comunidad indígena gana amparo contra gasoducto Tuxpan-Tula

Ellos ganan... nosotros perdemos LAS AFORES SÓLO LE SIRVEN A BANQUEROS Y GOBIERNO... NO A TRABAJADORES

*Las AFORES ganaron cerca de 400 mil millones de pesos, sólo por cobro de comisión.
*A los trabajadores además de la comisión nos quitaron 87 mil millones por pérdidas.
*Este panorama podría empeorar con la reforma en AFORES que propuso AMLO.

El 23 de enero de 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador, envío una reforma a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, que rige a las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (AFORES), para que se creen fondos de inversión en donde los trabajadores decidan en cuál de ellos meter sus ahorros, pero no se eliminó el riesgo de que los pierdan ni las altas comisiones que cobran las AFORES ni se garantizan los ahorros que servirán para la vejez de los asalariados. Por el contrario se mantiene la garantía de que los trabajadores pierdan y los banqueros dueños de las AFORES ganen. A continuación la exposición del Dr. en Economía, Miguel Angel Lara.

"Bajo la estructura actual, tenemos los trabajadores tres billones trescientos mil millones de pesos aproximadamente en las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (AFORES ), de ese dinero, poquito más de la mitad, 51.37% están en bonos gubernamentales, casi el total de la parte restante, el 48.28% de esos tres billones trescientos mil millones de pesos, están en operaciones de riesgo, están asociadas a los fondos de inversión de diferentes tipos.
La diferencia con la propuesta del actual gobierno, es que en vez de que la administración de este dinero sea a través de las Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos de Ahorro para el Retiro ( SIEFORES ), también propiedad de los banqueros, lo van a hacer a través de fondos de inversión, igualmente propiedad de los banqueros. El problema es de que con esta propuesta, siguen en la asignación de una gran cantidad de dinero de los fondos de pensión, en operaciones de riesgo.
Hablar del 48.28% significa hablar de más de 1.5 millones de millones de pesos, que andan en el sistema financiero en general. Lo que perdimos los trabajadores en nuestros fondos de pensiones que estamos anclados en las AFORES, el año pasado fueron 87176 millones de pesos, una cantidad muy grande.
El gran problema que hay con la administración de fondos de pensiones, es que se tiene la concepción de meter en operaciones de riesgo una gran cantidad de dinero. Cuando yo voy a un banco y quiero garantizar mi dinero, hago operaciones a plazo fijo, a 3, 6 meses etc., yo se que a parte de mi dinero, me van a dar un poquito de ganancia en forma de interés.
Ese tipo de inversiones están seguras y es muy difícil en el plazo fijo, que haya una merma de mi dinero, ¿ porque si el sistema financiero permite la seguridad de la no perdida de mis ahorros, porque estas personas que invierten los ahorros de los trabajadores no lo hacen partiendo de un esquema en el que jamás pierdan las aportaciones de ahorro para el retiro?.
Se puede hacer, pero no lo quieren hacer, casi la mitad de los ahorros de los trabajadores están en operaciones bursátiles que implican riesgo menor, riesgo medio, riesgo mayor, pero de todas maneras están en operaciones en las cuales pueden perder una parte de los ahorros, ese es el gran problema.
Muchos esperábamos entre ellos yo, que con el cambio de la administración, le aceptaran la iniciativa de ley que planteo el Partido del Trabajo ( PT ), en el sentido de que todos los fondos de pensiones se volvieran a concentrar en el gobierno federal, que asumiera el control de los mismos, como sucedía antes, a través del Instituto Mexicano del Seguro Social ( IMSS ) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado ( ISSSTE ).
Sin embargo, la sorpresa fue que le siguen dando una gran cantidad de dinero al sistema financiero Mexicano e Internacional, y con esto poner en riesgo la existencia de una gran parte de nuestros fondos de pensiones, como rechazan esta propuesta de reestatisar todos los fondos de pensiones, pues sigue el mismo esquema.
Si hay alguna información que nos permita acercarnos a lo que han ganado las AFORES, la Comisión Nacional de los Sistemas de Ahorro para el Retiro ( CONSAR ), informa que el rendimiento histórico de 1997 hasta el 2018, anual el promedio fue de 10.93%, si tomamos en cuenta este porcentaje del total de los 3.3 millones de millones de pesos, resulta que al año, se llevan 332 mil millones de pesos simplemente en cobro de comisiones.
Más o menos el 0.98% es 33 mil millones de pesos, ahí está una gran problema, detallando el tipo de mercados en donde están invertidos casi la mitad de los fondos de pensiones resulta, renta variable nacional 6.21%, renta variable extranjera 13.24%, aquí están comprometidos 666937 millones de pesos, los llamados productos estructurados 6.08% 209110 millones de pesos, en algo que le llaman fibras 90 mil millones de pesos, en titulo de deuda Nacional 585 mil millones de pesos 19.14%, incluso en deuda internacional tiene 0.98%.
Que significa esto? En términos más exactos, 48% de estos 3.3 millones de millones de pesos, están invertidos en las fórmulas financieras de titulación etc. De conversión de mercancías de los títulos de deuda que están al vaivén de las oscilaciones del capital financiero internacional y de la inversión especulativa, este 48% del total de los fondos de pensiones, está conectado con el sistema de especulación y fraude del que habla Carlos Marx en su obra EL CAPITAL.
En lo que él denomina el movimiento del capital ficticio o capital imaginario, esto quiere decir, que con capital real que son nuestros ahorros, ese capital real, se está llevando al sistema especulativo y coadyuva para que la gran cantidad de especuladores en forma de individuos y empresas, sociedades de renta variable, etc., anden especulando, anden comprometiendo estos dineros en la especulación, para ellos tener ganancias independientemente de las comisiones que cobran las AFORES.
Por eso en las épocas de auge, no hay tanto problema, que lo más probable es que no disminuyan nuestros ahorros, pero en las épocas de crisis de cada ciclo económico, ahí está el problema porque hay el riesgo de que disminuya incluso el monto total de lo recaudado para los fondos de pensiones.
Fundamentalmente la propuesta del gobierno federal lleva el propósito de que al acabar con las SIEFORES, quieren ahorrar casi mil 800 millones de pesos, y dicen que el costo de operación de estos fondos de inversión, va a ser de 157 mil 800 pesos.
Yo lo dudo porque se mantiene la actividad especulativa, pero de todas maneras el punto fuerte es que estos fondos de pensiones que no son de los especuladores, que no son de los bancos, sino que son de los trabajadores, deberían estar centralizados en manos del gobierno federal.
Para evitar que este dinero se mueva en las esferas de la especulación, y en la probable pérdida de estos fondos de pensiones determinados por juntar, ese es el punto clave, y bueno pues ahí el capital financiero Mexicano e Internacional, con esta propuesta sigue siendo el que define el destino de nuestros ahorros para la pensión. 

El diálogo entre las generaciones por las luchas del campo mexicano



 

En los últimos años, en las ciudades se ha visto un creciente interés por las problemáticas vinculadas con la salud alimentaria y el medio ambiente. No obstante, pudiera ser que estos esfuerzos han carecido de dos consideraciones importantes para generar impactos significativos y estructurales de transformación: el diálogo intergeneracional y el vínculo con los movimientos campesinos con propuestas alternativas al neoliberalismo. Si bien es esperanzadora la proliferación en ciudades de esfuerzos tales como los huertos urbanos, la venta y producción de alimentos cultivados sin agrotóxicos, la promoción de dietas ancestrales y el comercio justo, entre muchos otros ejemplos, resulta fundamental no perder de vista la continuidad histórica entre estos movimientos campesinos y los ecológicos.


Tomando una postura crítica que busca transformar la realidad en los niveles estructural y local, compartimos la preocupación de que la mayor parte de estas iniciativas ambientalistas y saludables tienden a estar construidas de tal manera que sólo son accesibles para sectores privilegiados de la población urbana, e incluso se han convertido en mecanismos de gentrificación de las zonas populares, como en el caso de la Ciudad de México. La experiencia del auge de la comida orgánica es particularmente interesante: anuncia como una innovación, cada vez más mercantilizada, a pesar de ser práctica durante milenios en la producción indígena y campesina. Hacernos esta crítica es necesario, ya que la alimentación saludable está en riesgo de ser cooptada por los intereses privados, en lugar de favorecer a los pueblos que han sido despojados de su modo de vida, enraizado en la tierra y sus territorios.
En espacios como la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, nacida hace más de 11 años, se ha levantado la consigna “alimentos campesinos para todas y todos”. Hoy es fundamental retomar dichas exigencias como un paradigma para evitar que los proyectos de agricultura campesina y/o ecológica, así como los alimentos de calidad, se transformen en privilegios exclusivos de las clases medias altas o en una fuente de lucro. Este tipo de esfuerzos, tanto en el campo como en las ciudades, deben configurarse en apuestas colectivas del cuidado de la naturaleza, así como para garantizar el derecho a la salud, al medio ambiente sano y a la alimentación adecuada de todas las personas.
En este mismo sentido, es crucial reconocer el camino ya recorrido por las generaciones anteriores y aprender de ellas. El planteamiento del diálogo intergeneracional, a diferencia del relevo generacional, no busca que las personas jóvenes sustituyan a las mayores, sino una colaboración e intercambio de saberes entre jóvenes, personas adultas, adultas mayores y también las infancias. La apuesta por formas de organización y diálogo donde la toma de decisiones no se concentre únicamente en las personas de determinado rango de edad o un género, sino que sean reflejo de una reflexión colectiva; es también una manera de cuestionar, desde la práctica, las dinámicas de poder que se implantan por inercia dentro de las colectividades; dinámicas que se dan por supuestas debido a una cultura adultocéntrica. Una expresión común de ésta es que, dentro de estructuras organizativas, el rol de las juventudes suele acotarse al aprovechamiento de su “fuerza física”, a su facilidad con el uso de tecnologías y redes sociales, y/o a su “capacidad creativa”. El actuar de las juventudes dentro de los movimientos y las colectividades debe ser tan amplio como amplias son las capacidades de las personas, y ser parte activa de la dinámica de los procesos colectivos en el campo y la ciudad. Asimismo, el diálogo intergeneracional es una herramienta para recuperar la memoria colectiva y, con ella, los referentes históricos, las experiencias cercanas y la posibilidad de nuevas utopías.
La urgencia de este diálogo se hace patente en el contexto político actual. En los últimos años, durante las discusiones alrededor del modelo del libre comercio, y particularmente sobre la renegociación del TLCAN (ahora llamado Tmec), fueron evidentes las dificultades y la falta de información de las generaciones más jóvenes para tomar una postura crítica y consciente respecto a las implicaciones  de dicho modelo. Las personas jóvenes tenemos el reto de recuperar la memoria histórica sobre el origen de la actual situación de precariedad y despojo generalizado, por un lado, y las esperanzas gestadas principalmente en el sur del país y del globo, por el otro; y para ello es necesario escuchar a las personas que, haciéndose cargo de su realidad, ya reflexionaron y se siguen organizando y actuando por la construcción de alternativas al neoliberalismo.
Este cruce entre el diálogo intergeneracional y la alianza con los movimientos campesinos en México nos lleva a comprender que el campo es nuestra primera línea de defensa de otros derechos humanos. A las denuncias históricas del desmantelamiento de la economía y del tejido social de las comunidades indígenas y campesinas, dado en las últimas décadas del siglo XX y las del presente siglo, se aúna que la crisis de derechos humanos que se vive actualmente en el país es consecuencia, entre diversas razones, de este paulatino desmantelamiento, que tuvo como resultado enormes flujos migratorios a las ciudades, así como la proliferación del narcotráfico y el crimen organizado precisamente en las zonas rurales. De igual manera, las políticas económicas que afectaron la producción campesina y proliferaron la importación masiva de alimentos desencadenó la epidemia de malnutrición que hoy aqueja a la población.
Las organizaciones campesinas y las alianzas que éstas han generado (tal es el caso de la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País) son un potencial punto de encuentro para fomentar el diálogo intergeneracional y el intercambio de saberes, en el que se puede y debe aprovechar las condiciones actuales que favorecen posturas  a favor de la soberanía alimentaria y el derecho a la alimentación, con el fin no sólo de recuperar la producción campesina y agroecológica, sino también de revertir desde ese frente la espiral de violencia y las violaciones sistemáticas a los derechos humanos tan normalizadas hoy en día.
Balbina Pérez y Layla Vázquez Flandes*
*Colaboradoras del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, OP, AC 

Se van a paro 12 mil 500 trabajadores de la Semarnat; piden respeto a condiciones laborales

Foto: Tomada de Twitter
Foto: Tomada de Twitter

PROCESO 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Trabajadores sindicalizados de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) iniciaron este lunes un paro de labores a nivel nacional para exigir respeto a sus condiciones generales de trabajo y el pago inmediato de salarios pendientes desde el año pasado.
Los empleados de la institución también solicitaron la liberación de plazas por jubilación, por defunción, provisionales e interinatos; así como la firma inmediata de los juegos nacionales.

Además, denunciaron despidos masivos y pidieron al gobierno federal aplicar el plan de austeridad “con los de arriba y no con la base trabajadora”.
Los manifestantes advirtieron que el paro de 12 mil 500 trabajadores a nivel nacional continuará hasta que la titular de la Semarnat, Josefa González Blanco, dialogue con el comité ejecutivo nacional, para resolver la problemática en todo el país.
Entre tanto, las oficinas en Acapulco, Campeche, Guanajuato, Jalisco, Oaxaca, Quintana Roo, Tlaxcala, Tabasco y Tamaulipas están sin actividad.
Mientras que en la Ciudad de México, los trabajadores mantienen un bloqueo frente a la dependencia ubicada en Ejército Nacional 223, Colonia Anáhuac, en la alcaldía Miguel Hidalgo.
Además de la Semarnat, la protesta abarca a sus organismos descentralizados como la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la del Agua (Conagua), de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Fuente