viernes, 27 de marzo de 2015

Si el gobierno acaba con medios democráticos, nuestro movimiento se cae: normalistas

A seis meses de Ayotzinapa, miles marchan en el DF. Foto: J. Raúl Pérez
A seis meses de Ayotzinapa, miles marchan en el DF.
Foto: J. Raúl Pérez
MÉXICO, D.F. (apro).- Ante varios miles reunidos en la explanada del Monumento a la Revolución, el normalista de Ayotzinapa, Juan Caseta llamó a la ciudadanía a defender la democracia en los medios de comunicación, en referencia al despido de Carmen Aristegui de MVS.
“Si el gobierno acaba con los medios democráticos y libres, nuestro movimiento se cae”, alertó en lo que fue la Décima Jornada Global por Ayotzinapa.
A seis meses de la noche trágica de Iguala, padres de los 43 estudiantes desaparecidos se trasladaron una vez más hacia la Ciudad de México para entregar al titular del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, su petición de cancelar las elecciones en Guerrero y reiterar su exigencia de la presentación con vida de sus familiares.
“¡No nos dejen solos!, su presencia nos llena de fortaleza”, pidió María Helena Guerrero Vázquez, madre del normalista Giovanni Galindas Guerrero.
Como la guerrerense, durante el mitin los demás familiares de los normalistas expresaron su agradecimiento a los asistentes a la marcha.
Epifanio Álvarez, padre de Jorge Álvarez Nava, subrayó que “cuando somos pocos nos reprimen y debemos retroceder”. Sin embargo, enfatizó: “aquí estamos con la misma fuerza y la misma desesperación que el primer día”.
Con voz recia, preguntó: “¿Cuánto cuida uno a un hijo para que no le pase nada?”. Recordó que su esposa salió a Estados Unidos como representante del comité de padres de los normalistas desaparecidos y advirtió: “No importa que no esté con ella, iremos al otro lado del mundo si es necesario”.
Yaneth, hermana de Luis Francisco Arzona, abundó: “sin ustedes el gobierno no nos haría caso”.
Los padres de los estudiantes desaparecidos insistieron en que su movimiento es pacífico. “No sembramos odio, sólo exigimos la presentación con vida de nuestros hijos”.
Además, celebraron el trabajo que realizan tanto el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) como el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) en la investigación de los hechos violentos de hace medio año.
Un abogado del grupo, identificado como Isidro, insistió en que “tenemos un acompañamiento de mucha seriedad, el GIEI recomendó al gobierno a retomar la búsqueda con vida de los 43”. Por ello, llamó a los ciudadanos a “estar atentos a las investigaciones”.
Convocada a las cuatro de la tarde en la glorieta del Ángel de la Independencia, la marcha comenzó con una hora de retraso en espera de que llegara más gente.
En los últimos seis meses, la causa de Ayotzinapa llegó a reunir a decenas de miles de personas provenientes de todos los sectores sociales. Incluso, desbordó el Zócalo capitalino, tanto de gente como de un clima eléctrico que llevó a miles de manifestantes a aplaudir la quema de un muñeco representando al presidente Enrique Peña Nieto.
Hoy fueron relativamente pocos los que iniciaron la marcha. Los contingentes de estudiantes, sindicatos y organizaciones sociales, encabezados por un comité de padres de los desaparecidos y de normalistas, arrancaron sin llenar el carril derecho del Paseo de la Reforma entre el Ángel de la Independencia y la glorieta de la Palma, a unos 250 metros de distancia.
Aún así, en el transcurso de la marcha –la cual se llevó a cabo sin incidentes– se agregaron más contingentes, por lo que la explanada del Monumento a la Revolución terminó llena.
“Pedíamos educación, nos respondieron con balas”, explicó en el camino y con un micrófono en la mano un normalista. “Atrás de nosotros están abrazadas muchas causas que son justas”, añadió.
Entre las consignas y pancartas que suelen acompañar el movimiento de solidaridad con los normalistas de Ayotzinapa se oyeron gritos aislados exigiendo el regreso al noticiero de MVS de Carmen Aristegui.
Escasas pintas recubrieron paredes, entre ellas una en la banqueta frente del edificio del ISSSTE, que decía de manera sobria: “6 meses y aún nos faltan 43”. Una más, a pocos metros, aseveraba: “La justicia no vendrá de los culpables”.
Según el reporte oficial del Gobierno del Distrito Federal, a la marcha asistieron alrededor de mil 500 personas. En un breve comunicado, agregó que “la movilización se realizó de forma pacífica y solo un grupo de autodenominados anarquistas realizó pintas”.
Fuente

No hay comentarios: