viernes, 5 de mayo de 2017

Enfrentamiento entre militares y huachicoleros en Puebla deja un saldo de 10 muertos


El enfrentamiento en Puebla. Foto: E-consulta
El enfrentamiento en Puebla. Foto: E-consulta


PROCESO

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, afirmó que el saldo del enfrentamiento registrado la víspera en Palmarito Tochapan, fue de 10 muertos, entre ellos cuatro militares y seis civiles, uno menor de 17 años.
En una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes el gobernador Gali Fayad; el fiscal estatal, Víctor Carrancá; y el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, las autoridades aseguraron que los hechos en Palmarito fueron a consecuencia de un operativo por una toma clandestina, en la que el Ejército fue atacado por presuntos delincuentes y por la misma población.
También señalaron que se detuvo a 14 personas, quienes rinden su declaración ante la Fiscalía y a quienes se les determinará su situación jurídica en 48 horas.
Entre los seis civiles muertos en esa comunidad del municipio de Quecholac, destacan un menor de edad y una mujer, cuyos generales no fueron revelados.
Sobre el adolescente, Víctor Carrancá afirmó que cayó herido, sin precisar si fue atacado por el Ejército, por lo que inmediatamente fue llevado por sus familiares a un nosocomio, donde finalmente falleció.
En tanto, dos de los policías militares murieron en el Hospital Militar, a donde fueron trasladados.
“Hemos abierto las carpetas de investigación correspondientes para deslindar responsabilidades. Se están realizando las necropsias, se identificarán y se entregarán a sus familiares”.
Subrayó que se estableció comunicación con la Procuraduría General de la República y con el fiscal militar.
Asimismo, agregó que la Fiscalía General del Estado realizará las indagatorias respecto a los delitos del fuero común, mientras que la PGR lo hará en lo que corresponde a los delitos federales.
Respecto a los heridos, agregó que en su mayoría son policías militares y uno más es policía estatal.
El fiscal reveló que el grupo delincuencial que agredió al Ejército es diferente al del “Buchanans”, relacionado con el asesinato de tres agentes ministeriales en Esperanza.
“Como se dijo desde un principio (el del Buchanans) no es el único grupo que opera en la zona. Tenemos identificado qué grupo es y quién lidera el grupo”.
También rechazó que los militares hayan disparado primero, al insistir que los militares buscaron una salida para evitar enfrentamientos.
Diódoro Carrasco precisó que el miércoles se registraron dos agresiones, una de las cuales no fue repelida por los militares, sin embargo en la segunda fueron atacados por vehículos blindados y se desató la balacera.
“En principio la agresión no fue contestada en virtud de que los delincuentes se ocultaban detrás de mujeres y niños. Las agresiones continuaron durante la noche. Entonces fueron agredidos por vehículos blindados”.
Manifestó que en el operativo Tochapan participaron 600 elementos de la Policía Militar y de Seguridad Pública estatal, mientras que este jueves por la mañana se sumaron 400 elementos más, con vehículos de operación artillados y en helicópteros.
Diódoro Carrasco subrayó que en la población se lleva a cabo un diálogo con los inconformes, por lo que aunque la situación es delicada se resolverá el conflicto de manera pacífica.
“Vamos a actuar conforme al marco de la ley. Esperamos que esto se resuelva pacífica y ordenadamente”.
Expuso que se trata de un grupo de 50 habitantes que arrojaron llantas encendidas a las instalaciones del comando.
“Planteaban que aparecieran 13 desaparecidos, se les informó que son los detenidos. Segundo, que se retire el Ejército y que ya no se hagan más operativos”.
Por su parte, el mandatario, José Antonio Gali, externó sus condolencias a las familias de los militares caídos, al tiempo de advertir que continuarán los operativos.
Rechazó que el combate al robo de combustible se le haya salido de las manos al gobierno estatal.
“Lo dijimos desde el comienzo de la administración. Ni un paso atrás, no tolerancia a los delincuentes. No vamos a permitir afectaciones a nuestras familias”, expuso.
Sostuvo que los operativos tienen tal efectividad que ya hay más de 700 detenidos y 2 millones de litros de combustible recuperados.
“Estamos pegando donde más duele, no vamos a relajar esto. Los operativos van a incrementar”.
Pidió a la población “no ser parte de la delincuencia” porque también es responsable “la madre que corre por un palo” para defender a los presuntos huachicoleros.
“El encubrimiento también es un delito y por este se va a la cárcel. Tan delincuente el organizado como el que lo protege”.
Agregó que se mantendrán las caravanas en los municipios del llamado “Triángulo Rojo” para llevar beneficios de programas sociales a los habitantes.

Fuenteq

No hay comentarios: