martes, 28 de agosto de 2018

Taller Automotriz LFC. Servicios Integrales en el Estado de Hidalgo. A sus órdenes.

El Plantón de la ANUEE en la SENER continúa.


Postergan por cuarta vez fallo de línea de transmisión eléctrica

El Economista
La nueva fecha del resultado de la licitación es el 19 de octubre; dicho retraso mete incertidumbre en el futuro de las renovables: experto.
Postergan por cuarta vez fallo de línea de transmisión eléctrica

Luego de la cuarta postergación del fallo para la construcción y operación del mayor proyecto de transmisión eléctrica en la historia del país: la línea de corriente directa del istmo al centro, y el hermetismo que observa la industria alrededor de la cuarta subasta de largo plazo, la incertidumbre predomina en torno al futuro de las renovables en México, reconoció Rodrigo Villamizar, director de Kaiserwetter para América Latina y exministro de Energía de Colombia.
En el portal de seguimiento a la licitación de la línea de corriente directa en alta tensión (HVDC, por su sigla en inglés) —misma que está prevista para transportar 3,000 megawatts por poco más de 600 kilómetros de Ixtepec, en Oaxaca, a Yautepec, Morelos, con una inversión estimada de 1,200 millones de dólares— Banobras ha postergado las fechas del fallo de la licitación del 4 de julio al 4 de agosto al 14 de septiembre y ahora hasta el 19 de octubre.
Y es que el 9 de agosto pasado, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) —que conduce la licitación— publicó esta nueva postergación, ampliando también el plazo para entrega de propuestas hasta el 25 de septiembre.
“Las negociaciones para lograr armar una licitación de este tipo son sin duda de lo más complejo que puede haber en la industria eléctrica y me parece que no pueden seguir postergando proyectos tan importantes de los que depende en buena medida el futuro de la generación renovable”, dijo Villamizar a El Economista.
Hasta la publicación de las actas de visita al sitio, en junio, había 28 firmas interesadas en el proceso, entre las que se encontró a las empresas líderes mundiales en tecnología HVDC: como ABB, Siemens y GE, además de potenciales operadores como Abengoa, Iberdrola, Mastec, Techint y Sinohydro, junto con constructoras como Hydro Quebec, ICA Fluor, Arendal, Kalpataru Power Transmission, entre otras.

Cuarta subasta, en vilo

Además, tanto el fallo para la licitación de otra línea HDVC que interconectará a Baja California con el resto del país —previsto para el 14 de diciembre— como la ejecución de la cuarta subasta para el suministro de largo plazo mediante renovables, que tentativamente deberá tener ganadores a más tardar el 2 de noviembre, son procesos sobre los cuales la industria aún teme que se pospongan hasta el próximo año, tal como ocurrió con las subastas petroleras.
“La cuarta subasta, se dice cada vez más, concluirá hasta febrero del próximo año, siempre y cuando el nuevo gobierno ofrezca condiciones adecuadas a los inversionistas”, explicó Villamizar. “En los últimos dos años, México demostró que más allá de cualquier barrera regulatoria, los precios de las energías renovables ya son competitivos con los de las fósiles, con lo que el país se ganó que las miradas de los inversionistas en el mundo se fijaran en México, situación que tanto los inversionistas como los proveedores de tecnología especializada para la eficiencia anhelamos que se mantenga”, dijo el director de Kaiserwetter, empresa especializada en gestión técnica y financiera de parques de generación, particularmente renovables como eólicos y fotovoltaicos, ya que mediante estas asesorías las generadoras pueden reducir hasta 30% el costo de sus proyectos.
kgarcia@eleconomista.com.mx

Fuente

AMLO: se derogará reforma educativa y liberará a profesores injustamente presos

AMLO: se derogará reforma educativa y liberará a profesores injustamente presos
Foto
▲ El dirigente de la sección 7 del SNTE habla durante el foro en Chiapas.Foto Óscar León
Elio Henríquez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 28 de agosto de 2018, p. 15
Tuxtla Gutiérrez, Chis., Al participar en el primero de 32 foros educativos que se realizarán en el país, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que derogará la reforma en la materia y anunció que liberará a los maestros injustamente presos; también modificará el artículo tercero de la Constitución para garantizar que la enseñanza sea gratuita y de calidad en todos los niveles escolares.
En la cuna de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y escenario de constantes movilizaciones, pidió a los maestros que se comprometan a cumplir con su deber, con su responsabilidad y que haya cero ausentismo en las aulas.
Agregó que se trabaja en el conjunto de iniciativas que tienen que ver con la educación, las cuales se presentarán desde el primero de diciembre para cancelar, abolir la llamada reforma educativa, y al mismo tiempo se presentará una nueva que surgirá de la consulta a escala nacional, a partir de recoger las propuestas de maestros, padres de familia y especialistas.
Participación de todos
Aseguró que es un absurdo querer llevar a cabo una medida de este tipo sin los profesores, quienes transmiten el conocimiento del aula, y por eso se repondrá el procedimiento para llevar a cabo una verdadera reforma.
Vamos a apoyar mucho la educación con la ayuda de los maestros, padres de familia y autoridades en todos los niveles de gobierno; a mejorar la calidad de la enseñanza con la participación de todos, expresó.
El primer Foro de Consulta Estatal Participativa Por un Acuerdo Nacional sobre la Educación comenzó a las 18 horas en la Universidad Autónoma de Chiapas, con la presencia de 2 mil 386 personas, que registraron 860 ponencias.
El secretario general de la sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Pedro Gómez Bahamaca, pidió a López Obrador la abrogación de la reforma educativa, la liberación de los presos políticos y que se reabra la mesa nacional de negociación entre el gobierno federal y la CNTE.
En tanto, Esteban Moctezuma Barragán, propuesto como titular de Educación Pública, dijo que se escogió a Chiapas para iniciar los foros educativos porque para la siguiente administración tendrán prioridad las entidades con mayor rezago.

Fuente

Trump anuncia acuerdo bilateral con México e insiste en eliminar al TLCAN

 
PROCESO
 
WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su gobierno y el de México alcanzaron un acuerdo comercial y reiteró su intención de eliminar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
“Es un día grande para el comercio, es un gran día para nuestro país”, declaró en la Oficina Oval de la Casa Blanca al informar la conclusión de las negociaciones con el gobierno mexicano sobre el pacto bilateral de intercambio comercial.

“Vamos a ver si Canadá puede ser parte del acuerdo, hablar posiblemente de un tratado por separado, pero las negociaciones con Canadá comenzarán pronto”, subrayó el mandatario estadunidense.
Después de varios días de intensas negociaciones, los equipos negociadores de México y Estados Unidos lograron un acuerdo en principio para conciliar las diferencias en los 30 capítulos que integran al libre comercio entre ambas naciones.

“Vamos a eliminar al TLCAN”, matizó Trump al momento que hablaba por teléfono con el presidente de México, Enrique Peña Nieto y acompañado de su representante comercial Robert Lighthizer, el canciller mexicano, Luis Videgaray, y el de Economía, Idelfonso Guajardo.
“A este compromiso lo vamos a llamar Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos y México”, dijo Trump.
En la conversación telefónica, Peña Nieto no habló de anular al TLCAN, sino de “modernizar” al acuerdo trilateral y expuso su deseo de que el gobierno de Canadá se una a las negociaciones esta semana.
Las negociaciones bilaterales fueron consultadas con Jesús Seade, el jefe negociador del TLCAN del presidente electo; Andrés Manuel López Obrador. Bajo las leyes comerciales de Estados Unidos, cualquier compromiso comercial de Estados Unidos con el exterior, tiene un plazo de 90 días para ser considerado por el Congreso federal estadunidense; el plazo para hacerlo concluye el último día de noviembre, por lo que el conteo de los días arranca el viernes 31 de agosto.
“Los hicimos, más simple y mucho mejor para los dos países… con Canadá lo que vamos a hacer es imponer aranceles a sus automóviles”, apuntó el mandatario estadunidense.
Respecto al TLCAN, Trump insistió en eliminar el nombre del acuerdo trilateral y sobre el anuncio acotó que le gusta más el nombre de Acuerdo de Libre Comercio Estados Unidos-México.
Extrañamente, Trump dijo que fue un placer trabajar con Peña Nieto y agradeció la amistad entre los dos, exponiendo además la posibilidad de “dar una conferencia de prensa juntos”, aludiendo a una posible reunión.
“Fue un tiempo muy especial el hablar con el presidente electo López Obrador, usted y él trabajaron juntos, nuestros equipos trabajaron juntos y se unificaron; este es un acuerdo increíble para los trabajadores y ciudadanos de los dos países”, declaró Peña Nieto en la conversación telefónica con Trump.
El mandatario mexicano expuso su deseo de firmar lo concretado con Estados Unidos y celebrar con un “brindis con tequila”, ignorando que Trump es abstemio.
“Enrique te veo pronto, tendremos una ceremonia formal… es muy especial que los dos países lo hayan logrado”, añadió Trump.
La firma de un acuerdo de comercio bilateral entre México y Estados Unidos sería oficialmente el fin del TLCAN.
“Terminaré el acuerdo actual y empezaremos otro”, enfatizó Trump dejando en claro que la nueva relación comercial en la región norteamericana será por medio de tratados bilaterales.

Fuente

Siete mil 500 trabajadores de Mexicana llevan ocho años sin cobrar sueldos

César Arellano García
 
Periódico La Jornada
Martes 28 de agosto de 2018, p. 16
Hoy se cumplen ocho años de que Mexicana de Aviación dejó de realizar operaciones, en agosto de 2010, y cuatro años más tarde se declaró en quiebra.
Durante ese lapso, luego de un largo concurso mercantil fallido en el que varios grupos de inversionistas estuvieron interesados en rescatar la empresa, más de 7 mil 500 trabajadores y jubilados siguen sin cobrar liquidaciones y pensiones.
En entrevista, Fausto Guerrero, presidente de la Asociación de Jubilados, Trabajadores y ex Trabajadores de la Aviación Mexicana (Ajteam), señaló que realizarán una movilización en la instalaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México para exigir a autoridades que resuelvan el problema de Mexicana de Aviación y les paguen conforme a la ley.
Para los trabajadores en retiro ha sido todo un viacrucis. A la mayoría no nos contrata ninguna empresa por nuestra edad. En este periodo hemos realizado una serie de marchas, huelgas de hambre y plantones, pero lo único que recibios de autoridades son promesas.
Reiteró que desde el cierre de la aerolínea los sobrecargos jubilados siguen sin empleo; han perdido propiedades, bienes y hasta la salud.
Pero no sólo eso, agregó, pues con el cierre de la empresa los dueños de las otras líneas mexicanas del sector se beneficiaron con el arrebato y explotación de rutas y slots. Además, culpó a los titulares de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del sexenio de Felipe Calderón y de la actual administración, así como al ex secretario del Trabajo Javier Lozano, de la quiebra, de que la empresa se fuera a pique y dejara de operar.
El representante comentó que en la actualidad están a la espera del pago, que no es una liquidación, del fideicomiso del MRO, recursos que proviene de la venta de nueve aviones y 20 motores que equivalen a más de 11 millones de dólares, en beneficio de siete mil 39 trabajadores, quienes recibirán la parte proporcional que les corresponde por sus servicios.
No nos conformaremos
“Quieren que nos conformemos con ese pago. Hay 222 millones de pesos a repartir entre más de siete mil trabajadores y jubilados. Nos quieren dar migajas por lo que nos toca por más de 25 años de trabajo en Mexicana de Aviación.
Sin embargo, lo más triste de todo es que a ocho años de que le cortaron las alas a la empresa, las autoridades han sido omisas y han dejado desprotegidos a trabajadores y jubilados. Pero, por el otro lado, las empresas aéreas se han enriquecido gracias a la quiebra y el gobierno sólo pretende indemnizarnos con algunas migajas, señaló.
Agregó que continuarán “en pie de lucha, como ha sido durante todo este largo y difícil camino", en el cual han fallecido 27 jubilados, y agregó que los inconformes mantendrán firme el reclamo de las pensiones que les dejaron de pagar en 2010.

Fuente

Aumento al salario mínimo a 14 dólares en Canadá afectará a jornaleros mexicanos

El gobierno de Ontario autorizó el aumento de sueldo mínimo que aplica a los jornaleros, pero algunos de ellos reportaron un impacto negativo porque sus empleadores les han reducido las jornadas.

Foto EE: Archivo

Con el aumento del salario mínimo canadiense en enero próximo de 11.40 a 14 dólares la hora, algunos trabajadores agrícolas mexicanos en Ontario enfrentarán una reducción de horas y de contrataciones con empleadores que buscan minimizar sus costos.
Más de 25,000 jornaleros mexicanos laboraron en granjas canadienses en 2016, como parte del Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (PTAT) que opera entre México y Canadá desde 1974.
El programa es considerado "exitoso", porque permite a los granjeros canadienses sacar su producción, y a los jornaleros mexicanos mantener a sus familias, al trabajar cada año por temporadas de tres a ocho meses.
El gobierno de Ontario autorizó el aumento de sueldo mínimo que aplica a los jornaleros, porque trabajan legalmente en Canadá y gozan de prestaciones, pero algunos de ellos reportaron un impacto negativo porque sus empleadores les han reducido las jornadas.
El veracruzano Gregorio García, de 72 años de edad, viene a Canadá desde hace 29 años, de los cuales 24 ha laborado en la granja Andrews Scenic Acres, productora de girasoles y frutas, localizada en Milton, aproximadamente una hora al noroeste de Toronto, y con ello ha sacado adelante a su familia.
En entrevista con Notimex, dijo que en esta granja había 15 trabajadores mexicanos, pero este año sólo contrataron a diez y les redujeron la jornada.
"Nos han bajado mucho el tiempo laboral. Trabajábamos entre 10 y 12 horas diarias y ahora sólo ocho horas diarias con un día de descanso. Al no trabajar nosotros esas horas, se bajó la producción porque no se pudo deshierbar la plantación", dijo.
Aunque ahora ganan más por hora, con la reducción de la jornada su pago en realidad es menor, precisa: "yo ganaba cada quincena como 1,700 dólares (24,700 pesos) y ahora 1,200 dólares (17,470 pesos)".
Don Goyo, como le dicen cariñosamente en esta granja, tiene cuatro hijos, uno de ellos arquitecto, y ahora le está dando carrera a su nieta, quien pronto se recibe de doctora, y subraya que "lo más difícil de este trabajo es que uno no está con la familia sino aquí solo".
En cambio, Fidel Guzmán Martínez, quien labora en la granja de uvas Arterra Wines Canada, en la zona de Niágara, dijo a Notimex que no ha habido cambios en sus horas de trabajo, "seguimos con 11 horas diarias de lunes a sábado, y los domingos cinco horas entre mayo y julio".
"También somos los mismos 65 trabajadores mexicanos en la granja", agregó el jornalero, originario de Morelos y con 18 años en el programa PTAT, quien sabe que hay sitios que han quitado prestaciones. "Antes era un descanso de 15 minutos a las 10 y otro a las 3, ahora se los dan pero ya no se los pagan".
Los jornaleros coinciden en que la reducción de horas y trabajadores está acorde con el programa, que marca una jornada mínima de ocho horas diarias.
Los jornaleros mexicanos fueron entrevistados durante el convivio que organiza cada año la agrupación Enlace en la granja Andrews Scenic Acres, conocido como "La elotada" en donde la granja pone los elotes y los miembros de la agrupación traen comida y refrescos para compartir.
Enlace es una agrupación sin fines de lucro integrada por mexicanos de Toronto, en su mayoría mujeres mexicanas, que realizan durante el año diversas actividades sociales y recreativas en favor de los jornaleros mexicanos, como rodeo de bicicletas y torneo de soccer.
"La elotada" fue realizada en un soleado día de verano, entre girasoles y manzanas, amenizada por el mariachi México Amigo, donde los trabajadores y jornaleros de granjas cercanas compartieron la mesa con los miembros de Enlace y bailaron una que otra "quebradita".
erp

Fuente

Ejidatarios de SLP acusan a la Conagua de falsificar firmas

Foto
▲ Campesinos y habitantes del ejido La Presa, municipio de Villa de Guadalupe, San Luis Potosí, quienes se oponen a la construcción de un acueducto y de la presa La Maroma con el argumento de que les quitará aguas superficiales para sus actividades agropecuarias, durante una de las asambleas que realizaron en marzo pasado.Foto Alfredo Valadez Rodríguez
Alfredo Valadez Rodríguez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 28 de agosto de 2018, p. 29
Zacatecas, Zac., Ejidatarios de La Presa, municipio de Villa de Guadalupe, San Luis Potosí, acusaron a funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de falsificar actas de asamblea ejidal con las que obtuvieron poderes de representación y firma y realizaron trámites ante el Registro Agrario Nacional (RAN) a fin de continuar con la construcción de la presa La Maroma y de un acueducto.
Los señalados son Manuel Téllez Bugarín, director de la Conagua en San Luis Potosí, y Jorge Juventino Tovar Mares, director de la oficina de trámites para la tenencia de la tierra de esa dependencia.
‘‘Acepto el poder’’, firmaron los funcionarios citados las actas de asamblea presuntamente apócrifas que desconocen a los integrantes de la mesa directiva del ejido La Presa: Teodoro Cárdenas Lucio, Arnulfo García Rada y Juan Francisco García Torres, presidente, secretario y tesorero, respectivamente.
La construcción de la presa La Maroma no ha comenzado, pero el acueducto que pasará por el ejido La Presa ya está en obras.
Los ejidatarios denunciaron la presunta falsificación ante un grupo de investigadores y asesores jurídicos del Colegio de San Luis Potosí, quienes desde principios de este año han asesorado a los campesinos en la defensa de sus territorios y agua.
‘‘Se trata de actos desesperados’’ ante la llegada del próximo gobierno federal, afirmó Francisco Peña, uno de los investigadores del Colegio de San Luis Potosí que apoyan a los ejidatarios.
Los ejidatarios de La Presa, recordó Francisco Peña, ‘‘han interpuesto dos demandas de amparo ante la justicia federal para detener una obra que pretende quitarles los derechos sobre aguas mansas (el río) y broncas (escurrimientos pluviales) que les otorgó un decreto presidencial cuando se formó el ejido’’.
Con los poderes que se habrían otorgado con las actas falsas, los funcionarios de la Conagua pretenden ‘‘hablar en nombre de ellos (los campesinos) para el registro inmediato de una dirección ejidal que permita a la Conagua seguir con la trampa de un convenio donde, con intervención de un abogado corrupto, les estarían expropiando los terrenos por donde pasaría el acueducto’’.
Este caso, subrayó Francisco Peña, es similar al ocurrido recientemente en el municipio zacatecano de Fresnillo, donde labriegos dieron a conocer a La Jornada que se falsificaron actas de asamblea del ejido Santiaguillo para autorizar a empresas asociadas la construcción de un gasoducto que pasará por sus parcelas. ‘‘Es la misma mecánica. El director local de la Conagua en San Luis Potosí (Manuel Téllez Bugarín) se convirtió en intermediario para presionar a los ejidatarios a fin de que firmaran lo que ellos quieren’’, finalizó.

Fuente

Del 68 a la redimensión de la protesta ciudadana



Un cambio en la manera de gobernarnos ha sido esperado desde hace más de 50 años, al menos por un importante sector de la sociedad identificado con prácticas políticas de tendencia izquierdista; pues hoy es difícil hablar de una izquierda política y socioeconómica, cuando menos tradicional, y si pensamos en izquierdas románticas y férreas deberíamos ponernos atemporales y lo correcto sería escribirnos y hablarnos detrás de un pasamontañas, en el menos radical de los casos.
Ese cambio fue buscado por grupos minoritarios antes de 1988 y cobró fuerza hace poco más de 3 décadas con el rompimiento de varios dirigentes políticos con el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Con el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas a la cabeza y otros disidentes, así como con políticos y militantes partidistas de diverso origen, se conformó el Frente Democrático Nacional (FDN), agrupación que dio una primera batalla concisa contra el entonces poderoso, pero falible, régimen priísta. El fraude de las elecciones de 1988 consumado por el aparato gubernamental del PRI es la muestra de esa latente falibilidad; los que saben del asunto acusan a Manuel Bartlett –quien es la máxima redención política de López Obrador– de consumarlo, pero al mismo tiempo de permitir el crecimiento de la disidencia dentro del PRI de entonces, que terminaría con la conformación del FDN, lo que llevaría al PRI, a Bartlett y a muchos otros a cometer el fraude; un juego de política del cual sólo podemos sospechar y dirimir en diversas hipótesis. De esa ruptura política surgió el Partido de la Revolución Democrática se originaria el Partido de la revolución enviándolo a Manuel Barttlet, que ya vimos que maduró en la contradicción de la mano del Partido Acción Nacional (PAN), hasta casi su extinción.
El deseo de un cambio en la formas y los fondos de hacer política sobre la nación no es un fruto de generación espontánea suscitado en 1988 y estirado en el transcurso de las siguientes elecciones presidenciales, en las que compitieron por el PRD el ingeniero Cárdenas en 1994 y el 2000, así como Andrés Manuel López Obrador en 2006 y 2012, esta última elección tras la cual el PRD perdió el rumbo y terminó en un ridículo e inoperante amasiato con el PAN, inmoral unión que llevó a ambos organismos políticos a ser grotescas caricaturas de sus originales. Esa necesidad de cambio ante el régimen priísta, que parecía eterno, tuvo antes de 1988 varios conatos de democratización del país: protestas obreras, campesinas, magisteriales, acciones guerrilleras, formación de partidos políticos de izquierda, entre otros movimientos de lucha; pero tuvo un punto de quiebre fundamental, eso fue hace 50 años: 1968, cuando unos muchachos iniciaron un movimiento sin tener idea de sus alcances, una noble e inocente gesta –como la mayoría de las que emprende la juventud con conciencia, aunque sea contradictoria la conciencia con la inocencia–, y gracias a ellos, los jóvenes del 68, los que lucharon y sobrevivieron y los que batallaron y murieron, es que hoy podemos nosotros hablar de un cambio en ciernes desde la menos uniforme de las izquierdas, esa que empuja al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en diferentes direcciones. Fueron aquellos luchadores sociales del año olímpico, los que abrieron las puertas del cambio ante un régimen, que entonces como nunca antes y como nunca después uso toda su fuerza represora y autoritaria asesinando a unos muchachos que veían más con el corazón que con la malicia de la política, pero que con su sangre en Tlatelolco nos mostraron el camino a los que les seguimos, aunque con menos ímpetu en la lucha.
Ese postergado cambio fue truncado por un fraude  electrónico y monetario a favor de Enrique Peña Nieto en las elecciones de 2012. Otra vez el aparato de Estado operó a sus anchas y con el apoyo de muchos de los medios de comunicación masiva. Entonces las antipatías mediáticas contra el grupo obradorista convencieron a la mayoría de los votantes del peligro del “mesías” krauziano, en una segunda y afinada versión del fraude a favor de Felipe Calderón en 2006. Y así debimos esperar 6 años más a que la masa ciudadana, harta y asqueada de la violencia y la corrupción generada desde el gobierno, operara en una votación masiva y contundente a favor de López Obrador y Morena.
Ese tan anhelado cambio en la forma de hacer política es hoy posible. El 1 de julio pasado le otorgamos a Morena y a López Obrador un 53 por ciento de la votación, y por ende la mayoría en las cámaras de diputados y senadores. Los políticos de Morena nos han prometido, como otros partidos y otros políticos lo hicieron antes, que asistiríamos de su mano a una transformación de la situación del país; pero como ya antes hemos visto no bastan las promesas de campaña para el cambio, por lo que será indispensable una gran participación social en la vigilancia y la exigencia sobre cualquiera que ostente un cargo público. Si queremos un cambio en beneficio de las mayorías deberemos estar pendientes de nuestros funcionarios, desde el presidente hasta el regidor y hacer presión desde la protesta civil pacífica, desde el periodismo crítico, desde la más elemental conciencia ciudadana cuando Morena y López Obrador no cumplan lo prometido estando en sus posibilidades y atribuciones hacerlo, pero también nuestra obligación será salir a protestar más allá del internet cuando sectores empresariales o políticos sean reacios a los cambios planteados; el más claro ejemplo es la negativa de los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a la reducción de sus exorbitantes sueldos y groseros privilegios, y es que habrá poderes políticos y económicos que se negarán a la pérdida de prebendas y lujos a los que están acostumbrados, y para el próximo presidente de México no será fácil doblegarlos si no es acompañado por los millones que votamos por él.
Estamos frente a la oportunidad de redimensionar la protesta ciudadana y la lucha social, pues durante el próximo sexenio tendremos muchas oportunidades de manifestarnos pacífica pero enérgicamente para respaldar las políticas del ue sino no estamde manifestarnos pacifica pero energicamente nuevo gobierno, así como para exigirle el cumplimiento de sus promesas. En suma, de no mantenernos vigilantes y presionando al gobierno de Morena y a los partidos y sectores opositores podríamos no asistir a la prometida cuarta transformación de la República y sí al siguiente desencanto político sexenal.
Roberto Galindo
*Maestro en apreciación y creación literaria, literato, arqueólogo, diseñador gráfico. Cursa el doctorado de novela en Casa Lamm. Miembro del taller literario La Serpiente

Desempleo en México llega a 3.47% durante julio


Según datos del Inegi, de la Población Económicamente Activa que no tiene empleo, el 48.7% tiene estudios de preparatoria o universidad.
Héctor Usla
9:06
La tasa de desocupación del país se ubicó en julio en 3.47 por ciento respecto a la Población Económicamente Activa (PEA), cifra ligeramente por encima de lo reportado durante junio, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
A través de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el instituto reveló que el 48.7 por ciento de las personas que se encuentran desempleadas tienen estudios de nivel medio superior y superior.
De manera desagregada por géneros, se observó que el 53.4 por ciento de las mujeres que cuentan con este grado de estudios no tienen trabajo, mientras que en hombres, la tasa se ubicó en 45.4 por ciento.
El Inegi también expuso que el 90.5 por ciento del personal desocupado del país, cuenta con experiencia laboral.
Por actividad económica, el sector servicios, principal motor de la economía nacional, es el que más empleos genera en el país. Durante el séptimo mes del año, el 41.9 por ciento de los trabajadores mexicanos se desempeñaron en esta área.
En otro aspecto, la tasa de informalidad laboral (proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo) fue de 56.5 por ciento, cifra menor a la reportada en junio e inferior en 0.7 puntos porcentuales respecto a la de julio de 2017.
De manera complementaria, la tasa de ocupación en el sector informal (que se refiere a la proporción de la población ocupada en unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa), representó el 27.7 por ciento en julio, dato superior al observado en el mes previo que fue de 27.3 por ciento, y mayor en 1.2 puntos porcentuales frente al mismo periodo del año pasado.
La ENOE también mostró que la tasa de subocupación, referida al porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda, representó el 7 por ciento de la PEA.
En su comparación anual, esta tasa fue superior a la del mismo mes de 2017, que cerró en 6.3 por ciento. 

Farmacéuticas experimentan sus medicinas genéricas en 17.7 mil mexicanos



 

Antes de lanzar sus productos al mercado, la industria farmacéutica experimenta en humanos, que sirven como cobayas para evaluar las contraindicaciones que presentan sus medicinas y, sobre todo, determinar qué tan graves son esas secuelas en la salud.
En México el tema no es menor, pues tan sólo el año pasado fueron al menos 17 mil 780 personas las que se sometieron a los llamados “estudios de bioequivalencia” para probar nuevos medicamentos genéricos.
Pese al alto riesgo que corren, los laboratorios les pagan a estos conejillos de indias apenas entre 2 mil y 10 mil pesos. Es decir, las empresas habrían gastado en sus experimentos en humanos entre 35 millones 560 mil y 177 millones 800 mil pesos por concepto de compensación a los “voluntarios”.
Como en otros países subdesarrollados, en México la industria explota la pobreza de estas personas, que por ese monto mínimo se someten a ensayos clínicos que podrían dañar su salud de forma irreversible, sobre todo si se tiene en cuenta que los pobres siempre padecen una mala alimentación.
De acuerdo con la Agencia Informativa Conacyt, estos ensayos clínicos “reclutan de manera voluntaria a individuos para probar si un medicamento genérico, que pretende entrar al mercado, es equivalente en seguridad y eficacia al medicamento innovador, cuya patente ha vencido o está por vencer”.
En 2017, refiere, se realizaron 429 estudios de bioequivalencia en el país y, hasta julio de 2018, 64 clínicas estaban registradas ante la autoridad sanitaria para llevar a cabo este tipo de estudios.
Los datos provienen directamente de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) –órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud, encargado de la regulación, el control y el fomento sanitario–, en su respuesta a la solicitud de información 1215100207918.
Según la Agencia Conacyt, “los estudios de bioequivalencia deben hacerse en humanos para poder analizar si la sustancia activa en el genérico llega a la sangre y se elimina al mismo ritmo que con el medicamento innovador”.
Agrega que éste es un proceso de absorción, transformación y eliminación del fármaco que necesariamente se debe analizar en el cuerpo humano. Por ello, los laboratorios registrados ante la Cofepris reclutan a voluntarios para probar la bioequivalencia de las medicinas.
Y aunque la Agencia destaca que la Norma Oficial Mexicana NOM-177-SSA1-2013 establece que los sujetos de investigación deben estar sanos o ser pacientes de investigación que hayan expresado libremente y por escrito su consentimiento informado para participar en el estudio, está claro que una persona dispuesta a someterse a un experimento de esta naturaleza por apenas 2 mil pesos no es alguien que tiene acceso fácil a la canasta básica alimentaria.
Según la Norma, un sujeto de investigación sólo puede participar en un estudio cada 3 meses, y el laboratorio que lo recluta debe probar, mediante análisis, que esté clínicamente sano y sea apto para el procedimiento. ¿Qué salud puede tener alguien que se somete 4 veces al año a estos experimentos para ganar entre 8 mil y 40 mil pesos?
El problema es que todo el procedimiento queda precisamente en manos de la industria farmacéutica: la selección, el reclutamiento y los resultados. Ello, porque la Cofepris no se da abasto (como expondré en la siguiente columna) para regular el tema de los medicamentos.
Según la Agencia Conacyt, los voluntarios de estos experimentos se separan en dos grupos: uno recibe el medicamento de patente y el otro, el de prueba.
“Después, personal médico les toma muestras de sangre a tiempos bien determinados para analizar cuánto fármaco ha alcanzado su torrente sanguíneo o cuánto se ha eliminado. Los sujetos de investigación deben permanecer en la clínica el tiempo que sea necesario para que el fármaco se elimine en cierta proporción de su sangre. Este proceso puede requerir días. Pasado cierto periodo, los voluntarios regresan y reciben el medicamento que no tomaron en la primera etapa del estudio.”
El pago que les dan los laboratorios por someterse a los experimentos se deriva de la propia Norma, que establece que los sujetos deben ser remunerados en función del riesgo y el tiempo que dura el estudio.
 “En general, los voluntarios reciben gratis [sic] los resultados de sus análisis clínicos y una compensación económica que suele ir de los 2 mil a los 10 mil pesos. Gracias a estos voluntarios se puede tener competencia económica en el mercado de los medicamentos y precios más accesibles para la población”, dice la Agencia Conacyt.
¿Será que a quienes no les facilitan sus resultados presentaron una contraindicación demasiado adversa a la salud o un daño permanente? El problema, sin duda, es confiar toda la cadena de estos experimentos a quien es juez y parte: el laboratorio.

Efectos secundarios

La Agencia Conacyt admite en su reporte que “todos los medicamentos pueden generar efectos secundarios o reacciones adversas en el organismo: los innovadores y los genéricos”.
Y agrega que son precisamente los estudios de bioequivalencia –es decir, los experimentos en humanos– los que permiten determinar si el medicamento a prueba ocasiona efectos secundarios similares o mayores a los del innovador. ¿Alguien duda de que el riesgo para las cobayas humanas resulta altísimo?
Al respecto, la Agencia indica que “los sujetos de investigación deben estar informados sobre los efectos secundarios que pueden llegar a sufrir ­–que pueden ser leves o hasta poner en riesgo la integridad del sujeto [sic]– y la clínica debe contar con los medios necesarios para atender cualquier eventualidad que afecte a los voluntarios”.
Gilberto Castañeda Hernández, científico del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional y especialista en bioequivalencia, explicó a la Agencia que hay medicamentos, como las quimioterapias, que tienen una toxicidad extremadamente alta y no sería ético probar bioequivalencia en voluntarios sanos.
Pero eso no quiere decir que no experimenten con humanos: “en esos casos extraordinarios, los medicamentos se prueban en pacientes [es decir, enfermos] también voluntarios”.
El investigador Castañeda Hernández agregó que “no es ético que a una persona sana se le someta a un posible daño, y lo más importante en la investigación científica es la dignidad de la persona con quien estamos tratando. Poner en riesgo a un voluntario no es negociable y punto. No hay discusión”. Una vez aprobado el medicamento, los laboratorios facturan miles de millones de pesos: así funciona el mercado de los fármacos.
Nancy Flores/Primera de dos partes

2ª Conferencia Nacional de la NCT, momentos estelares. Radio SME,