viernes, 23 de octubre de 2015

Proponen en el Senado posponer “apagón analógico” tras las quejas de Televisa

PROCESO 


22 de octubre de 2015
Destacado
Sesión en el Senado. Foto: Hugo Cruz
Sesión en el Senado.
Foto: Hugo Cruz
MÉXICO, D.F. (apro).- Con posiciones divididas al interior de sus bancadas, senadores del PAN y del PRD propusieron posponer la fecha del “apagón analógico”, previsto para el 31 de diciembre de este año, con el argumento de que no se ha cumplido con el reparto de los televisores ni se podrá garantizar una cobertura mínima de 90%.
Por su lado, el PRI señaló que primero escucharán a las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y del Instituto Federal de Telecomunicaciones, antes de tomar una decisión al respecto.
Un día después de que el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, declarara que su empresa estaría de acuerdo con posponer la fecha del “apagón analógico” para dar paso a la Televisión Digital Terrestre (TDT), el senador panista Javier Lozano propuso reformar el artículo 5 transitorio de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones para que se realice un año después, a finales de 2016.
En tribuna, Lozano Alarcón recordó que el objetivo del “apagón analógico” es liberar la banda 700 Mhz –donde están la mayoría de las concesiones de Televisa y TV Azteca– para que se utilice en servicios de banda ancha convergente.
“Lo que ha ocurrido es una desgracia. Y es porque la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se puso alegremente a repartir televisores por todo el país, por cierto, en plena época electoral, con unas cajotas que decían ‘Mover a México’, con el consecuente impacto que tuvo en el proceso electoral”, argumentó Lozano, expresidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) durante el sexenio de Ernesto Zedillo.
Lozano afirmó que se han entregado 6 millones 200 mil aparatos, pero aún faltan millones para cubrir un padrón de 14 millones 300 mil hogares. Argumentó que lo ocurrido recientemente en Monterrey, Nuevo León, donde 472 mil personas se quedaron sin señal de televisión analógica y digital, es un mal presagio para entidades con menor nivel de ingreso per cápita como Oaxaca, Guerrero o Chiapas.
El panista sostuvo que sólo se podrá cubrir el 66% del total de padrón de beneficiarios y no el 90% como ordena la reforma constitucional.
“La propuesta es aplazar al 31 de diciembre de 2016 el apagón analógico y que se haga al mismo tiempo en todo el país y no secuencialmente, como estaba programado”, apuntó.
A su vez, Zoé Robledo, del PRD, propuso que se pospusiera sólo hasta el 30 de junio de 2016, seis meses más que el plazo establecido en la Constitución. Dijo que no debe detenerse la liberalización de la banda 700 Mhz., y que donde se ha hecho ya el “apagón” “no se vuelva a encender la señal análoga, pues representa un retroceso que significaría erogación y gasto público”.
En su propuesta, Robledo también mencionó la queja de las televisoras públicas y universitarias que en días pasados se quejaron por no haber tenido acceso a los recursos para invertir en lo necesario para tener la señal digital.
El coordinador de la bancada del PRI, Emilio Gamboa Patrón, adelantó que primero escucharán a las autoridades para tomar una decisión. “Vamos a llamar a las autoridades para que nos expliquen el avance en que se encuentra el apagón analógico y vamos a defender a los usuarios, a la ciudadanía, con menores recursos”.
Las presiones de Televisa
“Aquí no se ha hecho lobby de ninguna televisora, ni lo vamos a permitir”, sentenció Gamboa Patrón, quien admitió que tiene una relación personal con la mayoría de los concesionarios integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), así como con el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza.
Los senadores del PRD, Luis Sánchez, Dolores Padierna y Angélica de la Peña, se opusieron a que se modifique la fecha del “apagón analógico” porque beneficiaría a Televisa y pospondría la competencia.
“Posponer la conclusión de la transición digital terrestre afectaría la competencia entre televisoras, pues se retrasaría la entrada de nuevos competidores, y no se diga el incremento en el porcentaje de mexicanos afectados al quedarse sin señal digital”, precisaron.
El vicecoordinador de la bancada, Luis Sánchez, preguntó: “¿Por qué no mejor se regalaron decodificadores en lugar de las pantallas que son más baratos?”.
Abundó: “No se conoce, en realidad, cuántas televisores se entregaron ni a quiénes, ni mucho menos de qué calidad. Lo que sí se conoce es que se entregaron en tiempos electorales”.
En contraste, el coordinador de la bancada perredista, Miguel Barbosa, respaldó la propuesta de Zoé Robledo para posponer seis meses la fecha del “apagón analógico” y negó, igual que Gamboa Patrón, que hubiera alguna presión de Televisa.
El panista Javier Corral señaló que esta propuesta es una “jugada de tres bandas” del gobierno federal, de Televisa y de sus “personeros” en el Congreso para que la empresa que concentra casi el 70% de las frecuencias de televisión analógica pueda seguirlas explotando durante un año más.

Fuente

No hay comentarios: