miércoles, 31 de octubre de 2018

Atento aviso por corte de suministro de agua en la Ciudad de México.


La CUT de Brasil presente en la Reunión de la Nueva Central de Trabajadores.

Rescatar a Pemex y la CFE, tareas prioritarias para el nuevo gobierno

Alma E. Muñoz y Néstor Jiménez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 31 de octubre de 2018, p. 15
Tras reunirse con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la futura secretaria de Energía, Rocío Nahle, ratificó que habrá una nueva política energética para resolver los problemas del sector. Recordó que tan sólo la deuda de Petróleos Mexicanos es de 100 mil millones de dólares, y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de 40 mil millones.
Nosotros vamos a tener que llegar a tomar el control y a resolver muchos de los problemas que están dejando, eso es lo que nos corresponde.
En breve declaración, consideró que este gobierno debió preocuparse por la magnitud de las deudas.
Nahle ha explicado que en el equipo de López Obrador se definieron cuatro proyectos estratégicos prioritarios para rescatar al sector energético, con una inversión de 175 mil millones de pesos para el próximo año: extraer petróleo y gas con urgencia; rehabilitar las seis refinerías existentes; construir una nueva en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, y producir más energía eléctrica, además de no cerrar las plantas de generación de la CFE. El viernes pasado, Manuel Bartlett Díaz, futuro titular de Comisión Federal de Electricidad, informó que la empresa está profundamente endeudada, por lo que el próximo gobierno prepara un programa de mantenimiento y reforzamiento de las plantas generadoras, además de que trabajarán con toda intensidad para generar energía lo más barata y accesible a la población.


Fuente




Empresas de Telecomunicaciones tendrán acceso a los 11 millones de postes de la CFE

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Empresas de Telecomunicaciones tendrán acceso a los 11 millones de postes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a partir de 2019, para instalar su cableado que permita extender la infraestructura de la conectividad a más del 98 por ciento de la población y reducir la brecha digital, lo que además representará un legítimo beneficio económico para la empresa productiva del Estado y para los empresarios.
Durante el anuncio de las “Disposiciones de Acceso para Telecomunicaciones a la Infraestructura del Sistema Eléctrico Nacional”, Guillermo García Alcocer, comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), señaló que estas disposiciones son resultado de un ardo trabajo de dos años, lo que dará certeza y certidumbre para los inversionistas.
Se logró establecer lineamientos que permitirán a la CFE tener un pago justo, regulado y adecuado por sus instalaciones, De manera que se determinaron las condiciones de acceso preservando la seguridad de la instalación eléctrica, donde el poste primariamente tendrá como objetivo llevar electricidad.
Te dará trato equitativo a todas las empresas con base en protocolos de atención, a través de un sistema electrónico de gestión que iniciará operaciones en junio de 2019, se contará con una base de datos de la cobertura nacional de la infraestructura.
En cuanto a las condiciones técnicas se especifica que -luego de una serie de estudios- el nivel de carga de cada poste será de 1000 Kg por kilómetro; lineamientos de seguridad con base en las normas mexicanas; se podrá utilizar las dos caras del poste (anteriormente solo se usaba una y dos líneas) con los que se podrán tener hasta cuatro usuarios con 250 Kg; se prohíbe la colocación de ‘cocas’ (cable en espiral y/acumulación de cables).
También se determinaron los costos, el que pesa más paga más, quien utilice tecnologías más ligeras pagará menos por el uso de los postes, no pagará lo mismo quien utilice cable coaxial que fibra óptica.
Al respecto el subsecretario de Comunicaciones, Edgar Olvera Jiménez, detalló que la tarifa será de $100.43 pesos de ahí para abajo se cobrará en función del peso (Kg), los que pesen menos pueden pagar desde 14.40, lo que representará grandes economías para las empresas y que se podrán reflejar en los usuarios.
Destacó que en este objetivo colaboraron la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) con la asesoría de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER).
Con esta regulación, subrayó el subsecretario de Comunicaciones, se podrá aprovechar la infraestructura del sistema eléctrico nacional, bajo condiciones técnicas y objetivas que deberán cubrir las empresas de telecomunicaciones.
“No sólo eso, la regulación permite y obliga para que el operador de la infraestructura, la CFE, en lugar de buscar una limitante para el acceso busque cómo dar oportunidad para ese acceso, cómo reforzar la infraestructura, cómo buscar alternativas, cómo sustituir los postes”.
Así, lejos de tener una regulación que inhiba la inversión y el crecimiento de un sector, lo invita y lo reta a que crezca. “La regulación lo primero que establece es la necesidad de limpiar y ordenar las redes de telecomunicaciones que hoy en día están instaladas en el sistema eléctrico nacional”.
Factor importante, porque ello permitirá incrementar la seguridad y calidad de las redes. Teniendo un mejor ordenamiento dentro del sistema eléctrico nacional habrá más espacio, se aligerará la carga y ello permitirá mayor cabida para más operadores, principalmente en los mercados donde están saturados de redes.
En su oportunidad, Roberto Vidal León, director general de CFE Distribución, dijo que con estas disposiciones, se logrará la regularización de las concesiones de telecomunicaciones en la materia, lo cual permitirá que los usuarios cuenten con más servicios de telecomunicaciones.
Por su parte, la coordinadora de la Estrategia Digital Nacional de la Presidencia de la República, Yolanda Martínez Mancilla, dijo que la disposición que hoy se anuncia es una muestra de cómo trabajando en equipo trae avances sin precedentes para hacer posibles resultados tangibles en la Reforma de Telecomunicaciones.
En el evento estuvieron presentes el comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, Gabriel Contreras Saldívar; de la Comisión de Reguladora de Energía (CRE), Guillermo Ignacio García Alcocer; los presidentes de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, Mario Emilio González Caballero; de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CANIETI), Mario de la Cruz Sarabia, y el director general de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL), Gabriel Székely Sánchez.

Fuente

NAIM: El meganegocio que se derrumbó

NAIM. Las obras de lo que ya no será. Foto: Miguel Dimayuga
Históricamente, detrás de cada megadesarrollo erigido en México subyace un turbio precedente de especulación inmobiliaria, despojo de terrenos ejidales y todo tipo de violaciones a las leyes, entre ellas las ambientales. La corrupción de sucesivos gobiernos priistas y panistas, llevada a niveles insólitos durante el de Enrique Peña Nieto, ha marcado también el nuevo proyecto aeroportuario. Aun cuando falta definir su viabilidad en terrenos del exlago de Texcoco, lo que ya es irreversible desde 1999 es la compra de terrenos aledaños a la zona por desarrolladores inmobiliarios y la Comisión Nacional del Agua para levantar en ellos ese monstruo llamado aerotrópolis. Este reportaje se publicó originalmente el pasado 14 de octubre bajo el título: Interés inmobiliario, verdadero motor del nuevo aeropuerto. Por su actualidad se reproduce íntegro.
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- En uno de los recientes anuncios del sitio de bienes raíces Trovit se leen ofertas como ésta: “Excelente terreno de 10 mil metros cuadrados, excelente ubicación atrás de Walmart. Ideal para centro comercial o bodegas de servicio para el aeropuerto… Bardeado, cuenta con luz, agua, oficinas de 200 metros, caseta de vigilancia de 50 metros cuadrados. Techado firme. 35 millones de pesos”.

Como éste, hay otros que se ofrecen en 32 millones, de 1 a 100 hectáreas, en la carretera Texcoco-Calpulalpan; o hasta en 60 millones de pesos sobre la carretera Lechería-Texcoco, “a unos pasos del nuevo aeropuerto” de la Ciudad de México.
Según la Dirección de Desarrollo Económico del municipio de Texcoco, la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ha disparado la especulación inmobiliaria en esta zona conurbada a la capital, a tal grado que el valor de los terrenos se duplicó. Lo que antes costaba 2 mil 500 pesos por metro cuadrado, ahora vale 5 mil.

No es el único caso. En San Salvador Atenco, en Teotihuacán, en Chimalhuacán, junto con las comunidades de Santa Isabel Ixtapan, San Bernardino, San Felipe y Santa Cruz de Abajo la especulación y el acaparamiento de la tierra de los ejidos y comunidades aledañas a la zona del NAIM se han convertido en un negocio más grande y conflictivo que el nuevo aeropuerto, cuyo costo asciende ya a 285 mil millones de pesos, tan sólo en la primera de sus dos fases.
Para representantes de ejidos, ambientalistas, especialistas y conocedores de la zona oriente del Valle de México, no son los aviones sino los terrenos el auténtico gran negocio en torno al NAIM.
Así lo expresaron integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, que en la casa de transición del futuro gobierno de Andrés Manuel López Obrador y en los foros realizados en el Club de Periodistas denunciaron el despojo de más de 500 hectáreas del cultivo en los parajes de Xalapango y El Paraíso por parte del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), el consorcio responsable de la construcción del NAIM.
Habitantes del ejido de Santa Isabel Ixtapan entregaron al reportero denuncias del comisariado ejidal contra el GACM porque “las parcelas de nueva creación 1210 y 1211 no se las venderemos hasta en tanto no cumplan con los compromisos contraídos con el ejido, como son las obras y la compra-venta de parcelas individuales de nuestros ejidatarios que no han vendido”.
Desde junio de 2016, los ejidatarios de Santa Isabel Ixtapan, perteneciente al municipio de Atenco, demandaron el entubamiento de las aguas provenientes de la termoeléctrica y de los consorcios inmobiliarios ARA y GEO “que llegan sin tratar, hasta la planta tratadora de la ampliación de Nueva Santa Rosa y almacenarlas en un estanque”.
Muchos años de especulación 
El inicio de la gran compra de las tierras aledañas al exlago de Texcoco inició en octubre de 1999 y se prolongó hasta 2015. Durante esos 16 años los gobiernos de Arturo Montiel y de Enrique Peña Nieto mandaron operadores y prestanombres a adquirir terrenos y parcelas a un promedio de 45 a 120 pesos el metro cuadrado, en la zona de más de 370 hectáreas cercanas al NAIM.
Habitantes de San Salvador Atenco señalan que quienes emprendieron la compra fueron personajes como Alejandro Ozuna Rivero, secretario de Gobierno de la administración de Alfredo del Mazo Maza, Rafael Robles Nava y Valentín Aguilar, entre otros.
También, dice, participaron empresarios como Juan Armando Hinojosa Cantú, Ricardo San Román, Luis Ernesto y Anuar Maccise, Roberto Alcántara Rojas, Carlos Peralta Quintero, Alfredo Miguel Afif y Carlos Hank Rhon.
Los predios adquiridos coinciden con la zona urbanizable de 431 hectáreas que colindan con el NAIM en los municipios de San Salvador Atenco y Texcoco.
En este perímetro se planea construir una gran aerotrópolis, así como un nuevo centro habitacional, comercial y de negocios al estilo de Santa Fe que abarcará 375 de las 431 hectáreas y “ofrecerá oportunidades de desarrollo para bienes raíces comerciales de clase mundial para atender a los viajeros… la ubicación estratégica de desarrollos comerciales, parques empresariales y zonas libres de comercio”, según el GACM en su solicitud entregada en 2015 a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para su evaluación y aprobación.
El GACM sólo menciona este proyecto como parte de las “obras complementarias” al NAIM, pero el estudio de riesgo presentado por el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México amplía los alcances de este gran proyecto, que incluirá hoteles, centros comerciales, centros de convenciones y plazas.
“Constará inicialmente de alrededor de 500 mil metros cuadrados de desarrollo (mitad de hoteles y mitad de espacio comercial), con un aumento cada año de alrededor de 100 mil a 250 mil metros cuadrados, con una capacidad total de desarrollo de alrededor de 6 millones de metros cuadrados o una población de alrededor de 250 mil empleados. Los supuestos en altura y volumen limitan el desarrollo vertical a 10 niveles (casi 40 metros) y la proporción de área de suelo a 3:1. Se planea que la mayoría de los edificios sean de cinco a seis niveles, con una cobertura de lote 50 a 60%”, indica el estudio.
Esta aerotrópolis prevé la construcción de dos estaciones de tren y una de Metro, así como pasos a desnivel, “rutas de autobuses, parques y vías peatonales”, y una nueva autopista que “proporcionará una nueva conexión de ésta a la avenida Circunvalación”. El servicio de Metro conectará al NAIM con alguna de las líneas ya existentes en la Ciudad de México (1, 5 o 9).
“Conforme se expanda Aerotrópolis, se agregará una línea de Metro. Esta segunda ruta operaría de manera subterránea. Conforme Aerotrópolis se expanda se construirán cinco estaciones de Metro en el área”, prevé el GACM.
Según Damián McAnally, quien participa en la organización México Sostenible y escribió un ensayo sobre la futura aerotrópolis –difundido en la página del gobierno electo–, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la Semarnat omitió mencionar “los impactos negativos de índole ambiental que podría tener y, por tanto, también cualquier cosa que hable de medidas de mitigación y compensación que lo acompañan”.
Y añade: “La urbanización de un predio de este tamaño tiene varias implicaciones en cuanto al consumo de agua, energía, manejo de residuos y otro tipo de impactos negativos, como la congestión vehicular. Por lo tanto, omitir deliberadamente la Aerotrópolis de la MIA equivale a que esté exenta de un proceso de evaluación de impacto ambiental”.
Compra de predios de la Conagua
Desde el sexenio de Felipe Calderón otra vía para el acaparamiento de los terrenos aledaños del NAIM fue la adquisición paulatina, por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de predios en los ejidos de Santa María Chimalhuacán, San Luis Huexotla, Santa Cruz de Abajo, San Bernardino (del municipio de Texcoco), Santa Isabel Ixtapan, San Cristóbal Nexquipayac y Francisco I. Madero (pertenecientes a Atenco) con el pretexto de que se desarrollarían suelos menos vulnerables a la erosión eólica con cubierta vegetal o acuática.
La “compra silenciosa” de terrenos por la Conagua –denuncian los ejidatarios– ha logrado acaparar 663 títulos de propiedad en estos municipios para levantar el Parque Ecológico Lago de Texcoco y proyectar la construcción de un monumental predio “que puede contener 43 veces el Central Park de Nueva York y 23 veces el Bosque de Chapultepec”, según estableció el Libro Blanco de la Conagua sobre este proyecto, fechado en 2012. La Conagua planea adquirir un total de 2 mil 929 hectáreas.
En su libro Política, negocios y poder. El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el exsenador y futuro subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, refiere que en 2008 asambleas ejidales de Hidalgo, Carrizo y Chimalhuacán aceptaron vender a 119 pesos el metro cuadrado de sus tierras a la Conagua, y en 2013 otros ejidos, como San Felipe, San Bernardino, Nexquipayac y Santa Isabel Ixtapa vendieron sus tierras por 157 pesos el metro cuadrado.
Encinas subraya que esta estrategia “fue un engaño que le permitió al gobierno federal instrumentar con gran sigilo una operación inmobiliaria que conformó una red de complicidades entre los gobiernos del PAN, y del PRI, acompañada por el gobierno del Estado de México y por particulares que tuvieron acceso a información privilegiada”.
Minas y huachicol
El recorrido realizado por los futuros secretarios de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú; de la Semarnat, Josefa González Blanco, y de la Secretaría del Bienestar, María Luisa Albores, por cinco municipios colindantes con el NAIM documentó públicamente otro gran negocio: la explotación de minas de arena, grava, tezontle y tepetate; materiales que son requeridos para la construcción del NAIM.
Desde octubre de 2015 proliferaron en el nororiente del Valle de México las minas de basalto y tezontle –157– en un radio de 50 kilómetros alrededor del NAIM. Los habitantes de los municipios contiguos denuncian que hay muchas más, las cuales afectan el medio ambiente, ponen en riesgo las zonas habitacionales y operan de manera clandestina.
“Seis mil camiones diarios trasladan materiales de las minas”, advirtió Jiménez Espriú, consultado por Proceso tras su visita del miércoles 10, en la que estuvo acompañado de reporteros y cámaras televisivas. Ahí se enfrentó verbalmente con María Susana Godínez, apoderada legal de una mina de tezontle, propiedad de la empresa Martínez Villegas, que explota 42 hectáreas entre Teozoyuca y Chiautla. Godínez argumentó que estaban “invadiendo” propiedad privada, y corrió al ingeniero y a los reporteros.
Los pobladores se quejaron por la grave afectación ecológica de la zona y el florecimiento de la venta ilegal de combustible o huachicol para los 6 mil camiones que diariamente trasladan materiales para la construcción del NAIM.
La mina es propiedad de René Martínez, empresario cercano al gobierno de Enrique Peña Nieto, y forma parte de una red de más de 60 minas que están explotándose en la zona, de las cuales sólo 10 tienen concesiones en regla, según informó el equipo del gobierno de transición de Andrés Manuel López Obrador.
La empresa Martínez Villegas inició su actividad minera en 1990 con la extracción de materiales para la construcción. De acuerdo con el directorio del sector minero de la Secretaría de Economía, explota Cerro Grande y San Pedro, en Acolman, Globo Azul y La Lupita, en Chicoloapan, La Guadalupana y La Magdalena en Ixtapaluca, así como otra mina en Tlahuico. No aparece en este registro la ubicada en Teozoyuca.
Este reportaje se publicó el 14 de octubre de 2018 en la edición 2189 de la revista Proceso.

Fuente 

Exagerado, prever crisis económica: Guajardo

Reacción de mercados tras la cancelación no es tendencia
Foto
▲ El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, en Cumbre Empresarial Américas.Foto Notimex
Susana González G. y Alejandro Alegría.
 
Periódico La Jornada
Miércoles 31 de octubre de 2018, p. 5
Una golondrina no hace verano, y la reacción que tuvieron el lunes los mercados cambiario y accionario en México luego de anunciarse la cancelación del aeropuerto de Texcoco es sólo eso: una reacción, no tendencia, sostuvo el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.
Consideró una lectura un tanto exagerada que haya quienes prevean una crisis económica; recordó que en los pasados dos años y medio se registraron varias sorpresas con el tipo de cambio, sin estar sustentadas en la realidad económica. El peso siempre regresó a niveles mucho más accesibles, destacó Guajardo, entrevistado tras participar en la Cumbre Empresarial Américas de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias Jefas de Empresa (Ammeje).
El comportamiento de los mercados, dijo, se da a partir de un conjunto de elementos y no sólo de una decisión. Consideró que las autoridades deben comunicar con claridad a inversionistas y a la opinión pública y actuar siempre conforme a derecho, porque en ello radica la prueba de confianza.
El representante del equipo de transición para la renegociación del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, Jesús Seade, desestimó que la depreciación del peso y la caída de las acciones hayan sido provocados únicamente por la cancelación del aeropuerto. “El dólar se fue pa’ arriba, pero así ocurrió a escala mundial… Ha sido una coincidencia que confundimos en México”, dijo antes de reunirse con empresarios europeos.
Sobre el recorte que la agencia Moody’s aplicó a la calificación de la deuda de México, aseguró: van a ver que somos serios, que somos amigos de los mercados y traemos fórmulas que van a dar más crecimiento a México. Los inversionistas y las calificadoras quieren crecimiento, y van a acabar muy contentos. Incluso, sostuvo que se mantiene una relación sólida, seria y de confianza mutua entre empresarios y el presidente electo.
A su vez, Marcelo Ebrard, próximo titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), aseveró que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no es una ocurrencia, es responsabilidad fiscal. Hay proyectos faraónicos en el país que han sido un desastre recurrente y no quieren comprometerse los otros seis años en otro. El de Texcoco tiene apenas un avance de 32.15 por ciento, pero se ha incrementado la cantidad que se requiere para concluirlo, lo cual genera un factor de incertidumbre fiscal para el próximo gobierno, dijo Ebrard, quien acudió a la 29 Asamblea Plenaria del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL).
La cancelación de esa obra va a tener un costo, sí, pero el mayor es que la incertidumbre se convierta en no terminarlo, consideró.

Fuente

BC: protestan por retención de pensiones a maestros jubilados

No han llegado fondos federales, responde el director del Issstecali a sindicalizados
Foto
▲ Profesores y trabajadores jubilados del sector educativo protestaron ayer en Mexicali, Baja California, para exigir al gobierno estatal el pago de pensiones y un bono correspondientes a octubre.Foto Lindero Norte
Antonio Heras
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 31 de octubre de 2018, p. 35
Mexicali, BC., Más de mil maestros y otros trabajadores de la educación protestaron ayer porque el gobierno de Baja California no pagó la nómina ni el bono de octubre a 7 mil 36 jubilados de los cinco municipios del estado. El adeudo asciende a unos 300 millones de pesos.
La secretaria de la sección 37 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), María Luisa Gutiérrez Santoyo, criticó la ‘‘indolencia y falta de sensibilidad’’ del gobernador panista, Francisco Vega de Lamadrid, y señaló que nunca se había dejado sin pago a los jubilados en Baja California.
‘‘Es el sector mas vulnerable del magisterio y las cuentas no esperan. Son hombres y mujeres que formaron a varias generaciones de bajacalifornianos. Son prioridad. La protesta tendrá mayor fuerza con la unión de todos los agremiados activos y jubilados”, dijo.
Gutiérrez Santoyo explicó que los maestros protestaron en todas las oficinas del gobierno de Baja California y pidieron comprensión a los padres de familia. Además anunció que este miércoles suspenderán labores, junto con los agremiados del Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación (SETE).
Tampoco hay recursos para pagar noviembre
El secretario general del SETE, Víctor García Dávalos, dijo que no laborarán profesores, directivos ni personal de apoyo de los cinco ayuntamientos, se plantarán en el edificio del Issstecali –institución que otorga prestaciones y servicios de seguridad social a los docentes– y una marcha hacia el Congreso local.
Javier Meza, director del Issstecali, indicó que en la mesa técnica se informó que la nómina se pagará el 15 de noviembre porque falta que lleguen recursos federales por tratarse de una nómina subrogada.
En la reunión con directivos del Issstecali se notificó a representantes del SNTE y el SETE que la administración estatal tampoco dispone de recursos para pagar a los jubilados las pensiones de noviembre.
En Baja California hay escuelas estatales donde laboran trabajadores de la sección 37 del SNTE y escuelas federales donde trabajan agremiados a la sección 2.

Fuente

Bienvenidas, Carmen Aristegui y María Scherer a la prensa oral





No son las periodistas Carmen Aristegui y María Scherer desconocidas en los medios de información conocidos como noticieros. Las dos, incluso, practican su oficio en la prensa escrita. Aristegui en el periódico Reforma y Scherer en El Financiero, con su muy acreditado trabajo por su compromiso con la crítica, el periodismo de investigación y para mantener su distanciamiento con los diversos poderes, empezando por el de los gobiernos para mantener su independencia al opinar en el contexto de buscar los hechos y difundirlos. Ambas son de las mujeres que representan a ese sector que, por todo el país, como reporteras, corresponsales editoras y dedicadas al periodismo en las redes, radio, televisión y prensa escrita, están dando ejemplo de veracidad, preparación y responsabilidad para ese desempeño nacional.
Siempre activas, ahora lo harán por una frecuencia de radio. Carmen Aristegui aumentando su presencia para atender la demanda de su labor, la cual no ha cesado pese a la embestida del peñismo y sus cómplices de una concesión radiofónica –más restauranteros que otra cosa–, que al amparo del poder presidencial cancelaron su presencia en ese medio, la persiguieron judicialmente y no lograron impedirle continuar su labor; y que ahora Radio Centro le abrió las puertas para que tenga un espacio de lunes a viernes y de 7 a 10 de la maraña, para continuar lo que el Sánchez de Peña no pudo consumar con su abuso. Y fallida censura.
María Scherer lleva ya un probado currículum de periodista, reportera, comentarista y entrevistadora. Y suma ahora en El Financiero-Bloomberg-TV, su participación en un programa titulado La Cuarta Transformación, que se transmite por ocho vías de redes y la televisión, para analizar “las implicaciones y el rumbo del nuevo programa de gobierno”, que pondrá en marcha el lopezobradorismo y cuyas principales líneas ratifica una y otra vez, el en vías de ser presidente constitucional; habiendo tenido la desafortunada intervención de mencionar a La Jornada, Aristegui y Proceso como sus medios favoritos, mientras no cesa de ofender a la prensa de radio y televisión, con su despectivo insulto de: “prensa fifí”. A la que le achaca estar pendiente de cualquier error suyo y su grupo, para criticar e informar; ignorando o pasando por alto que tal desempeño es la tarea, finalidad y obligación del periodismo independiente y crítico, como contrapeso desde la democracia directa, según dice: José María Luis Mora y Francisco Zarco, como representantes “de la fuerza irresistible de la verdadera opinión pública que le impone freno al gobierno que traspase o pretenda traspasar los límites que ponen coto a su poder, por medio de la voz popular de la opinión pública”. Y que Zarco remacha con: “Si el gobierno no teme el examen de sus actos, si desea sinceramente el bien público, si en vez de impedir la discusión él mismo la provoca y la escucha… La misión del periodista, por pretensiosa que parezca, no es sólo expresar las opiniones de un partido, sino propagarlas, difundirlas y dirigir así la opinión pública. Tal será nuestro intento empleando sólo las armas de la razón” (La Espada y la pluma, libertad y liberalismo en México: 1821-2005; compilador José Antonio Aguilar Rivera).
Así, pues, estas dos periodistas concurren a enriquecer el pluralismo dentro de la tolerancia democrática y las libertades de expresión para su difusión, como derechos con sus garantías para informar y criticar e incluso elogiar. Scherer y Aristegui reingresan a un trabajo, entre el autoritarismo del antiguo presidencialismo que se ha ido y el nuevo régimen que ha prometido respeto total a las libertades individuales y colectivas de todos los mexicanos; evitando los abusos del poder público. Ambas representan una labor en los medios de comunicación oral muy significativa por lo que han sido en sus respectivos trabajos.
Y estarán, como siempre lo han estado, al servicio de la información en los hechos, la veracidad contrastada con ellos y puntualmente alertas contra los abusos de los poderes público y privado, sus errores y desinformación. Y es que necesitamos esas voces y conciencias legitimadas en el periodismo de investigación, para sacar a la luz pública cuanto hacen o dejan de hacer los funcionarios, para que, individual y colectivamente, la opinión pública se entere a tiempo de los actos de sus gobernantes, sin concesiones de ninguna especie al servicio del principio de publicar lo que hacen o dejan de hacer los funcionarios judiciales, legislativos y ejecutivos.
Es imprescindible la información y su análisis y crítica, sustentada en hechos y periodismo de investigación que le den veracidad, para permitir a los mexicanos apuntalar sus opiniones al juzgar la vida pública en todas sus manifestaciones. Y entre más opciones con credibilidad aparezcan, tendremos la más variada y completa panorámica de lo que sucede en nuestro país; abarcando la vida social, económica, política y cultural con todas sus implicaciones. Así que hay que congratularse que Scherer y Aristegui hayan logrado tener más presencia; pues con otras periodistas y comunicadoras son indispensables para el pluralismo de opciones en los medios de comunicación. Por eso son bienvenidas a la escena periodística; pues con su modo de hacer su trabajo, constituyen dos estilos que merecen sus respetivas audiencias por las que hay que competir, aunque a veces sean incluyentes.
Álvaro Cepeda Neri
[OPINIÓN][DEFENSOR DEL PERIODISTA]