martes, 26 de enero de 2016

Guerra por un nuevo orden mundial

Revista Siempre! 
 
 Por Ofelia Alemán García /
Entrevista a Martin Jacques | Autor de When China Rules The World | Exclusiva Siempre!

Una guerra mundial de divisas se desató cuando la Reserva Federal de Estados Unidos finalmente elevó la tasa de interés del dólar a 0.25% el 16 de diciembre del año pasado provocando que el dólar se apreciara más frente a todas de las divisas del mundo excepto una: el renminbi de China.
De hecho, la moneda china del yuan es oficialmente parte de la canasta básica de divisas —dólar, euro, libra, yen— del Fondo Monetario Internacional, lo cual corrobora su fortaleza e importancia para la economía mundial.
Esta guerra bursátil tiene como consecuencias las alzas y caídas de los principales indicadores bursátiles de las casas de bolsa de todo el mundo, lo cual es otro indicador de inestabilidad económica para la mayoría de los países excepto China, ya que la economía del gran coloso asiático está basada en otros pilares internos.
Respecto de la constante presión del dólar sobre el peso mexicano, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, alertó el pasado 19 de enero en una entrevista para el periódico británico Financial Times que el frenazo de la economía china podría propiciar un duro golpe a las economías emergentes por lo que el ajuste podría ser violento y las autoridades deben estar preparadas para ello. Ese mismo día, el Fondo Monetario Internacional desestimó el crecimiento de México prospectado de un 3.1 al 2.6% anual.
Pero China se ha dado el lujo de cerrar los tres últimos años con un crecimiento anual promedio de 7%, una cifra impensable siquiera para Estados Unidos o Europa, no se diga de las economías emergentes.
Otra guerra se disputa por las áreas de influencia mundial. Ante el asombro de la comunidad internacional, el presidente chino Xi Jingpin inauguró en Pekín el pasado 16 de enero lo que sería el complejo financiero internacional más grande después del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial juntos: el Banco Asiático de Infraestructura e Inversión.
Este nuevo banco mundial está dotado con un capital inicial de 100 mil millones de dólares y con 57 países miembro entre los que destacan Brasil, Australia, Finlandia, Francia, Alemania, India, Irán, Israel, Italia, Corea del Sur, Luxemburgo, Países Bajos, Suecia, Portugal, Arabia Saudí, Rusia, Suiza, Turquía y Reino Unido, entre otros, pero sin contar Estados Unidos.
China también volará en sus propios aviones de pasajeros C919 de manufactura 100% china en este año 2016 con un pedido inicial de 200 aeronaves para uso interno, según la empresa productora china COMAC.
Por estos motivos, el vicepresidente del Departamento de Ciencias Sociales del Ministerio de Educación de China, de visita en la ciudad de Pretoria, en Sudáfrica el pasado 20 de enero, GU Hailiang, aseveró que China no está en crisis, que solamente pasa por un periodo de ajuste temporal, desestimando las predicciones del Banco Real de Escocia del 12 de enero al predecir una crisis global como la de 2008 que tendrá origen en China.
En esta edición, Martin Jacques, autor del bestseller When China Rules The World —libro que todavía no está traducido al español— habló en exclusiva para Siempre! al respecto del panorama internacional y el liderazgo de China.
Occidente está llegando a su fin
¿China es la nueva potencia mundial?
Lo que sucede es que hay un nuevo orden mundial. Occidente ha dominado el mundo desde el siglo XIX por Inglaterra primeramente, y después por Estados Unidos.
Pero esta supremacía occidental está llegando a su fin y el signo más obvio es el surgimiento de China y de las economías emergentes, aunque éstas no estén en su mejor momento, ahora cuentan mucho más para el nuevo orden internacional.
A la par del auge de China también empezaremos a ver sus valores, influencias y actitudes como patrones centrales e incluso hasta legales.
¿La prosperidad norteamericana se verá superada por la cultura china?
Hay dos preguntas en una misma. Una cosa es el tamaño de la economía de China y otra muy distinta es la calidad de vida de los chinos en comparación con el estilo de vida norteamericano.
En términos del tamaño de la economía, de acuerdo con el poder adquisitivo per cápita, según el Fondo Monetario Internacional, China ya es superior a Estados Unidos. En este rubro está prospectado que para 2019 será todavía mucho mayor.
Para 2022 aproximadamente se espera que China supere por mucho a Estados Unidos en el tipo de cambio, y para 2030, se espera que China sea más grande que Estados Unidos y Europa juntos.
Pero otro aspecto muy diferente es la calidad de vida de los ciudadanos. Actualmente, los chinos alcanzan apenas una quinta parte de la prosperidad norteamericana. Para 2030 se espera que apenas puedan alcanzar la mitad de esa cifra. Así que básicamente me parece que les tomará todo el siglo alcanzar el nivel actual de vida de los norteamericanos.
¿Hay un complot mundial para detener el crecimiento de China?
Es difícil aseverarlo. La relación entre Estados Unidos y China deberá mejorar en el futuro, y aunque podría empeorar, nunca llegará a ser como en la Guerra Fría.
Sin duda, los norteamericanos están a la defensiva por mantener la supremacía mundial y China avanza para convertirse en una amenaza. El resultado de esta relación es un conflicto. A diferencia de la Guerra Fría, China está plenamente integrado a la economía mundial, no era como el bloque soviético que nunca fue parte de la economía occidental. Por lo tanto, lo que suceda dentro del mercado de valores, de las materias primas, de la crisis, pues China también lo vive.
Lo que sí es posible es que las potencias emergentes y las que están en declive puedan entrar en guerra, eso se vio en las guerras mundiales del siglo pasado.
Dificultades económicas
¿Se desplomará la economía china este año?
Definitivamente no es correcto pensar así. Ciertamente China tiene dificultades económicas. De hecho los problemas de la economía china son de dos tipos: en el largo y corto plazo.
En el largo plazo, la economía china ha iniciado un periodo de reformas diferente del modelo exportador de bienes manufacturados apoyados por la inversión estatal. Ahora está mudando a un nuevo modelo doméstico productivo dirigido a los servicios para convertirse en una economía mucho más valorada. Básicamente China lo ha hecho muy bien.
En el corto plazo, China debe lidiar con las consecuencias de haber estimulado su economía con 500 billones de dólares para hacer frente a la crisis financiera de Occidente de 2009.
Como las economías occidentales son muy dependientes de las exportaciones y se estaban contrayendo rápidamente, China en cambio, apresuró grandes proyectos de infraestructura, inversiones y trenes.
Como consecuencia de esa crisis, se crearon burbujas económicas de pobreza, endeudamiento, inestabilidad en la bolsa, las cuales China ahora debe resolver.
¿La divisa china está en guerra con otras divisas?
Desde 2005, el renminbi está apreciado cerca de un 25% por encima del dólar norteamericano. Al momento se encuentra un poco presionado por los movimientos del dólar que ha sido un puerto seguro desde 2007, lo cual no significa que la economía norteamericana, contrario a lo que se dice, esté sana.
Si tomamos el renminbi, en su versión materializada del yuan, y lo comparamos con las divisas de la canasta básica del Fondo Monetario Internacional, el renminbi no está bajo presión.
Wall Street es vital
¿Qué significa que la bolsa de Shanghai o Pekín estén a la baja?
Las economías más sobresalientes dentro de China han sido financiadas por los grandes bancos estatales como letra de cambio. El mercado cambiario en China existe desde los años noventa pero no es tan importante como para las economías occidentales.
Wall Street es vital para el financiamiento de las grandes empresas norteamericanas, en Reino Unido es similar. No así en Alemania y mucho menos en China, por lo que no se puede decir que la economía china sea inestable o esté en quiebra, basados en la lectura del mercado de valores.
Los bancos chinos tienen un peso mucho más significativo en el financiamiento a empresas que los mercados de valores.
¿Por qué China sigue creciendo?
Todos estos cambios han hecho que China se haya ligeramente deprimido después de crecer al impresionante ritmo del 10% desde 1978 a 2012.
Básicamente, cuando el presidente Xi Jingpin toma posesión es cuando deciden mudar hacia un nuevo modelo de desarrollo económico que ya no esté basado en altos niveles de productividad sino en el desarrollo nacional propio.
Es imposible moverse a otra fase sin resentir cambios, por lo que tuvieron que aceptar crecer moderadamente al 7% lo cual ha escandalizado a todo el mundo.
¿Se puede predecir el crecimiento de China?
Todas las tasas de crecimiento son puras aproximaciones, incluidas las predicciones para Estados Unidos y Europa. China, siendo un país emergente, alberga a un quinto de la población mundial ¡Es enorme! Es cuatro veces la población de Estados Unidos y dos y media veces la europea, por lo que las estimaciones no pueden ser tan precisas como se nos ha hecho creer.
Hay que visitar China
¿Cuál es el potencial de China?
La gente debería visitar China y podrá constatar con sus propios ojos la gran transformación que allí se vive.
Algunas ciudades como Shanghai, Pekín, Shenzhen, Cantón o Tianjin están mucho más desarrolladas y sofisticadas que cualquiera del sur de Europa. Se puede ver a simple vista la naturaleza de la economía y la calidad de la infraestructura.
Más de 30 ciudades chinas tienen ya un sistema moderno de metro, con eso le digo todo.
¿Las empresas chinas sobrepasarán a las norteamericanas?
Las empresas chinas están dentro de las primeras 500 a escala mundial. Alibaba, una empresa de productos en línea, es mucho más grande que Amazon y E-bay juntas, así que debemos esperar que las empresas chinas crezcan mucho más que las norteamericanas en un futuro próximo.
¿China podrá combatir la pobreza que ha generado su modelo?
La pobreza en China es relativa. En los últimos 35 años, China ha logrado sacar de la pobreza a 700 millones de chinos, esa cifra es la mayor reducción global de la pobreza en los últimos 30 años. Cualquiera que visite China sí verá pobreza pero no verá gente mendigando en las calles como en otras latitudes, por ejemplo, en Latinoamérica o India. Actualmente hay como 100 millones de pobres.
¿Cuáles son las claves para comprender este nuevo orden mundial?
Hace cinco años la discusión hubiera sido sobre el colapso de China y sus efectos en la región, cuando estaban escépticos de que China podía crecer tanto.
Pero hoy en día todos se preguntan sobre el impacto de los movimientos de China para la salud de la economía global. Antes se veía China como un país aislado, y ahora es crucial para la economía del mundo.
Cuando Reino Unido era la potencia en declive y Estados Unidos surgía como una nueva hegemonía, jamás se fueron a la guerra, al contrario, se aliaron.
Actualmente la solución para los norteamericanos sería aceptar el innegable auge de China.
Algunos sectores argumentan que el poderío norteamericano no está en descenso aunque lo esté, pero otros sectores pensarán de forma práctica, buscarán adaptar sus intereses al cambio para evitar detener lo imparable, y aceptar el nacimiento de China como una pieza fundamental en el nuevo orden mundial.

No hay comentarios: