martes, 8 de agosto de 2017

Rumbo a la renegociación del TLCAN, México buscará fuentes alternas de abasto

Foto
Ildefonso Guajardo, titular de la Secretaría de Economía, durante el encuentro que sostuvo ayer con legisladores en la capital de la República. Lo acompaña la panista Gabriela CuevasFoto Cuartoscuro
Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Martes 8 de agosto de 2017, p. 19
El titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo, sostuvo ayer que nadie tiene garantizado el resultado de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por lo que se deben buscar fuentes alternas de abasto de productos, como granos, para no afectar la canasta alimentaria.
Tras una reunión de trabajo en el Senado con la Comisión de Relaciones Exteriores, manifestó que actualmente la principal fuente que provee al país de granos, oleaginosas, lácteos y cárnicos es Estados Unidos, pero hay grandes productores en América Latina y la responsabilidad es que las familias mexicanas no tengan que pagar precios exorbitantes.
Agregó: No puedo suspender lo que hoy compramos en el comercio exterior para complementar la canasta alimentaria. Si lo hago repercutiría severamente en precios, por eso es nuestra responsabilidad buscar mercados alternativos. Ante ello propuso ver hacia el sur, a países como Argentina y Brasil.
Durante dicho encuentro planteó que si empresarios y agricultores quieren una buena negociación al norte, necesitan darnos el mandato para poder abrir fuentes alternativas al sur. De otra manera, mi posición en la mesa del norte no tiene credibilidad.
Después, en una breve conferencia de prensa, rechazó el término de mandato, ya que, dijo, en la política de comercio exterior mexicana no se reciben mandatos de agentes individuales, sino se diseña por estrategia del interés nacional.
El funcionario declaró ante los legisladores que la fecha ideal para culminar la renegociación, que comenzará el próximo día 16 en Washington, es a finales de año.
Expresó que para Estados Unidos es más creíble que un estadunidense le diga a su Congreso y a su presidente que no vayan a deshacer lo que se ha construido en 22 años de TLCAN. A los mexicanos, destacó, no les toca hacer ese papel. A México le toca dar los elementos y la información necesarias a los socios comerciales para crear una estrategia, pero no es responsabilidad de los mexicanos convencer al Congreso estadunidense de lo que es bueno para su nación.
Dijo que los temas de preocupación que observa en la renegociación tienen que ver con el concepto de déficits comerciales, el tema del capítulo 19 (los paneles binacionales de solución de controversias) y las salvaguardas, en los que hay un trato especial en América del Norte que exenta o da licencia a los tres países para no ser tratados igual que al resto de las naciones.
Indicó que la salvaguarda es un mecanismo automático para reintroducir aranceles cuando una industria ha sido seriamente dañada y no cuenta con el mismo nivel de exigencia que tienen las investigaciones en materia de competencia o comercio desleal.
Hemos dicho que México no aceptará una regresión hacia el comercio administrado o aranceles que limiten el libre comercio, y ello se verá reflejado en el comienzo de las negociaciones de todas las partes ahora que nos veamos en Washington, subrayó.

Fuente

No hay comentarios: