martes, 18 de diciembre de 2018

El Intento por Eliminarlo hace 9 años Fracasó EL SME CUMPLIÓ 104 AÑOS

*Se recuperó y hoy compite con las transnacionales en el sector eléctrico.
*La lucha sigue...hasta reinsertar a los 16 mil 599 electricistas en resistencia.



Hace más de un siglo nuestros padres fundadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), tomaron la decisión de organizarse contra los abusos de la patronal. En esa época las empresas en el sector eléctrico eran empresas privadas transnacionales, la Mexican Light and Power Company. No había leyes laborales que protegieran a los trabajadores para organizarse.
En aquel entonces los trabajadores telefonistas de la empresa Ericsson, los tranviarios y los electricistas tomaron la decisión de organizarse para crear al SME, el 14 de diciembre de 1914, en una asamblea importante con esta perspectiva de futuro. El primer secretario general de nuestra organización se llamó Luis R. Ochoa, el secretario del interior era Ernesto Velasco y al año de haberse constituido el sindicato ya estaban impulsando su primera huelga contra la empresa telefónica.
En 1916 también se promovió un movimiento aquí en la Ciudad de México contra aquella decisión que había tomado Venustiano Carranza de cambiarles el pago, en oro nacional, que era la moneda corriente, por la emisión de un billete: los llamados bilimbiques.
Entonces ahí se organizó el sindicato también con trabajadores de la Ciudad de México. El SME planteó un movimiento de huelga que estalló en julio de 1916.
Para ese entonces el secretario general ya era Ernesto Velasco y ahí en el plan de lucha se planeó el paro de las centrales eléctricas como Necaxa, Indianilla, Nonoalco, que estaban aquí en el centro. Se paralizó la ciudad de México y la industria, incluso la fábrica de municiones de Venustiano Carranza fue parada.
Después el ejército, el gobierno de Carranza tuvo el motivo para tomar por asalto militar las instalaciones del sindicato. Tomaron presos a los dirigentes de aquella época. A Ernesto Velasco lo condenaron a ser fusilado.
Con la solidaridad de las organizaciones sindicales esa pena de muerte que le habían impuesto se cambió por 20 años de prisión, pero con la movilización y el emplazamiento a Carranza para crear la constitución de 1917 y establecer el artículo 123 que reconocía los derechos de los trabajadores fue que salió libre nuestro compañero Ernesto Velasco, dos años después. A partir de ahí empezaron a escribirse páginas en la historia de este país.
Casi un siglo después, en octubre de 2009, el entonces presidente Felipe Calderón encabezó un golpe al sindicato con un decreto ilegal para extinguir a Luz y Fuerza del Centro, nuestra fuente de empleo, un organismo público descentralizado. Pero Luz y Fuerza es una industria y al seguir existiendo ese ramo productivo, eso impidió que desapareciera al SME.
La industria no desapareció. Ahí están las plantas de generación, las líneas de transmisión, subestación, redes de distribución y el servicio. Esa materia de trabajo le corresponde al Sindicato Mexicano de Electricistas.
El 14 de diciembre de 2018, lo decíamos en el informe por el 104 aniversario del SME: la extinción de Luz y Fuerza del Centro fue un acuerdo entre los tres poderes del estado. Los tres tomaron la decisión de golpear al sindicato como el preámbulo para imponer la reforma laboral, imponer el outsourcing y quitarle derechos y conquistas a los trabajadores. Fue el preámbulo para imponer la reforma energética.
Desde 1999 cuando Zedillo quería privatizar hicimos un gran frente nacional de lucha y resistencia. Y con la solidaridad del pueblo de México se echó para atrás esa iniciativa.
Nosotros también fuimos al proceso electoral del 2006, cuando aquel fraude electoral de Felipe Calderón que llegó cuestionado a la presidencia. Nos sumamos a ese descontento nacional. Es muy claro que entonces la decisión del golpe la tomaron los tres poderes -porque el Congreso de la Unión también evitó interponer una controversia constitucional que echara para atrás- y no se diga la actuación de los ministros de la corte.
Hoy los que defienden con uñas y dientes sus privilegios son estos ministros que no obedecen a los intereses de los mexicanos. Esos ministros no nada más hay que pedir que les bajen el sueldo, sino que les revoquen el mandato, que los remuevan, porque no obedecen a los intereses de los mexicanos.
Esos ministros de la Suprema Corte emitieron una sentencia en contra del SME a pesar de que habíamos conseguido el fallo a favor de un juez que reconoció que el patrón sustituto que debía reinstalarnos laboralmente era Comisión Federal de Electricidad.
Lo que logramos fue una sentencia del segundo tribunal colegiado de circuito en materia laboral de septiembre del 2012 fue revocada injustamente por los ministros de la corte. Estos que hoy salen a defender sus privilegios, altísimo sueldos, esos son los mismos que han venido fallando contra los trabajadores del SME, pero también en contra de todos los trabajadores y el pueblo de México.
Con ese decreto de extinción se realizó la toma armada y militar de las instalaciones de Luz y Fuerza. Ahorita sabemos que fueron 27,000 efectivos del ejército, la marina, policía federal, las policías estatales también intervinieron. Fue un saqueo que hicieron de las instalaciones de Luz y Fuerza. Tenemos el dato de que el almacén o los almacenes de la empresa tenían los equipos, todo lo que eran las pertenencias de los trabajadores.
Hoy la institución que nombraron como liquidador de la empresa fue el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE). Y el proceso está plagado de irregularidades. Hemos tenido que hacer todo este reingenio de actividades por las malas decisiones de los ministros de la corte y de la clase política neoliberal que hoy afortunadamente a partir del primero de julio de 2018 salimos todos los mexicanos a votar para echar afuera a los partidos neoliberales.
Hoy tiene que haber un gran debate nacional para recuperar todo lo que nos han despojado a los trabajadores y al pueblo de México en su conjunto.
El SME se está recuperando del golpe, ya creamos en el sindicato por acuerdo de la asamblea Generadora Fénix que ya tiene 3 años de participar en el mercado eléctrico. Creamos nuestra cooperativa LF del Centro con una serie de bienes inmuebles recuperados. Creamos la Suministradora Básica del Centro que ya estamos en el registro con el Centro Nacional de Control de Energía para poder iniciar operaciones y colocar energía en casas habitación. Todas estas actividades que hemos desarrollado han sido para preservar a nuestra organización sindical. El contrato colectivo de trabajo firmado con Generadora Fénix nos permite conservar nuestro registro nacional de industria y por eso con mucha satisfacción decimos que el día 14 de diciembre de 2018 cumplimos 104 años de historia y de lucha en este país.
Ese día también se cumplieron 10 años de que inició operaciones RADIO SME, por internet, que surgió por la necesidad de explicarle a la ciudadanía lo que ha estado pasando con esas decisiones de estos gobiernos neoliberales. Hicimos énfasis sobre ello en nuestra asamblea general de informe de aniversario, en el auditorio Ernesto Velasco, que estuvo muy nutrida la presencia de nuestros compañero vinieron de distintas regiones donde tenemos presencia.
Y continuamos en la lucha, continuamos en un proceso de lucha. Hoy hay guardias en distintos centros de trabajo de los que tenemos de recuperados. Tuvimos ya dos reuniones con la secretaria de energía, la ingeniera Rocío Nahle y hemos colocado el tema de lo que falta para que todos los electricistas en resistencia se reinserten laboralmente en lo que siempre hemos hecho: en el sector eléctrico.
Por otra parte, María Elena Guerrero, me pregunta a mí sí la clínica 26 va a seguir dando servicio el año que viene. Sí efectivamente. Para todos los trabajadores la buena noticia es que tuvimos una reunión el día 6 de diciembre de 2018 con Germán Martínez, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ha dado instrucción para mantener la vigencia de la atención médica para los trabajadores y sus propias familias.
Un tema que se debe incluir en la agenda política y económica del país, es el de las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (AFORES), porque es claro que su creación y funcionamiento es parte de esta política neoliberal de despojo de los ahorros de los trabajadores para negarnos la seguridad social a la cual tenemos derecho. 

No hay comentarios: