jueves, 31 de enero de 2019

El recuerdo de Tlahuelilpan alimenta el temor entre los habitantes de Azcapotzalco

Foto
▲ Interior del inmueble de la avenida 16 de Septiembre, en la colonia Santa Inés, Azcapotzalco, donde se encontraron tomas clandestinas en cinco ductos de Pemex.Foto Roberto García Ortiz
 
Periódico La Jornada
Jueves 31 de enero de 2019, p. 29
El habitual olor a combustible que desprenden las coladeras en las colonias Santa Inés, Pastores y el pueblo de San Martín Xochinahuac, en Azcapotlzalco, mantiene a los habitantes en alerta tras el hallazgo de un túnel donde se descubrieron cinco tomas clandestinas para la extracción de gasolina.
Lo ocurrido en Tlahuelilpan, Hidalgo, los atormenta porque saben que sus viviendas están construidas sobre la red de los ductos Tuxpan-Azcapotzalco de Petróleos Mexicanos (Pemex), y ha sido práctica común el robo de combustible en la avenida 16 de Septiembre y su continuación con Tezozomoc.
En la zona es sabido que gente de fuera es la que llega a perforar los ductos. Saben cómo manejarlos y dónde están, narró Juana Hernández, vecina de la colonia Pastores. En el panteón Santa Lucía encontraron una toma hace tiempo, y en la calle Durazno también han estado excavando porque los de Pemex dicen que hay reportes.
El paso sobre los registros es como un golpe que te aturde y te deja con dolor de cabeza, comentó Esmeralda, una de las jóvenes que atienden la fonda económica Ana Mary, a escasos metros del predio número 407, donde se encontró el túnel.
Ayer, de la coladera localizada justo en la banqueta de Mimosa y 16 de Septiembre se percibía un intenso olor a gasolina y la gente se alarmó.
En el punto confluyen las colonias Santa Inés, Pastores y el pueblo de San Martín Xochinahuac; es una zona densamente poblada. En la avenida 16 de Septiembre existen varias empresas, conjuntos habitacionales, dos primarias –Tierra y Libertad y Manuel Belgrado–, un kínder, el mercado y diversidad de pequeños negocios.
Sobre la bodega BP Corporativo, donde se presume se practicaba el huachicoleo, poco saben. Recuerdan que era un terreno baldío hace seis o siete años; más tarde, se instalo una fabrica de chinos a quienes dejaron de ver hace tiempo, y en septiembre se pinto la barda, recordó Justo Aguirre, oriundo de la zona.
También intentaron que operara como estación de combustible, pero los vecinos se opusieron; luego, un proyecto inmobiliario que tampoco se realizó, hasta que BP Corporativo llegó. Hace poco colocó letreros para la contratación de personal; se veía poca gente, narró Ricardo, quien vive al lado de la bodega.

Fuente

No hay comentarios: