miércoles, 26 de octubre de 2016

José Humberto Montes de Oca (SME): "En México hay una situación terrible, de crisis económica, de crisis política y de crisis social"

FETERA 

Publicado el 18 Octubre 2016
Encuentro Internacional sobre “Crisis y Soberanía Energética”, Mar del Plata 8 de octubre de 2016.

José Humberto Montes de Oca, secretario de exterior del Sindicato Mexicano de Electricistas y responsable de la estructura ejecutiva nacional de la Nueva Central de Trabajadores de México estuvo presente en Mar del Plata para el Encuentro Internacional sobre “Crisis y Soberanía Energética” organizado por el Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata en su 73º aniversario, aprovechamos la situación para dialogar sobre la actualidad de los trabajadores en México
¿En que situación se encuentra México desde el punto de vista de los trabajadores?

MO: En méxico hay una situación terrible, de crisis económica, de crisis política y de crisis social. Económicamente estamos en la lona, el presidente Peña Nieto recibió un país con un dólar a 12 pesos y hoy está a 18 o 20 pesos mexicanos. Tenemos un crecimiento inferior al 2% del PBI y se acaba de aprobar un recorte presupuestario de 239 mil millones de pesos que impactará en los servicios de salud, educación, transporte y vivienda. En el aspecto político tenemos una descomposición de las instituciones del Estado, hay vinculaciones entre el crimen organizado y la clase política, hay una deslegitimación de todos los partidos políticos y  son vinculados a los intereses económicos de las grandes empresas trasnacionales de la oligarquía. Tenemos una sociedad convulsionada por la crisis  de Derechos Humanos, ustedes saben el caso de la desaparición forzada de 43 estudiantes normalistas, la semana pasada mataron a otros dos muchachos de la misma escuela que están buscando a los desaparecidos. Hay una constante criminalización de la lucha social, los maestros de la Coordinadora Social de los Trabajadores de la Educación pararon 90 días y fueron criminalizados de la peor manera, todos los que luchan son criminalizados. Hay 26 periodistas asesinados desde que asumió Peña Nieto, recién asesinaron a un sacerdote. Es una situación muy grave.

Frente a esta situación, ¿qué medidas están adoptando los trabajadores?

MO: Nosotros estamos en la construcción de una Nueva Central de Trabajadores, en México hay un bajo nivel de sindicalización, en parte por la poca actividad laboral, hay un 50 % de la población económicamente activa y más de esa mitad no tiene un empleo formal ni organización ni representación sindical. Los que tenemos oportunidad de estar en la formalidad estamos siendo despojados de nuestros derechos sociales y  a eso obedece la resistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas que fue despojado por un decreto de extinción de nuestra empresa pública luz y fuerza y que dejó en la calle a 44 mil trabajadores. Fuimos echados de nuestros lugares de trabajo por la policía y el ejército a través de un decreto del presidente Felipe Calderón que no tenía facultades para ese tipo de acción. Estos son los casos cotidianos que se pueden ver en el país. La privatización del sector energético, recién se aprobó la reforma de Peña Nieto, significa para los trabajadores del sector la pérdida de miles de empleos. Se calcula que habrá 10 mil nuevos despedidos llegando a 20 mil en su totalidad. En el caso de los trabajadores eléctricos también están siendo despedidos y sus organizaciones sindicales no responden, son una burocracia sindical pro-gobierno que avala los proyectos de privatización y que no salen a resistir aun cuando esté de por medio la contratación colectiva y el empleo de los propios afiliados.

Es urgente generar otro tipo de sindicalismo, clasista, de resistencia y antineoliberal; y en esa tarea estamos con el Sindicato Mexicano de Electricistas. Somos 70 organizaciones independientes y democráticas que están incorporadas en un proyecto a nivel nacional. En enero próximo tendremos nuestro segundo congreso ordinario y relanzaremos el proyecto con nuevas iniciativas en la organización, buscamos tener una expresión juvenil a nivel estudiantil para preparar a los jóvenes frente al escenario de mercado laboral precario que les espera al termino de sus estudios. Se busca generar conciencia,  organización y alternativa desde ahí. Tenemos pensado agruparnos en federaciones democráticas de trabajadores, haremos una de energía, una de educación y una de transporte.

En ese contexto, ¿qué rol cree que juega el Encuentro Sindical Nuestra América?

MO: El ESNA juega un papel estratégico en la articulación de los movimientos sindicales de América Latina que resisten al neoliberalismo. En algún momento tuvieron la posibilidad de echar abajo el proyecto neoliberal en Brasil, en Argentina, en Venezuela, en Ecuador y en Bolivia. Ahora están sufriendo la contraofensiva imperial de los Estados Unidos que ha recuperado por lo menos dos plazas, en Argentina y Brasil, con todo el costo social que eso implicará para los trabajadores. También hay algunos intentos por derrotar a la Revolución Bolivariana en Venezuela y hay un ataque constante contra Evo Morales. Es por eso que pensamos que hay que resistir y articular, y el ESNA ha jugado un papel muy importante con afiliados en Centroamérica, México e incluso en  Estados Unidos. Para nosotros el ESNA juega un papel importante en los procesos emancipatorios y la redefinición del papel de los trabajadores en estos procesos de resistencia.

¿Importa lo que sucede en las elecciones de EEUU?

MO: Por supuesto, no podemos estar al margen porque una parte de nuestra población está allá, los centroamericanos juegan un papel muy importante allá. Hay una comunidad muy importante que está legalizada, son ciudadanos y pueden votar. También hay una población migrante muy importante que está ilegal y que no debería estarlo porque no hay nada ilegal en buscar trabajo. Esa población será muy importante. Hoy hay protestas populistas en todo el mundo, las propias contradicciones del neoliberalismo llevan al descontento en las propias entrañas de las sociedades del primer mundo. También hay pobreza, no es cierto que solo haya ricos, eso es un sueño. Hay mucha pobreza en EEUU y hay mucha discriminación en contra de la migración latina y hay también resistencia. Es importante el papel que juegan porque demuestra que no da lo mismo que un tipo que quiere construir un muro fronterizo entre EEUU y México con el argumento de que los extranjeros van a robarles trabajo a los estadounidenses. Con el agravante de que encima lo tiene que pagar México. ¡Que Donald Trump se vaya a la mierda!, porque no vamos a pagar ni vamos a ser parte de eso. Esto implicará una resistencia a ambos lados de la frontera.

¿Qué balance puede hacer de este encuentro en Mar del Plata por la soberanía energética?

OM: Creo que estamos actualizando el pensamiento, estamos  enfocando los nuevos problemas en esta contraofensiva imperial por la restauración del neoliberalismo en América del Sur, así como en los pueblos que no nos pudimos sacudir en los últimos 30 años. Vamos encontrando la ruta para articular un movimiento más fuerte y de mayor proyección social. El sindicalismo para nosotros ahora debe ser más social y no tan enfocado al tema economicista y de las prestaciones. Debe prestar atención a esto pero debe ayudar a las comunidades en defensa del territorio, de los recursos, de los bienes públicos, de los derechos sociales y de la soberanía.

¿Es clave pensar la energía como un derecho humano?

OM: Por supuesto, nosotros somos parte de la Asociación del Derecho a la Energía. Hemos propuesto una iniciativa de reforma constitucional en México a favor de concebir como un derecho la energía eléctrica. Estamos empujando con usuarios de la energía organizados por el sindicato y venimos de hacer una movilización en México demandando la aprobación de ésta iniciativa. La energía es un derecho humano inalienable por el que todo el mundo debe tener acceso a éste bien social. Es estratégico. Si se lo reconoce como un derecho luego habrá un segundo paso en el reclamo que es el de la tarifa social, habrá que ver como se reglamenta el acceso.

Prensa FeTERA

Fuente

No hay comentarios: