lunes, 27 de agosto de 2018

Se compromete Encinas a resolver el caso Ayotzinapa

El futuro subsecretario prevé obstáculos institucionales
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Lunes 27 de agosto de 2018, p. 11
Familiares de los normalistas de Ayotzinapa víctimas de desaparición forzada –hace ya casi casi cuatro años– tuvieron varios acercamientos con integrantes del equipo de transición del próximo gobierno federal, en los cuales han logrado un compromiso que en principio los deja esperanzados: llegar al fondo de las indagatorias.
Ayer, padres de los 43 desaparecidos marcharon una vez más, 47 meses después de la agresión contra los estudiantes, cometida entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero. En ese contexto se informó que se han reunido varias ocasiones con Alejandro Encinas, próximo subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, y su equipo de trabajo, quien se ha comprometido a esclarecer los hechos.
Vidulfo Rosales, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan y representante legal de los padres, detalló que en las reuniones Encinas reconoció, sin embargo, que podría haber obstáculos institucionales con los que podría toparse la próxima administración para llegar a la verdad en este caso.
Éstos son el Ejército y la Policía Federal, que están involucrados en los hechos. Superarlos será la prueba de fuego del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, enfatizó el abogado.
Los familiares de los normalistas marcharon la tarde de ayer del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez para reprochar que, 47 meses después de los hechos, el gobierno de Enrique Peña Nieto no ha dado respuestas ni ha presentado avances en ninguna línea de investigación. Son 47 meses de impunidad.
A un mes de que se cumplan cuatro años de esos hechos –que dejaron seis asesinados, entre ellos tres normalistas, varios lesionados y 43 estudiantes desaparecidos–, los familiares demandaron, una vez más, verdad y justicia.
Rosales indicó que el objetivo de las reuniones con Encinas es para que el equipo del próximo Presidente de la República conozca los detalles del caso, con el fin de que, al comenzar la administración –el próximo primero de diciembre–, no parta de cero.
Dijo que la actitud e interés del ex legislador ha dado esperanza a los familiares de los desaparecidos, en el sentido de que el próximo gobierno federal conduzca las indagatorias de manera distinta y más eficiente a como lo ha hecho el de Peña Nieto. Pero la confianza se construye, no es un cheque en blanco, aseveró.
Agregó que en el encuentro más reciente con el equipo de quien será subsecretario de Derechos Humanos, los padres de los normalistas enfatizaron la necesidad de saber el paradero de sus hijos y avanzar en las investigaciones, pero también consideraron medular que las próximas autoridades sancionen a quienes han manipulado y obstaculizado las actuales investigaciones. Ésta es una condición necesaria para llegar al total esclarecimiento".
En los encuentros, agregó, también se ha hablado sobre la necesidad de garantizar el cumplimiento de la sentencia de un tribunal colegiado federal que ordena a la actual administración crear una comisión de la verdad y reponer las indagatorias del caso.
En ese sentido, se informó que Alejandro Encinas ha hablado de una comisión de investigación como un mecanismo extraordinario para las indagatorias.

Fuente

No hay comentarios: