viernes, 5 de mayo de 2017

Vecinos acusan que minera canadiense ingresa a la fuerza a Ixtacamaxtitlán, Puebla


El repudio a las minas en Ixtacamaxtitlán, Puebla. Foto: Regeneración
El repudio a las minas en Ixtacamaxtitlán, Puebla. Foto: Regeneración
 
PRCOESO
 
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Empleados de la minera canadiense Almaden Minerals y de su filial Minera Gorrión se introdujeron por la fuerza a terrenos de la comunidad de Loma Larga en Ixtacamaxtitlán, Puebla, donde pretenden hacer una mina a cielo abierto para la extracción de oro y plata.
Según la Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (Poder), el geólogo Daniel Santamaría y otra persona únicamente identificada como Fredy se introdujeron por la fuerza a sus propiedades, cerca de las 16:30 horas del lunes 1.
Testigos denunciaron que los mineros llegaron en camionetas de la empresa canadiense y “no les importó la existencia de cercos ni que los propietarios de los terrenos tuvieran estacionado un vehículo en el acceso. Tiraron la cerca con el letrero que les prohibía el paso por tratarse de una propiedad privada y amagaron a los habitantes.
“Con carácter agresivo amenazaron de pasar sobre mi carro y de echarme a los federales por impedirles el paso. Me dijeron que si tengo muchos huevos, ellos también los tienen. Y que si no se arregla el conflicto por las buenas, ellos tienen otras maneras de arreglarlo”, acusó uno de los afectados.
La empresa canadiense Almaden Minerals, a través de sus filiales Gorrión, Gavilán y Zapata, tiene concesionadas 56 mil hectáreas de terreno en el municipio de Ixtacamaxtitlán en los predios Caldera 3-A y Caldera 3B, ambas del 21 de noviembre de 2012 y con vencimiento en el mismo día y mes pero del 2062, es decir, por medio siglo.
Sin embargo, en los trabajos que la minera desarrolla en la zona se han detectado violaciones a los derechos a la salud, al agua y a un medio ambiente sano, así como a la consulta previa, libre e informada sobre el destino de la región y de sus recursos al que el Estado mexicano está obligado por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Incluso, lo anterior se documentó en el informe “Minería canadiense en Puebla y su impacto en los derechos humanos. Por la vida y el futuro de Ixtacamaxtitlán y la cuenca del río Apulco”.

Fuente

No hay comentarios: