viernes, 31 de marzo de 2017

Movilidad social se ha detenido en México; "subir escolaridad no disminuye pobreza"


Patricia Muñoz Ríos
 
Periódico La Jornada
Viernes 31 de marzo de 2017, p. 16
La movilidad social se ha detenido en el país, ni subiendo el nivel de escolaridad de las clases económicamente más bajas y medias se ha logrado que los ciudadanos asciendan socialmente, como ocurría en décadas pasadas, señalaron especialistas en el foro ¿Por qué persisten la pobreza y la desigualdad en México?, organizado por la Universidad Iberoamericana de Puebla.
Juan Luis Hernández Avendaño, director del Departamento de Ciencias Sociales de esta universidad, señaló que hace mucho tiempo que no hay movilidad social en México, ya que no sólo persiste la pobreza, sino que aumenta.
Sostuvo que es importante hacer planteamientos al respecto, sobre todo de cara a las próximas elecciones federales y estatales, donde seguramente se harán promesas de programas para atender el rezago social y económico, pero que siempre se presentan como ideas vagas, insulsas promesas de campaña que no se aterrizan, y no hay propuestas específicas y claras al respecto, sólo globos al aire.
En el foro, Roberto Vélez, del Instituto de Estudios Espinosa Yglesias, planteó que en México los extremos socioeconómicos son abismales. Por ejemplo, 48 por ciento de los ciudadanos que nacen en el estrato o quintil más bajo económicamente, se quedarán ahí, no lograrán salir de esta condición social, nacieron pobres y así continuarán. Sólo cuatro de cada cien logran ascender de estrato.
Según la estadística, 70 de cada cien mexicanos que nacieron en el quintil más bajo, no van a subir más allá del segundo quintil, no se acercarán a una mejor posición socioeconómica.
Hizo ver que la movilidad social en México es la más baja en el contexto internacional, lo que se traduce en descomposición persistente en pobreza y desigualdad. Los que están arriba seguirán arriba y los que están abajo permanecerán ahí.
Pero sobre todo las mujeres que nacen en los estratos con la menor distribución económica del país, tienen una menor probabilidad de ascenso que los hombres, por la discriminación salarial y las menores oportunidades de tener puestos laborales de alto rango.
Por ello la propuesta de políticas públicas en materia social, tendrán que ver con emparejar pisos de arranque mínimo para todos los ciudadanos; reducir la informalidad; resolver problemas de desigualad en el sistema educativo; así como aspectos de desigualdad laboral y salarial; y establecer un esquema de seguridad social universal, entre muchas otras acciones más, sostuvo el especialista.

Fuente

No hay comentarios: