lunes, 7 de mayo de 2018

TRABAJO ASALARIADO Y CAPITAL de Carlos Marx



DOSCIENTOS AÑOS DEL NATALICIO DE KARL MARX
KARL MARX, nació el 5 de mayo de 1818, en Tréveris, Prusia occidental, y falleció el 14 de marzo de 1883, en Londres, Sus escritos más conocidos entre otras, son el  Manifiesto del Partido Comunista  (en coautoría con Engels),  El Capital  y  El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte , Contribución a la crítica de la Economía Política, Trabajo Asalariado y Capital, entre otros tema que se tratara en este espacio.
Pensador s o cialista y activista revolucionario. Raramente la obra de un filósofo ha tenido tan vastas y tangibles consecuencias históricas como la de Karl Marx: desde la Revolución rusa de 1917, y hasta la caída del muro de Berlín en 1989, la mitad de la humanidad vivió bajo regímenes políticos que se declararon herederos de su pensamiento.
TRABAJO ASALARIADO Y CAPITAL
Este material se publicó a partir del 4 de abril de 1849, producto de una serie de artículos en la revista Neue Rheinische Zeitung, y sirvió de base para conferencias de Marx, en la Asociación Obrera Alemana de Bruselas.
En 1891 se realizo una publicación respetando el texto original de carlos Marx con una Introducción de F. Engels, y lo que se comentara y reproducirán textos es de editorial Espartaco
Trabajo Asalariado y Capital
Carlos Marx expone las relaciones económicas que forman la base material de la lucha de clases, y de las nacionales que se presentaban en el siglo XVIII
Menciona que había llegado el día de de analizar más de cerca las relaciones económicas en que descansan por igual la existencia de la burguesía y su dominación de clase, así como la esclavitud de los obreros. Y lo expone en tres grandes apartados:
•  La relación entre el trabajo asalariado y el capital , la esclavitud del obrero, la dominación del capitalista.
•  La inevitable ruina, bajo el sistema actual, de las clases medias burguesas y del llamado estamento campesino .
•  El sojuzgamiento y la explotación comercial de las clases burguesas de las distintas naciones europeas por Inglaterra , el déspota del mercado mundial
En la elaboración de este material Marx menciona que se trata de hacer un material sencillo que se entienda y que este está dirigido a la clase obrera, y comienza definiendo ¿Qué es el salario? Y como se determina
Si preguntamos a los obreros qué salario perciben, uno nos contestará: «Mi burgués me paga un marco por la jornada de trabajo»; el otro: «Yo recibo dos marcos», etc.
Según las distintas ramas del trabajo a que pertenezcan, nos indicarán las distintas cantidades de dinero que los burgueses respectivos les pagan por la ejecución de una tarea determinada, v.gr., por tejer una vara de lienzo o por componer un pliego de imprenta. Pero, pese a la diferencia de datos, todos coinciden en un punto: el salario es la cantidad de dinero que el capitalista paga por un determinado tiempo de trabajo o por la ejecución de una tarea determinada. Por tanto, diríase que el capitalista les compra con dinero el trabajo de los obreros.
Estos le venden por dinero su trabajo. Pero esto no es más que la apariencia. Lo que en realidad venden los obreros al capitalista por dinero es su fuerza de trabajo . El capitalista compra esta fuerza de trabajo por un día, una semana, un mes, etc. Y, una vez comprada, la consume, haciendo que los obreros trabajen durante el tiempo estipulado.
La fuerza de trabajo es, pues, una mercancía, ni más ni menos que el azúcar. Aquélla se mide con el reloj, ésta, con la balanza. Los obreros cambian su mercancía, la fuerza de trabajo, por la mercancía del capitalista, por el dinero y este cambio se realiza guardándose una determinada proporción: tanto dinero por tantas horas de uso de la fuerza de trabajo
La fuerza de trabajo es, pues, una mercancía que su propietario, el obrero asalariado, vende al capital. ¿Para qué la vende? Para vivir.
Ahora bien, la fuerza de trabajo en acción, el trabajo mismo, es la propia actividad vital del obrero, la manifestación misma de su vida. Y esta actividad vital la vende a otro para asegurarse los medios de vida necesarios. Es decir, su actividad vital no es para él más que un medio para poder existir. Trabaja para vivir. El obrero ni siquiera considera el trabajo parte de su vida; para él es más bien un sacrificio de su vida. Es una mercancía que ha adjudicado a un tercero.
Marx considera que para el obrero la vida comienza donde terminan sus actividades, su vida se da cuando está en su casa, en la taberna o en la cama, estar las 12 horas en su trabajo es es un medio para ganarse su sustento.
El obrero a diferencia de la gleba no pertenece a ningún propietario pero las horas de su trabajo le pertenecen a quien las compra, y siendo cierto el obrero puede dejar al capitalista a quien se ha alquilado pero este lo despide cuando se le antoje, cuando ya no le sea útil.
El obrero su única fuente de ingresos es la fuerza de trabajo, y siempre le pertenecerá no solo a un capitalista sino a los capitalistas.
Marx dice; “Ahora bien, nos preguntamos: ¿ Cómo se determina el precio de una mercancía ? ¿Qué es lo que determina el precio de una mercancía?
Es la competencia entre compradores y vendedores, la relación entre la demanda y la oferta, entre la apetencia y la oferta. La competencia que determina el precio de una mercancía tiene tres aspectos .”
El capital no se compone solamente de medios de vida, instrumentos de trabajo y materias primas, no se compone solamente de productos materiales; se compone igualmente de valores de cambio . Todos los productos que lo integran son mercancías .
Es determinante al señalar que existen intelectuales que se confunden al decir que los intereses del capital y los intereses de los obreros son los mismos.
A lo que Marx señala; “ equivale simplemente a decir que el capital y el trabajo asalariado son dos aspectos de una misma relación . El uno se halla condicionado por el otro, como el usurero por el derrochador, y viceversa .
Mientras el obrero asalariado es obrero asalariado, su suerte depende del capital. He ahí la tan cacareada comunidad de intereses entre el obrero y el capitalista.”
Y determina que el “El salario se halla determinado, además y sobre todo, por su relación con la ganancia, con el beneficio obtenido por el capitalista: es un salario relativo, proporcional.”
También señala que en la medida que el capitalista aumenta su capital productivo esto determinan el salario
“Una mayor división del trabajo permite a un obrero realizar el trabajo de cinco, diez o veinte; aumenta, por tanto, la competencia entre los obreros en cinco, diez o veinte veces.
Los obreros no sólo compiten entre sí vendiéndose unos más barato que otros, sino que compiten también cuando uno solo realiza el trabajo de cinco, diez o veinte; y la división del trabajo , implantada y constantemente reforzada por el capital, obliga a los obreros a hacerse esta clase de competencia.
Además, en la medida en que aumenta la división del trabajo , éste se simplifica . La pericia especial del obrero no sirve ya de nada. Se le convierte en una fuerza productiva simple y monótona, que no necesita poner en juego ningún recurso físico ni espiritual.
Por tanto, a medida que el trabajo va haciéndose más desagradable, más repelente, aumenta la competencia y disminuye el salario .
Esto solo es una parte de lo escrito de Carlos Marx, en la actualidad tiene una vigencia que solo adaptando los escenarios daría escalofríos de la certeza del pensamiento y análisis de el gran personaje que fue Carlos Marx 

No hay comentarios: