jueves, 3 de noviembre de 2016

Ante crisis, ofrecen a Veracruz mesas con SHCP y Gobernación

El Economista
 
El Secretario de Hacienda descarta un rescate y sostiene que los estados pueden, por ejemplo, solicitar créditos.
Ana Langner y Rolando Ramos
Nov 2, 2016 |
21:37
Miguel Ángel Yunes dialogó con Peña Nieto, a quien le pidió tener una consideración “especial".Foto EE: Fernando Villa Del Ángel
El gobierno federal instalará mesas de trabajo en las secretarías de Gobernación y de Hacienda y Crédito Público para, en coordinación con el gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, encontrar solución a la crisis financiera, política y de seguridad pública que se vive en aquel estado.
El mandatario estatal panista, que asumirá el cargo el próximo 1 de diciembre, informó lo anterior a su salida de la Residencia Oficial de Los Pinos tras sostener un encuentro privado de casi dos horas con el presidente Enrique Peña Nieto.
Para “salir de esta situación de crisis grave que vive Veracruz”, dijo Yunes, se requiere de una “estrecha colaboración entre los gobiernos federal, estatal y municipal.
“Me voy muy tranquilo, muy contento de esta reunión. Ha sido muy productiva y siempre nuestro enfoque será trabajar en coordinación con el gobierno federal’’, afirmó.
En entrevista, reconoció la disposición de Peña Nieto para “participar en una etapa nueva para Veracruz”, entidad que requiere reconstruir su tejido social y construir las condiciones que permitan inversión, generación de empleo, mejorar la seguridad y trabajar a favor de la transparencia y del combate a la corrupción.
Sobre Javier Duarte de Ochoa, gobernador de Veracruz con licencia y actual prófugo de la justicia, Yunes Linares refirió que no habló con el presidente, aunque soltó: “Estoy totalmente seguro de que lo van a detener”.
A pregunta específica, explicó que pidió al presidente de la República una “consideración especial” del gobierno federal por la “situación muy compleja” que vive; es un estado, abundó, que ha caído en todos los indicadores: sociales, de delincuencia y de empleo, entre otros.
“Le pedí una colaboración de todas las áreas del gobierno, de tal manera que el 2017 sea un año de despegue para Veracruz. Un año en el que Veracruz pueda cambiar totalmente esta dinámica que lleva, de caída en todos los órdenes, y podamos relanzar Veracruz a partir del 2017”.
No pido un trato especial para el estado, sino valorar su situación a partir de lo que representa para el país, completó.
“Es uno de los estados más poblados, con 8 millones de habitantes, es el quinto en aportación al PIB, el estado con mayor cantidad de instalaciones estratégicas del país, en materia de energía, petróleo, puertos, aeropuertos, es importantísimo. Y todos los indicadores han caído”, expuso.
Cabe destacar que el mandatario mexicano recibió este miércoles, también en privado y por separado, a los gobernadores electos de Oaxaca y Tlaxcala, Alejandro Murat Hinojosa y Marco Antonio Mena Rodríguez, respectivamente.


Rechaza Meade intervención

Para evitar casos como el de Veracruz, que adeuda entre 3,300 y 6,000 millones de pesos a municipios y que, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tendrá que enfrentar esta situación financiera sin rescate federal, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) sugiere que sea la Federación la encargada de transferir directamente lo que corresponda a ayuntamientos.
Actualmente la Federación a través de los estados entrega a los municipios las participaciones a las que tienen derecho. La Ley de Coordinación Fiscal establece también que la SHCP tiene facultad para realizar directamente el pago a los municipios, siempre y cuando exista una solicitud expresa para ello y tras una opinión favorable de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales.
La propuesta de este centro de análisis, explica el investigador del área de Finanzas Públicas del Imco, Diego Díaz, es modificar esta ley, de tal modo que la transferencia sea directamente del orden federal a los ayuntamientos para evitar opacidad y malos manejos.
Ello, prosigue el investigador, no viola la autonomía estatal, ya que el Imco propone que permanezca la facultad de gobiernos y congresos estatales para definir las fórmulas y criterios de asignación de presupuesto municipal.
Sobre la situación de Veracruz, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, explicó que la incapacidad de un rescate por parte de la dependencia que encabeza radica en la propia ley.
“La relación nuestra con los estados está normada, es por ley, está acotada a diferentes instrumentos financieros, pero los gobiernos de los estados son soberanos, autónomos y tendrán que ir haciendo frente a la situación financiera que tengan con los instrumentos con los que cuentan”, dijo en entrevista televisiva.
Puntualizó que la SHCP recauda impuestos federales respecto de los cuales está obligada a dar un porcentaje a los estados y éstos, a su vez, de bajarlos a los municipios.
Para enfrentar la crisis financiera en la entidad, Meade Kuribreña considera necesario explorar los diferentes instrumentos existentes para hacerle frente, como acceso a los mercados, reducción de su gasto o fortalecimiento de sus ingresos.
Asimismo, expuso que se puede adelantar las participaciones, solicitar créditos de corto plazo o acudir a la banca de desarrollo. “Estamos en ánimo de trabajar con ellos, pero ellos también tienen que ir asumiendo su responsabilidad”.
El especialista del Imco abundó que una condición necesaria para evitar el mal manejo de recursos es la transparencia. Actualmente, detalló, la información de cómo los estados hacen uso de las participaciones a los municipios está dispersa.
Ante ello, sugiere que Hacienda especifique criterios y variables que motivan la asignación de los recursos de los estados y se integre la información en una base de datos única, de tal forma que promueva un mejor seguimiento de los mismos y, con ello, se eviten casos como los de Veracruz.
De acuerdo con el Índice de Información Presupuestal Estatal (IIPE) —el cual mide la calidad de la información presupuestal de las entidades federativas—, pese a los avances alcanzados en el 2014 y 2015, para el año en curso existe una caída general.
El índice evalúa a las 32 entidades federativas bajo 100 criterios divididos en 10 secciones y verifica también el cumplimiento de las obligaciones de contabilidad gubernamental, fomenta una serie de buenas prácticas contables y tiene como propósito eliminar condiciones de opacidad.
En el IIPE 2016, arroja que Coahuila, Jalisco y Puebla cumplen a 100% los criterios. En contraste, siete estados tienen niveles reprobatorios: Estado de México, Nuevo León, Querétaro, Zacatecas, Ciudad de México, Michoacán y Quintana Roo.
En el caso de Veracruz, el Imco detectó malas prácticas al publicar un presupuesto ciudadano sin incluir un solo monto. “La transparencia presupuestal es un elemento fundamental para una mejor rendición de cuentas. Se requiere mejorar la transparencia desde el Presupuesto de Egresos de la Federación y las transferencias federales a municipios y estados”, concluyó Diego Díaz.

Fuente

No hay comentarios: