lunes, 7 de agosto de 2017

La seguridad energética de América del Norte, una prioridad en el TLCAN: SE

Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Lunes 7 de agosto de 2017, p. 25
El sector energético es uno de los puntos que la Secretaría de Economía (SE) afirma que serán incluidos en la renegociación o modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuya primera ronda, de un total de siete o nueve, se prevé que comenzará el próximo miércoles 16 de agosto.
En informe sobre el TLCAN y las prioridades en las negociaciones, que el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, envió al Senado para notificarle sobre el inicio del proceso, la dependencia indicó que fortalecer la seguridad energética de la región es uno de los objetivos del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.
“El panorama energético de la región se transformó radicalmente gracias al desarrollo de nuevas tecnologías. Hoy tenemos acceso a recursos como el gas de lutitas (shale) de Estados Unidos y el petróleo de arenas bituminosas de Canadá que, de la mano de la apertura energética mexicana, generan oportunidades de inversión y asociación que permiten fortalecer la integración y seguridad energéticas de América del Norte”, destaca la tercera de las cuatro prioridades que la SE marcó para las negociaciones del TLCAN.
En el acuerdo, señaló, se deben incorporar disposiciones que reflejen la transformación del sector energético y cuando el tema sea abordado, funcionarios de la Secretaría de Energía (Sener), de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Petróleos Mexicanos (Pemex) se sumarán al diálogo.
Guajardo ha insistido en que el tema es primordial, no sólo por la reforma energética aprobada en México en este sexenio, sino también por la revolución tecnológica en el sector que ha tenido lugar en América del Norte y que ha provocado que la molécula de gas cueste en la región hasta una tercera parte del precio que tiene en Europa o Asia, con lo que se coloca en una posición estratégica frente al mundo.
El descubrimiento del gas de Lutita y del petróleo de las arenas de Canadá, nos da algo que hace 22 años era imposible: una supremacía energética de América del Norte vis a vis el mundo, misma que debe aprovecharse en las cadenas de valor que integran textiles sintéticos, plásticos, acero o cemento, cuyo 25 por ciento llega a ser energía, una ventaja que tenemos que aprovechar primero por la apertura concesional de México en cuanto al permitir inversión privada en el sector energético, pero también en desregular la manera en cómo nos asociamos en puntos de frontera, remarcó Guajardo cuando presentó al equipo negociador el 2 de agosto.

Fuente

No hay comentarios: