martes, 5 de junio de 2018

Rechazan en foro cancelar la planta termovalorizadora en Bordo Poniente

Foto
Catedráticos y especialistas en residuos sólidos se manifestaron en un foro organizado por el Tec de Monterrey contra la cancelación de la planta de termovalorizaciónFoto Bertha Teresa Ramírez
Bertha Teresa Ramírez
 
Periódico La Jornada
Martes 5 de junio de 2018, p. 31
La termovalorización es el único recurso tecnológico hasta ahora probado para evitar las emisiones de efecto invernadero generadas por la basura; ofrece la ventaja de convertir los residuos sólidos en energía eléctrica y en casos como el de la Ciudad de México ayudaría a resolver la dependencia que tiene con otras entidades del país, afirmaron especialistas en la materia.
En el foro Manejo integral de residuos urbanos en la Ciudad de México organizado por el Tec de Monterrey, expusieron que seguir enterrando los residuos es mantener a la ciudad en la era de las cavernas, cuando estas plantas han sido exitosas en Europa y Estados Unidos y en la Ciudad de México ayudaría a resolver el suministro de energía eléctrica al Metro, que es el transporte público más importante porque el Metrobús es sólo un paliativo, afirmó Salvador Muñozuri, fundador y presidente del Centro de Estudios Jurídico Ambientales.
El químico Luis Manuel Guerra, presidente del Instituto de Investigaciones Ecológicas, dijo que las consecuencias ambientales que tendría la cancelación de la planta de termovalorización que se construye en El Sarape, en el Bordo Poniente, serían la emisión continua al ambiente de un millón 600 mil toneladas de bióxido de carbono, elevado riesgo de contaminación de los mantos acuíferos, reducción de la vida útil de los rellenos sanitarios y la continuidad en la generación de combustibles fósiles.
Añadió que suena atractivo para los jóvenes la cancelación de la planta, la cancelación del aeropuerto, pero es poco serio que un país se eche para atrás por cuestiones ideológicas y partidistas, porque al final de cuentas no es un país aislado flotando en el espacio.
Héctor Mayagoitia, titular de la Coordinación para la Sustentabilidad, del Instituto Politécnico Nacional, admitió que no conoce la manifestación de impacto ambiental de la termovalorizadora, tampoco a detalle los aspectos técnicos de las objeciones que se han realizado respecto a la emisión de toxinas clasificadas como peligrosas, aunque un proyecto de este tipo tendría que considerar el impedimento de su emisión o bien el control adecuado de lo que entra y pueda salir a la atmósfera y afectar la salud.
Las cenizas que constituyen una quinta parte del tratamiento de la termovalorziación también están clasificadas como peligrosas y consecuentemente tiene que haber algún lado a donde deban ir a dar esas cenizas debidamente transportadas y cuidadas para no dañar el ambiente.
Expuso que la termovalorización se utiliza en muchas partes del mundo, indicó que en Estados Unidos 27 por ciento de los residuos sólidos se incinera con tecnología de termovalorización, 29 por ciento va a sitios de disposición final y 44 por cinto se recicla.

Fuente

No hay comentarios: