viernes, 27 de abril de 2018

Kim Jong-un cruza a pie la frontera para la cumbre con Corea del Sur

Foto
El líder norcoreano, Kim Jong-un y el presidente de Corea del Sur, Moon-Jae-in, ayer, en un encuentro histórico en la línea de demarcación militar de Panmunjon, punto divisorio de la penínsulaFoto Ap
Afp, Dpa, Ap y Sputnik
 
Periódico La Jornada
Viernes 27 de abril de 2018, p. 28
Seúl.
Una nueva historia comienza ahora, escribió Kim Jong-un este viernes en el libro de visitas de la Casa de la Paz, minutos después de que hizo historia al convertirse en el primer líder de Corea del Norte en cruzar a pie la línea de demarcación militar de Panmunjon, punto que divide a la península coreana, y estrechar amistosamente la mano del presidente de Corea del Sur, Moon-Jae-in.
Al cierre de esta edición ambos líderes mantenían una reunicón cumbre, la tercera entre ambas Coreas que desde 1953 mantienen un armisticio con el que pusieron fin a las hostilidades en la guerra iniciada tres años antes.
Estoy feliz de conocerlo, dijo a Kim el presidente sudcoreano Moon, quien durante el saludo también pisó brevemente territorio norcoreano.
Al inicio de los diálogos, cuando ambos líderes ya estaban sentados a la mesa en la Casa de la Paz, el presidente sudcoreano dijo: Espero que iniciemos conversaciones francas y que alcancemos un acuerdo audaz para que podamos dar un gran regalo a todo el pueblo coreano y a la gente que quiere paz.
A lo que Kim respondió: Vine aquí determinado a enviar una señal de partida, al cruzar el umbral del inicio de una nueva historia.
Después de esta cumbre, el líder norcoreano se reunirá también con el presidente estadunidense, Donald Trump.
La Casa Blanca dijo que espera que este encuentro logre avances hacia un futuro de paz.
El tema del arsenal nuclear de Corea del Norte estará en el centro de la agenda después de que el país logró un rápido avance de su tecnología bajo el mandato de Kim, quien heredó el poder tras la muerte de su padre, en 2011.
El año pasado realizó su sexta prueba nuclear, la más potente hasta la fecha, y lanzó misiles que, aseguró, son capaces de alcanzar el territorio estadunidense, lo que acrecentó la tensión entre Kim y Trump, quienes intercambiaron amenazas e insultos.
Los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, en Corea del Sur, marcaron en febrero pasado el inicio de una distensión palpable en este encuentro.
El sábado pasado Kim anunció una moratoria en los ensayos nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos de largo alcance, afirmando que se cumplieron los objetivos.
Esta cumbre es una valiosa oportunidad alcanzada por la continua persuasión de Moon Jae-in para que Corea del Norte acceda al diálogo en medio de la situación de seguridad crítica de la península de coreana, indicó la embajada de Corea del Sur en México en un documento enviado a La Jornada. 

Fuente

No hay comentarios: