jueves, 27 de abril de 2017

China dice que no permitirá una guerra y advierte: "Norcorea no es Medio Oriente"

Foto
China presentó ayer su primer portaviones de fabricación nacional, en medio de fuertes tensiones en la península coreana por el programa de armamento del régimen de Kim Jong-un. El buque se botó en una ceremonia en el puerto de Dalian, en el noreste del país. De 315 metros de largo por 75 de ancho, el portaviones desplaza 50 mil toneladas y alcanza una velocidad de crucero de 31 nudos (alrededor de 60 kilómetros por hora)Foto Xinhua
Dpa, Afp, Ap y Notimex
 
Periódico La Jornada
Jueves 27 de abril de 2017, p. 25
Berlín.
China exigió el fin de las maniobras militares de Estados Unidos y Corea del Sur, así como del programa armamentístico nuclear de Corea del Norte, en momentos en que Washington comenzó a instalar un escudo antimisiles en la península.
No vamos a tolerar que exista ni uno por ciento de probabilidades de una guerra en la península. Corea del Norte no es Medio Oriente. En caso de que ocurra habrá consecuencias graves e inimaginables, advirtió el canciller chino Wang Yi.
Agregó que las pruebas nucleares de Pyongyang son una clara violación de las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas, pero las maniobras militares (de Estados Unidos y Corea del Sur) en cercanías de la península tampoco respetan las resoluciones en cuestión.
La tarea más urgente en este momento es reanudar las negociaciones y todas las partes en el conflicto deben participar en esto, afirmó Wang, luego de una reunión en Berlín con su homólogo alemán.
Un misil balístico intercontinental desarmado fue lanzado en los primeros minutos de este miércoles como parte de una prueba operativa ante las tensiones con Corea del Norte, reportó la fuerza aérea de Estados Unidos.
La prueba de lanzamiento del misil Minuteman III, equipado con una carga útil no explosiva, ocurrió frente a las costas de California central a las 12:03 (hora local) en la base noroeste de Lompoc, de acuerdo con la base aérea de Vandenberg, y concluyó a 6 mil 759 kilómetros, en la zona de pruebas del atolón Kwajalein, en las islas Marshall, según la fuerza aérea.
El ejército estadunidense también comenzó a instalar su escudo antimisiles THAAD (Terminal High Altitude Area Defense) en Corea del Sur, el cual podría quedar operando a finales de año, para hacer frente a la creciente amenaza de Corea del Norte.
Los primeros contenedores con componentes (radar, lanzamisiles móviles y otros elementos) fueron llevados esta mañana a la provincia de Gyeongsang, informó el ministerio sudcoreano de Defensa.
Pyongyang criticó al gobierno estadunidense por buscar una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para imponerle sanciones más estrictas por su programa nuclear y de misiles, mientras China botó este miércoles su primer portaviones de fabricación completamente nacional, el cual se prevé que entre en servicio hasta 2020.

Fuente

No hay comentarios: