martes, 27 de febrero de 2018

Reforma fiscal de Peña fracasó en reducir la informalidad, acusa la ANPEC

 
PROCESO 
 
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La reforma fiscal aprobada en el gobierno de Enrique Peña Nieto no abonó a reducir la informalidad en el país y afectó al pequeño comercio del país, aseguró la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).
De acuerdo con el líder de dicha organización, Cuauhtémoc Rivera, “la fórmula ha demostrado no ser la adecuada, ya que el pequeño comercio no está creciendo y la informalidad continúa convirtiéndose en el motor financiero de las bandas delincuenciales y de la inseguridad que éstas provocan y, peor aún, no se cumplió el objetivo de aumentar la recaudación”.

Añadió:
“La moraleja de esto es que lo políticamente correcto siempre saldrá caro. Por lo que podemos afirmar que la reforma fiscal aprobada en 2013 no logró su principal cometido de acotar la informalidad y consolidar una hacienda pública con la participación de la mayoría de la población. La reforma fiscal de Peña fracasó en el intento”, fustigó el líder de los pequeños comerciantes.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) en el último trimestre de 2017, todas las modalidades de empleo informal aumentaron 1.1% respecto del mismo periodo de 2016.
“Lo anterior demuestra que, a pesar de los esfuerzos por disminuir la informalidad, con base en la ENEO todavía más de 30 millones de mexicanos laboran en este esquema”, acotó Rivera.
Por su parte, agregó, el Estado, al no tener una recaudación eficiente, limita su capacidad de inversión en servicios e infraestructura necesarios para el desarrollo del país.
Estudios realizados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han descrito la heterogeneidad de la informalidad laboral en México, y han señalado que tiene como puntos en común que surge como una respuesta a quienes han perdido su empleo y no han tenido la posibilidad de acceder a una ocupación estable, a la falta de sensibilidad de personas y gobierno para migrar a la formalidad, así como el poco fomento a las actividades exportadoras.
Según el Inegi, la mayoría de los empleos considerados informales corresponden a actividades terciarias, como el comercio 31.13%; trabajadores de la construcción, 13.8%; actividades agropecuarias, 12.5%, y actividades manufactureras, 12.3%, entre otras.
Para la ANPEC es imprescindible recuperar la confianza de la sociedad en sus gobiernos, que hoy está extraviada por “la asfixiante corrupción, la irritante impunidad, la falta de transparencia en el manejo de los recursos públicos y la deficiente entrega de resultados”.
La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes también hizo un llamado a los contendientes presidenciales a incluir en sus propuestas de campaña una reforma fiscal responsable, profunda y estratégica que tenga como finalidad abatir a la informalidad.

Fuente

No hay comentarios: