viernes, 1 de junio de 2018

Con poca paga y sin prestaciones, 66.5% de los jóvenes trabajadores, revela estudio

De la Redacción
Periódico La Jornada
Viernes 1º de junio de 2018, p. 19
De los jóvenes mexicanos entre 15 y 29 años de edad que forman parte de la población económicamente activa en México, 66.5 por ciento se encuentra en una situación de precariedad laboral –por carencia de prestaciones de ley, bajo salario y malas condiciones de trabajo–, señaló Miguel Santiago Reyes Hernández, director del Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y Puebla.
El informe 2018 Los jóvenes y los mercados laborales, elaborado por dicho observatorio, documenta la precariedad en las condiciones de trabajo de este sector de la población, al que pertenecen 13 millones 302 mil 935 personas.
La investigación arrojó que dos terceras partes de esa precariedad se debe a la insuficiencia de un salario digno, mientras otro 33 por ciento se debe a la ausencia en prestaciones sociales, salud, tipo de contratación y en la jornada laboral.
En el caso específico de la contratación, 58 por ciento (7.7 millones de los jóvenes trabajadores) no tiene contrato; 7 por ciento (867 mil 929) tiene empleo temporal menor a seis meses; 3 por ciento (451 mil 808) tiene empleo temporal mayor a seis meses y hasta un año, y apenas 30 por ciento (4 millones) tiene contrato de base, planta o por tiempo indefinido.
“Esta inestabilidad y flexibilidad laboral, a la que se suman los contratos por outsourcing, provoca en los jóvenes una falta de compromiso con sus empleadores, quienes los dejan fuera de su esquema laboral sin posibilidades de mantener su trabajo y mucho menos de crecer dentro de la organización”, explicó Reyes Hernández.
Otros datos contenidos en el reporte es que 50.6 por ciento (6.7 millones) tiene una jornada diaria de más de ocho horas, comúnmente sin pago de horas extra, y 27.7 por ciento (3.6 millones) trabaja menos de ocho horas al día, lo que reduce sus percepciones mensuales.
En un comunicado, la Ibero señala también que de esa misma población ocupada joven, 66 por ciento (8.7 millones) no cuenta con seguridad social; sólo 45 por ciento (6 millones) tiene acceso a servicios de salud; 50.6 por ciento (6.7 millones) carece de cualquier tipo de prestación social, y sólo tienen vacaciones, aguinaldo, Infonavit y otras prestaciones superiores a las de ley 18.4 por ciento (2.4 millones de jóvenes).
El informe del observatorio concluye que estas cifras reflejan la situación de precariedad, es decir, de no bienestar, de los jóvenes hombres y mujeres que forman parte de un mercado laboral donde no tienen derechos, donde los derechos sociales consagrados en la Constitución no están siendo efectivos, por lo que las leyes son letra muerta.

Fuente

No hay comentarios: