jueves, 5 de julio de 2018

CNI convoca al Encuentro Nacional de Mujeres para construir un gobierno “de abajo, anticapitalista, antipatriarcal y apartidista”

DESINFORMÉMONOS 

Foto: Tragameluz
Ciudad de México | Desinformémonos. El Congreso Nacional Indígena (CNI), junto con el Concejo Indígena de Gobierno (CIG), convocó a las mujeres mexicanas y de otras partes del mundo a participar en el Encuentro Nacional de Mujeres para construir un gobierno que “en colectivo y con organización de abajo, anticapitalista, antipatriarcal y apartidista”, no dañe la vida de los pueblos indígenas.
“Caminemos pues para construir un mundo que no habitaremos, donde exista la justicia, la libertad y la democracia para nuestros pueblos”, llamaron el CNI y el CIG, quienes anunciaron que el Encuentro será el 28 y 29 de julio en la comunidad hñähñu de San Lorenzo Nenamicoyan, estado de México.
El correo para registrarse al Encuentro es cniencuentronacionalmujeres@gmail.com, y el último día de registro será el 20 de julio.
A continuación la convocatoria completa:
A las compañeras Concejalas del Concejo Indígena de Gobierno
A las compañeras Delegadas del Congreso Nacional Indígena
A las compañeras de la Sexta Nacional e Internacional
A las mujeres que luchan abajo y a la izquierda

Reunidas mujeres de Honduras, Argentina, Alemania, Francia, Brasil, Estados Unidos de América y México de los estados de Oaxaca, Estado de México, ciudad de México, Jalisco, Michoacán, Morelos, Veracruz, Yucatán, Chihuahua, Guerrero, Querétaro, Chiapas, Guanajuato, Campeche y concejalas del Concejo Indígena de Gobierno de los pueblos purépecha, tzeltal, Otomí, Binnizá, Mazahua, Chontal, Coca, Nahua, Wixárika, Raramurí y Popoluca, declaramos:
Somos tierra, somos aire, somos agua, somos selva, somos mar, somos río, somos bosque, somos desierto, somos lluvia, somos sol, somos luna, todas nacidas de la tierra, mujeres originarias, maestras, obreras, universitarias, campesinas, enfermeras, doctoras, periodistas, comerciantes, migrantes, artistas, y muchos otras más actividades que realizamos madres, abuelas, niñas, hermanas, tías, hijas, amigas, todas al fin humanas, mujeres que resisten y se organizan ante la guerra que enfrentamos al capitalismo que genera muerte, despojo y explotación en nuestras vidas.
Nosotras sabemos que este sistema de muerte que gobierna el mundo, ha cimentado el patriarcado en todos los aspectos en que vivimos y habitamos, por eso nosotras somos más violentadas en él, pero también esa es la razón por la que tenemos que comenzar este camino para cambiar el mundo y construir uno o muchos, donde no existan modelos de explotación y donde no existan ideas fundadas que privilegien a un sector o a un sexo sobre los tantos que hay, un mundo donde en libertad decidamos cómo queremos ser llamadas y cómo queramos organizarnos para así, si hay un gobierno, ese obedezca al pueblo y sus demandas. Y entonces habrá justicia, habrá respeto a nuestras decisiones, no habrá explotación por nuestro trabajo, no habrá despojo a nuestras tierras y a nuestro cuerpo mismo.
Ante el llamado de la vocera y concejalas del Concejo Indígena de Gobierno, nos reunimos para iniciar el largo camino que de por sí nos toca como mujeres que somos. Esta guerra golpea a nuestro país y al mundo entero, por eso en este primer encuentro nos escuchamos y las demandas salieron: ¡Muera el capitalismo! ¡Muera el patriarcado! ¡Alto y justica a todos los feminicidios! Comenzamos a discutir los nuevos grupos de trabajo del CIG: Autonomía, Tierra y Territorio, Mujeres, Jóvenes y niños, Diversidad sexual, Personas con discapacidad, Migración y desplazados, Trabajo y explotación y Justicia, pues creemos que ahí está el dolor de nuestro pueblo, sus demandas y la esperanza misma que nos alienta a iniciar un largo caminar, que probablemente nuestros ojos no lo verán, pero sí lo vivirán y habitaran aquellos que vienen en camino. Caminemos pues para construir un mundo que no habitaremos, donde exista la justicia, la libertad y la democracia para nuestros pueblos.
CONVOCAMOS
A todas las mujeres del mundo y las de nuestro México a un ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES, en la comunidad hñähñu de San Lorenzo Nenamicoyan, Edo de México, los días 28 y 29 de Julio del 2018.
Para que en colectivo y con organización de abajo, anticapitalista, antipatriarcal, apartidista, construyamos un gobierno de mujeres y hombres que obedezcan a los pueblos organizados desde sus asambleas y construyamos este mundo donde quepan muchos mundos, buenos sistemas de vida para nosotras y nosotros de los pueblos.
Comencemos compañeras, que el camino es largo y profundo, y ese mundo debe de pensarse con nosotras como mujeres que somos, ese nuevo mundo, requiere de nuestro trabajo, para así, todas y todos romper con este sistema que nos mata. Luchemos por la vida y derroquemos aquello que nos genera muerte.
Favor de registrarse al correo cniencuentronacionalmujeres@gmail.com, fecha límite de registro el 20 de julio del 2018 al correo. Enviando: Nombre, edad, lugar de procedencia, organización, colectivo o pueblo al que pertenece.
Indicaciones de qué llevar: plato, cuchara, vaso, cosas para pernoctar (cobijas, bolsas de dormir). La comunidad se ubica en una zona boscosa y debido a la temporada de lluvias es de clima frío.

Indicaciones de cómo llegar:
1. Desde CDMX por circuito mexiquense:https://www.google.com.mx/maps/dir/Ciudad+de+M%C3%A9xico,+Cd.+de+M%C3%A9xico/San+Lorenzo+Nenamicoyan,+Estado+de+M%C3%A9xico/data=!4m8!4m7!1m2!1m1!1s0x85ce0026db097507:0x54061076265ee841!1m2!1m1!1s0x85d3b3f504a176b5:0x81a76866898a6d4f!3e0?sa=X&ved=0ahUKEwjf0-fm3bXbAhVCbKwKHY_pDj4Qox0INjAA
2. Desde CDMX por autopista México- Querétaro:
https://www.google.com.mx/maps/dir/Ciudad+de+M%C3%A9xico,+Cd.+de+M%C3%A9xico/San+Lorenzo+Nenamicoyan,+Estado+de+M%C3%A9xico/data=!4m8!4m7!1m2!1m1!1s0x85ce0026db097507:0x54061076265ee841!1m2!1m1!1s0x85d3b3f504a176b5:0x81a76866898a6d4f!3e0?sa=X&ved=0ahUKEwjf0-fm3bXbAhVCbKwKHY_pDj4Qox0INjAA
3. Desde Toluca por autopista Toluca – Atlacomulco:
https://www.google.com.mx/maps/dir/Toluca+de+Lerdo,+Estado+de+M%C3%A9xico/San+Lorenzo+Nenamicoyan,+Estado+de+M%C3%A9xico/data=!4m8!4m7!1m2!1m1!1s0x85cd89892a50ebb9:0xad3f4ad5550208c4!1m2!1m1!1s0x85d3b3f504a176b5:0x81a76866898a6d4f!3e0?sa=X&ved=0ahUKEwimqdqx5LXbAhUFc60KHQLkATkQox0INjAA
4. Desde Arco Norte:https://www.google.com.mx/maps/dir/Autopista+Arco+Nte./San+Lorenzo+Nenamicoyan,+Estado+de+M%C3%A9xico/data=!4m8!4m7!1m2!1m1!1s0x85d23305e4b7b297:0x83372eb9c4ca755f!1m2!1m1!1s0x85d3b3f504a176b5:0x81a76866898a6d4f!3e0?sa=X&ved=0ahUKEwjtguuD7LXbAhUKOawKHd2ZB3gQox0IODAB

Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos
¡Nunca más un Mundo sin nosotras!
CONGRESO NACIONAL INDÍGENA
CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO

Fuente

Confían cooperativas en recibir apoyo del nuevo gobierno


Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Jueves 5 de julio de 2018, p. 32
Las cooperativas del país confían en que una vez que Andrés Manuel López Obrador asuma la Presidencia de la República, fije las bases para el impulso del sector social de la economía, señalaron directivos de la Sociedad Cooperativa de Trabajadores de Pascual, quienes recordaron que se trata de un sector olvidado por los gobiernos neoliberales.
Salvador Torres Cisneros, presidente de la Cooperativa Pascual, celebró que el próximo titular del Ejecutivo federal tenga entre sus proyectos de trabajo el apoyo a este sector de la economía, que se debe sumar al privado y al estatal.
En conferencia de prensa, en la que se anunciaron las acciones de la cooperativa en favor del medio ambiente, el dirigente de los trabajadores de Pascual indicó que en breve se buscará una reunión con el equipo de López Obrador para pedir apoyo a las cooperativas del país y solicitar piso parejo frente a los apoyos fiscales con que cuentan empresas como Coca-Cola Femsa.
Y es que, dijo, no se trata de que las cooperativas estén exentas de impuestos, sino de que se les brinde un trato igualitario. Ejemplo de ello es que Pascual –cuyos designios recaen en los trabajadores y no en un empresario– de 2014 a la fecha ha pagado mil 200 millones de pesos por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), además de cumplir con el IVA y el ISR. No hay cancha pareja, y es lo que estamos pidiendo.
Torres Cisneros detalló que Cooperativa Pascual cuenta con 4 mil 500 trabajadores y genera ingresos por 4 mil 500 millones de pesos anuales gracias a que coloca en el mercado entre 30 y 40 millones de cajas, que representan de 720 a 960 millones de envases de diferentes tamaños.
Informó, además, que la empresa acaba de invertir 100 millones de pesos para su expansión en años venideros, lo que incluirá la venta de agua purificada y productos lácteos; además de que, como una medida favorable al ambiente, trabaja en el diseño de nuevos envases para erradicar paulatinamente el uso de popotes de plástico en sus productos.
Con respecto a las labores que han realizado en favor del medio ambiente, señaló que actualmente se realiza la limpia de cinco playas en Acapulco, Guerrero; además, han sembrado árboles en varios puntos de Ciudad de México, como Cuemanco, en Xochimilco, y el Parque Tezozómoc, en Azcapotzalco.

Fuente

Caso Iguala: Suspenden creación de Comisión de la Verdad; CNDH se dice dispuesta a atender sentencia


 
PROCESO 
 
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reiteró su disposición de atender la sentencia que ordena la creación de una Comisión de Investigación para la Verdad y Justicia para el caso Iguala, “en el ámbito de su competencia y autonomía”.
El organismo emitió un breve comunicado después de que el Tercer Tribunal Unitario del Decimonoveno Circuito determinó suspender por tiempo indefinido el cumplimiento de los amparos que ordenan crear esa Comisión para esclarecer la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Según la información publicada, la decisión obedeció a que “la Procuraduría General de la República (PGR) y la CNDH adujeron que existe imposibilidad jurídica para cumplir dicha sentencia”, emitida por el Primer Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito.
Ante el anuncio del magistrado federal del Tercer Tribunal Unitario, Sabino Pérez García, con sede en Reynosa, Tamaulipas, el organismo de derechos humanos aseguró que, a pesar de que no fue parte en los juicios de amparo que dieron lugar a la resolución de la creación de la Comisión de Investigación para el caso Ayotzinapa, “la CNDH ha estado y estará a favor de que se conozca la verdad”.

Puntualizó que su actuación dentro de los juicios “consistió en desahogar la vista ordenada por el Tribunal respecto del ‘Incidente de Imposibilidad Real, Jurídica y Material’, por considerar que no se encuentra en posibilidad de dar cumplimiento a la ejecutoria de amparo’ promovido por la Procuraduría General de la República (PGR), y en realizar las manifestaciones tendientes a señalar que colaborará, como lo indica la sentencia, en el ámbito de su competencia y autonomía”.
La CNDH “estará atenta a participar en el cumplimiento de las sentencias, con pleno respeto al Estado de Derecho y en el ámbito de su autonomía y de las atribuciones que tiene conferida, siempre con la determinación de que se conozca la verdad y que se favorezca al máximo los derechos de las víctimas involucradas en los lamentables hechos del caso Iguala”, abundó.
La sentencia impugnada por la PGR daba un plazo de 10 días para integrar la Comisión de Investigación para la Verdad y Justica para el caso Iguala, que debería estar conformada por el Ministerio Público, los representantes de las 43 familias y la CNDH, a la que podría añadirse la colaboración de otros organismos nacionales e internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).
El fallo, que alienta el retorno del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para el esclarecimiento del caso, obligaba a que a partir del 1 de julio se pusiera en ejecución la Comisión de Investigación.
Sin embargo, ante el recurso interpuesto por la PGR, el magistrado Pérez García notificó este miércoles la suspensión de la ejecución, porque –subrayó– tanto la dependencia federal como la CNDH “arguyeron imposibilidad jurídica para cumplir con el fallo protector en lo que les atañe”.
Según el magistrado, ambas instancias manifestaron su imposibilidad de cumplir, “una al promover el incidente respectivo, y la otra al desahogar la vista concedida con motivo de este incidente”.
Ante esos posicionamientos, determinó suspender la ejecución para las mencionadas instituciones “como para el presidente de la República y la Cámara de Diputados (…) hasta en tanto se resuelva el incidente de imposibilidad de cumplimiento”.

Fuente 

Revisión del proyecto para el NAICM, en seis semanas

Foto
▲ Javier Jiménez Espriú indicó que el nuevo gobierno buscará llevar la conectividad de fibra óptica con los métodos que sean necesarios a todos los mexicanos.Foto José Carlo
Juan Carlos Miranda
 
Periódico La Jornada
Jueves 5 de julio de 2018, p. 18
El primer acto del nuevo gobierno en materia de Comunicaciones y Transportes será la revisión del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), y esto ocurrirá antes de la toma de posesión, en las próximas seis y siete semanas, adelantó Javier Jiménez Espriú.
Luego de participar en la celebración del Día del Ingeniero, el hasta hoy consultor independiente y quien presuntamente ocupará el cargo de secretario de Comunicaciones y Transportes en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, resaltó que de solventarse las dudas que el equipo del mandatario electo tiene sobre el proyecto, éste podría continuar como está; pero de lo contrario, se insistirá en un sistema aeroportuario integrado por la base de Santa Lucía, el actual aeropuerto y la terminal aérea de Toluca, u ofrecer la concesión al sector privado.
Debemos resolver el problema financiero porque es un proyecto muy caro, indicó en entrevista.
Agregó que otras prioridades del nuevo gobierno serán dar mantenimiento a la red carretera, terminales aéreas, puertos y vías férreas; terminar todas las obras que están en proceso, y en particular comunicar con caminos a las cerca de 400 cabeceras municipales que hoy todavía no tienen una vía pavimentada en México.
Agregó que también se buscará llevar a 100 por ciento la conectividad de fibra óptica con los métodos que sean necesarios a todos los mexicanos, lo cual ocurrirá a lo largo del sexenio.
Entre los principales proyectos regionales mencionó el desarrollo integral del Istmo de Tehuantepec, muy orientado a los estados del sur-sureste que han estado muy abandonados; así como el tren de la península de Yucatán, que irá de Cancún a Bacalar, Calakmul y después a Palenque para desarrollar esa zona turística.
Dichos proyectos, señaló, ayudarán a detonar el desarrollo tanto de Yucatán como de Quintana Roo.
Además, comentó que se buscará terminar el tren México-Querétaro, que sería la troncal de algunos otros tramos importantes en una red ferrocarrilera para revivir el tren de pasajero, y potenciar el de carga.
Durante la celebración del Día del Ingeniero, el actual secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, afirmó que todos los contratos del nuevo aeropuerto se pueden revisar en el momento que haga falta y comentó que mientras más se analicen yo estoy más contento y tranquilo.
Sin embargo, advirtió que se trata de una obra importante para el país, que se entregará con un avance de 40 por ciento e inversiones comprometidas por 200 mil millones de pesos.
Refirió que el nuevo aeropuerto es una obra de infraestructura impostergable desde hace algunas décadas, la cual se construye en esa ubicación porque de tiempo atrás un grupo de expertos lo consideró el lugar más apropiado, a sólo cinco kilómetros de la actual terminal y geográficamente sobre el mismo territorio.
Detalló que en la construcción del NAICM laboran 292 empresas nacionales e extranjeras y se han generado más de 46 mil empleos; este año llegarán a 70 mil, mientras en toda la etapa de edificación se generará un total de 160 mil fuentes de trabajo y en su máximo desarrollo, en la operación del nuevo aeropuerto, se crearán 450 mil empleos.
Se trata de un proyecto de alto impacto económico y social que abre miles de oportunidades para las familias mexicanas, comentó.

Fuente

Con AMLO, el precio de gasolinas se manejará igual que con Peña: Urzúa

 
PROCESO 
 
Por , Presidente 2018
CIUDAD DE MEXICO (apro).- Una promesa de campaña, reiterada desde la noche del domingo, plantea una de las primeras contradicciones entre el virtual ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, y su equipo económico: habrá o no habrá gasolinazos.
López Obrador insistió hoy en que durante su gobierno “no habrá gasolinazos”, cuando horas antes su perfilado secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías, diera a conocer que no habrá cambios en las medidas que actualmente implementa el gobierno federal, pues “va a ser lo mismo”.

En una entrevista durante el programa que conduce Carlos Loret de Mola, Urzúa Macías expuso:
“Nosotros creemos que no puede haber movimientos abruptos en el precio de la gasolina. Es decir, estamos pensando en incrementar cada año, por inflación, el precio. En términos reales no se va a incrementar, pero en términos nominales sí, por la inflación”.
La liberación del precio de las gasolinas que devino en los aumentos coloquialmente llamados “gasolinazos”, fue centro de las críticas de López Obrador, pero las declaraciones de Urzúa hoy, revelan que la promesa de evitarlos en realidad consiste en mantener el control mediante ajustes al Impuesto Especial sobre Productos y Servicios, que abiertamente, dijo el futuro funcionario, será “lo mismo que haremos nosotros”.
Hoy, tras el encuentro de conciliación con el CCE, López Obrador dio a conocer el acuerdo para atender a 2 millones 600 mil jóvenes que “despectivamente” son llamados “ninis”, y darles alternativas de educación y capacitación para el trabajo, mediante un ambicioso plan que, junto con la universalización y aumento de pensión a adultos mayores, así como la inclusión de personas pobres con discapacidad, requerirá de 150 mil millones de pesos de inversión anual. Fue entonces cuando el virtual presidente dijo:
“Aunque nos quedemos sin camisa, porque va haber austeridad en el gobierno, tenemos que tener estos fondos. Es de las medidas que vamos a tomar para que no se le tenga que financiar este programa con aumentos de impuestos ni de deuda pública. No va a haber déficit ni gasolinazos”.
El programa, acordado con el CCE, se plantea llamarse “Jóvenes construyendo el futuro”, y consiste en que las empresas se conviertan en tutoras de jóvenes en calidad de aprendices, pero el gobierno pagará la nómina a partir de transferencias federales.
De acuerdo al presidente del organismo empresarial, Juan Pablo Castañón Castañón, mantendrán una coordinación con las secretarías del Trabajo y de Economía, por lo pronto, a través del Alfonso Romo Garza, el empresario que fue anunciado por López Obrador como integrante del equipo de transición, en materia económica y, también como futuro jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

Fuente

Lo que México no necesita de López Obrador y su próximo gobierno

El voto de castigo fungió un papel esencial en el histórico y contundente triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del pasado 1 de julio y, por ello, el próximo gobierno estará obligado a atender de manera urgente ese reclamo social implícito en su victoria.
Es imperante que el candidato electo conozca la magnitud y complejidad del México que le heredarán, porque administrar el desastre no va funcionar: las crisis se observan por doquier y requieren soluciones a corto y largo plazos, no paliativos.
El rechazo social que se manifestó masivamente en las urnas es a la violencia, incluida la institucional; a los crímenes de Estado; a las crisis económica, política y social; al desempleo, la precariedad, los bajos salarios; pero también a las privatizaciones, que acaban encareciendo la vida y hasta poniendo en riesgo la seguridad de las personas, amenazadas permanentemente por el gran capital.
Los actos de corrupción también han sido rechazados por los electores, y sobre todo la terrible impunidad que impera en este país, porque aquí la justicia no existe: el sistema está diseñado para castigar la pobreza y venderse al mejor postor. Por eso los delincuentes de cuello blanco casi nunca pisan la cárcel.
López Obrador tiene la encomienda de esos millones de mexicanos que lo han elegido de corregir eso que está terriblemente mal. No es, ni de lejos, un trabajo sencillo y por lo mismo no se pueden esperar resultados rápidos o fórmulas mágicas: las soluciones que se requieren son estructurales, no cosméticas.
El camino debe ser acompañado por la sociedad, y en éste se requiere la participación de todos, los que votaron por él y los que no lo hicieron, porque México está al borde del abismo y lo que menos necesitamos es una revuelta social.

Violencia

Uno de los asuntos que más lastima a la gente es, sin duda, la crisis humanitaria en la que estamos inmersos por la política pública de terror que implantó, desde 2007, Felipe Calderón.
Erradicar el narcotráfico, como lo he demostrado en mis investigaciones, no ha sido el objetivo de esta masacre permanente; sólo fue el pretexto para militarizar nuevamente al país y someterlo a los intereses regionales de Estados Unidos.
Por ello es imprescindible que López Obrador cumpla su promesa de modificar la estrategia de seguridad. Hay que mirar este problema como un asunto de salud pública y no de seguridad hemisférica. Ello no implica dejar que los criminales hagan lo que quieran, pero, como advertí, hasta ahora realmente no se les ha combatido.
Se pueden aplicar nuevas estrategias que no necesitan del ataque frontal armado, como golpear las finanzas a las organizaciones criminales que son las que les permiten funcionar: con el dinero compran sus armas, orquestan su cadena de producción y distribución (importación y exportación), corrompen autoridades.
Secuestradores, extorsionadores, narcotraficantes, lo mismo que servidores públicos corruptos, todos funcionan con dinero sucio.
Para combatir el lavado es necesario que el próximo gobierno no tenga miramientos: funcionarios, políticos, empresarios y banqueros que colaboren con el blanqueo de capitales deben ser tratados como lo que son: criminales. Y deben enfrentar la justicia por sus actos.
Es necesario que se reformen las leyes al respecto, para garantizar que los lavadores de dinero vayan a la cárcel y purguen sus condenas, pues en el gobierno de Enrique Peña el Congreso dio paso a una legislación todavía más laxa.
Limitar los flujos de capital impactará toda la cadena del negocio criminal. México no puede seguir sosteniendo una parte de su economía en esos capitales sucios, porque el costo social que paga el país es demasiado alto.
Urge pacificar de Norte a Sur, en especial los estados más violentos como Guerrero, Veracruz, Tamaulipas y Michoacán. Y para ello será necesario dejar de combatir la violencia con más violencia.
A lo largo de estos más de 10 años de supuesta “guerra” contra el narcotráfico ha quedado demostrado que la militarización no soluciona nada; al contrario, posibilita graves crímenes, como las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales.
Ejemplos terribles como el de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, ocurrida el 26 de septiembre de 2014 y en la que habrían participado policías estatales, federales y militares, evidencian que esa ruta no es la que requiere México.
Los casos sobre crímenes de lesa humanidad abundan tanto en el sexenio de Felipe Calderón como en el de Peña Nieto. Y este elemento, sin duda, fue castigado en las urnas por el pueblo: no más violencia institucional, no más crímenes de Estado, no más impunidad a militares y policías.
En el tema de la salud pública, hay que iniciar con los menores de edad: el acceso a las drogas ilícitas es cada vez más frecuente en primarias y secundarias y hay que evitarlo.
Respecto de los niños que ya han sido envueltos en la drogas deben recibir asistencia ya, y eso también implica ayuda psicológica y social. A los adictos mayores también hay que brindarles servicios de salud con miras en ambos casos a manejar la enfermedad y a superarla.

Despojos

Para López Obrador el reto es muy grande porque tendrá que atender los grandes dolores de este país, y no sólo es el tema de la violencia. Muchos de esos dolores sociales han sido provocados por el neoliberalismo rapaz que nos han impuesto durante décadas los gobiernos de los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional.
Y es que el pueblo ya no aguanta más despojos ni privatizaciones. Si López Obrador está determinado a cumplir su promesa de asistir primero a los pobres, a los más olvidados, a los indígenas, tendrá necesariamente que echar abajo las reformas estructurales que dan paso libre a las empresas, sobre todo a las trasnacionales, en la ilegítima apropiación de tierras, territorios y bienes naturales.
México necesita respuestas a esos grandes dolores de su pueblo, no necesita demagogia, mesianismo ni autoritarismo. López Obrador declaró –en su primer mensaje como virtual presidente electo– que trabajará para construir un proyecto de nación de auténtica democracia: “No apostamos a construir una dictadura ni abierta ni encubierta”. Esperamos que cumpla su palabra.
Para un pueblo tan lastimado como el nuestro, es vital que en verdad no le mienta, no le robe y no lo traicione.
Nancy Flores

Adiós al neoliberalismo (Artículo)

ARISTEGUI NOTICIAS. 
 
El neoliberalismo mexicano sufrió una derrota decisiva el 1 de julio de 2018, con la victoria de AMLO (...) La nueva dirección del Estado mexicano debe poner el interés de la mayoría por encima del de las empresas, escribe Carlos Herrera de la Fuente.
(Foto: Saúl López / Cuartoscuro)
Por Carlos Herrera de la Fuente[1]
Uno de los mitos centrales de la ideología neoliberal es aquél que sostiene que el Estado no debe intervenir en la economía para que ésta funcione adecuadamente. El Estado interventor, reza el mito neoliberal, es el mayor obstáculo para un desarrollo “libre” de las fuerzas del mercado y, por lo tanto, de un desenvolvimiento equilibrado de la economía y la sociedad en su conjunto. Este mito, sin embargo –como todo mito–, adolece de dos falencias centrales: ni existe, en ninguna circunstancia, una “libertad” económica en el capitalismo contemporáneo ni el Estado ha dejado de intervenir decididamente en las economías neoliberales.
La economía contemporánea tiene como agentes centrales de su funcionamiento normalizado a monopolios o cuasimonopolios que acaparan la totalidad de sectores de la producción, distribución y consumo, y que, por lo tanto, impiden una libre competencia a nivel global (la cual, en los hechos, nunca ha existido históricamente). Por otro lado, el funcionamiento del neoliberalismo sólo se ha podido instaurar gracias a Estados de corte autoritario, que, como la dictadura chilena de Pinochet, el gobierno conservador de Margaret Thatcher y el régimen antidemocrático del priismo salinista, pudieron imponer, a base de una represión sangrienta contra opositores al sistema, una serie de reformes antipopulares que, en el fondo, sólo beneficiaba a las élites económicas, de corte monopólico.
El neoliberalismo mexicano, que el 1 de julio de 2018, con la victoria de Andrés Manuel López Obrador, sufrió una derrota decisiva, contó desde el comienzo con un apoyo fundamental del Estado, quien, en todo momento, actuó para beneficiar a la élite empresarial del país. Los primeros perjudicados, por supuesto, fueron la clase obrera y los sectores populares. Con el llamado Pacto de estabilidad y crecimiento económico (1988), el gobierno de Miguel de la Madrid encontró una fórmula para reprimir el crecimiento salarial y ajustarlo a las necesidades de los patrones en su desesperada búsqueda por incrementar sus ganancias.
Más tarde, durante el gobierno ilegítimo de Salinas de Gortari, el Estado interventor neoliberal (como debería ser conocido) actuó descaradamente con la finalidad de entregar a los grupos de la élite económica, a través de privatizaciones, empresas estatales, tierras y recursos naturales, para que fueran ellos los que se beneficiaran del “achicamiento del Estado”. Para ello fue necesario desplegar toda una serie de acciones jurídico-políticas que derivaron, finalmente, en la reforma al artículo 27 constitucional, gracias a la cual se posibilitó la enajenación de los ejidos, la formación de latifundios y el acaparamiento desvergonzado de recursos de la nación. Junto a ello, a través de una política de desinversión y abandono, el Estado se encargó desvalorizar las empresas paraestatales y las tierras y recursos que poseía con la finalidad de venderlos al sector privado a precios auténticamente risibles, haciéndole un doble favor a la clase empresarial, tanto nacional como extranjera. Este fenómeno, propio de los regímenes neoliberales, ha sido nombrado por el geógrafo y economista canadiense, David Harvey, “acumulación por desposesión”.
Mientras más avanzaba la imposición del neoliberalismo en México y su política de despojo y privatizaciones, no sin provocar una seria oposición de los grupos perjudicados (como sucedió en 1988, con la campaña cardenista, a la cual sólo se pudo vencer por medio de un fraude mayúsculo, o posteriormente, con el levantamiento zapatista de 1994), más decididamente se iba convirtiendo el Estado mexicano en un agente al servicio de los grupos empresariales, a los cuales no les interesaba promover un desarrollo nacional integral, con cadenas industriales regionales y un mercado interno sólido, sino ajustarlo a su lógica de enriquecimiento vinculada a la economía global, especialmente a la estadounidense, que representaba el mercado más atractivo, por su cercanía y su importancia, para hacer negocios.
El TLCAN fue la forma en la que el Estado interventor neoliberal intentó crear una red externa que asegurara a la élite nacional, en formación y crecimiento, un acceso directo a las mercancías norteamericanas, así como la posibilidad de colocar las propias en dicha economía. Y si bien se logró dar dinamismo a determinadas empresas (principalmente agroexportadoras, de bienes intermedios y manufactureras), lo cierto es que ello se hizo a un altísimo costo que implicó la destrucción del campo mexicano (productor masivo de desempleados, migrantes y narcotraficantes), la desestructuración de las cadenas industriales y el mercado interno, y la absoluta dependencia de la economía estadounidense.
En su afán por defender y consolidar a la élite económica nacional, representada por 50 o 70 familias concentradoras de la mayor parte de la riqueza del país, así como de asegurar la inversión extranjera, el Estado interventor neoliberal se ocupó sistemáticamente de exentar a las empresas de impuestos, modificar la ley a su beneficio, regalarles tierras y recursos, rescatarlas cuando estuvieran en quiebra y reprimir violentamente a los movimientos sociales y políticos que se opusieran a la existencia perjudicial de ésta o aquella empresa, o de ésta o aquella inversión. Los casos más sonados de rescates económicos por parte del Estado fueron el Fobaproa, que asumió, con recursos de todos los mexicanos, las deudas multimillonarias de una banca irresponsable, que más tarde sería entregada, prácticamente en su totalidad, a grupos financieros extranjeros, y el rescate carretero, llevado a cabo porque las empresas implicadas (principalmente, Ica, Tribasa y Grupo Mexicano de Desarrollo) no fueron capaces de asumir los costos de tamaña inversión ni de esperar, pacientemente, la generación de ganancias (que, en proyectos de dicha envergadura, tardan en surgir).
El Estado mexicano y su “democracia” se convirtieron, así, tal como lo expresó en una ocasión Vicente Fox, un poder “de los empresarios, por los empresarios y para los empresarios”, tanto nacionales como extranjeros. Sin la intervención decidida del Estado en todos sus niveles (políticos, económicos, jurídicos, etc.), el neoliberalismo no hubiera podido instaurarse en México, ya que se hubiera encontrado con una muralla de obstáculos institucionales y con la decidida oposición de la mayoría del pueblo mexicano, al que se perjudicó finalmente.
Con el triunfo de López Obrador y Morena este 1 de julio, se abre por primera vez en décadas la posibilidad de cambiar el rumbo del funcionamiento del Estado y de distinguir con claridad entre los intereses de éste, representante de la totalidad de los mexicanos, y los de la oligarquía (porque, incluso entre los empresarios hay muchísimos grupos excluidos por el favoritismo a determinadas empresas dominantes o monopólicas).
No se trata, entonces, como no se cansan de repetir los ideólogos neoliberales, de reinstaurar un Estado interventor de corte autoritario, sino de cambiar el sentido del funcionamiento del Estado (sumamente interventor en el neoliberalismo): de ser un agente al servicio de la oligarquía nacional y extranjera a ser un auténtico representante de la totalidad de los mexicanos, que, por lo tanto, contribuya a disminuir las enormes desigualdades existentes y combata decididamente la concentración de poder económico y político en pocas manos.
Paradójicamente, este tipo de Estado tendería a dejar a las élites económicas a su libre arbitrio, y promovería una mayor “libertad de competencia” al disminuir su intervención en la economía para favorecer a los grupos oligárquicos. Éste es, por ejemplo, el sentido del debate sobre el nuevo aeropuerto: si son las élites empresariales las que se van a beneficiar de la construcción de dicho espacio, que sean ellas las que se arriesguen a invertir para obtener jugosas ganancias. Y si el proyecto fracasa…, pues que sean ellas las que asuman los costos de ese fracaso, no el Estado.
La nueva dirección del Estado mexicano debe poner el interés de la mayoría por encima del de las empresas. Debe funcionar para promover la equidad económica y alentar las oportunidades y aspiraciones de todos los integrantes de la sociedad mexicana, no sólo de unos cuantos. De lograrlo, estaremos realmente frente a un cambio histórico que no ha tenido nunca lugar en México. Seremos no sólo testigos del fin de una época aciaga y nefasta para el país, sino incluso de la posibilidad de construir una sociedad más justa y equitativa que proyecte, hacia el futuro, en la radicalización de ese mismo principio, el cese de la violencia, la explotación y el dominio de unos sobre otros.
[1] Carlos Herrera de la Fuente (México, D. F., 1978) es filósofo, ensayista y poeta. Licenciado en economía y maestro de filosofía por la UNAM; doctor en filosofía por la Universidad de Heidelberg, Alemania. Es autor de los poemarios Vislumbres de un sueño (2011) y Presencia en fuga (2013), así como de los ensayos Ser y donación. Recuperación y crítica del pensamiento de Martin Heidegger (2015) y El espacio ausente. La ruta de los desaparecidos (2017). Es profesor de la materia Teoría Crítica en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha colaborado en las secciones culturales de distintos periódicos y revistas nacionales.

Fuente

Anaya tira la toalla; adelantan relevo en AN

Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Jueves 5 de julio de 2018, p. 12
Ricardo Anaya anunció que no pretende retener la conducción de su partido. Con dicha postura se adelantará para septiembre el proceso de renovación de la dirigencia panista, programada inicialmente para diciembre.
Damián Zepeda tampoco se postulará para un segundo periodo.
Ante la derrota electoral, el Yunque comenzó a promover a Miguel Márquez como su candidato; hasta hoy la lista de aspirantes a esa dirigencia renovada suma seis personajes: Márquez, Marko Cortés, Gustavo Madero, Ernesto Ruffo, Santiago Creel y Rafael Moreno Valle.
Mientras, Damián Zepeda, el dirigente nacional continúa advirtiendo que su partido se erigirá en oposición responsables del nuevo gobierno a partir de diciembre. En un comunicado de prensa emitido por la oficina de comunicación del blanquiazul, el dirigente mantiene la defensa de la coalición Por México al Frente, conformada por AN, PRD y Movimiento Ciudadano.
Omiso del escenario de confrontación en el panismo, Zepeda no se ha pronunciado en torno al costo de la debacle. Quien sí lo ha hecho saber a sus hombres cercanos –incluido el presidente panista– es Ricardo Anaya.
Ante las implicaciones de haberse asociado politicamente con el PRD y Movimiento Ciudadano, Anaya ya dejó ver a sus colaboradores que dejará que el PAN se recomponga, se transforme en la fuerza política alternativa que los mexicanos necesitan.
Así, Zepeda se quedó solo, y ha manifestado en privado que tampoco pretende postularse para repetir como presidente del PAN. Los magros resultados que el panismo consiguió en la contienda electoral han desatado una severa ola de cuestionamientos contra el sonorense. Ante esa incómoda situación, anunció a los integrantes del CEN panista que no contenderá por la presidencia.
Quienes ya velan sus armas para enfrascarse en la lucha por la posición de mando de su partido son panistas de distintas corrientes.
Por una parte, el grupo conservador del Yunque enfila a Miguel Márquez Márquez como su bandera para ocupar la posición que dejará Damián Zepeda.
El michoacano Marko Cortés, con el resplado de los diputados y dirigentes estatales pretende lograr la presidencia nacional del partido.
Otro aspirante es Rafael Moreno Valle, respaldado por los gobernadores de Queretaro, Aguascalientes y Tamaulipas.
Santiago Creel Miranda es impulsado por panistas que le atribuyen funciónes de puente entre gobernadores y liderazgos estatales.
Gustavo Madero es respladado por el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y pretende ocupar por segunda ocasión la presidencia del PAN.
El ex gobernador de Baja California, Ernesto Ruffo Appel, quien es hombre cercano a Ricardo Anaya y fue asesor en la campaña presidencial, hizo ayer pública su aspiración.

Fuente