martes, 17 de abril de 2018

Retos y tareas de la NCT en la actual coyuntura Nacional.


Documento final aprobado por el Consejo Político Nacional.
22 de marzo de 2018
 
 
En México, el 2018 está marcado sin duda por la coyuntura político electoral y sus posibles desenlaces. Sin embargo, es necesario no perder de vista las realidades que la preceden, la determinan y de hecho van más allá de la propia coyuntura.
Se da, en primer lugar, en un contexto internacional en el que la crisis global capitalista se recrudece y cobra nuevas expresiones. No existe ni de lejos la posibilidad de una recuperación económica prolongada o de expansión, y la búsqueda de salidas está llevando a las metrópolis imperiales, a los grandes poderes y capitales, a redefinir el mundo. En la “era Trump”, se habla del fin de la globalización. Lo cierto es que se está replanteando toda la arquitectura que la globalización neoliberal armó en el periodo pasado, y comienza a predominar una supuesta vuelta al “proteccionismo”, el chauvinismo fascista, la competencia entre las grandes potencias y una temida guerra comercial. Sólo que ahora el conflicto entre potencias capitalistas incluye a Rusia y, principalmente, a China. Y esa competencia y guerra comercial se traduce frecuentemente en conflictos bélicos, en intervenciones militares, en guerras regionales o en la amenaza de una nueva conflagración mundial. El peligro para la humanidad es enorme mientras el capitalismo se revuelve en su marasmo.
Como parte de lo mismo, el contexto internacional también está marcado por una ola de derechización y una profundización de los ataques neoliberales a nivel mundial. En particular en América Latina, la derecha ha conseguido con el apoyo del imperio echar para atrás o poner en peligro los avances antineoliberales que se habían conseguido en un periodo anterior, por medio de grandes campañas publicitarias con los medios masivos que controlan, campañas de desestabilización o de plano golpes de estado apenas disfrazados de “democráticos” o “anticorrupción”. El encarcelamiento de Lula es la culminación del golpe de estado que se vino construyendo en Brasil y pretende impedir una vuelta de la izquierda y las fuerzas progresistas.
Pero en aquellos países del Sur, y de hecho en toda América Latina, los pueblos resisten, los movimientos sociales y la izquierda representan e influyen en una gran parte de la sociedad de cada país, y el péndulo puede volver pronto a inclinarse a la izquierda. Es indispensable, sin embargo, sacar las lecciones también de las deficiencias y errores que facilitaron el regreso de la derecha neoliberal. Entre ellas, romper con la ilusión de que las alianzas con las derechas o sectores del capital, el “equilibrio” político, no dura prolongadamente. El capital y la derecha no perdonan. Sólo avanzar en las transformaciones sociales, políticas y conómicas, y la organización determinante del pueblo pueden prevenirlo. Ni el dirigente más capaz puede sustituir eso, menos quien pretenda desde arriba y desde el “centro” mantenerse en el poder.
La coyuntura política en México se da también en el marco de la continuidad y profundización de una crisis económica prolongada. El crecimiento del Producto Nacional Bruto del año pasado fue apenas del 1.5% y para este año se avizora una recesión por los efectos de la incertidumbre que rodea a la renegociación del TLCAN y la devaluación del peso. La deuda externa, y la interna que al final de cuentas es externa también, representa una carga cada vez más insostenible para el país.
Al mismo tiempo, las medidas neoliberales no cesan. El continuo incremento en el precio de la gasolina repercute, de manera directa o indirecta, en todo lo demás. La inflación y la carestía no ceden, y junto con el tope salarial continúan deteriorando el poder adquisitivo de los trabajadores, por más que se hable de la recuperación del salario mínimo. A diferencia de otros tiempos, el capital y el poder están impedidos de soltar amarras económicas para favorecer sus propósitos electorales. Sin embargo, a la ola de reformas neoliberales del 2012 pretenden sumar ahora apresuradamente otras tantas, ante la posibilidad real de perder el poder, buscando asegurarse de que llegue quien llegue estará amarrado al modelo neoliberal.
Así, entre otras como la de biodiversidad, está el peligro inminente de una nueva reforma laboral regresiva que podría vulnerar aún más gravemente la libertad sindical, la contratación colectiva auténtica y la huelga, en lugar de mejorar la impartición de justicia que supuestamente era el cometido de la reforma constitucional del año pasado. Igualmente, continúa el ataque al sistema de pensiones y de salud con medidas como la UMA.
Por otro lado, no sólo la supuesta “guerra en contra del narco” continúa sumando víctimas a los 150 mil muertos, 30 mil desaparecidos y 250 mil desplazados que acumula hasta hoy, sino que el clima de violencia se expande en todo el país, incluso en las esferas políticas, y siguen multiplicándose alarmantemente los feminicidios. La aprobación de la Ley de Seguridad Interior, que legaliza la intervención de las fuerzas armadas en cualquier conflicto nacional, es una espada que pende amenazadora sobre todo el pueblo de México.
Las consecuencias de los pasados terremotos de septiembre siguen ahí, evidenciando a una clase política incapaz de hacerles frente, corrupta y preocupada más por sus carreras e intereses creados, por ejemplo con las grande inmobiliarias, que por dar solución a las exigencias de los damnificados. Con ellos ha surgido otro sujeto social que cuestiona al estado como otros movimientos sociales en resistencia a lo largo y ancho del país.
En general asistimos a una gran crisis y descomposición del estado mexicano, con una derecha neoliberal en el poder subordinada al gran capital trasnacional que, al buscar perpetuarse, amenaza con terminar de destruir a la nación.
Engarzada con este contexto, la coyuntura está determinada por una enorme crisis política, particularmente del sistema de partidos. El régimen de partidos está tan agotado que todos se han tenido que agrupar en frentes electorales a cual más perverso para captar mayor votación, en el extremo del pragmatismo político.
Hasta va cobrando fuerza la idea del “gobierno de coalición”. Lo más importante: los de arriba están divididos. Y pareciera que la derecha está haciendo todo lo posible por perder, incluso en guerra abierta entre sus opciones principales, probablemente para eliminar a alguna y concentrar votos, pues hasta su “innovación” de candidaturas independientes les salió mal. Ahora han añadido burdamente al “Bronco” y está perfilada Margarita Zavala compitiendo con el PAN y el PRI. No debería extrañarnos que de alguna manera se repita la descomposición violenta del ’94 entre los de arriba.
Desde la izquierda y el movimiento social, la única opción que podría calificarse como tal, la del Consejo Indígena de Gobierno no alcanzó las firmas requeridas por el tramposo e inequitativo sistema electoral. Como ha llamado el CIG, habrá que valorar, reflexionar y discutir lo que pasó y lo que sigue. El hecho es sin embargo que no habrá opción social y de izquierda en las boletas electorales.
Porque el PRD perdió desde hace tiempo el lejano halo de izquierda que acaso llegó a tener, hundido cada vez más en la descomposición y la corrupción, y definitivamente pervertido con su actual alianza con el PAN, destinado a conformarse con algunos huesos de la mesa de los ricos y cuando mucho a mantener su franquicia, desfondado por Morena.
E, independientemente de las valoraciones políticas y tácticas que cada quien pueda tener a su favor, AMLO y su Morena no representan realmente una opción de izquierda o vinculada al movimiento social, sin menospreciar otras valoraciones en el terreno nacional, democrático, anticorrupción, etc. que se le puedan adjudicar.
En todo caso, entre los escenarios más probables del 1 de julio se ha venido consolidando el del triunfo de López Obrador. No sólo eso, sino sobre todo se está abriendo paso la posibilidad de que lo dejen ganar, que a los poderes fácticos no les quede más que aceptarlo. Desde luego, estos poderes podrían estarse preparando ya también para aceptarlo con la condición de determinarlo, de acotarlo, de que no vaya más allá de lo que el capital y el neoliberalismo pueden consentir. Ello lo facilitaría el hecho de que el propio discurso y programa de López Obrador se ha venido corriendo a la derecha para hacerse aceptable, y que Morena se viene llenando de cuanto arribista y trepador de izquierdas y derechas pueda haber, sobre todo de tránsfugas del PRI y el PAN. El gabinete y los principales operadores políticos ciertamente no vienen de la izquierda.
Por supuesto, en los meses que siguen, la derecha neoliberal en el poder hará todo por descarrilarlo y aplicará todos los recursos del estado para prevalecer y, en última instancia, repetir la vieja fórmula del fraude electoral. La interrogante es cuál será la reacción en este caso de la población pero, sobre todo, la decisión política del propio López Obrador.
Frente a la posibilidad de un conflicto explosivo, el capital, la derecha neoliberal, los poderes fácticos, también están listos para resolver violentamente. La vía represiva está ahí también como un escenario probable. La ley de Seguridad Interior también fue hecha para eso. No debe menospreciarse esta probabilidad. Y, en tal caso, en un golpe de hecho, la represión iría contra todos los opositores al régimen. Esta probabilidad no debe soslayarse.
En cualquier caso, en los próximos meses y sobre todo después del 1 de julio casi todo escenario probable conduce a una situación nacional altamente conflictiva, a una enorme crisis política, y probablemente económica, que puede conducir a la reconfiguración del estado y puede abrir compuertas para redefinir a la nación si hay un sujeto social que lo pueda capitalizar.
El 2 de julio, nuestro desafío
La Nueva Central de Trabajadores, por su propia naturaleza, es plural y diversa, yrespeta las opciones políticas que sus miembros puedan adoptar en esta coyuntura electoral. No llamaremos como NCT a votar por nadie en particular.
Sin embargo, constatamos que no existe una alternativa de izquierda, de clase, del movimiento social, que nos represente en estas elecciones. Eso es un hecho incontestable.
No obstante, eso no significa que nos quedaremos esperando o mirando sin hacer algo en favor de los intereses del pueblo trabajador.
De la manera más unitaria posible, debemos actuar para impedir que la derechaneoliberal entreguista se perpetúe en el poder. Es parte de la batalla por laconciencia de la gente.
Pero eso no es ni de lejos suficiente. En cualquiera de los escenarios posibles que se vislumbran para el 1 de julio estará en juego y se ve amenazado el futuro de la nación, del pueblo trabajador, de la democracia y las libertades, y la posibilidad de una transformación real de nuestro país.
Si la derecha neoliberal, como en otras partes del mundo, consigue ganar verdaderamente las elecciones habrá que afrontar un largo periodo de resistencia en condiciones difíciles y hay que estar preparados.
Si la derecha comete fraude electoral, seguramente se desatará un movimiento ciudadano por la democracia del que deberemos ser parte como clase.
Si los poderes fácticos imponen con un golpe violento, cualquiera sea su modalidad, la continuidad del régimen neoliberal, estallará una lucha de resistencia nacional extremadamente difícil pero que puede terminar echándolos del poder, y de la cual los movimientos sociales en general y la clase trabajadora en particular debe ponerse a la cabeza.
Pero aun en el “mejor” de los escenarios, el de que la oposición encabezada por López Obrador no sólo gane sino que la dejen ganar, ello no significa para nada que estarán garantizados los intereses y reivindicaciones del pueblo trabajador, de las comunidades y pueblos, de los jóvenes y mujeres, la democracia verdadera o el desarrollo soberano de la nación; ni siquiera es seguro que se reviertan las reformas neoliberales o se recuperen los bienes nacionales privatizados. En realidad, lo que significará es que se abrirá la verdadera disputa, entre el capital y el trabajo, entre la democracia y el autoritarismo, entre la izquierda y la derecha, entre los movimientos sociales y los partidos, por definir el rumbo de la nación.
Ahí iniciaría realmente la famosa “transición”. Pero la transición siempre va para algún lado. La derecha y los poderes fácticos, y las metrópolis imperiales, jalarán a ese gobierno hacia sus intereses o lo harán caer; la clase trabajadora, los movimientos sociales, la izquierda, debemos actuar para que ese momento político de transición, ese cambio político derivado de las elecciones, conduzca hacia la izquierda, hacia un proceso de transformación real del país bajo un gobierno constituyente verdaderamente representativo de la mayoría del pueblo mexicano. Aun para quienes desde los movimientos sociales hayan apoyado esta candidatura esta será la disyuntiva.
Es decir, nuestro principal reto no está ya en qué hacemos el 1 de julio, donde los partidos y el sistema ya tienen definidas las cosas que la clase trabajadora o los movimientos sociales ya no podemos cambiar, sino dónde estaremos y qué haremos el 2 de julio.
Por supuesto, eso no significa esperar, sino actuar desde hoy con esa perspectiva. Es decir, en cualquiera de los escenarios o desenlaces posibles sólo podremos incidir si contamos con la fuerza y la estrategia necesarias construidas a marchas forzadas desde hoy.
