miércoles, 14 de junio de 2017

Náyeris y wixáricas solicitan amparo contra hidroeléctrica


José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de junio de 2017, p. 7
Los pueblos náyeri y wixárika presentaron una solicitud de amparo contra la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semanat), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por otorgar permisos para la construcción del proyecto hidroeléctrico Las Cruces, que atenta contra los derechos humanos de las comunidades indígenas de Nayarit.
Afirmaron que la propia Manifestación de Impacto Ambiental reconoce que la presa generará afectaciones a sitios ceremoniales de grupos y comunidades indígenas de la región, Señala que el impacto provocado por la afectación de sitios ceremoniales no es mitigable y que ocasionará daños ambientales al ecosistema de marismas nacionales del que forma parte el río San Pedro Mezquital.
En conferencia de prensa, representantes de los consejos de ambos pueblos informaron que el pasado 28 y 29 de mayo realizaron una ceremonia en el lugar sagrado llamado Keiyatsita, ubicado en la franja del río San Pedro Mezquital, cerca de Rosarito, municipio de Rosamorada, Nayarit, que es fundamental en su historia porque ratifica sus lazos ancestrales y fortalece su unidad en la defensa del territorio sagrado frente al megaproyecto hidroeléctrico Las Cruces.
La demanda de amparo fue presentada por considerar que dicho proyecto viola los derechos a la libre autodeterminación, autonomía, territorio e identidad cultural, así como a un medio ambiente sano.
La solicitud de amparo señala que el proyecto Las Cruces viola estos derechos, toda vez que se planea construir, en la cuenca del río San Pedro, una cortina de 188 metros de altura que impactará más de 4 mil 500 hectáreas y modificará por completo y de manera irreversible la hidrografía, la morfología, los sedimentos y minerales, así como la fauna y la flora de su territorio, al que acceden para llevar a cabo sus tradiciones culturales y espirituales.
Denunciaron que el proyecto hidroeléctrico no toma en consideración el uso, aprovechamiento y disfrute de los recursos que los pueblos Náyeri (cora), Wixárika (huichol), O’dam (tepehuana) y Nahua (mexicanera) ostentan en dicho territorio, y sin consultarlos conforme a lo establecido en la Constitución y en las convenciones internacionales sobre derechos de los pueblos indígenas que México ha suscrito.
En la soliciutd de amparo piden al Poder Judicial de la Federación que se detenga la ejecución material de cualquier permiso, autorización o proceso que tenga como propósito construir y operar la presa hidroeléctrica Las Cruces, y exigen la protección de los derechos humanos que el Estado mexicano ha previsto para los pueblos indígenas en situación de vulnerabilidad.

Fuente

No hay comentarios: