viernes, 4 de agosto de 2017

Archivada la denuncia por corrupción, Temer va por la reforma al sistema de pensiones


Sputnik y Dpa
 
Periódico La Jornada
Viernes 4 de agosto de 2017, p. 23
Río de Janeiro.
La reforma al sistema de pensiones será una de las prioridades del presidente de Brasil, Michel Temer, luego de que la Cámara de Diputados archivó este miércoles la denuncia por corrupción que pesaba en su contra, lo que impidió que fuera suspendido del cargo.
Las cuentas de Brasil no pueden caer en un descontrol absoluto, tenemos que retomar y concluir la reforma al sistema de pensiones, aseguró este jueves el ministro de la Casa Civil (primer ministro), Eliseu Padilha, en declaraciones al portal de noticias G1.
Temer adelantó el pasado miércoles por la noche que continuaría con la agenda reformista, al anunciar también modificaciones al sistema tributario, minutos después de que la cámara baja archivó la denuncia en su contra.
La reforma al sistema de las pensiones es uno de los pilares de la política económica del gobierno surgido tras la destitución de la presidenta Dilma Roussef en agosto de 2016. El plan económico de Temer pretende establecer por primera vez una edad mínima para la jubilación y de esta manera frenar el déficit de las arcas públicas, así como garantizar el futuro de las pensiones.
Sin embargo, la iniciativa –que obliga a modificar la Constitución, lo que exige un amplio consenso parlamentario– quedó en suspenso el pasado mayo, cuando estalló la crisis política al salir a la luz los audios que involucraban a Temer en delitos de corrupción.
La propuesta llegó a ser aprobada en una comisión especial en la cámara, pero la tramitación se congeló, en parte por falta de los apoyos necesarios y en parte porque el gobierno dio prioridad a las maniobras políticas para archivar la denuncia que podría costar el cargo al jefe de Estado.
La reforma al sistema de pensiones prevé que los hombres se jubilen a los 65 años y las mujeres a los 62, y exige un mínimo de 25 años de contribución para acceder a una jubilación.
La iniciativa generó en su momento un fuerte rechazo que incluyó protestas en las calles.
Lo mismo ocurrió con la reforma laboral, aunque esta sí fue aprobada.
Por lo pronto, Joesley Batista, el empresario que denunció a Temer por corrupción, calificó de día de vergüenza la jornada del miércoles, en la que la Cámara de Diputados impidió que el mandatario fuera suspendido para ir a juicio.

Fuente

No hay comentarios: