lunes, 7 de mayo de 2018

Irán no negociará con nadie sus programas de defensa: Rouhani

Foto
El presidente de Irán, Hassan Rouhani, advirtió ayer a Estados Unidos que lamentará como nunca un eventual abandono del acuerdo internacional sobre el programa nuclear, a unos días de que venza el plazo (12 de mayo) para que el mandatario Donald Trump decida si se mantiene en el pactoFoto Ap/Presidencia de Irán
Dpa, Reuters, Afp y The Independent
 
Periódico La Jornada
Lunes 7 de mayo de 2018, p. 30
Teherán.
El presidente de Irán, Hassan Rouhani, advirtió a Estados Unidos que lamentará como nunca un eventual abandono del acuerdo internacional sobre el programa nuclear, a unos días de que venza el plazo (12 de mayo) para que el mandatario Donald Trump decida si se mantiene en el pacto.
Por lo pronto, Trump advirtió que no extenderá el alivio de sanciones a la república islámica, a menos que sus aliados europeos rectifiquen los defectos del acuerdo nuclear firmado en 2015 por Irán con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas: China, Rusia, Francia, Reino Unido y Estados Unidos, más Alemania.
Trump aspira a un derrocamiento de Rouhani y a un cambio de gobierno en Irán, señaló Rudolph Giuliani, su asesor legal, en un discurso ante ciudadanos estadunidenses de origen iraní, en Washington.
En tanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, volvió a criticar la presencia de Irán en Siria y alertó sobre un posible enfrentamiento: No queremos una confrontación, pero si tiene que ocurrir, cuanto antes mejor.
Si Washington se retira del acuerdo nuclear con Teherán, representaría un arrepentimiento histórico para ellos, señaló Rouhani, quien además desestimó los amagos de Trump de retirarse del pacto, al destacar que su país no teme a Estados Unidos. Esta gran nación seguirá su progreso y desarrollo sin importar las amenazas, sentenció.
Rouhani agregó que la república islámica está preparada para cualquier decisión de Washington. Debemos saber que la decisión de la próxima semana no cambiará nuestras vidas, expuso, y reiteró que su gobierno giró instrucciones a los órganos ejecutivos del país desde hace dos meses ante un posible retiro estadunidense del pacto nuclear.
El líder iraní también criticó el llamado de Estados Unidos a sus aliados para que se unan a su plan y advirtió al mundo entero que no negociará con nadie sobre los programas de armas y defensa de su país. Construiremos y almacenaremos cualquier cantidad de armas y misiles que podamos necesitar. No es de la incumbencia de nadie qué decisión ha tomado el pueblo iraní para su defensa.
Subrayó que está dispuesto a discutir temas regionales, pero no a abandonar su combate contra el terrorismo. Queremos hablar con el mundo para que nuestra región esté segura, pero no les permitiremos la creación de un nuevo Estado Islámico, dijo Rouhani.
La comunidad internacional, a excepción de Estados Unidos, Israel y Arabia Saudita, apoyan el acuerdo nuclear con Irán. Washington extendió en enero pasado el alivio de las sanciones contra Teherán y amenazó con retirarse si no se resuelven los defectos desastrosos del documento.
Mientras, Giuliani dejó entrever que el magnate se decidirá en contra del acuerdo nuclear con Irán y reiteró su apoyo a un cambio de gobierno en ese país, tras considerarlo la única vía hacia la paz en Medio Oriente. Tenemos un presidente duro que no escucha a pesimistas y está comprometido con un cambio de régimen en Irán, señaló el ex alcalde neoyorquino.
En Israel, Netanyahu, quien busca romper el acuerdo nuclear, argumentó que ese pacto no evitará que la nación persa tenga armas nucleares próximamente y que con el levantamiento de las sanciones podrá enriquecer uranio en grandes cantidades.
El gobernante israelí también acusó a Irán de introducir armas modernas a Siria recientemente para dañar a Israel, y advirtió: estamos decididos a frenar la agresión iraní, aunque eso implique una lucha. No queremos una escalada, pero estamos preparados.
En este contexto, a semanas de la esperada reunión entre el líder de Corea del Norte y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Pyongyang criticó a Washington por lo que consideró afirmaciones engañosas, al asegurar que la política de máxima presión política de la Casa Blanca es lo que llevó a Norcorea a la mesa de negociación.
La cancillería advirtió que esas declaraciones resultan ser un peligroso intento de arruinar la incipiente distensión tras la histórica cumbre del mes pasado entre las dos Coreas, indicó la agencia oficial norcoreana.

Fuente

No hay comentarios: