miércoles, 29 de noviembre de 2017

La PGR prorroga por un año más el Mecanismo de Seguimiento del caso Ayotzinapa

 
PROCESO 
 
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Abogados de los padres y madres de familia de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala en 2014 confirmaron la permanencia por un año más del Mecanismo de Seguimiento del caso Ayotzinapa, creado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para dar cumplimiento a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).
Los abogados Santiago Aguirre Espinosa y Vidulfo Rosales, del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez y del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, respectivamente, destacaron que el compromiso del Estado mexicano por continuar con el mecanismo fue ratificado ante la comisionada para el caso, Esmeralda Arosamena y el secretario ejecutivo, Pablo Abrao, presentes en la reunión, la última con autoridades que tendrá el instrumento de la CIDH este año.

En entrevistas por separado, al término del encuentro que duró tres horas en instalaciones alternas de la Procuraduría General de la República (PGR), los abogados lamentaron que no haya avances sustanciales en las cuatro exigencias de los padres y madres, que se refieren en la profundización de la investigación de la participación del Ejército en la desaparición de los estudiantes, la detención de policías federales y de Huitzuco plenamente identificados, ahondar en la línea de investigación sobre el tráfico de estupefacientes de Iguala a Chicago en transportes foráneos, así como concluir el análisis de la telefonía celular.
Aguirre Espinosa, subdirector del Centro Prodh, destacó que la de hoy es la primera reunión con el encargado de despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, el cuarto responsable de esa institución con quien se reúnen los padres y madres de familia, “sin tener resultados de acceso a la justicia y a la verdad, por lo que exigieron compromisos claros para que no ocurra lo que los predecesores de que se vaya sin resolver el caso”.

Para el abogado, la reunión tuvo el momento más tenso, “que generó debate y discusión” fue la ratificación del convenio de colaboración técnica para la continuidad del mecanismo.
“Los representantes del Estado no tenían una posición clara, argumentaban que cómo era posible que la pertinencia de la continuidad debía revisarse cada año; ellos proponían que se hiciera en febrero o marzo, pero los padres y madres (de los normalistas) fueron enfáticos en decir que como no se ha avanzado en la investigación ni en el cronograma, el mecanismo debería continuar”, contó el representante del Centro Prodh.
El abogado afirmó que el punto más destacable de la reunión de este martes 28, en la que también participaron los subsecretarios de Gobernación y Relaciones Exteriores, Roberto Campa Cifrián y Miguel Ruiz Cabañas, respectivamente, es que “ante la comisionada y del secretario ejecutivo de la CIDH el Estado dijo que sí se comprometía a que seguiría el mecanismo por lo menos hasta 2018, lo que incluye garantías de financiamiento”.
En cuanto a la evolución del caso Ayotzinapa, Aguirre reconoció “avances en la atención médica a la que tienen derecho los lesionados sobrevivientes; hay acciones en las búsquedas con tecnología LIDAR; se han analizado 5 mil números, hay más certeza en la participación de corporaciones en los hechos, pero mientras todo ello no se traduzca en detenciones y acusaciones formales, todo queda en avances parciales”.
Rosales Sierra destacó que la molestia de los padres y madres de los 43 desaparecidos radica en que “ni siquiera el cronograma que la propia oficina especial del caso Iguala se fijó para cumplir entre los meses de junio a octubre tiene resultados concretos”.
El abogado de Tlachinollan abundó que la defensa de los padres y madres habla de “cuatro líneas grandes; la PGR las desglosa en 11 puntos, e incluso puso una fecha para subsanarlos”.
Según el cronograma semanal, “el tema de la investigación de la Policía de Huitzuco estaba programada para julio; el del Ejército, para septiembre; el esclarecimiento de la participación de autoridades estatales, en agosto; lo de la telefonía celular, entre septiembre y octubre, y o del trasiego de drogas, para agosto. Pero hasta ahora ninguna línea ha sido agotada”.
El abogado Rosales destaca que desde julio pasado, así como en las audiencias de la CIDH en Perú y en Uruguay, la oficina del caso Iguala ha presentado como avances “la consignación de un policía de Huitzuco. Sin embargo, la detención está atorada porque dos jueces se declararon competentes”.
También se habla de los análisis de telefonía, dice, “pero no se han hecho los cruces (informativos) ni se ha esclarecido cómo es que algunos teléfonos llegaron a manos de policías. En cuanto al trasiego de droga, el gobierno de Estados Unidos confirmó que Guerreros Unidos trafica droga, pero habla de otras líneas de autobuses no son las que tomaron los muchachos”.
Asimismo, señala que, aunque los padres y madres están “muy preocupados por la falta de resultados, se mantiene la esperanza de que el caso camine bajo la supervisión del Mecanismo de Seguimiento de la CIDH, que muy probablemente tendrá su siguiente reunión de monitoreó el próximo mes de febrero”.
En la reunión con los padres y madres, además de los subsecretarios, estuvieron la subprocuradora de Derechos Humanos, Sara Irene Herrerías, y el responsable de la oficina para el caso Iguala, Alfredo Higuera Bernal.

Fuente

No hay comentarios: