miércoles, 12 de julio de 2017

México: hasta un 40% de los proyectos seleccionados en las subastas podría no construirse

Ciudad de México, 12 de julio de 2017 (Redacción EH/Emiliano Bellini de PV Magazine).- En una entrevista con pv magazine Santiago Barcón, columnista de Energía Hoy, ha explicado que entre un 30 y un 40 por ciento de los proyectos asignados en la primera y segunda subasta podría no construirse. Además, Barcón ha subrayado que el sistema eléctrico mexicano es ahora accesible a una pluralidad de actores y está más abierto a las renovables, a pesar de sus problemas de transmisión y burocracia. Como aspectos muy positivos, Barcón ha destacado las grandes potencialidades de la generación distribuida y de la fotovoltaica aislada.
sBarcon
pv magazine: Señor Barcón, ¿cómo está cambiando el sistema energético mexicano?
Barcón: Es una transformación radical después de 75 años de monopolio estatal en el que la CFE era básicamente el único jugador. Ahora hay en el mercado diversos jugadores tanto en generación así como en el área de comercialización y suministro. Lo que sí extraña es que la transmisión y la distribución, o sea una parte esencial del sistema, aún quedan en manos del estado. Además, la CFE pasa de ser de una empresa monolítica a dividirse en más de doce empresas, de las cuales seis son de generación. La CFE tiene ahora que empezar a competir para mantener a los clientes más importantes. Me refiero a los clientes grandes y a los de tamaño considerable.
pv magazine: ¿Cuáles fueron los factores que determinaron esa transformación?
Barcón: México era el único país que tenía cerrado su sistema energético. Las necesidades de inversión son muy cuantiosas y, además, se ha visto que funciona en otro países. Con la reforma energética se decidió cambiar de modelo y se dio poder a la Comisión Reguladora de la Energía, que antes se limitaba a emitir permisos de gas, para que se volviese el órgano máximo del sector energético.
pv magazine: ¿La reforma se hizo por culpa de la renovables o por la voluntad real de integrarlas?
Barcón: La reforma se hizo por dos razones: ante todo, para aumentar la competitividad del país y para reducir el costo de la energía que era muy alto comparado con el de los Estados Unidos –hablamos de precios que antes llegaban a ser al menos un 60 por ciento más caros–. Por otro lado, la reforma se hizo para mandar señales económicas al mercado. En realidad las reformas energéticas raras veces disminuyen el costo de la energía, pero sí crean una mayor eficiencia en el plan económico. Antes la tarifa era la misma en todo el país y las pérdidas se repartían entre todos. Ahora, en cambio, hay ya señales de mercado que permiten tomar decisiones más adecuadas al costo real de la energía y no a un costo dictaminado por alguien en el Ministerio de Energía o la Secretaría de Hacienda. Está claro que al mismo tiempo con esta reforma el país ratifica su compromiso con las energías limpias y la cogeneración eficiente. Gracias a la reforma aspiramos a cubrir el 35 por ciento de nuestro mix energético con las renovables en 2024.
pv magazine: La tercera subasta de renovables se celebrará en noviembre. La novedad es que habrá más compradores de energía además de la CFE. ¿Cree que habrá un cambio sustancial en los resultados de la subasta?
Barcón: No creo. CFE seguirá siendo el verdadero comprador de energía. Yo dudo que algún participante pueda dar la mismas garantías de la CFE. Venderle energía a alguien a 20 años, por más sano que sea su balance y aunque no tenga deuda, es complicado. Además, si quiero vender energía a un privado, no veo por qué tendría que hacerlo a través de una subasta, eso iría en privado.
pv magazine: En México ya se hicieron contratos entre privados y operadores de plantas fotovoltaicas. ¿Es un negocio rentable?
Barcón: Sí, es un negocio rentable, pero no tanto como la mayoría de la gente cree. Hay muchos que quieren meterse en este negocio pensando que es algo muy rentable y se están enfrentando con la dura realidad.
pv magazine: Entonces, en la tercera subasta, ¿no veremos muchos cambios?
Barcón: Yo espero que los precios sean iguales o superiores con respecto a los de la segunda subasta.
pv magazine: Superiores, ¿por qué?
Barcón: Porque eran demasiado bajos. Aunque la tecnología fotovoltaica avanza a pasos agigantados, en gran parte también por el exceso de demanda, tarde o temprano si la oferta disminuye, el precio sube. Hacer un parque solar o eólico en México sigue siendo un reto. Hay problemas con los permisos, el derecho de tierra. Hay que hacer una consulta indígena que no está bien reglamentada. Es un caldo de cultivo para que un cacique asuma el poder y diga aquí no se construye. Además, en la primera y segunda subasta entraron varios sin tener ni siquiera el terreno.
pv magazine: ¿Cuál es, en su opinión, el porcentaje de proyectos de las dos subastas que no se realizará?
Barcón: Entre un 30 y un 40 por ciento.
pv magazine: Bueno, pero la planta de 754 megavatios de Enel ya se empezó a construir.
Barcón: Sí, lo están haciendo. Pero quiero también ver si lo acaban. Por lo que sé yo, ya pusieron el proyecto en venta y están escuchando ofertas. Se quedarán con el hidráulico y el eólico.
pv magazine: ¿Por qué venderían solo la fotovoltaica?
Barcón: Creo que se están perdiendo hasta la camisa. Hablando con alguien de Enel le cuestioné los márgenes del proyecto, me dijo que margen siempre hay, positivo, negativo o cero.
pv magazine: Entonces, ¿no es un proyecto bancable?
Barcón: Es bancable porque tiene la garantía de Enel y la garantía de CFE. Hay formas de garantías cruzadas. Pero sí me sorprendió que empezara a construirse.
pv magazine: ¿Qué pasará con los proyectos que no se construyen?
Barcón: Hay penalidades muy fuertes.
pv magazine: ¿Por qué razones muchos de los proyectos no se realizarán?
Barcón: El problema central es que en esa fase de transición debido a la introducción de la reforma energética nadie quiere asumir responsabilidad. Yo propuse crear una entidad independiente que pudiese ocuparse de los problemas de transmisión y de otras cuestiones relativas a los nuevos proyectos. La dificultades mayores son la red y los permisos. El problema es que a menudo las empresas no saben llenar papeles. Y si se te olvida un papel, bienvenido al infierno. Además, lo repito, hay mucha gente que se está metiendo en un negocio que no conoce.
pv magazine: ¿Cuánta capacidad cree que se contratará para la solar en la próxima subasta?
Barcón: Igual o más que la segunda. Un par de gigavatios. El sistema eléctrico mexicano es grande, pero tenemos también un problema muy grave de la falta de transmisión. Pueden instalar todo lo que les dé la gana, pero la conexión de las plantas puede ser problemática. Es el elefante que hay en el cuarto y nadie lo quiere enfrentar. La generación sigue creciendo y la transmisión no crece. Y debería crecer mucho más rápido la transmisión que la generación.
pv magazine: ¿Se están cerrando o se van a cerrar plantas de fuentes convencionales?
Barcón: Hay un plan de retiro. Está planeado retirar varias plantas. Hoy ya tenemos capacidad en exceso.
pv magazine: A finales de 2016 había más de 220 megavatios de generación fotovoltaica distribuida. ¿Cuáles son las previsiones para ese segmento?
Barcón: Muy, muy buenas. Creo que ese mercado crecerá entre un 30 y un 40 por ciento cada año en los próximos diez años. Mucho depende del hecho de que las tarifas eléctricas para usuarios de alto consumo son muy altas. Es la tarifa más cara. Una inversión en la fotovoltaica de generación distribuida se puede repagar en cinco años. Con las casas tan grandes que hay en México, la fotovoltaica residencial es la que más conviene. El tamaño de las instalaciones residenciales aquí, entonces, no es pequeño como en otros países. El segmento comercial e industrial, sin embargo, aún no se está desarrollando.
pv magazine: ¿Los precios altos son el único incentivo?
Barcón: Bueno ahora está también la medición neta. Pero no conviene.
pv magazine: ¿Cuál es el potencial de la fotovoltaica aislada?
Barcón: Inmenso. Tenemos tres millones de personas sin acceso a la electricidad. Un aspecto que critiqué mucho de la reforma es que el hecho de que antes de establecer el objetivo del 35 por ciento se tenía que fijar el 100 por cien de acceso a la electricidad. Las comunidades podrían cuidar más el medioambiente si tuvieran energía. Las comunidades quieren electricidad, pero la quieren buena, quieren potencia en definitiva o micro-redes. Una combinación de fotovoltaica y eólica de pequeña escala ofrece una solución muy útil.

Fuente

No hay comentarios: