miércoles, 26 de abril de 2017

Con lesiones, cinco padres de normalistas tras ser gaseados por federales


Uno de los padres de los normalistas afectados por el gas lacrimógeno. Foto: Especial
Uno de los padres de los normalistas afectados por el gas lacrimógeno. Foto: Especial
 
PROCESO 
 
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Vidulfo Rosales Sierra, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, reportó que tres padres y dos mamás de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos sufrieron lesiones provocadas por los gases lacrimógenos que lanzaron efectivos de la Policía Federal en inmediaciones de la Secretaría de Gobernación (Segob).
Tras señalar que los actos de represión que se registraron este martes serán notificados al Mecanismo de Seguimiento del caso Ayotzinapa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Rosales consideró que la acción policiaca “evidencia la ruta y la posición que respecto al caso mantiene el gobierno federal” de generar “condiciones de debilitamiento y cierre del caso”.
En entrevista con Apro, el abogado de los padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos informó que los lesionados son: Hilda Legideño Vargas, Berta Nava, Mario César González, Hermenegildo Ortega Carlos y Bernabé Abraham, quienes sufren “complicaciones en los ojos y en el sistema digestivo” por los gases lacrimógenos.
De igual manera, señaló que la represión policiaca ocurrió después de que los padres y madres solicitaran una audiencia con el titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, antes de llevar a cabo un mitin como parte de la jornada de actividades por los 31 meses de la desaparición de los estudiantes.
“En lugar de que reciban a la comisión, agreden a los padres de esta manera; eso complica mucho más las cosas y orilla a los padres a no caminar en la ruta del diálogo ni en la ruta de la institucionalidad, sino más bien que sea la protesta donde ellos expresen su exigencia por la presentación con vida de sus hijos”, apuntó Rosales.
Y sostuvo que después de los hechos, familiares de los normalistas desaparecidos y estudiantes de la Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa bloquearon el Paseo de la Reforma, a la altura de Bucareli, por lo que personal de la Dirección de Gobernación de la Ciudad de México se acercó para buscar “un puente de diálogo con el gobierno federal”.
Los enviados dijeron que el subsecretario Roberto Campa estaría dispuesto a recibir a una comisión de padres.
Al respecto, Vidulfo Rosales explicó: “Rechazamos la oferta porque el subsecretario Campa ya no es interlocutor válido para los padres, porque ellos lo identifican como el que verbalizó la posición del gobierno en Washington. Estamos buscando hablar con Osorio Chong”.
En marzo pasado, durante la audiencia en Washington en la sede de la CIDH, Campa llamó a los padres a considerar la “verdad histórica” de que sus hijos fueron calcinados en el basurero de Cocula, como una real posibilidad del destino final de los 43 estudiantes, expresiones con las que el funcionario federal intentó echar abajo las conclusiones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), en el sentido de que esa hipótesis es científicamente imposible.
Tras señalar que la protesta que realizaban los padres y madres en las inmediaciones de la Segob “no ameritaba este tipo de intervención de la policía”, Rosales Sierra llamó al gobierno federal a que “rectifique, porque no porque se les reprima van a dejar de exigir la presentación con vida de sus hijos, a menos que detengan a todos los padres, pero no sé si eso resuelve el problema”.
En cuanto a la reciente detención de Walter Alonso Loyola Tomás, El Walter o La Medusa, presunto integrante de Guerreros Unidos e implicado en la desaparición de los normalistas, precisó que “fue detenido por otras causas penales distintas y ajenas a los 43, no está directamente relacionado”.
Y si bien reconoció que el expediente se menciona a La Medusa, esto es porque “pertenece a Guerreros Unidos y trabajaba para (Alejandro) El Cholo Palacios, pero no hay un vínculo directo, no hay acción penal emanada del caso de los 43”.
Lo que toca ahora a la Oficina Especial para el Caso Iguala, agregó, es buscar “entrevistar al detenido para obtener alguna información adicional, respetando sus derechos procesales”.
Parte de la PF
La Policía Federal (PF) informó que tres personas sufrieron lesiones leves tras el repliegue, con gases lacrimógenos, de los padres de los 43 que se encontraban en inmediaciones de la Segob.
En una tarjeta informativa, la dependencia federal aseguró que dos de sus elementos y un trabajador de la Unidad de Gobierno de la Segob presentaron golpes por los objetos lanzados por los manifestantes en la protesta de este martes.
Y señaló a 40 personas ajenas a los familiares de los estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, como los responsables de arrojar petardos y piedras a los uniformados.
Ante esta acción, los elementos dispersaron a los manifestantes con un par de bombas de gases lacrimógenos.
“El gobierno de la República, a través de la Secretaría de Gobernación, reafirma su voluntad y compromiso de mantener, como siempre lo ha realizado, un diálogo constante y abierto con los ciudadanos.
“Padres y madres de los estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa dijeron haber tomado la decisión, por el momento, de no solicitar una reunión con autoridades de la Secretaría de Gobernación debido a la presencia de grupos ajenos a su movimiento”, reveló la PF.

Fuente

No hay comentarios: