lunes, 24 de octubre de 2016

"La política neoliberal ha llevado al país a una situación de desastre", advierten en foro

Foto
El general retirado Samuel Lara Villa participó en el Encuentro nacional por la paz, la justicia, la democracia y la soberanía, que se llevó a cabo en la Universidad ObreraFoto María Luisa Severiano
José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Lunes 24 de octubre de 2016, p. 11
El desastre nacional que vive México, producto de una grave crisis política y económica; la inseguridad; una permanente y sistemática violación de los derechos humanos; la corrupción, y la impunidad, exige con urgencia la conformación de un frente amplio de fuerzas progresistas que rescate el país y elabore un programa nacional de salvamento.
Estas son las conclusiones preliminares del Encuentro nacional por la paz, la justicia, la democracia y la soberanía, realizado durante dos días en la Universidad Obrera, convocado por diversos actores y organizaciones de izquierda, así como defensores de derechos humanos.
En el documento, resultado de cuatro mesas de trabajo y presentado ayer en la plenaria, se advierte que México vive uno de los peores momentos de su historia, donde está amenazada peligrosamente su soberanía e integridad territorial por el despojo de su territorio y bienes naturales a manos de las grandes empresas y el capital.
La política neoliberal, en tanto representación del capital, ha llevado al país a una situación de desastre nacional, por lo que se impone la necesidad urgente de un programa de salvamento, donde se sientan representados los diversos sectores sociales agraviados por la política dominante, señalan las conclusiones de la segunda mesa de trabajo.
Además, en la resolución inicial del encuentro, se advierte la necesidad de que las fuerzas progresistas, democráticas y de izquierda trabajen en unidad, por lo que propusieron trabajar en la conformación de una comisión promotora de la unidad, que reúne al mayor número de organizaciones, movimientos, frentes, redes y luchas, así como a intelectuales y académicos.
Ubicaron aquí a movimientos que vayan desde el zapatismo y la resistencia y defensa de los pueblos originarios, pasando por las luchas de los trabajadores de la ciudad y del campo, a las comunidades eclesiales de base, hasta los pequeños y medianos empresarios que buscan también un cambio en la política económica y social del país.
En la presentación de los conclusiones de las mesas de trabajo, el religioso dominico y director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Miguel Concha Malo, señaló que la primera condición para esgrimir los derechos humanos es el derecho inalienable para decidir autónomamente nuestro régimen político y nuestra forma de organizar la economía, garantías individuales que hasta ahora han sido vulneradas.
No hay vigencia de ninguno de los derechos humanos si no partimos de esa plataforma básica, indicó Concha Malo, quien añadió que uno vive con vergüenza, al ver cómo el gobierno, con estas políticas neoliberales, está entregando a los intereses del extranjero nuestros recursos y bienes naturales, mediante el robo, el saqueo y la dominación.
Al término del encuentro se aprobó que estas primeras relatorías serán la base del pronunciamiento final del encuentro, que será dado a conocer el 20 de noviembre.

Fuente

No hay comentarios: