sábado, 24 de febrero de 2018

El SME EN UN MISMO DÍA.

El día de ayer 23 de febrero de 2018, aparecieron en el periódico La Jornada dos publicaciones que dibujan lo que ocurre en torno al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Se trata de una inserción pagada por ex dirigentes y de una nota periodística que describe la lucha de la resistencia del SME. La una con la otra nada tienen que ver. Expresan dos visiones distintas de la política y del momento que vive nuestra organización.

La inserción pagada manifiesta el respaldo político de un grupo de ex dirigentes a la candidatura de AMLO a la presidencia de la República. Están en su derecho. Sin embargo, conviene explicar el porqué de su oportunismo a la hora de formular los postulados políticos que inician el desplegado.
Hablan de la “defensa de la soberanía energética del país” omitiendo plantear el tema de la renacionalización de la Industria Eléctrica.

Continúan con “Tarifas Eléctricas al alcance del pueblo” ni con el pétalo de una rosa se mencionan los abusos de CFE y la huelga de pagos de los miles de usuarios organizados en la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica (ANUEE). Plantean trabajo y salario remunerador como si eso fuera posible con la actual Ley Federal del Trabajo reformada por los neoliberales para implantar el trabajo precario y al final después de mencionar a las jubilaciones y pensiones, formulan lo que constituye el verdadero trasfondo de su súbita alianza en la exigencia de solución a los “distintos conflictos del SME”.

Todos los firmantes han estado, con sus pocas excepciones, ajenos completamente de la lucha de resistencia del SME en los últimos ocho años. Para lavar sus culpas, ahora pretenden redimirse a través del apoyo al candidato presidencial que tiene ventaja en todas las encuestas, con la ilusión de que una vez llegado a la presidencia de la República les ayude a retomar el “control” del SME.

Estaríamos hablando de una intervención externa del nuevo gobierno, como contraprestación a su declarado apoyo. Desde luego que pensamos que AMLO no se prestaría a ello, porque estaría violentando la autonomía de nuestra Organización y haciendo uso faccioso del poder cosas que él ha criticado.

Por nuestra parte, nosotros haríamos, como hicimos frente a Felipe Calderón, una defensa indomable de nuestra autonomía.

Esto se explica así porque la mayoría de estos ex dirigentes, al momento del golpe del 11 de octubre de 2009, llamaron a la liquidación de los trabajadores, con el argumento de que nada se podía hacer en contra del ilegal decreto de extinción de LyFC y en forma reiterada incumplieron los acuerdos de nuestras Asambleas Generales. Incluso llamaron a liquidar el patrimonio de nuestra organización social es decir estuvieron a favor de la disolución forzada del SME.

Del otro lado de la moneda, en la página 19, la reportera Patricia Muñoz Ríos, publica un reportaje sobre la marcha del jueves 22 de febrero, convocada por la ANUEE y el SME, que se realizó del Zócalo de la CDMX a la Cámara de Diputados, demandando el reconocimiento del derecho humano a la energía eléctrica, el borrón y cuenta nueva, así como el cumplimiento de los acuerdos entre la ANUEE y el Gobierno Federal.

Ambas publicaciones ilustran lo que actualmente sucede en el SME, por un lado, un grupo de ex dirigentes, que durante años han estado alejados de lucha social y sindical, están resucitando oportunistamente en la coyuntura electoral de 2018 para perfilar un nuevo ataque en contra de la resistencia. Para ello intentan retomar, tibia y mediocremente, algunas de las demandas que desde la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica, la Nueva Central de Trabajadores y la Confederación de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores, hemos venido reivindicando con la movilización, infinidad de foros y alianzas solidarias con el conjunto del movimiento popular.
La nota que refiere a la multitudinaria movilización de usuarios de la energía y trabajadores en resistencia del SME ilustra la posición de quienes hemos permanecido firmes hasta el final en la lucha de resistencia del SME, describe la forma en cómo, a partir de la organización y la lucha popular, podemos conquistar lo que las leyes y el gobierno nos niegan. La marcha realizada por la ANUEE-SME es una muestra del trabajo que cientos de compañeros electricistas en resistencia han realizado durante más de 8 años, creando comités de usuarios en huelga de pagos, tramitando quejas ante PROFECO, coadyuvando en la organización y coordinación de las diversas regiones; en suma, un trabajo político que ha fortalecido no solo la lucha de los usuarios de la energía sino también al campo popular y sus articulaciones en resistencia.

Como lo hemos reiterado en varias ocasiones el SME está en contra de la continuidad del régimen y modelo neoliberal que representan el PRI y el PAN. De acuerdo a nuestra democracia y autonomía sindical nuestros afiliados votarán el próximo 1 de julio según sea su libre elección.

José Humberto Montes de Oca.
Secretario del Exterior del SME.
CDMX a 24 de febrero del 2018.