lunes, 12 de junio de 2017

Masacraron a Estudiantes por Ejercer su Derecho a la Manifestación Pública 10 DE JUNIO de 1971 NO SE DEBE OLVIDAR

 
El presente escrito es un testimonio que sólo recoge una parte de lo que recuerdo y de lo que vivió el movimiento estudiantil, desde finales de la década de los sesenta y principios de los setentas, en los que encuentro ciertos elementos que se parecen con la masacre y desaparición forzada de los estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero, en donde existe un espíritu de rebeldía, de rechazo a la opresión de la clase dominante.
Desde 1968 en México estalló la protesta estudiantil, que fue reprimida por el ejército y los paramilitares en el mes de octubre. Acción mandatada por funcionarios sin escrúpulos, al igual que los actos opresivos que han ocurrido después.
¿Qué sucedió ese jueves 10 de junio de 1971?
El jueves de Corpus o dia de las mulas, como se conoce mas popularmente, los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, principalmente, y de la Universidad Nacional Autónoma de México habían decidido que iban a manifestarse por diversas demandas como: •  Derogación de la Ley Orgánica de la Universidad de Nuevo León; •  Democratización de la enseñanza; •  Desaparición de todas las Juntas de Gobierno de las Universidades del país y de todas sus actuales leyes orgánicas; •  Derogación del reglamento del IPN, •  Representación paritaria de maestros y alumnos en los consejos técnicos de la UNAM•  Desaparición de las fatídicas porras y del llamado grupo "Francisco Villa" de la UNAM; •  Libertad a todos los presos políticos.
La marcha inicio en el Casco de Santo Tomás, a la altura del Metro Normal, por la calzada de los maestros aproximadamente a las 17:00 horas. Yo era estudiante de la Escuela Superior de Economía, en ese momento, y también me sumé a la manifestación.
Entre el Casco de Santo Tomás y la Calzada México-Tacuba había calles bloqueadas por el llamado cuerpo de granaderos. Dada mi ingenuidad, en ese momento no di importancia a tal acontecimiento, con el paso del tiempo considero que lo que hicieron con esta medida fue tapar salidas, encajonarnos.
Cuando el grupo que encabezaba la marcha apenas estaba entrando a la avenida México-Tacuba un numeroso grupo de gente joven la mayoría con palos y algunos con armas de fuego comenzaron a golpear a quien encontraban, esto nos tomó por sorpresa y mientras un pequeño grupo de amigos y compañeros nos reagrupamos, incluso arrancando pequeños arboles para defendernos, comenzaron los disparos.
Según recuerdo los disparos provenían de la parte alta del entonces cine Cosmos. Estábamos en plena trifulca en la que hubo momentos que se hizo retroceder a los jóvenes que estaban armados con palos, quienes iniciaron la agresión, luego se dejó sentir mas violentamente la ráfaga de disparos, viendo caer en medio de charcos de sangre a muchos, no sabría decir cuántos compañeros estudiantes heridos y tal vez muertos.
En esta situación lo que hicimos algunos fue correr en distintas direcciones, uno de los vecinos al cual nunca le pregunte su nombre, pero que recuerdo con cariño su gesto solidario, nos hizo pasar a su domicilio. Ahí habíamos bastantes compañeros la mayoría preocupados, asustados, ya que conforme pasaba el tiempo no sabíamos lo que pasaba afuera, los medios de comunicación, principalmente la radio, trasmitía lo que les ordenaban diciendo que había un pleito entre bandas rivales, pero lo que más nos alarmó fue que agentes buscaban en los domicilios a estudiantes.
El buen amigo que nos ayudó negó que en su domicilio hubiese alguien, posteriormente, a eso de las 4 a las 5 de la madrugada, en la cajuela de su automóvil nos fue sacando de su casa y dejándonos cerca de nuestros domicilios.
Mi agradecimiento a quien nos proporcionó semejante acto de solidaridad. ¡Viva el movimiento estudiantil, gloria a los mártires del 10 de junio de 1971! 

No hay comentarios: