viernes, 22 de septiembre de 2017

Matilda cuidaba a un niño y su nuera limpiaba; ambas murieron

Foto
Trabajos de rescate en el edificio de Emiliano Zapata y Tlalpan, en la capital del país, que colapsó tras el sismo de magnitud 7.1, el martes pasadoFoto Roberto García Ortiz
Jessica Xantomila
 
Periódico La Jornada
Viernes 22 de septiembre de 2017, p. 15
Desde hace 10 años, Matilda cuidaba al hijo de una de las familias que habitaban el edificio ubicado en Emiliano Zapata número 56, colonia Portales, y Karla, su nuera, realizaba el aseo eventualmente. Los cuerpos de ambas fueron rescatados ayer por la mañana.
De acuerdo con vecinos, la mitad del inmueble, que tenía seis meses de ser habitado, se desplomó casi inmediatamente de que empezó el sismo de magnitud 7.1, ocurrido el martes pasado. Al lugar arribaron elementos de la Marina, Topos, Cruz Roja, Ejército, Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Protección Civil y centenas de voluntarios.
Inmediatamente se reportó que dos mujeres, que se encontraban en el cuarto piso del edificio, no lograron salir, por lo que la labor se concentró en su rescate. Ahí llegaron familiares de las víctimas, quienes también cooperaron para encontrarlas.
Matilda, de 63 años, y Karla, de 31, fueron localizadas hasta ayer en la madrugada; por la mañana el cuerpo de rescate logró sacarlas, pero ya sin vida. Algunos voluntarios que participaron en el operativo señalaron que todavía el miércoles por la tarde detectaron sonidos que les indicaban que seguían vivas.
Los habitantes de los departamentos estaban desconcertados, no daban crédito tampoco de que sus viviendas recién adquiridas desaparecieran de la noche a la mañana. Para algunos de ellos era la primera vez que lograban hacerse de una propiedad, y para otros fue la inversión de sus ingresos después de 35 años de trabajo.
Dado que casi todos los que habitaban el edificio se encontraban en sus centros de trabajo a la hora del sismo, fue a través de WhatsApp que se enteraron del colapso.
Narraron que sólo estaban habitados 19 de los 24 departamentos, que se ofertaban en más de 2 millones de pesos, y que la constructora Canada Building Group no acudió a verificar lo sucedido ni a ayudar a localizar a las dos mujeres atrapadas entre los escombros, cuando conoce a la perfección el inmueble, lo que pudo servir para los rescatistas.
Señalaron que en un correo electrónico, la empresa les informó que por ser considerado un hecho natural, no es responsable de lo ocurrido, y que el edificio se construyó conforme a los reglamentos y los materiales utilizados fueron de calidad óptima.
Sin embargo, los vecinos consultaron a diversos arquitectos, quienes afirmaron que la estructura y materiales que se utilizaron para la construcción son endebles, por lo que esperarán la evaluación que realice Protección Civil para tomar las medidas necesarias.
Esta experiencia es terrible, expresó la señora Yolanda, propietaria de uno de los departamentos del tercer piso. Es fácil decir lo siento, pero debe cumplirse con la responsabilidad, por lo que exigió que se revise no sólo este edificio, sino todos los que ha edificado la empresa. El señor Pedro, también propietario, demandó que se investigue a fondo para dar con los culpables.
Después del rescate de las víctimas, el lugar fue desalojado.

Fuente

No hay comentarios: