jueves, 30 de marzo de 2017

Las trabajadoras del hogar, 5% de la población ocupada del país

Foto
Agencias de Naciones Unidas instaron a México a mejorar la situación de estas empleadas. El gremio pretende que se modifique la legislación para formalizar su quehacer. La imagen, en un parque de PolancoFoto Alfredo Estrella Ayala
Jessica Xantomila y José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Jueves 30 de marzo de 2017, p. 39
En México se estima que 2.5 millones de personas trabajan en el hogar de manera remunerada, cifra que representa casi 5 por ciento de la población ocupada; en su inmensa mayoría (95 por ciento) son mujeres, de acuerdo con datos oficiales de diversas dependencias y organismos.
Las cifras también revelan que 86 por ciento de esas empleadas realizan tareas de limpieza en hogares particulares; 8.2 por ciento son cuidadoras de personas, y 5 por ciento más lavan o planchan en casas ajenas. Un tercio de las trabajadoras del hogar empezaron a laborar siendo niñas, según la Encuesta Intercensal 2015, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Si bien el trabajo remunerado en el hogar es una fuente de empleo fundamental para las mujeres, las empleadas domésticas enfrentan condiciones sumamente desiguales en términos de salario, jornada y prestaciones sociales.
Así, 70 por ciento de las mujeres ocupadas en el trabajo doméstico remunerado apenas tiene ingresos equivalentes a dos salarios mínimos o menos, y casi una de cada cuatro no cuenta con estudios de primaria. Además, migrantes, indígenas y afrodescendientes están sobrerrepresentadas en estos trabajos, altamente precarios y mal pagados.
En el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, que se conmemora hoy, 30 de marzo, agencias de Naciones Unidas exhortaron a las autoridades mexicanas a mejorar las condiciones laborales de estas empleadas, mientras la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) lamentó que México no haya ratificado el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ante la situación tan precaria que vive este sector. A la fecha, 23 países, 13 de ellos de América Latina, han ratificado el documento.
Mal remunerado y sin prestaciones
La CNDH expresó su preocupación porque se trata de trabajo mal remunerado, sin acceso a prestaciones laborales y que conlleva la exposición de distintos riesgos, desde accidentes, violencia verbal, física y en ocasiones sexual, hasta la incertidumbre por la permanencia en el empleo.
Para Ana Sofía Paula López, secretaria de capacitación y formación del Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar, en esta fecha se visibiliza la lucha que sostienen diariamente por la reivindicación de sus derechos.
Señaló que la labor que realizan casi 2.5 millones de personas sigue siendo discriminada por las leyes, pues no tienen empleo y salarios dignos ni acceso a la seguridad social.
Agregó que en más de 16 años, desde la fundación del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar, han logrado que se visibilice su situación laboral. Sin embargo, precisó, los avances en materia de leyes y normativas aún no se concretan.
Paula López afirmó en entrevista que sobre todo buscan que México ratifique el Convenio 189, adoptado en 2011, el cual garantiza el acceso a seguridad social completa, no sólo por régimen voluntario, condiciones de trabajo en un contrato, salarios dignos pagados en efectivo, regular el pago en especie, acceder a servicios médicos, fijar edades mínimas para evitar el trabajo infantil y un entorno laboral seguro, salubre y libre de discriminación y violencia.
Ya no queremos promesas, sino hechos reales, destacó. Agregó que también buscan que se modifique la Ley Federal del Trabajo para formalizar esa labor y regular a las agencias de colocación, pues retiran parte de los salarios, que en ocasiones es de 50 por ciento, y no son respaldadas ante los empleadores.
El sindicato tiene afiliadas 863 personas, sólo un hombre, y representantes en 10 entidades: Ciudad de México, estado de México, Puebla, Colima, Chiapas, Tamaulipas, Jalisco, Nuevo León, Querétaro y Guanajuato.

Fuente

No hay comentarios: