jueves, 31 de enero de 2019

Magna Movilización Unitaria NCT, UNT, ED

¡¡¡ TODOS A LA MARCHA EL DÍA DE HOY !!! ¡¡¡¡Que el gobierno sepa que somos nosotros los verdaderos SMEITAS!!!!


En asamblea, la sección 18 del CNTE acuerda levantar bloqueos a vías férreas en Michoacán

Bloqueo de la CNTE en Michoacán. Foto: Tomada de Facebook
Bloqueo de la CNTE en Michoacán. Foto: Tomada de Facebook

PROCESO

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Roberto Pantoja, delegado federal en el estado de Michoacán, informó que la sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE) decidieron, en asamblea, desbloquear las vías del tren y levantar el plantón que mantenían desde hace 17 días.
En declaraciones a distintos medios de comunicación, el funcionario aseguró que los docentes “estarían en el trascurso de la mañana liberando las vías, ese es el acuerdo, es la información que ellos nos comparten”.

La asamblea de la CNTE inició el miércoles después de las 13:30 horas y concluyó en la madrugada de este jueves, aproximadamente a las dos de la madrugada.
El plantón dejó pérdidas por cerca de ocho mil millones de pesos al sector productivo, luego de que más de 300 trenes y dos millones y medio de toneladas de mercancía, que distribuye la empresa Kansas City Souhtern a diferentes partes del país, permanecieron varados, durante casi 17 días.

Fuente

Año Nuevo purépecha

Foto
▲ Cerca de 200 personas de comunidades indígenas de Naranja de Tapia, en el municipio de Zacapu, Michoacán, emprendieron ayer por la mañana la tradicional marcha para llevar el fuego viejo purépecha a la comunidad artesana de Cuanajo, donde será apagado. El primero de febrero al amanecer se llevarán a cabo festividades y la ceremonia del fuego nuevo, con lo que dará inicio el año en las cuatro regiones purépechas: Cañada, Ciénega, Meseta y Laguna.Foto Ignacio Juárez
Periódico La Jornada
Jueves 31 de enero de 2019, p. 26  

Maestros cesados con la reforma educativa montan plantón en el Congreso de Sonora

Cincuenta maestros realizan un plantón afuera del Congreso sonorense. Foto: Milton Martínez
Cincuenta maestros realizan un plantón afuera del Congreso sonorense. Foto: Milton Martínez

PROCESO 

HERMOSILLO, Son. (apro).- Un grupo de 52 maestros sonorenses que fueron desalojados de sus aulas con la ayuda de la policía estatal por oponerse a la evaluación exigida por la reforma educativa instaló un plantón permanente en las escalinatas principales que conducen al Congreso local para exigir su reinstalación y el pago de salarios caídos de casi tres años desde que iniciaron su lucha magisterial.
Los docentes en el plantón sostienen que, de no haberse negado a la evaluación ordenada por la reforma educativa, la enseñanza en México se habría privatizado, acabado con la enseñanza pública.

Este miércoles 30, los docentes cumplen 24 horas apostados en el palacio legislativo sonorense, a fin de sensibilizar a los legisladores locales que pueden amortizar esta causa en tanto la federación ordena la reinstalación y el pago de salarios caídos, así como apelar a la voluntad política de la gobernadora Claudia Artemiza Pavlovich Arellano para volver a esta cincuentena de maestros a las aulas.
La maestra cesada, Marcela Zazueta, señaló que desde de abril de 2016, cuando fue retirada por la fuerza del salón de clases donde impartía clases, los problemas financieros de los despedidos han ido en aumento.
“Estamos sufriendo embargo de bienes, nos quieren quitar las casas donde vivimos por falta de pago y hemos llegado a un límite porque nuestra situación económica se desbordó”, externó la maestra.
El pasado 12 de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó la iniciativa para cancelar, abrogar y sustituir el marco jurídico de la reforma educativa.
Luego de signar el documento enviado a la Cámara de Diputados para su análisis, el mandatario prometió que no se le volvería a faltar el respeto a los maestros de México “al magisterio nacional, a maestras y maestros como sucedió recientemente que se dedicaron a ofender a los profesores; eso se termina”.
Desde aquel mensaje presidencial emitido en Palacio Nacional ha transcurrido un mes, dos semanas y cuatro días, cuando a los maestros se les prometió su pronta reinstalación y pagos atrasados, pero no han tenido avance.
La desesperación se apoderó de los docentes debido a las exigencias familiares de las fiestas decembrinas y porque en estados como Sinaloa y Durango los diputados locales de aquellas entidades gestionaron recursos para los docentes que fueron cesados durante la implementación de la reforma educativa, mientras que en Sonora los legisladores locales no procedieron de dicha forma.
Ante esta situación, la maestra Zazueta y el grupo de maestros cesados que la acompañan determinaron llevar su protesta a las escalinatas del Congreso local hasta tener una respuesta de los diputados locales o de las gestiones que paralelamente realiza la sonorense Ana Gabriela Guevara, actual directora de la Comisión nacional del Deporte (Conade), quien conoce la desesperación de los docentes.
“Nosotros nos programamos para diciembre (por la reinstalación), después nos dijeron que para la segunda semana de enero y no ha pasado nada, por eso nuestra desesperación”, admitió la docente.
Previamente, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, aseguró que los profesores cesados serían reinstalados, pero el cumplimiento de dicha promesa no ha ocurrido.

Fuente

El recuerdo de Tlahuelilpan alimenta el temor entre los habitantes de Azcapotzalco

Foto
▲ Interior del inmueble de la avenida 16 de Septiembre, en la colonia Santa Inés, Azcapotzalco, donde se encontraron tomas clandestinas en cinco ductos de Pemex.Foto Roberto García Ortiz
 
Periódico La Jornada
Jueves 31 de enero de 2019, p. 29
El habitual olor a combustible que desprenden las coladeras en las colonias Santa Inés, Pastores y el pueblo de San Martín Xochinahuac, en Azcapotlzalco, mantiene a los habitantes en alerta tras el hallazgo de un túnel donde se descubrieron cinco tomas clandestinas para la extracción de gasolina.
Lo ocurrido en Tlahuelilpan, Hidalgo, los atormenta porque saben que sus viviendas están construidas sobre la red de los ductos Tuxpan-Azcapotzalco de Petróleos Mexicanos (Pemex), y ha sido práctica común el robo de combustible en la avenida 16 de Septiembre y su continuación con Tezozomoc.
En la zona es sabido que gente de fuera es la que llega a perforar los ductos. Saben cómo manejarlos y dónde están, narró Juana Hernández, vecina de la colonia Pastores. En el panteón Santa Lucía encontraron una toma hace tiempo, y en la calle Durazno también han estado excavando porque los de Pemex dicen que hay reportes.
El paso sobre los registros es como un golpe que te aturde y te deja con dolor de cabeza, comentó Esmeralda, una de las jóvenes que atienden la fonda económica Ana Mary, a escasos metros del predio número 407, donde se encontró el túnel.
Ayer, de la coladera localizada justo en la banqueta de Mimosa y 16 de Septiembre se percibía un intenso olor a gasolina y la gente se alarmó.
En el punto confluyen las colonias Santa Inés, Pastores y el pueblo de San Martín Xochinahuac; es una zona densamente poblada. En la avenida 16 de Septiembre existen varias empresas, conjuntos habitacionales, dos primarias –Tierra y Libertad y Manuel Belgrado–, un kínder, el mercado y diversidad de pequeños negocios.
Sobre la bodega BP Corporativo, donde se presume se practicaba el huachicoleo, poco saben. Recuerdan que era un terreno baldío hace seis o siete años; más tarde, se instalo una fabrica de chinos a quienes dejaron de ver hace tiempo, y en septiembre se pinto la barda, recordó Justo Aguirre, oriundo de la zona.
También intentaron que operara como estación de combustible, pero los vecinos se opusieron; luego, un proyecto inmobiliario que tampoco se realizó, hasta que BP Corporativo llegó. Hace poco colocó letreros para la contratación de personal; se veía poca gente, narró Ricardo, quien vive al lado de la bodega.

Fuente

Moody’s da el beneficio de la duda a AMLO; mantiene nota de Pemex

Nymia Almeida, vicepresidente senior de Moody’s Investor Services, participó en el congreso Energy México 2019. Foto: Twitter @Energy_Mex
Nymia Almeida, vicepresidente senior de Moody’s Investor Services, participó en el congreso Energy México 2019. Foto: Twitter @Energy_Mex

PROCESO 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La agencia calificadora Moody’s Investors Service aseguró que “dará el beneficio de la duda” al gobierno de Andrés Manuel López Obrador sobre las acciones que anunció para fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex), por lo que no modificará las notas de la petrolera.
En entrevista al término de su participación en la Expo & Congress Energy México 2019,  Nymia Almeida, vicepresidente senior de Moody’s Investor Services, señaló:

“Queremos darle el beneficio porque este gobierno viene con un mandato muy fuerte en reducción de gastos, en costos, y eso es justo lo que necesita la empresa. Si no le ha alcanzado el dinero para invertir, para estabilizar la producción, es porque ha gastado más de lo que debería en proyectos que en otras partes del mundo cuestan más barato”.
De acuerdo con Almeida, durante el primer trimestre del año  la empresa petrolera deberá de demostrar su rentabilidad, que invertirán el doble en exploración y producción, entre otras acciones, que fomentarán mejores resultados.

Actualmente, Moody’s mantiene las notas de Pemex en “BAA3” con “perspectiva estable”; sin embargo, estará en observación al grado de analizar las acciones de la petrolera en relación con las inversiones, la entrega de resultados operativos que “den esperanza”, costos y gastos, nuevos contratos, servicios con terceros, entre otros.
Se trata de “una serie de cosas que pudieran darse si trabaja muy duro y esas señales en el primer semestre pudieran dar esperanza en entregar una estabilización o disminución de la caída de la producción, de las reservas. Nuestro punto de vista ahora es que la calificación está correcta”, puntualizó la especialista.
En la víspera, Fitch Ratings decidió calificar la deuda de Pemex al borde de “basura” por su difícil solvencia financiera, la falta de infraestructura, además del riesgo que implica para las finanzas públicas del país.
El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reviró contra la agencia calificadora, llamándole “hipócrita” y “cómplice”.
“Es muy hipócrita lo que hacen estos organismos (las calificadoras), que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada reforma energética, que sabían que no llegó la inversión extranjera y que no se incrementó la inversión en Pemex y que eso fue lo que produjo la caída en la producción petrolera y nunca dijeron nada”, señaló el tabasqueño en su conferencia matutina.

Fuente

Ascenso de Bolsonaro en Brasil y la crisis sistémica de neoliberalismo global



 

La asunción de Jair Bolsonaro al poder en Brasil pone una alerta en el tablero regional, debido a la posible aplicación de una política que parecía circunscrita exclusivamente, y en términos armamentísticos, a la agenda de Colombia.


Bolsonaro inaugura una nueva lógica militar de liderazgo de la ultraderecha desde Brasil para la región. Basta ver su gabinete y la procedencia del ámbito militar de algunos de los cuadros centrales de su Partido Social Liberal (PSL). Esta pugna de nuevos liderazgos y en un país de las dimensiones y proyección económica en la región y el mundo como Brasil no se queda en la agenda militar solamente, sino también en la pelea por controlar el espacio geopolítico de influencias económicas, políticas, religiosas, sociales y culturales en la región.
En su discurso ya como presidente, Bolsonaro expresa un continuismo con su agenda electoral y pareciese que su política se enfila en principio contra dos de sus países vecinos, que han mantenido hasta hoy el proyecto integracionista bolivariano, indigenista, sanmartiniano y socialista: Bolivia y Venezuela.
Al mismo tiempo, ha comenzado a atacar a través de sus asesores económicos al principal socio comercial de Brasil, que ha mantenido una agenda neoliberal en la región: Argentina, a la cabeza del Mercado Común del Sur (Mercosur) pro Unión Europea neoliberal.

La mirada de Bolsonaro a Venezuela

Por otro lado, sus posibles alianzas con una Colombia neoliberal y con las bases de Estados Unidos ya asentadas en el territorio de este país estarán por verse, ya que eso desdibujaría su propia agenda de influencia en la región, en la lógica discursiva de su propuesta electoral ultra nacionalista y donde tratara de situar ese liderazgo comercial y militar de Brasil en la región.
Este escenario de pugnas de liderazgo entre los neoliberales globalizantes como Argentina, Chile o Colombia, los ultranacionalistas conservadores como Bolsonaro y los países de agenda socialista bolivarianos se ve con más claridad en América Latina.
Con la llegada de gobiernos de izquierda, nacional populares, indigenistas y socialistas, se abrió el debate de hegemonías y contra hegemonías clásicas por el poder continental desde la colonia hasta hoy en la región.
Este debate, que no se quedó meramente en retórica sino a través de profundas discusiones, charlas, conferencias entre gobiernos y movimientos sociales, convirtió a la región en una especie de gran foro donde se estudiaban procesos similares de participación social y emancipación post-neoliberales en el mundo. La incidencia de estos espacios se reflejan hoy en la lucha de los chalecos amarillos en Francia o la aparición de partidos de corte movimiental en países de pactos bipartidistas demo-liberales, como Grecia y España, o la lucha del pueblo Catalán por su independencia también en este último. En última instancia, este debate surgió como consecuencia de la crisis del sistema globalizante internacional.
Por ello, desde Venezuela se observa con mucho cuidado el discurso de Jair Bolsonaro; y es que parece que últimamente cualquier aspirante a cargos de alto nivel, ya sean presidenciales o pertenecientes a instituciones regionales como la Organización de Estados Americanos (OEA); en principio, comienzan sus campañas electorales hablando mal de Venezuela para luego ir a hacer discursos en la tarima de frontera desde Brasil o Colombia.
Luis Almagro lo hizo desde la ciudad de Cúcuta, ubicada justo en la frontera occidental de Venezuela. Allí, y con un verbo intervencionista y violatorio de las propias reglas de la carta fundacional de la OEA, el secretario general del organismo de integración regional lanzó lo que parecía una campaña de aspiraciones, quizá no sólo del organismo en cuestión sino inclusive presidenciales hacia su propio país. Esta acción política tuvo una repercusión tremenda para el Frente Amplio uruguayo, el cual tomó la determinación de expulsarlo de sus filas de manera unánime, a pesar de que Almagro había estado manejando esa política intervencionista contra Venezuela de manera deliberada desde 2016.
El discurso de Almagro, de supuesta ayuda humanitaria a los venezolanos migrantes catalogándolos de refugiados, como si en Venezuela existiera una especie de dictadura persecutoria contra la gente, muestra su alto desconocimiento del derecho internacional o tergiversación deliberada del mismo, ya que dicha migración es consecuencia de una política deliberada de cerco económico e institucional contra Venezuela por parte de los mismos países, grupos e instituciones que dicen que van a ayudar a los venezolanos: Estados Unidos, OEA, Mercosur, Grupo de Lima, Unión Europea, entre otros.
Bolsonaro apeló a esta lógica de campaña fronteriza, radicalizando su discurso contra Venezuela, al son de los neoliberales pero en la situación de posicionamiento de su tendencia ultraderechista y con una política claramente violatoria de los derechos de los grupos de género y fomentando el cerco y políticas intervencionistas contra Venezuela.
La ejecución o no de sus planes regionales están por verse en el corto plazo, aunque no se vislumbra un escenario positivo. Sin embargo, otros vientos soplan en América Latina con la llegada de Andrés Manuel López Obrador en México, la fuerza de Bolivia y de Cuba, el sostenimiento del proceso venezolano a pesar del cerco y la resistencia de los grupos sociales contra las políticas de ajuste en países como Argentina o Ecuador. Las propias contradicciones sistémicas entre derechistas neoliberales y ultranacionalistas también pintan escenarios de hegemonías y contra hegemonías a lo interno del capitalismo en medio de la decadencia del sistema globalizante.
Referencia
[1] Kondátriev, Nicolai (2010); “Causas y consecuencias de la actual crisis económica”, en Pensando el mundo desde Bolivia; vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia. La Paz, Bolivia.
Luis Tavera*/Telesur
*Especialista en política internacional

Fuente 

Guaidó y Trump, más aislados que Maduro



 

Dieciséis países del Continente, de 35, no apoyaron el golpe de Estado. La Organización de Estados Americanos (OEA) dijo no a las peticiones de un “embajador” de la oposición. Caracas retira sus propios diplomáticos de territorio estadunidense.


