CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la inminencia de la aprobación de la Ley General de Comunicación Social en la Cámara de Diputados, organizaciones de la sociedad civil buscan que el Senado de la República modifique esa iniciativa elaborada por el PRI y que legaliza la discrecionalidad con la que las autoridades manejan la publicidad oficial.
El colectivo #MediosLibres emprendió una campaña en redes sociales contra lo que define como #LeyChayote, en alusión a la compra de las líneas editoriales por parte de las autoridades a cambio de pauta gubernamental. El hashtag se convirtió rápidamente en tendencia en Twitter.

Los activistas elaboraron videos, promovieron una petición en la plataforma change.org y pusieron la atención en los diputados del PRI, Partido Verde, Nuevo Alianza, Salvador García González, de Movimiento Ciudadano, y Jerónimo Alejando Ojeda Anguiano, de Morena, quienes la semana pasada aprobaron el dictamen de la ley en la Comisión de Gobernación.
Uno de los videos parodia el popular perifoneo que se usa en la Ciudad de México para la compra de objetos usados: “…Se compraaannn pooortadas, cooolumnas, líneas editoriales, medios de comunicacióóón o algún precandidato que teeenga”.
Reproductor de video