Tanto en los meses que siguen hasta las elecciones, como en los posibles escenarios posteriores, es imperativo construir un gran polo social alternativo capaz de influir en la conciencia de la gente, de abrir combate a la derecha neoliberal, de ser articulador del descontento social, de representar un dique contra la represión, de ser un bastión en la defensa de la democracia, de representar un verdadero contrapeso en el escenario político, de contrarrestar las tendencias de adaptación al sistema, de constituir una verdadera alternativa transformadora. Hay que empezar a hacerlo desde hoy.
Pero hay que ser objetivos e ir colocando piedra sobre piedra. Es necesario reconocer que el movimiento social y la resistencia están sumamente dispersos. Los intentos de unidad no dan el ancho y, siendo varios, son prueba precisamente de que no hay unidad.
En este camino es necesario avanzar en círculos concéntricos, en ir colocando cada engrane en su lugar. Indudablemente lo primero es relanzar la construcción de la propia NCT, retomar los acuerdos del Segundo Congreso. Este es el primer nivel de unidad, el estratégico de clase, entre las organizaciones que están comprometidas en avanzar en el nivel de organización de la clase trabajadora entendida en su sentido más amplio. Retomar los acuerdos del Segundo Congreso en sus distintos carriles, de manera central retomar el lanzamiento de una campaña de organización de los no organizados en las filas de la NCT, es el primer paso indispensable.
Junto con ello, una tarea que está enfrente y es de gran importancia es la de hacer del próximo Primero de Mayo algo de mucho más trascendencia que cumplir con un ritual, sacarlo de la inercia y la marcha tradicional. El Primero de Mayo debe reposicionar en la coyuntura al movimiento sindical independiente y enviar mensajes claros y contundentes a la sociedad. Por eso la idea es lanzar una campaña de propaganda y actividades, como foros temáticos, que permita construir con fuerza las reivindicaciones y la participación en una verdadera y gran movilización unitaria. Debe ser parte de la conformación de un programa de reivindicaciones y alternativas propio de la clase trabajadora de cara a la nación.
Precisamente, en segundo lugar, todavía en el nivel de la unidad clasista, es necesario avanzar en impulsar la unidad del movimiento sindical independiente de la forma en que sea posible. El primero de mayo sería un paso en ese sentido.
Debemos levantar la necesidad de construir un programa, un proyecto propio, independiente, de la clase trabajadora, reposicionarla y recuperar su protagonismo como tal en el debate nacional.
Al mismo tiempo, debemos proponernos levantar un bloque unitario con nuestros más cercanos aliados estratégicos, como la ANUEE y la Confederación de Jubilados. En el mismo nivel de unidad estratégica, aunque quizá en otra pista, deberíamos buscar consolidar las alianzas con el Consejo Indígena de Gobierno, o sea con los pueblos originarios, y con los movimientos y comunidades en resistencia a los megaproyectos, a la minería, en defensa del territorio y el agua, etc., así como con la CNTE.
Tales pasos son necesarios para buscar de una manera más sólida y eficaz una unidad más amplia con todas aquellas fuerzas sociales dispuestas a conformar un gran polo social alternativo, un sujeto social capaz de construir grandes movilizaciones y cambiar la correlación de fuerzas, cualquiera que sea el nuevo gobierno que surja. Un gran evento nacional de los movimientos sociales para discutir las perspectivas de la lucha para derrotar al neoliberalismo y avanzar en la transformación social del país más allá de las elecciones es una tarea que tenemos enfrente.
Estamos convencidos de que el tema electoral no tiene por qué ser causa de divisiones entre las organizaciones sociales y menos al interior de la NCT. Las elecciones pasarán, pero nuestros acuerdos y tareas van mucho más allá.
Estamos luchando no por poner unas personas o a un partido en lugar de otros, sino por cambiar al país en favor de la nación y el pueblo trabajador. La coyuntura que se abre, la enorme crisis política que se está profundizando, aunque sin subestimar sus riesgos, podría ser favorable para darle vuelta a la tortilla, para salir del abismo y la posición defensiva a otra en la que el pueblo trabajador vuelva a tener el protagonismo en la reconstrucción de la nación.
COSEJO POLÍTICO NACIONAL DE LA
NUEVA CENTRAL DE TRABAJADORES.
CDMX 22 de marzo del 2018

La izquierda está embriagada y no ve venir el fraude: Galeano

Foto
En imagen de 2017, integrantes del caracol de la Garrucha se preparan para recibir a la candidata presidencial MarichuyFoto José Carlo González
Elio Henríquez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 17 de abril de 2018, p. 12
San Cristóbal de Las Casas, Chis.
El subcomandante Galeano, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), afirmó que la izquierda institucional está tan embriagada celebrando un triunfo que todavía no tiene en la mano, que no se da cuenta por dónde viene el fraude y no tiene un plan B.
Agregó que con la aceptación de Margarita Zavala y de Jaime Rodríguez El Bronco como candidatos presidenciales independientes, le están marcando por dónde va el fraude.
El INE, agencia de empleos
Durante la primera sesión del conversatorio Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?, que se realiza en esta ciudad, dijo que el resultado de la movilización del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y su vocera María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, para recabar las firmas que le permitieran participar como candidata presidencial independiente, exhibió al Instituto Nacional Electoral (INE) como lo que es: una agencia de empleos y un buscador de talentos políticos, y si eres decente no puedes entrar.
El subcomandante Galeano añadió que, al mismo tiempo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación “está para avalar o corregir las pifias del INE. A criterio del esa instancia, el instituto cometió la pifia de no meter a El Bronco (como candidato), y el tribunal lo resolvió”.
Aseguró que el pronóstico del EZLN era que no se llegaba a las firmas requeridas –más de 800 mil– para el registro de la candidatura; nuestro cálculo al alza eran 100 mil, concentradas en el centro del país. Finalmente, el instituto electoral validó 266 mil 395 rúbricas en su favor.
Sentado junto a Marichuy y a otros integrantes de la comandancia zapatista, así como de Mercedes Olivera, Márgara Millán y Sylvia Marcos, participantes del encuentro, subrayó: Otra cosa que vimos que hicieron ustedes en ese desmadre, es que le señalaron a toda esta gente por dónde va el fraude.
Galeano manifestó que el recorrido de Marichuy con las propuestas del CIG y del Congreso Nacional Indígena (CNI) no sólo no legitimó al sistema político, sino que lo desnudó y lo mostró tal como es, con más efectividad que un semillero, además de que hizo que se exhibiera la esquizofrenia de la clase política”.

Fuente

Cambios regulatorios y la competencia, una amenaza para la rentabilidad: KPMG

Ciudad de México (Iliana Chávez / Energía Hoy).- Líderes de empresas consideran que las reformas Fiscal, Energética y Educativa tuvieron un impacto negativo en la competitividad de sus compañías, 54% se inclina por el fortalecimiento del estado de derecho y 67% piensa que los cambios regulatorios representan una amenaza.
De acuerdo con los resultados de la encuesta de la firma KPMG México, “Perspectivas de la Alta Dirección en México 2018”, aplicada a 906 líderes de empresas, destaca que a cuatro años de su aplicación, las reformas estructurales tuvieron impacto positivo en la competitividad de su empresas con las reformas de Telecomunicaciones (74%), Laboral (51%), Financiera (51%).
Sin embargo, la balanza se torna negativa al hablar de la Fiscal (74%), Energética (58%) y Educativa (51%), a lo que  Roberto Cabrera, Socio Líder Nacional de Asesoría de KPMG en México comenta que vivimos una época de importantes cambios para la economía y los negocios, entre los que destacan para México: la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las elecciones de 2018.
En este contexto también destacan las nuevas licitaciones de campos petroleros, un nuevo control fiscal por medio de tecnologías de la información, entre otros, que denotan un camino de incertidumbre pero, a pesar de ello, los líderes empresariales mexicanos son optimistas con respecto al desarrollo de la economía y, en particular, a la transformación de sus propios negocios.
En relación a las Oportunidades, amenazas y sostenibilidad, los directivos ven potencial en potencial en “Requerimientos de nuevos clientes” (71%), “Desarrollo Sostenible” (66%) y “Tecnología como disruptor del modelo de negocio” (60%), mientras que las principales amenazas mencionadas son: “Cambios regulatorios” (67%) y “Mayor competencia” (66%)
¿Cuáles considera que son las principales variables que México requiere para incrementar su competitividad?”, los directivos señalan como las cinco primeras variables: el combate a la corrupción (82%), la estabilidad de la economía (62%), mejorar la seguridad pública (60%), fortalecer el Estado de derecho (54%), y los incentivos fiscales (46%)
La encuesta destaca que casi la mitad de la Alta Dirección (46%) señala que en los últimos tres años la rentabilidad de su empresa se ha incrementado, 39% que se ha mantenido y al igual que el año anterior solo 15% que ha disminuido.
No obstante, pese a los fenómenos sociales, políticos y económicos interactuando en México, la percepción de los empresarios es positiva: 7 de cada 10 empresarios consideran que la economía del país durante 2018 será mejor o igual que el año anterior, 56% espera que su negocio crezca en 2018 al menos un dígito (de 1% a 9%), 31% pronostica dos dígitos, solo 11% considera que no habrá crecimiento y 2% que habrá decrecimiento, dadas las condiciones económicas mundiales.
En esta edición se incluyó una pregunta específica sobre el impacto de la renegociación del TLCAN en la rentabilidad de las empresas: solo 11% considera que se incrementará, 54% indica que se mantendrá, 17% considera que disminuirá, y 18% que no se verá afectada
Ante este panorama, los principales procesos de negocio que se verán impactados por la renegociación del TLCAN son: 28% cadena de suministro, 24% temas regulatorios, 19% logística y distribución, 19% precios de transferencia y 11% reportes fiscales
Para la Reforma Fiscal con escaso impacto inicial, 9% de los directivos consideran que, con base en los avances de la Reforma Fiscal en Estados Unidos, la rentabilidad de su empresa se incrementará, 55% que se mantendrá, 19% que disminuirá y 17% que no se verá afectada
En tanto, las elecciones pintan el escenario político y ante la pregunta de qué impacto tendrán las elecciones de 2018 en la rentabilidad de su empresa, 11% de los líderes de empresa comentan que se incrementará, 68% que se mantendrá y 21% que disminuirá.

Fuente

Padres de normalistas desaparecidos pedirán a EU información sobre el caso


Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 17 de abril de 2018, p. 12
Chilpancingo, Gro.
Melitón Ortega, vocero de los familiares de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014 en Iguala, anunció que solicitarán al gobierno de Estados Unidos que aporte toda la información que tenga relativa al caso.
Vía telefónica, señaló que debido a la desconfianza hacia “el gobierno mexicano y por los teléfonos de presuntos criminales del grupo Guerreros Unidos, que el gobierno estadunidense intervino, por los cuales se ha dado a conocer nueva información, los padres de los normalistas desaparecidos solicitaremos el apoyo de aquel país”.
Entrevistado luego de un encuentro con organizaciones sociales en Chilpancingo, consideró que hay elementos que pueden dar más información, y los padres siempre hemos planteado que las autoridades de Estados Unidos aporten elementos y toda la información que tienen con relación al ataque; hoy entendemos que no fue un caso aislado y local, fue internacional.
Sostuvo que el gobierno de México obstruyó las investigaciones respecto de lo acontecido en Iguala, y más bien trata de dar carpetazo al tema de Ayotzinapa antes de que termine la administración que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto.
Además, reiteró que se intensificarán las demandas de que se abran las líneas de investigación contra funcionarios de Guerrero, especialmente sobre el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, el ex procurador Iñaky Blanco Cabrera y Lambertina Galeana Marín, ex presidenta del Tribunal de Justicia, todos ellos sin una declaración ministerial por lo acontecido en Iguala.
Mencionó que esa es otra línea que el GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes) ha señalado: que hay una línea para investigar a los funcionarios de Guerrero, especialmente a Ángel Aguirre, porque él es uno de los responsables.
En tanto, Vidulfo Rosales Sierra, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, anunció que los días 19 y 20 se realizará en Chilpancingo una jornada de lucha para conmemorar los 43 meses transcurridos desde la desaparición de los jóvenes estudiantes.

Fuente

Estalla huelga en la Universidad de Sonora; Secretaría del Trabajo la declara “inexistente”

 
PROCESO
 
HERMOSILLO, Son. (apro).- A las cinco de la tarde en punto, el Sindicato de Trabajadores y Empleados de Universidad de Sonora (STEUS) cerró con candado la puerta principal y colgó las banderas rojinegras en la máxima casa de estudios estatal.
La decisión de estallar la huelga fue tomada esta mañana por los integrantes de la asamblea general, en donde 827 sindicalizados estuvieron a favor y 594 en contra.

La asamblea general exige un aumento de 7% directo al salario; una despensa homologada a la que reciben los empleados de confianza; un incremento de 3% directo a cada uno de los niveles tabulares, y la modificación de 71 cláusulas contractuales.
Ismael Arredondo, secretario general del STEUS, lamentó que los diputados sonorenses no atendieron su petición de incrementar los recursos a la universidad.
“Tengo mucho coraje con ellos porque en tiempo y forma, desde octubre, les solicitamos más presupuesto, pero hicieron caso omiso, nunca mostraron interés por resolver los problemas”, manifestó.
Y añadió: “Hay un reparto inequitativo de la nómina, por eso le solicitamos al Congreso local los recursos suficientes; les pedimos que ya no sólo se dediquen a pedir para sus dietas, reelecciones o partidos políticos, porque nosotros somos los que sufrimos las crisis”.
Paralelamente, mientras se colocaban candados y banderas frente a la entrada principal, en la sala de conferencias de un hotel, el rector Enrique Fernando Velázquez Contreras y sus asesores legales explicaron que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) sonorense archivó el expediente y sobreseyó el emplazamiento a huelga.
Según las autoridades universitarias, la huelga iniciada la tarde de este lunes es “inexistente”, y en ese sentido van continuar con las labores habituales.
“La universidad ofreció su máximo esfuerzo en términos económicos, e incluso más allá, porque el gobierno del estado, en un afán de que llegáramos a un acuerdo, aporta más recursos para la homologación de la despensa, lo que representa unos tres millones de pesos, pero ello resultó insuficiente”, puntualizó el rector Velázquez.
Los argumentos universitarios se escudan en que la cláusula 124 del Contrato Colectivo de Trabajo 2016-2018 señala como fecha de vigencia hasta el 19 de marzo de cada año, y el STEUS emplazó a huelga el viernes 16, tres días antes.
Y con ello supuestamente se violentó el artículo 450 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), debido a que “la huelga debe tener por objeto el exigir la revisión del contrato colectivo al terminar su periodo de vigencia”.
Unos treinta minutos después, el secretario del Trabajo estatal, Horacio Valenzuela, señaló que, al revisarse la demanda y su fecha de presentación, el movimiento fue declarado extemporáneo.
“El gobierno del estado está archivando esta demanda del sindicato y el cierre de la universidad está al margen de la ley”, sentenció.
Los antecedentes
En 2014, el STEUS mantuvo una huelga de 68 días, el paro de labores más largo en la historia universitaria.
El laudo, emitido en el sexenio del exgobernador Guillermo Padrés, privilegió el derecho a la educación de los estudiantes y ofreció un término de 24 horas para que los empleados universitarios regresaran a sus labores.
El STEUS inició la huelga el 28 de febrero por violaciones al CCT y concluyó el 7 de mayo de ese año.
En aquella ocasión, la autoridad laboral resolvió que la universidad pagara sólo 50% de los salarios caídos, así como otorgar un aumento de 3.4% directo al salario y de 2.4% en prestaciones, debido a que, por la huelga, venció el plazo para la revisión salarial y contractual.

Fuente

Dan aumento salarial de 17% a mineros en Durango

Patricia Muñoz Ríos
 
Periódico La Jornada
Martes 17 de abril de 2018, p. 15
Los mineros de la sección sindical 322, correspondiente a la empresa Desarrollo Guadalupe, de Avino, Durango, obtuvieron un aumento global de 17 por ciento en su revisión contractual.
En las negociaciones encabezadas desde Vancouver, Canadá, por Napoleón Gómez Urrutia, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM), se logró un incremento directo al salario de 8 por ciento, seis al bono de productividad y obras a destajo y tres en prestaciones.
La empresa productora de oro, plata y zinc aceptó mejorar aguinaldo, fondo de ahorro, vacaciones, ayuda para canasta básica, bonos de asistencia y otros.
Según informó el sindicato, en una asamblea realizada el 17 de marzo, los trabajadores aprobaron por unanimidad el acuerdo de revisión contractual y saludaron el registro de Gómez Urrutia como candidato plurinominal del partido Morena al Senado.
Manifestaron que el dirigente tendrá tareas importantes en el Congreso, sobre todo en temas sindicales, sociales y económicos que el país enfrenta.
Además de manifestar apoyo a su candidatura, dijeron que respaldarán las acciones que deberán enfrentar el dirigente a su retorno al país y la propia organización sindical.
El gremio refirió que todas las secciones del SNTMMSSRM están alcanzando los porcentajes de revisión salarial y contractual más altos del país, cuatro o cinco veces más que el promedio de negociaciones que se llevan a cabo a escala nacional, y mucho más elevadas que los conseguidos por sindicatos de protección mineros, los cuales ni siquiera negocian, sino que sólo se ponen de acuerdo con los patrones para mantener los pagos y las prestaciones más bajos.

Fuente

México, EU y Canadá revisarán avances del TLCAN el jueves 19: Guajardo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, adelantó que el próximo jueves 19 sostendrá en Washington una reunión ministerial con sus contrapartes de Estados Unidos y Canadá, para revisar los avances del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
El funcionario federal precisó que en dicho encuentro se espera cerrar cuatro capítulos más del acuerdo comercial, con lo que la renegociación alcanzaría un total de 10 temas. Sin embargo, reveló que no espera un gran anuncio tras ese encuentro, justo cuando las negociaciones para modernizar el acuerdo se han intensificado.

De acuerdo con Guajardo, también charló este lunes con la canciller canadiense Chrystia Freeland, y mañana pretende conversar con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para explorar la posibilidad de la reunión el jueves.
En las últimas semanas, Canadá, Estados Unidos y México han acelerado las conversaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y existen expectativas de que las negociaciones podrían concluirse en mayo. (Con información de las agencias Reuters y Notimex) 

Fuente

Analiza la Cámara de Diputados eliminar fuero al Presidente y demás funcionarios

Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Martes 17 de abril de 2018, p. 15
Eliminar la inmunidad constitucional a funcionarios, desde el Presidente, pasando por su gabinete, hasta gobernadores, procuradores y legisladores, permitirá que se les inicie un juicio por cualquier delito; sin embargo, y en apego a la presunción de inocencia, permanecerán en el cargo hasta que se dicte sentencia.
El proyecto de dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados que fue circulado entre los legisladores para su votación el jueves en esa instancia –y el martes próximo en el pleno– resalta que suprimir el denominado fuero es necesario para dejar de proteger a funcionarios que evitan ser procesados penalmente.
Se requiere, expuso, erradicar la posibilidad de que un servidor público use la figura institucional del fuero como escudo ante prácticas de corrupción o conductas delictivas.
El proyecto incluye la revisión de 29 iniciativas presentadas por todos los grupos parlamentarios en la actual legislatura, y en los considerandos resalta que ya no se justifica la existencia de la figura del fuero en favor del Presidente de la República.
Recuerda que el Congreso Constituyente determinó incluir en el artículo 108 de la Constitución que el jefe del Ejecutivo durante el tiempo de su encargo sólo podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves del orden común. En ese contexto, y al retomar distintas propuestas en la materia, acepta que se derogue el citado artículo.
Se plantea suprimir la apertura de un juicio de procedencia en la Cámara de Diputados para retirar el fuero al resto de los funcionarios de la administración pública y federal, así como a los legisladores, y que puedan ser sometidos a un proceso penal.
“Estas modificaciones buscan eliminar la figura del fuero, que no del ‘concepto’, que no existe en el texto constitucional, y su respectiva remoción o declaratoria de procedencia.”
La comisión resalta que el momento procesal para que se retire del cargo a un funcionario o legislador no es en la judicialización por parte del Ministerio Público ante el juez, sino cuando la presunción de inocencia se elimina, esto es, una vez que exista sentencia firme, y no ante un mero auto de vinculación a proceso.

Fuente

Estoy tranquilo, pero indignado con la injusticia: Lula da Silva

 
PROCESO 
 
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En su primer mensaje público desde que fue recluido en prisión, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva expresó: “Estoy tranquilo, pero indignado como todo inocente que se indigna cuando vive una injusticia”.
A nueve días de su detención en la sede de la Policía Federal en Curitiba, el exmandatario hizo llegar su mensaje a Gleisi Hoffmann, senadora y presidenta del Partido de los Trabajadores (PT).
Hoffmann explicó que recibió la misiva de manos de los abogados de Lula.
“Es para que leas en nuestro campamento, en nuestra vigilia democrática”, que seguidores instalaron en las inmediaciones del edificio policial en Curitiba, se lee en el texto.

“Estoy muy agradecido por la resistencia y presencia de ustedes en este acto de solidaridad. Estoy seguro de que no está lejos el día que la Justicia valdrá la pena”.
Lula da Silva, quien cumple una condena de 12 años y un mes por lavado de dinero y corrupción, dijo que continúa “desafiando” al equipo de la megaoperación anticorrupcioón “Lava Jato” y al juez Sergio Moro, que lo sentenció en primera instancia, “a probar el crimen que alegan he cometido”.
(Con información de AFP) 

Fuente