En este momento, el presidente golpista –ad interim de facto– Juan Guaidó es como lo definió el intelectual chileno Manuel Cabieses: nada menos que un “presidente fantoche”, “un gobernador sin gobierno” que no controla nada, ni el aparato administrativo, ni las Fuerzas Armadas, ni los servicios públicos. Prácticamente un holograma que vive únicamente del reconocimiento de Trump y de sus gobiernos sirvientes: los del grupo de Lima.
Pero hasta los decantados reconocimientos internacionales son para nada creíbles, dado que justo el jueves 24 de enero pasado la petición de Washington de reconocerlo como presidente de Venezuela no obtuvo la mayoría entre los países miembros de la OEA.
Durante una acalorada sesión del Consejo permanente de la OEA, frente a la presencia del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, sólo 16 de los 35 países que componen el organismo –Argentina, Bahamas, Canadá, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Colombia, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, Haití, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana– han aceptado firmar una comunicado de apoyo a Guaidó y por nuevas elecciones. Y por ende, el nombramiento por parte del presidente usurpador de su propio embajador ante la OEA, Gustavo Tarre, no se ha concretado.
El departamento de estado estadunidense ha ordenado por razones de seguridad el retiro de Venezuela de sus funcionarios “no esenciales”. El presidente constitucional, Nicolás Maduro, a su vez, ha decretado el cierre de todos los oficios diplomáticos y consulares de Venezuela en Estados Unidos, informando del pronto regreso del personal diplomático en Caracas.
Maduro, sin embargo, ha tomado la decisión de no aumentar las tensiones. Ha declarado estar listo para el dialogo con la oposición –pese a la falta de voluntad de la derecha–, justo como propusieron México y Uruguay, dos países de la región que desde pronto han tomado las distancias de la autoproclamación golpista de Guaidó. Una invitación, lo de México y Uruguay, a bajar las tensiones y evitar así una peligrosa escalada de violencia, a través una nueva negociación incluyente y creíble, en el respeto del derecho internacional y los derechos humanos.
Un llamado hacia el diálogo fue lanzado también por el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, que ha alertado sobre el riesgo de “un conflicto terrible para el pueblo venezolano y toda la región”. Justamente a las Naciones Unidas había hecho un reclamo el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, denunciando la “injerencia permanente” de Estados Unidos y sus países satélites miembros del grupo de Lima para provocar “un cambio de régimen a través vías para nada constitucionales” y que violan el derecho internacional de no injerencia  en asuntos internos de otras naciones y de respeto de la autodeterminación de los pueblos. Y en particular, hizo mención del decreto infame con el cual en 2015 el aquel entonces presidente estadunidense Barack Obama declaraba a Venezuela “una amenaza extraordinaria a la seguridad de Estados Unidos”.
Contra la operación del gobierno republicano estadunidense se ha lanzado también Bernie Sanders, quien se ha pronunciado porque Estados Unidos “debería apoyar el derecho internacional y la autodeterminación del pueblo venezolano”. El demócrata señala que su país debería escribir una página nueva contraria a la “larga historia de intervenciones inapropiadas en América Latina”.
Pero esta posición parece aún minoritaria dentro de los grandes lobbies que decretan las políticas exteriores de Estados Unidos: la gran industria tecnológica y militar que desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta hoy gobiernan ipso facto y señalan cuándo hacer la guerra contra un pueblo o una nación, como en los casos de la antigua Yugoslavia, Irak, Afganistán, Libia, Somalia y Siria, en la guerra sin límites que nos hacen y que no importa si se llaman Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o Grupo de Lima. Quien está siempre detrás de estas agresiones es el águila fascista del Norte: Estados Unidos.
Alessandro Pagani*
*Historiador y escritor; maestro en historia contemporánea; diplomado en historia de México por la Universidad Nacional Autónoma de México y en geopolítica y defensa latinoamericana por la Universidad de Buenos Aires; doctorante en teoría crítica en el Instituto de Estudios Criticos
[OPINIÓN][ARTÍCULO][SEMANA][D]

Fuente 

SME Reunión informativa de jubilados 30ene19